Campesinos exigen Sembrando Vida para dejar de sembrar amapola

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Salvador Cisneros / Archivo

25 de enero del 2021

Chilpancingo

 

Campesinos que este domingo tuvieron una confrontación con 150 elementos del Ejército por la destrucción de 50 hectáreas de sus cultivos de amapola en la Sierra de Tierra Caliente, exigen al gobierno de Andrés Manuel López Obrador que les lleven el programa Sembrando Vida para que dejen de sembrar droga.

 

En entrevista telefónica, uno de ellos dijo que después de los hechos de este domingo existe un clima de tensión en la zona porque ninguna autoridad federal o estatal ha acudido a esa zona para dialogar con ellos.

 

Señaló que una de las principales demandas que plantean las familias de siete comunidades es de que el gobierno les reponga las pérdidas económicas que sufrieron por la destrucción de las 50 hectáreas de amapola que el Ejército les destruyó este fin de semana.

 

Dijo que a pesar de la destrucción de sus sembradíos ellos no quisieron responder a las agresiones físicas que sufrieron por parte del Ejército este domingo en la mañana en las inmediaciones de la localidad de Huerta Vieja.

 

Los campesinos cuando vieron que sus parcelas habían sido destruidas encararon a los soldados y estos, según el campesino, les respondieron a golpes y jaloneos.

 

“Nosotros sólo teníamos palos y pues los soldados estaban armados y varios de ellos cortaron cartucho”, indicó.

 

Señaló que el Ejército sigue en la Sierra y las familias están esperando que acudan las autoridades para que haya una mesa de trabajo.

 

Señaló que a más de dos años de que Andrés Manuel López Obrador llegó a la presidencia de la República, la gente de la Sierra no ha recibido los beneficios de los programas sociales.

 

“Estamos esperando el programa Sembrando Vida que nos prometió este gobierno", dijo en entrevista telefónica el campesino.

 

Este programa consiste en sembrar árboles frutales y además a los campesinos se les da un apoyo mensual de 5,000 mil pesos.

 

"No recibimos ningún apoyo de los gobiernos federal, estatal o municipal, ni siquiera una despensa", afirmó.

 

Señaló que las familias que están reclamando apoyos del gobierno son de las comunidades de Huerta Vieja, El Aguacate, San Nicolás del Oro, San Miguelito, Laguna Seca, Apetlacala, Coronilla, Laguna de Ayanahualco y San Bartolo, del municipio de San Miguel Totolapan.

 

El campesino se quejó que en estas siete localidades de la Sierra llevan seis años sin que los tres niveles de gobierno les construyan una obra.

 

Mencionó que hasta este lunes los soldados seguían destruyendo los sembradíos de amapola sin que ellos puedan evitarlo.

 

En la gira de trabajo que el presidente Andrés Manuel López Obrador realizó el pasado 17 de enero en el municipio de Petatlán fue recibido con protestas por campesinos de la Sierra de esta parte de la Costa Grande exigiéndole que en verdad llegue a los sembradores de amapola el programa Sembrando Vida.

 

En las protestas, los labriegos dijeron que si el gobierno desea que en la Sierra ya no se siembre amapola y marihuana entonces que lleve los programas sociales que tanto presume esta administración federal.

 

Modesto Rauda, dirigente del Observatorio para la Paz y el Desarrollo de la Sierra, dijo que le hicieron llegar un escrito a Obrador en dónde las autoridades de esa región le piden la construcción de caminos, escuelas, centros de salud y apoyos productivos.

 

"Lamentablemente desde hace muchos años el gobierno ha orillado a la gente de la Sierra a que siga el camino de la siembra de la amapola", declaró.

 

En su gira en Petatlán, Obrador presumió que en Guerrero 50,000 hectáreas de tierras han sido beneficiadas con el programa Sembrando Vida.

 

Reconoció que este programa servirá para que los campesinos de Guerrero dejen de sembrar estupefacientes.

 

 

mascar