Mujeres guerreras

7 de marzo del 2020

 Chilpancingo

 

Las mujeres de Guerrero luchan todos los días. Sonríen, bailan, cantan, bloquean carreteras, marchan, siembran, cosechan, comparten, gritan, tejen artesanías, rezan, lloran, cocinan, venden, abrazan, exigen, platican, resisten, aman; toman fotografías, escriben, dan, entregan, buscan a sus hijos desaparecidos; exigen justicia por sus asesinadas.

 

Las mujeres en Guerrero son más de la mitad de la población de los casi cuatro millones de habitantes. De acuerdo a cifras oficiales hay un trato asimétrico de casi el 2 por ciento en las oportunidades entre hombres y mujeres, debido a la desigualdad.

 

Por ejemplo, más el 80 por ciento de hombres saben leer y escribir, cuando en las mujeres esta tasa no llega al 78 por ciento. La brecha más importante es la salarial. Los hombres ganan más dinero.

 

Hay una declaratoria de Alerta de Violencia de Género por los casos de feminicidio, Guerrero es uno de las entidades con más violencia machista de México. Es un estado difícil también para ser niña, sobre todo en los pueblos originarios, donde por tradición, en varias comunidades sus mismas familias lucran con sus cuerpos.

 

En Amapola. Periodismo transgresor, quisimos hacer un homenaje de los rostros de dignidad de las mujeres guerreras. Esta digna rabia que las caracteriza en los espacios públicos y privados. Estas mujeres son madres, hermanas, hijas que luchan desde la fuerza, pero también nos contagian de su ternura.

 

 

Una mujer integrante del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa La Parota marcha en Chilpancingo por la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa y por la libertad de los presos políticos del estado. Foto: Alaide Martínez

 

 

En Tixtla, una mujer reza a la virgen de la Natividad. Foto: Amapola Periodismo

 

 

Las niñas en la Montaña trabajan para ayudar en la economía familiar. Cargan leña, cocinan, muchas rallan amapola, con eso garantizan sus útiles escolares y otros gastos de casa. Los niños y las niñas trabajan antes de jugar. Migran con sus papás como jornaleros en otros estados del país. A esa edad, aprender a sobrevivir. Foto: Salvador Cisneros

 

 

Una mujer ondea una bandera morada enfrente del Palacio de Gobierno, durante una protesta contra la violencia feminicida. Es un símbolo del movimiento feminista. Foto: Amapola Periodismo

 

 

Jóvenes Na savi tomadas de las manos durante un acto político en San Luis Acatlán, Costa Chica del estado. Foto: Carlos Carbajal  

 

 

Una tejedora de artículos de palma, teje en el zócalo de Chilpancingo. Foto: Amapola Periodismo

 

 

Una niña recolecta flores que serán vendidas por el Día de Muertos, así contribuye con la economía familiar. Foto: Alaide Martínez

 

 

La granizada de julio de 2019 en la región de la Montaña, puso más en riesgo las cosecha de decenas de mujeres y hombres de pueblos originarios. Dos mujeres Na savi, que protestaban para exigir fertilizante  junto habitantes meꞌphaas, platican entre ellas. Foto: Lenin Mosso

 

 

La comandante de la Policía Comunitaria "Mi Patria es Primero" de Tixtla, Guerrero, marcha en una protesta por la libertad de los presos políticos de la misma organización. Foto: Alaide Martínez

 

 

Mujeres nahuas llevan flores al camposanto en la celebración del Día de muertos en la comunidad de San Jerónimo Palantla, Chilapa, Guerrero. Foto: Carlos Carbajal