Renuncian a sus partidos y saltan a otros para buscar candidatura

Destaca el caso de Salgado Parra quien ya pasó por tres partidos en menos en ocho años


 

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Oscar Guerrero

10 de mayo de 2021

Chilpancingo

 

A menos de un mes para las votaciones donde se elija a quien será el gobernador o gobernadora de los próximos seis años, a los próximos diputados o diputadas federales, a los diputados o diputadas locales y a los alcaldes o alcaldesas, políticos de diversos partidos han dejado las filas de sus institutos políticos por no ser favorecidos con una candidatura.

 

Varios de los aspirantes que buscaban la candidatura a la alcaldía de Chilpancingo lo hicieron y al no ser favorecidos, algunos se han sumado a campañas de quienes antes eran sus rivales y otros han optado por buscar la nominación en otro partido.

 

El primer caso es el del priista Jorge Salgado Parra, quien buscaba ser el abanderado de la coalición PRI-PRD para la alcaldía de Chilpancingo, pero la coalición registró, primero, al alcalde Antonio Gaspar Beltrán para su reelección y, después, el 15 de abril, al ex diputado Alejandro Arcos Catalán, quien es el candidato definitivo. A Salgado Parra le fue negada toda posibilidad.

 

Para el 22 de abril, en conferencia de prensa, Salgado Parra mencionó que no impugnaría la decisión de su partido y que se tomaría un descanso para no poner en riesgo la alianza. “Tomaremos un tregua en nuestra actividad política y para esperar mejores tiempos para que las ambiciones desmedidas tomen su curso”, comentó.

 

Después de esas declaraciones, Salgado Parra limitó sus apariciones públicas hasta el pasado 6 de mayo, cuando se presentó al acto público de la candidata de Morena a la gubernatura, Evelyn Salgado Pineda, en las canchas de la colonia Galeana de Chilpancingo.

 

Ahí, Salgado Parra se sumó a la campaña de la morenista y declaró que en el PRI lo trataron muy mal. “Nos trataron muy mal (en el PRI), estamos con la frente alto. Amor con amor se paga y lealtad con lealtad”, mencionó.

 

Para Salgado Parra esto de brincar de un partido a otro no es nuevo. Él es hijo del ex secretario de Finanzas de la administración del ex gobernador Ángel Aguirre Rivero. Ha sido diputado federal por el PRD y actualmente es diputado local.

 

En el 2011, era diputado federal por el PRI y se sumó a las filas del PRD, producto de aliarse con Aguirre Rivero, cuando fue gobernador por ese partido; en el 2012 fue legislador local de la bancada perredista. En las elecciones para gobernador de 2015, Salgado Parra regresó a las filas del PRI, siendo secretario general del Comité Ejecutivo Estatal del PRD.

 

Ahora que se sumó al proyecto de Salgado Pineda, expuso su interés por platicar con sus compañeros legisladores de Morena para integrarse a su bancada.

 

 

El segundo caso es el del ex aspirante a la alcaldía de Chilpancingo, Gustavo Alarcón Herrera, quien se registró como externo de Morena para competir por la candidatura. De acuerdo con fuentes dentro de Morena, Alarcón Herrera estaba dentro de los cinco aspirantes más fuertes.

 

El método de selección de Morena para sus candidatos fue la encuesta, en la cual resultó ganadora la diputa local con licencia, Norma Otilia Hernández Martínez. El resultado no gusto a los 17 aspirantes registrados dentro del partido y comenzaron una serie de acciones para desconocer a la candidata electa.

 

Alarcón Herrera, al no ser favorecido, dijo que él sólo regresaría a sus actividades como médico internista.

 

“Se cerró el ciclo de Morena y en ese sentido mis actividades van a estar al lado de mi profesión que es la medicina”, expuso, pero también del abierta la posibilidad de sumarse a otro partido: “Vamos analizar si hay propuestas de algún otro partido, yo estoy en la mejor disposición por seguir trabajando por Chilpancingo”.

 

El 2 de mayo pasado, el Partido Acción Nacional (PAN) lo registró ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Guerrero (Iepcgro) como su candidato a la alcaldía de Chilpancingo. En su discurso fuera del órgano electoral agradeció al PAN y dijo que su postulación era una candidatura de la sociedad civil.

 

“Gracias al Partido Acción Nacional que me da la oportunidad como sociedad civil, que me da la oportunidad de defender este proyecto para Chilpancingo”, mencionó.

 

Alarcón Herrera inició oficialmente su campaña como candidato panista el pasado sábado en el barrio de San Manteo, con la compañía de la candidata al gobierno del estado, Irma Lilia Garzón Bernal y el presidente del PAN, Eloy Salmerón Díaz.

 

Un caso también curioso es el de la ex presidenta del DIF municipal, Yazmín Arriaga Torres, después de militar en el PRD, y antes en el PRI, en el contexto de esta elección se afilió al PT para buscar la candidatura a la alcaldía de la capital, y al final se apuntó como aspirante externa de Morena a la diputación federal por el séptimo distrito, que tiene sede en Chilpancingo. La encuesta no le favoreció y se quejó de que no le dieran oportunidad, pero logró negociar con la candidata de Morena a la alcaldía, Norma Otilia Hernández Martínez, y parece ahora en la planilla como candidata a primera síndica.

 

 

Publicidad, La viña