Julio: séptimo mes y 700 víctimas de la violencia en Guerrero en lo que va del año

Texto: Marlén Castro y Margena de la O

Fotografía: José Luis de la Cruz y Oscar Guerrero

2 de agosto del 2021

Chilpancingo

 

A las siete de la noche del lunes 19 de julio, la enfermera Valeria López Nava, de 28 años, avisó que venía de regreso a Chilpancingo.

 

A esa hora, salió del Centro de Salud Pedro Astudillo Ursúa, en Tixtla, a donde trabajaba. Ese lunes había cubierto horas extras. Su horario normal era de siete a dos y media de la tarde.

 

Avisó que iba junto con su compañero de trabajo Emanuel Vázquez Manzano, el odontólogo de ese Centro de Salud, de tal manera que estaría en su casa, en la parte alta de la colonia CNOP, en una hora en promedio.

 

“Nos avisaba siempre a la hora que salía del trabajo y a qué horas llegaría a casa, por el tema de la inseguridad y también porque cuidábamos a su hija”, contó una hermana de Valeria.

 

A las ocho de la noche Valeria no llegó. Una hora bastó para que la familia se angustiara. Valeria llevaba su vida como un relojito. Comenzaron a marcar a su celular y mandaba a buzón. A las nueve de la noche empezaron a hablar a sus amigos del trabajo. Si Valeria no estaba a la hora que había dicho algo andaba mal.

 

Esa misma noche, la familia acudió a la Fiscalía General del Estado (FGE) a denunciar su desaparición. La noche la pasaron en vela. Desde las primeras horas del martes se presentaron a la FGE para que la buscaran.

 

Estaban en la Fiscalía cuando supieron del hallazgo de dos cadáveres sobre la carretera Chilpancingo-Tixtla, cerca de la presa conocida como El Molino. Eran Valeria y Emanuel. Fueron asesinados a balazos y torturados.

 

Julio: 98 víctimas

La enfermera y el odontólogo son parte de las 98 víctimas de homicidio contabilizadas en julio, cifra que mantiene el promedio de tres personas asesinadas por día en Guerrero. Es importante aclarar que en comparación con junio, existe un pequeño descenso esta vez, sin que esto signifique una disminución sustancial en el promedio diario de víctimas. El mes anterior se contabilizaron 107 homicidios.

 

Si se hace un cotejo de las cifras de este julio con el del año pasado se pueden hallar algunas similitudes en el contexto. En julio del 2020, el recuento que realizó Amapola. Periodismo transgresor arrojó 53 personas asesinadas durante el mes, lo que habla de una disminución considerable.

 

El año pasado se vivía uno de los momentos más álgidos de la pandemia por la Covid-19. En julio del 2020 se dispararon los casos de contagios hasta en un 80 por ciento, de acuerdo con las cifras de la Secretaría de Salud Guerrero; del lunes 6 de julio que había 6,198 casos confirmados subió a 11,848 al próximo 6 de agosto.

 

En julio de este año comenzó la tercera ola de contagios en el país, después de que las autoridades locales declararan el color verde en el semáforo que mide la intensidad de la pandemia, al parecer, para que se llevaran a cabo las elecciones el pasado 6 de junio, y esta decisión ha topado fuerte en Guerrero. De acuerdo con la última actualización de datos de la Secretaría, de fecha 1 de agosto, en el estado hay 52,007 casos confirmados y 4,820 defunciones, en ambos casos las cifras son acumuladas desde que inició la pandemia en marzo del 2020.

 

Este contexto no se puede perder de vista al momento de hacer el recuento mensual de víctimas de la violencia en el estado, porque, de acuerdo con nuestros registros, la pandemia también le concede un ritmo a esta otra estadística de muertes.

 

 

Tixtla, la pequeña cabecera de casos funestos

El lunes 26 de julio, los compañeros de trabajo de Valeria y Emanuel marcharon por las calles de Tixtla para demandar el esclarecimiento de los hechos.

 

En estas calles del pueblo en el que nació Vicente Guerrero, los habitantes han marchado varias veces para exigir paz y justicia. En la cabecera pegada a la capital guerrerense, de alrededor de 22,000 habitantes, grupos económicos y políticos coludidos con el crimen organizado desataron una trifulca con resultados funestos para la población.

 

Hace nueve meses, en octubre del 2020, los habitantes marcharon para exigir justicia por el crimen de Ayelín, una niña de 13 años que apareció desmembrada al cuarto día de desaparecida.

 

“¡No estamos todas nos falta Valeria!”, “¡No estamos todos nos falta Emmanuel!”, gritaron los compañeros de trabajo de la enfermera y el odontólogo.

 

Una enfermera de Tixtla compañera de Valeria dice estar desconcertada. La noticia de los asesinatos, dice, los paralizó alrededor de una semana. No se explican por qué los mataron. Valeria era una trabajadora estimada. “Siempre estaba alegre, sonreía mucho, y era amable”, dice otra compañera que estuvo trabajando con ella en el Centro de Salud. “El doctor también era amable y trabajador”, agrega.

 

Desglose estadístico de violencia

Las 98 muertes contabilizadas en julio ocurrieron en 23 municipios. En esa lista Acapulco mantiene su destacado récord de asesinatos, con 34 casos, seguido por Iguala, con 28 casos, apenas seis puntos abajo. Desde que inició el año, estos municipios no han soltado los dos lugares punteros de muertes por hechos violentos.

 

Los 62 homicidios documentados en ambos municipios representan más del 63 por ciento de los casos del mes.

 

El 11 de julio fue el día del mes que más muertes se documentaron, 11 en total, y de éstas cinco ocurrieron en Iguala. Se trató de un enfrentamiento, según documentó la prensa, entre presuntos miembros de un grupo criminal con policías estatales, cerca de la caseta de peaje que está a unos metros de Palacio de Justicia.

 

Siguen en esta lista, aunque muy distanciados en números, Chilpancingo y Chilapa, con seis y tres casos. Los 19 municipios restantes tienen contabilizados de uno y dos casos.

 

Tixtla es uno de los municipios con dos casos, que son el de y Emanuel, la enfermera y el odontólogo que avisaron a familiares haber terminado sus labores en el Centro de Salud de la cabecera y que regresaban a casa. Eso nunca ocurrió porque sus cadáveres fueron hallados en la carretera que conecta a Tixtla con la capital.

 

Aun cuando los porcentajes de víctimas diarias se mantienen, durante julio hubo dos días sin víctimas de violencia, el 6 y el 10.

 

Con julio se completaron siete meses del año y con él se llegó a 698 homicidios: en enero 122, en febrero 109, marzo 111, en abril 92, en mayo 59, junio 107 y julio 98.

 

Valeria, una enfermera sin prestaciones

Estudiar enfermería no fue fácil para Valeria. No consiguió entrar a la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro) y cómo esa era su vocación se inscribió en una escuela particular, recordaron unas vecinas de la enfermera que acudieron a la marcha en Tixtla.

 

Valeria estudiaba y trabajaba para pagar sus estudios. En el Centro de Salud de Tixtla tenía dos años trabajando. No era personal de base, cada seis meses, las autoridades de Salud renovaban su contrato. No tenía prestaciones laborales.

 

“La niña de mi hermana queda desamparada. Le pedimos al gobernador Héctor Astudillo apoyo para mi sobrina”, reclama la hermana de la enfermera.

 

Tags