Agentes de Fiscalía de Guerrero se amparan para no trabajar durante pandemia

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: José Luis de la Cruz

7 de septiembre del 2021

Chilpancingo

 

Tres agentes del Ministerio Público del Fuero Común que padecen comorbilidades interpusieron un amparo para evitar que la Fiscalía General de Guerrero (FGE) les exija laborar en esta pandemia por la Covid-19.

 

Los tres agentes que lo solicitaron son Servín, Ema y Javier. Para hacerlo mencionaron que recurrieron a esta instancia porque la Fiscalía se niega a mantenerlos en su domicilio aun cuando están su situación es de alto riesgo en la pandemia.

 

Uno de los argumentos jurídicos que expuso el grupo de los agentes fue que el 14 de mayo del 2020 se publicó un acuerdo en el Diario Oficial de la Federación en el que se establece el resguardo domiciliario de manera estricta a toda mujer embarazada o persona mayor de edad, con diagnóstico de hipertensión arterial, diabetes mellitus, enfermedad cardiaca o pulmonar crónicas, insuficiencia renal o hepática, independientemente de su actividad laboral.

 

El pasado 2 de agosto, los representantes sociales le entregaron un oficio al encargado de la Vicefiscalía de la Fiscalía General del Estado, Héctor Salvador Calleja Paniagua, en donde le expresan su inconformidad por trabajar en condiciones de alto riesgo para su salud.

 

Calleja Paniagua les respondió a través de un oficio el 2 de septiembre pasado, que su petición ya fue canalizada al fiscal general, Jorge Zuriel de los Santos Barrila.

 

Pero De los Santos Barrila, denunciaron, ordenó que todos los trabajadores sigan laborando porque en la Fiscalía toman todas las medidas sanitarias para evitar contagios, además porque ya están vacunados contra la Covid-19.

 

Durante esta pandemia por el coronavirus, más de 20 trabajadores de la Fiscalía, entre agentes del Ministerio Público, agentes de la Policía Ministerial, peritos y personal administrativo han fallecido a causa de esta enfermedad, aseguraron más trabajadores que pidieron omitir sus nombres para evitar represalias en su contra.

 

También compartieron que los familiares de los trabajadores que fallecieron por Covid-19 siguen sin recibir el pago del seguro de vida, que es de unos 800,000 pesos.

 

Dijeron que desde que empezó la pandemia las autoridades de la Fiscalía no les han proporcionado caretas, cubrebocas o gel antibacterial, además de que las oficinas no son desinfectan con frecuencia.

 

mascar