Antonio Gaspar deja deudas por más de 1,000 millones de pesos, denuncia gobierno municipal

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: José Luis de la Cruz

19 de octubre del 2021

Chilpancingo

 

A más de 15 días de que la alcaldesa morenista Norma Otilia Hernández Martínez asumió la alcaldía de Chilpancingo dio a conocer que su antecesor, el perredista Antonio Gaspar Beltrán, le heredó más de 1,000 millones de pesos.

 

En conferencia de prensa que encabezó la alcaldesa, la titular de la Secretaría de Finanzas, Guadalupe Morales Martínez, informó que todos esos millones son deudas a proveedores.

 

También la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach) tiene adeudos por 140 millones de pesos, de los cuales 80 millones se deben a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

 

"En el caso del adeudo a la Comisión Federal de Electricidad ya nos cortó el suministro de luz en dos de los sistemas de abastecimiento de agua y estamos negociando para que nos reconecten el suministro", mencionó la alcaldesa.

 

Indicó que incluso el Servicio de Administración Tributaria (SAT) le recogió a Capach los timbres fiscales y eso ha provocado que este organismo no pueda expedir facturas a empresarios de esta capital, a quienes se les factura hasta un millón de pesos mensuales por el servicio de agua.

 

La alcaldesa contó que cuando llegaron al ayuntamiento se encontraron con la novedad de que no había señal de internet porque la anterior administración no había pagado este servicio.

 

Por su parte, la titular de Finanzas del ayuntamiento informó que otras de las irregularidades que detectaron es una lista de "aviadores" o de trabajadores que ocupaban doble plaza.

 

"Mediante un cruce nóminas hemos encontrado hasta el momento en esta primera quincena de octubre a 125 empleados que laboraban aquí y en el mismo horario lo hacían en otra dependencia", externó.

 

Además a otros 32 trabajadores eventuales se les retuvo su salario porque no se presentaban a laborar, es decir cobraban sin trabajar.

 

"Muchos de los trabajadores que desde mayo entraron de la nómina de eventuales a la de extraordinaria se realizó por compadrazgos y amiguismo en la anterior administración derivado de las campañas electorales del pasado mes de junio", afirmó.

 

Detalló por ejemplo un descomunal aumento de la nómina en la Dirección de Servicios Públicos municipales en donde se crearon brigadas de todo tipo.

 

“Fue aquí (en Servicios Municipales) donde mandaron a los amigos de los exfuncionarios y es el tema que estamos revisando, pero de manera detallada", dijo la funcionaria.

 

Por su parte, el director de la Capach, Carlos Balbuena Schiaffini, mencionó que recibió un organismo "colapsado" financieramente, técnicamente y operativamente.

 

"Vamos a realizar acciones a corto, mediano y largo plazo para buscar apoyos económicos y solventar el adeudo de 80 millones de pesos que se debe a la Comisión Federal de Electricidad para que nos reconecte el servicio y corregir los errores técnicos y satisfacer las necesidades de la gente para que tenga agua", mencionó el funcionario.

 

Ninguno de los funcionarios mostró documentos de sus dichos sobre los adeudos y faltantes.

 

mascar