Reporteras se suman al M9 y durante una marcha exigen freno a agresiones

Texto: Amapola Periodismo

Fotografía: Oscar Guerrero

9 de marzo del 2020

 

En un hecho inédito, mujeres reporteras que laboran en diversos medios de comunicación, de radio, televisión, impresos y digitales se sumaron al paro nacional del M9 y además marcharon por las calles de Chilpancingo para denunciar las agresiones y la discriminación que sufren.

 

Antes de la marcha, que arrancó en las instalaciones de Ciudad Universitaria, al sur de esta capital, las periodistas se apostaron en la cruz de metal en donde fue asesinada a tiros la estudiante de la escuela normal "Adolfo Viguri Viguri", Cinthia Marisol Guzmán García, en julio del 2018.

 

Aquí las reporteras, guardaron un minuto de silencio y posteriormente se colocaron en fila a mitad de la avenida Lázaro Cárdenas para partir en marcha.

 

 

En las pancartas que llevaban las mujeres se leían algunas de estas consignas: alto al acoso sexual o laboral, alto, soy prensa, no dispares, alto a los feminicidios, por un salario igualitario.

 

Parte de estas consignas, eran las que gritaban durante la protesta. 

 

Las manifestantes hicieron otra parada en la avenida Miguel Alemán y aquí guardaron otro minuto de silencio en memoria de Sandy Lizbeth Peralta Castro quien en este lugar fue asesinada a balazos el 10 de junio del 2008.

 

En este lugar está una cruz con el nombre de ella.

 

Posteriormente las reporteras continuaron con su marcha por la avenida Juan N. Álvarez.

 

Siguieron caminando por el paso a desnivel y salieron a la avenida Guerrero para desviarse a la calle Galo Soberón y Parra, en el centro de esta capital.

 

El grupo compacto de periodistas se apostaron afuera de la puerta de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero(Coddehum).

 

Aquí la reportera Scarlett García Arias, leyó un documento a nombre de sus compañeras.

 

Señala que en el marco del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, las periodistas de Guerrero protestan por las violencias, la discriminación y la desigualdad que sufren las mujeres (reporteras) durante la cobertura que hacen durante el ejercicio de su profesión.

 

 

Acusan que el Estado no reconoce que la violencia feminicida se entrelaza con otras violencias normalizadas en el hogar, en la escuela, en el trabajo, en los sitios de esparcimiento, y se resisten a trabajar con perspectiva de género.

 

Denunció que en Guerrero, las periodistas enfrentan campañas de desprestigio, autocensura como método de protección en zonas silenciadas por la violencia.

 

Mencionan que hay casos de periodistas que han sido privadas de la libertad, también agredidas, obstrucción del trabajo e intento de feminicidio y asesinato.

 

Denunciaron que la precarización laboral que ocurren en la mayoría de los medios de Guerrero, también es una forma de violencia que sufren las reporteras.

 

Luego se detalla de 17 casos de mujeres periodistas que han sufrido algún tipo de agresión física, de un feminicidio y de un intento de feminicidio.

 

Estos 17 asuntos de agresiones contra reporteras se registraron del 2010 a la fecha en distintos municipios de Guerrero.

 

Durante el mitin afuera de las instalaciones de la Coddehum, llegó el presidente de este organismo, Ramón Navarrete Magdaleno.

 

Estando presente en ese lugar el ombudsman, Scarlett García Arias dijo: concluimos con esta parada en la Comisión Estatal de Derechos Humanos porque en el 2000 se creó aquí el Programa de Atención a Periodistas y defensores civiles que funciona sin pena ni gloria, pero además la Fiscalía General, ya cuenta con una Fiscalía para atender a personas defensoras y periodistas, y está en la misma situación.

 

Tras el mitin, las reporteras posaron para una fotografía. El presidente de la Comisión, Ramó Navarrete, se regresó a sus oficinas.