Hay más militares implicados en la noche de Iguala, padre de normalista desaparecido

Clemente Rodríguez habla de la detención del Capitán José Martínez Crespo, a quien ubica como el mando militar que negó la ayuda a normalistas que se refugiaron en la clínica Cristina


 

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Oscar Guerrero y Franyeli García

14 de noviembre del 2020

Chilpancingo

 

Clemente Rodríguez, padre de Christian Alfonso Rodríguez, uno de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, pidió al gobierno federal la detención de otros militares que según él, habrían participado en los hechos de Iguala el 26 y 27 de septiembre del 2014 donde desaparecieron a sus hijos.

 

Lo dice por la reciente detención del Capitán José Martínez Crespo, el mando militar que llegó hasta la clínica Cristina, ubicada sobre la avenida Juan N. Álvarez, donde se refugiaron varios de los normalistas rurales después del segundo ataque de hombres armados, entre ellos policías municipales de zona Norte, y en lugar de ayudarlos los maltrató.

 

Después se retiró sin ayudarlos, aun cuando Édgar Andrés Vargas, el estudiante al que una bala le destruyó el maxilar, se desangraba.

 

Estos detalles de la aparición de Martínez Crespo durante la noche de Iguala se conocieron porque alumnos y maestros de la CETEG que vivieron los ataques narraron a periodistas la interacción que tuvieron con él.

 

Los padres de los normalistas desaparecidos también saben de la intervención del Capitán.

 

Clemente Rodríguez dijo que a él y a los demás padres les dieron un informe donde citan que Martínez Crespo interrogó y amenazó a un grupo de normalistas cuando estaban en la clínica Cristina.

 

“Este militar (José Martínez Crespo) les exigió a los muchachos que les dieran sus nombres reales o de lo contrario les iba pasar lo que antes habían sufrido sus compañeros”, comentó.

 

 

Don Clemente Rodríguez es padre de Christian, uno de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos. Fotografía: Franyeli García

 

Martínez Crespo estaba asignado en el 27 Batallón de Infantería de Iguala cuando ocurrió la noche de los ataques y encabezó esa misma noche un patrullaje por las calles de la ciudad, de acuerdo con los testimonios de algunas personas que vivieron esos hechos.

 

“En vez de que el Ejército evitara que tres muchachos fueran asesinados y a 43 los desaparecieran actuó de manera dolosa, protegiendo a los delincuentes, porque seguramente formaban parte de ellos”, agregó el padre de Christian.

 

Rodríguez, quien vive en Tixtla, recordó la vez cuando él y otros padres de los muchachos desaparecidos estuvieron en Iguala haciendo una búsqueda y supieron que en una calle de la ciudad colgaron una manta, que se adjudicaba un grupo criminal, donde se leía que el capitán Martínez Crespo sabía dónde estaban los 43 normalistas.

 

“Creo que esto es un avance (la detención del militar) pero faltan otros militares porque, según nos dijeron, habrían participado 10”, mencionó.

 

Consideró también como un avance la detención en Estados Unidos del ex secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, porque, dijo, es uno de los responsables de los hechos de Iguala.

 

El general Cienfuegos Zepeda está detenido en Estados Unidos por cuatro cargos relacionados al narcotráfico.

 

“Nosotros vamos a seguir presionando para que el gobierno federal siga adelante con las investigaciones y sepamos la verdad y no nos cuenten mentiras”, advirtió.

 

Es muy probable, comentó, que el capitán Martínez Crespo sepa mucho de lo que ocurrió la noche del 26 de septiembre en Iguala y, entonces, debe de decirlo para que sepan el paradero de los normalistas, entre ellos, su hijo.

 

“Ya son más de seis años y todavía no sabemos qué es lo que ocurrió realmente”, agregó.

 

 

<