Mario Moreno se registra como precandidato del PRI con la ausencia de Añorve Baños

Aunque buscaron la unidad, se avecina la fractura


 

Texto y fotografía: Santiago Torres

10 de enero del 2021

Chilpancingo

 

Mario Moreno Arcos se registró esta mañana como precandidato del PRI al gobierno del estado. La ausencia de Manuel Añorve Baños, uno de los aspirantes, demostró la inconformidad sobre la decisión de la dirigencia.

 

El registro, el único, se realizó en las oficinas del Comité Directivo Estatal (CEE) del PRI, con la anticipación de un acto multitudinario, por lo que colocaron filtros sanitarios en la entrada de la explanada, así como al interior, donde se haría la entrega de documentos.

 

Al mismo tiempo del registro de Moreno Arcos, cerca de las once de la mañana, Añorve Baños posteó en redes sociales un encuentro deportivo con sus hijos.

 

Moreno Arcos acudió a la Comisión Estatal de Procesos Internos del Comité Directivo Estatal del PRI, para hacer formalmente su registro como precandidato a la gubernatura del estado de Guerrero, lo que había anticipado en sus redes sociales a través de un video.

 

Moreno aparece a cuadro, con una camisa azul, en lo que parece ser la biblioteca de su casa.

 

“Amigas y amigos quiero comentarles que en unos minutos más estará en el Comité Directivo Estatal de mi partido presentando de manera formal mi registro como precandidato al gobierno de Guerrero", adelantó a sus seguidores.

 

Quien sí acudió fue el diputado local, coordinador de la bancada del tricolor en el Congreso, Héctor Apreza Patrón, quien aspiraba también a la postulación. Llegó junto con el ex gobernador de Guerrero, René Juárez Cisneros. Apreza ocupó el espacio designado para él y esperó la llegada de Moreno Arcos.

 

Desde un día antes que se difundió la designación de Moreno Arcos, Apreza respaldó a Moreno mediante mensajes en las redes sociales.

 

"Reconozco la apertura y orden que distinguió al proceso interno del PRI para la precandidatura a gobernador del estado de Guerrero", señaló sobre el resultado que no le favoreció.

 

En su discurso frente a cientos de militantes y simpatizantes priistas en la sede del PRI, Moreno Arcos llamó a la unidad a todos los actores políticos, así como aspirantes a la candidatura, entre ellos, al ausente Manuel Añorve Baños.

 

"No caigamos en pugnas estériles, la lucha electoral aún no inicia", señaló.

 

De aprobarse la única precandidatura, el martes 12 de enero será Moreno Arcos quien se medirá con el precandidato del PRD, Evodio Velázquez Aguirre, quién ha sido claro que no aceptará imposición del tricolor, tal como ya lo hizo este partido internamente.

 

Moreno Arcos también se pronunció en contra de la imposición. Apeló a la unidad y el apoyo de los perredista en caso de ser el candidato de la alianza PRI-PRD.

 

Moreno Arcos estuvo con su esposa Enei Aranel y su madre Juana Arcos de Moreno. Junto a ellas aseguró que tiene el compromiso de garantizar la igualdad de las mujeres y una vida libre de violencia.

 

Nunca mencionó a Félix Salgado, el coordinador de los comités de defensa de la Cuarta Transformación y virtual candidato de Morena al gobierno del estado, quien enfrenta una acusación de violencia sexual, pero cuando habló de las mujeres y una vida libre de violencia, arrancó a sus seguidores los gritos de ¡Mario! ¡Mario! ¡Mario!

 

Las mujeres, sobre todo, fueron quienes gritaron con mayor fuerza.

 

Sobre la ausencia de Añorve Baños, Marco Antonio Leyva Mena, ex dirigente del PRI y ex alcalde capitalino, posteó alrededor de las tres de la tarde: “En el PRI son más importantes las ausencias que las presencias”.

 

 

<