El día que los calentanos se visten de rojo

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Cortesía 

24 de Junio del 2021

Tierra Caliente

 

La temporada de lluvias inició y los cerros de la Tierra Caliente se pintaron de verde. El color indica que es hora de subir a la loma a festejar el tan esperado día de San Juan.

 

El 24 de junio, los habitantes de las localidades de todos los municipios de la región de la Tierra Caliente se visten de rojo para conmemorar el día de San Juan. Existen diferentes versiones sobre esta celebración.

 

En la iglesia católica se conmemora el nacimiento de San Juan Bautista, quien nació seis meses antes que Jesucristo y posteriormente se convertiría en uno de sus 12 discípulos.

 

Otra versión establece que en 1542, cuando los españoles llegaron a Tierra Caliente, los primeros frailes en evangelizar la zona fueron los sacerdotes misioneros Agustinos. Juan Bautista de Moya fue uno de los frailes evangelizadores más destacados en la región.

 

El 24 de junio los calentanos suben a los cerros o lomas más cercanas de sus comunidades, a festejar el día de San Juan. Suben familias enteras para convivir.

 

La festividad comienza por la tarde; las familias suben aproximadamente a las cinco. Durante meses se preparan con cascarones de huevos que guardan para este día. Los cascarones los rellenan con confeti, harina, tierra y ceniza, que se utilizan para rompérselos en la cabeza unos a otros.

 

Otra tradición es tomar atole de pinole con pan de baqueta, una pieza de harina de trigo grande y blanca, tradicional de Tierra Caliente. El pinole es un alimento que se comenzó a elaborar en la época prehispánica. Está hecho con de harina de maíz y se endulza con piloncillo o azúcar y se mezcla con canela.

 

Con anticipación las personas preparan todo para moler el pinole. Los molinos de las comunidades destinan un día especial para hacerlo. Después de moler el maíz, este queda hecho polvo, con él se se elabora un atole, al que se le agregan ciruelas secas. Suelen tomarlo por la mañana o por la tarde.

 

Anteriormente el atole de pinole era preparado con el maíz guardado de la cosecha del año anterior como un agradecimiento a Dios por el buen temporal.

 

La mayoría de los creyentes espera que este día, principalmente por la tarde, caiga una fuerte lluvia. Esto en razón de las aguas bautismales en la liturgia del Río Jordán.

 

No hay certeza sobre la vestimenta roja, algunos pobladores de la región comentan que, la vestimenta de color rojo es por las turicatas o gachupines, que son pequeños insectos aterciopelados que, en época de lluvias suelen llenar los campos, cerros y lomas, y no se les vuelve a ver hasta el año siguiente.

 

La celebración de día de San Juan en la Tierra Caliente se ha transmitido de generación en generación y aunque hay dudas respecto a sus orígenes, para los calentanos es una forma de convivencia familiar y comunitaria.

 

En los últimos años las personas han optado por llevar alimentos y compartirlos en familia como un día de campo, otros llevan música y los niños corren por todos lados buscando a quién romper sus cascarones.

 

La pandemia por Covid-19 no permitió que esta celebración se llevara a cabo en 2020, pero ahora en semáforo verde, varios alcaldes de la región han notificado que este año las personas sí tienen permiso de subir a los cerros a realizar la festividad.

 

Familia subiendo a la loma para festejar el día de San Juan. Fotografía: Facebook

 

Turicara o gachupín, insecto al cual según los pobladores se le atribuye la vestimenta roja. Fotografía: Facebook

 

El atole de pinole que se bebe el día de San Juan, hecho con maiz molido, piloncillo y canela. Fotografía: Facebook

mascar