Coffe Sof, la marca de café guerrerense que busca reconocimiento

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: José Miguel Sánchez

14 de octubre de 2021

Chilpancingo

 

En el brazo derecho de Génesis Saraí Sofía Martínez hay un tatuaje; una cola de sirena sumergida en una taza y en medio de la taza un grano de café. Ese tatuaje representa algo que ella creó y por eso lo lleva plasmado en su piel.

Sofía o Soff que es  como más le dicen es amante del café. Nacida en Chilpancingo con raíces en la Costa Grande.

A pesar de no haber crecido en Tecpan de Galena de donde es originaria su familia paterna, Sofía siempre ha consumido los productos de la Costa Grande.

Sofía recuerda que su papá siempre le llevaba café para consumo propio. La familia paterna de Sofía es cultivadora de café, sus tíos paternos tienen plantaciones de café en Tecpan.

“Quería vender algo que fuera siempre, que no pasara de moda”, comenta Sofía. Para ella y para muchas personas el café no pasa de moda y es parte de su día a día.

Con su gusto por el café, y después de probar y ver la calidad que tenía el café producido artesanalmente por su familia se dio cuenta de que podía comercializarlo.

Así nació Coffee Sof que es el nombre que ella eligió para su marca.

El proceso de Coffee Sof

Sofía comenzó con el proceso de la comercialización desde cero, ella creó el nombre, el logo, los colores, buscó proveedores para su empaque y ella se  encarga de su venta y distribución mediante redes sociales.

Lo primero fue el logo. A Sofía le gusta el personaje de una película de princesas, la sirenita, quería que en logo hubiera algo que la representara y por eso optó por poner una sirena.

El grano de café y la taza son parte esencial del logo, pues es el producto que se oferta.

Después de varios meses de hablar con su papá Sofía un día se decidió a comenzar a vender el café “Le dije mándamelo, ya tengo todo”, comenta.

Posteriormente abrió su página en redes sociales para dar a conocer su marca, Instagram es donde ha tenido más actividad. Mediante las redes sociales Sofía ha dado a conocer su producto y es por ese medio donde la contactan para ventas.

Tiene ocho meses con este emprendimiento y hasta ahora considera que ha sido bien aceptado por sus clientes.  

Dentro de su línea de productos no sólo maneja el café, también vende cacao, café en grano y  té verde sabor matcha. Su meta es crecer y poder ofertar más productos en un futuro.

Guerrero un estado cafetalero

El estado de Guerrero destaca por su diversidad en cultura, tradiciones y gastronomía.

Dentro de todas esas actividades en las que nuestro estado figura, también existe la producción de café.

De acuerdo con el portal El Financiero, en Guerrero hay más de 20 mil productores de café y más de 900 mil personas involucradas en esta actividad, desde la producción primaria hasta la comercialización del producto, principalmente en las regiones de la Costa Grande, Costa Chica, Centro y Montaña del estado.

Sin embargo muchas veces el café guerrerense no es reconocido y Sofía lo sabe, uno de sus objetivos es que se conozca a Guerrero como un estado que produce café de calidad. “En mi etiqueta busqué que resaltara que es café cien por ciento guerrerense porque Guerrero tiene muchas cosas como el mezcal, pero si tú vas a Walmart, Starbucks u otras cafeterías, siempre hay café de otros estados. Siempre es Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Guerrero no”, comenta Sofía.

Sofía es consciente de que quizá el proceso para que su café sea conocido nacionalmente es complicado, pero a pesar de que su café lleva ocho meses en el mercado ya ha realizado envíos a otros estados de la república y esto la motiva.

No sólo a través  de envíos busca dar a conocer al estado, en sus redes sociales como parte de su estrategia de mercado siempre toma las fotografías de su café en lugares de Chilpancingo y del estado, como Acapulco.

Esto con el objetivo también de mostrar un poco de lo que es Guerrero.

El amor por el café y la nutrición

Sofía es estudiante de la Licenciatura en Nutrición de la cuál ha tenidos aprendizajes que le permiten dar un plus a su producto. Ella sabe que el café artesanal es mejor que el café que procesado que normalmente se consume.

Su carrera le ha permitido dar a  conocer los beneficios de consumir un café artesanal, elaborado por manos guerrerenses.

“Es mejor tomar un café así artesanal que contiene más antioxidantes y ayuda a tener energía”, comenta.

No le gusta desinformar a las personas, “ha habido personas que me piden que les haga un café para bajar de peso, pero yo no puedo hacer eso no hay productos  milagro y cuando me lo piden les soy sincera y les dio que no, no hay y no se puede”.

Sofía comenta que para ella sería fácil engañar a las personas y decirles que con su café bajarán de peso o que su café tiene otras propiedades pero no es así y no está de acuerdo con quienes hacen eso.

Con sus conocimientos en nutrición ha optado por dar recetas de postres saludables en sus redes sociales principalmente con el cacao que es uno de los productos que maneja en su marca.

El emprendimiento; sus dificultades, satisfacciones y metas

Sofía sabe que es complicado competir contra grandes empresas cafetaleras que ya están en el mercado pero es un sueño que no descarta y por el que trabaja día a día.

“Encontrar un público ha sido una de las cosas más difíciles”, comenta. Porque en la capital hay varias cafeterías locales muy buenas que considera son su competencia, además de que en ocasiones suele encontrarse a personas que no pueden tomar café por diferentes situaciones.

Afortunadamente las personas sí han sabido valorar su trabajo y nunca le han regateado sus productos, los aceptan a los precios que ella pone.

Al hablar sobre lo que la diferencia de otras marcas dice: “El amor que le pongo a mi producto, desde que tomo las fotos”.

Este emprendimiento ha significado para Sofía un trabajo extra, pone todo su empeño en tomar sus fotografías de producto, en administrar sus redes sociales y en realizar sus entregas.

Coffee Sof le ha permitido tener ingresos extra y con eso pagar parte de su carrera, cuenta con el apoyo de su familia y de su novio quien tiene un negocio de protectores de celulares en la calle Abasolo esquina con Miguel Hidalgo, donde le permite a Sofía vender parte de su café y en ocasiones realizar ahí sus entregas.

Sofía quiere que Coffe Sof sea reconocido, y ya comienza a trabajar en ello. Su producto ya es parte del menú de un restaurante de un amigo suyo.

Sofía tiene conocimientos en mercadotecnia que aplica con su marca realizando promociones en fechas especiales como el día del padre, día de las madres y día del niño.

Sus conocimientos en mercadotecnia le han permitido diseñar productos como termos y tazas con su logo que también ya forman parte de su línea de productos.

Registrar su marca y tener su propia página web donde venda todos sus productos son algunas de sus metas. “Todo lleva un proceso más cuando inicias tu marca desde cero”.

Pero su meta más grande sería tener su propia cafetería en la que venda su café, artesanal, creado por manos guerrerenses y donde con su conocimiento en nutrición ella pueda realizar y vender postres saludables, y por supuesto dar empleos a personas de la capital.

Quiere posicionar su marca en cadenas nacionales como Oxxo y en tiendas de autoservicio.

Sofía es una emprendedora que ha surgido del café. Su gusto por la bebida y la influencia de su familia cafetalera le han permitido crear su marca.

Es parte de los guerrerenses que busca posicionar el café de Guerrero en todo el país.

mascar