Reparto de cargos cuando sean gobierno, acuerda alianza PRI-PRD en Guerrero

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Amapola Periodismo

20 de febrero del 2021

Chilpancingo 

 

"Nos repartiremos (los cargos) a lo que resulte", expresó el líder nacional del PRD, Jesús Zambrano Grijalva durante un acto donde se formalizó la alianza electoral con el candidato del PRI a gobernador Mario Moreno Arcos.

 

En el acto convocado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) estuvo Moreno Arcos y el jefe de la bancada del tricolor en el Congreso local, Héctor Apreza Patrón.

 

En la reunión donde asistieron todas las tribus del Sol Azteca, celebrada en un salón del hotel Holiday Inn, ubicado al sur de la capital del estado, Zambrano Grijalva aseguró que uno de los compromisos establecidos con el PRI fue que si ganan las elecciones el próximo 6 de junio se instalará un gobierno de coalición.

 

Este compromiso lo refrendó posteriormente el priista Mario Moreno, quien dijo que en la administración que él encabece, 50 por ciento de los cargos será para los compañeros de su partido y el otro 50 por ciento para los perredistas.

 

La asamblea pública se llevó a cabo luego de que hace 10 días las dirigencias nacionales del PRI y PRD dieron a conocer los resultados de las encuestas en las que el priista Moreno Arcos se impuso al perredista Evodio Velázquez Aguirre.

 

Este viernes en la noche, Velázquez Aguirre, a través de una transmisión en vivo en Facebook, en la que reconoció su derrota en la encuesta, dio su respaldo a Moreno Arcos.

 

El perredista, quien fue alcalde de Acapulco en el periodo constitucional 2015-2018, guardó silencio varios días porque consideró que la manera en que se habían interpretado las encuestas por parte de la dirigencia de su partido y el PRI, no fueron transparentes, informaron integrantes de su equipo.

 

Después de una serie de negociaciones con Moreno Arcos, Velázquez Aguirre aceptó su derrota y hoy le alzó la mano al priista frente a los dirigentes nacionales y estatales de su partido.

 

En su discurso, Zambrano Grijalva dijo que esta alianza "necesaria" con el PRI es para atajarle el paso al proyecto de los que están gobernando el país desde 2018.

 

Según el perredista hace más de dos años (cuando gobernaba el PRI) el país estaba mejor.

 

"En México hay una crisis humanitaria derivado de la mala conducción de la economía y a eso se suma el mal manejo de la pandemia por el Covid-19 que nos ha costado miles de muertos", señaló el líder nacional perredista, como una evidente crítica al gobierno que encabeza el morenista Andrés Manuel López Obrador.

 

 

Durante su discurso, sus compañeros de partido lo abuchearon al dirigente nacional del PRD cuando se equivocó al decir Jalisco en vez de Guerrero. "Es Guerrero, no Jalisco", se oyeron los gritos de algunos perredistas.

 

Zambrano Grijalva, quien en 2011 impulsó al ex priista Ángel Aguirre Rivero como candidato a gobernador de Guerrero, se lanzó contra el precandidato de Morena, Félix Salgado Macedonio, a quien calificó como un aspirante "impresentable".

 

"Ya no es un toro sin cerca, es un buey acorralado", dijo Zambrano Grijalva. Salgado Macedonio tuvo diferencias con Zambrano Grijalva cuando ambos estaban en el PRD.

 

Entre el nutrido grupo de perredistas, estaban algunos diputados locales, entre ellos, Bernardo Ortega Jiménez, hermano de Celso, Iván y Antonio Ortega, líderes del grupo de delincuentes a los que la Fiscalía General del Estado (FGE) identifica como Los Ardillos.

 

También Servando Salgado Guzmán, quien en el 2015, con personas de comunidades de la Sierra, encabezó la toma de la Autopista del Sol y después de ser desalojados, él huyó y el gobierno estatal lo acusó de poseer armas de uso exclusivo del Ejército y Armada de México. El también líder transportista, en 2018 se convirtió en diputado local por el PT, una vez en el cargo se sumó a la bancada de de Morena, y después se declaró independiente. Ahora está en el PRD.

 

El priista Moreno Arcos, quien fue recibido por los perredistas con gritos y aplausos, se comprometió a que en su gobierno habrá espacios para los militantes del PRD.

 

"Soy el candidato del PRD y aunque en la historia con el PRI ha habido antagonismo, hoy es necesaria esta alianza para que en Guerrero siga la gobernabilidad", comentó.

 

Moreno Arcos era operador electoral del PRI y en épocas pasadas fue acusado por el PRD de ser partícipe de fraudes electorales en municipios donde competían los candidatos perredistas.

 

El priista hizo un llamado a la unidad y le pidió a Evodio Velázquez que sume a la campaña.

 

"Antes de este acto platiqué con el dirigente del PRD, Jesús Zambrano y le dije que vamos a ganar las elecciones el seis de junio", mencionó Moreno Arcos, quien en la reunión fue uno de los oradores que más aplausos recibió por los perredistas. Se observó que los asistentes a la reunión no guardaron la sana distancia, como lo establece el protocolo sanitario para evitar contagios de la Covid-19.

 

Para cerrar esta nota es importante hacer un resumen sobre el PRD en Guerrero: gobierna 20 municipios. En 2011 ganó la gubernatura por segundo periodo consecutivo, en 2015 volvió a segunda fuerza, y en 2018 cayó a tercera; este 2021 se alió con el PRI, quien fue su eterno rival.  

 

 

 

Como tú solo buscamos verdad