Nuevo llamado a clases presenciales, entre las mismas carencias de materiales e infraestructura

Las autoridades esperan que hoy 4,150 planteles regresen a las aulas, pero los padres mantiene sus reservas porque a pandemia aún sigue


 

Texto: Beatriz García

Fotografía: José Luis de la Cruz

4 de octubre del 2021

Chilpancingo

 

El regreso a clases presenciales de este lunes de más escuelas en el estado ocurre en las misma incertidumbre que en agosto a un cuando las autoridades del estado anunciaron el paso a color verde en el semáforo epidemiológico: falta de infraestructura y equipamiento para un regreso seguro a las aulas siguen.

 

“Entramos a semáforo verde a partir del lunes, vamos a regresar a clases voluntariamente, espero que sea exitoso el regreso a clases. Necesario, conveniente, voluntario pero importante regresar a las aulas el próximo lunes”, dijo el gobernador Héctor Astudillo Flores el pasado viernes.

 

El miércoles pasado, el secretario de Educación, Heriberto Huicochea Vázquez, comunicó que de los más de 8,000 planteles educativos en todo el estado, esperaba que en unas 4,150 escuelas regresaran hoy a clases presenciales, o mejor dicho, que se sumaran a las actividades híbridas que ya se desarrollan en las escuelas para tener una cobertura de un 80 por ciento.

 

Pero aun el regreso es incierto, porque todavía hay denuncia de las carencias en los planteles para las medidas sanitarias, porque la pandemia por la Covid-19, aun con el semáforo verde no está superada.

 

La semana pasada, en el preescolar Juan N. Álvarez, ubicado en el centro de la ciudad, llamaron a los padres de familia para hacer aseo en el plantel. Lavaron mobiliario, paredes y pisos, y desinfectaron el material que ocupan las niñas y niños.

 

Un padre de familia contó que hubo un sondeo por salón de clases para preguntar a padres de familia si estaban de acuerdo con el regreso a clases presenciales. Dijo que tan sólo en el salón de clases de su hijo menos de la mitad aceptó el regreso a clases presenciales, la mayoría los rechazó, incluido él.

 

El padre tiene temor que el color verde en el semáforo epidemiológico sólo sea una apariencia.

 

En este preescolar, aun cuando las madres y padres de familia acudieron a hacer aseo y los docentes y directivos les propusieron que atenderán grupos reducidos a la mitad dos veces por semana, no hay certeza de que comiencen hoy las clases presenciales; los alumnos toman clases tres veces por semana en línea.

 

El padre de familia cree que las clases seguirán a distancia.

 

Hay que destacar que hay planteles donde por las condiciones de las comunidades, es decir, con falta de acceso a las comunicaciones, los maestros y maestras nunca dejaron de asistir.

 

Un ejemplo claro lo publicó Amapola. Periodismo transgresor el 20 de septiembre pasado: Aracely, una profesora de la sierra de Chilpancingo, de una secundaria adherida al Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), nunca paró clases porque no había manera de las clases a distancia y las autoridades nunca la dotaron de insumos de higiene.

 

Otra escuela de Chilpancingo donde se constató que se preparaban para el regreso a clases presenciales fue en la primaria Plan de Ayala en Chilpancingo, ubicada en la colonia del mismo nombre. La semana pasada también les informaron a los padres de familia que era necesario que regresaran a clases presenciales, aunque no este lunes, y que dotaría a sus hijos de materiales de higiene. Los padres ya acudieron a hacer limpieza y esperan la fecha de retorno a las aulas.

 

¿Y la dotación de insumos de higiene?

El miércoles pasado, el gobernador y el secretario de Educación presenciaron la salida de camiones cargados con 2 millones 436, 670 cubrebocas, paquetes de material desinfectante y de limpieza para el regreso a clases presenciales en más escuelas este lunes 4 de octubre. Este material, dijeron, sería distribuido en 1, 500 escuelas de región Montaña.

 

Esta publicación que hicieron las autoridades en redes sociales, sobre todo en Facebook, desató una serie de denuncias y desacuerdos por la dotación de este material. Por ejemplo, la usuaria Inés Campos escribió: “Qué lamentable que el gobernador hizo caso omiso a las necesidades del internado Emiliano Zapata Salazar, ubicado en Alpoyeca, Guerrero, y se tuviera un espacio digno para nuestros alumnos de la región de la Montaña, como un regreso a clases seguro. En los dormitorios se trasmina, no tenemos camas, mucho menos implementos de cocina”.

 

Lilian Mh expresó: “En la escuela de mi hijo nos pidieron una caja de cubrebocas por alumno sin mencionar otros materiales para desinfectar”. Eréndira Salgado Solana citó que en la Escuela Secundaria Técnica 103 Vicente Guerrero, en Acapulco, no tienen luz eléctrica por daños al transformador y que los cubrebocas no eran suficiente para el regreso a clases presenciales.

 

Profesores de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), en conferencia de prensa el jueves pasado, insistieron que en muchas escuelas no podrán regresar a clases porque no tienen la infraestructura hidráulica y sanitaria.

 

La diligencia de la CETEG difundió que aun cuando no aceptan las clases presenciales nunca han dejado de dar clases a distancia, y que algunos docentes van a sus comunidades a dejar y revisar tareas porque no hay condiciones para la comunicación a distancia.

 

Entre las deficiencias que ubicaron los profesores cetegistas en sus planteles está la falta de agua, luz eléctrica e infraestructura adecuada. Además, dijeron, que los padres de familia no pueden costear insumos de limpieza e higiene, porque hay quienes apenas y ganan 100 o 150 pesos al día.

 

Los profesores sostuvieron una reunión a principios de agosto con el secretario de Educación, Heriberto Huicochea Vázquez, donde le pidieron la dotación de material de higiene en los planteles, pero, dijeron recientemente, que no han tenido respuesta.

 

El representante de la Comisión Política de la CETEG, Fredy Gutiérrez Mayo, denunció que aun cuando las autoridades anunciaron la distribución de materiales de higiene y cubrebocas, ningún plantel donde tienen presencia los cetegistas les ha notificado que llegó el material.

 

mascar