Tras la pandemia, la industria editorial tardaría 10 años en recuperarse: CANIEM

Hasta el tercer trimestre del 2020, la industria editorial dejó de facturar 2 mil 329 millones de pesos, al tiempo que, se quedaron sin vender cerca de 25 millones de ejemplares.

Como parte de las actividades profesionales de la Feria Internacional del Libro (FIL) en Guadalajara, representantes de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM), hablaron sobre los retos que este sector enfrentó y continúa enfrentando producto de la contingencia sanitaria. 

Sus reflexiones fueron presentadas en la conferencia: “La industria editorial en números”.


 

Texto: Leslie Zepeda / ZonaDocs

3 de diciembre del 2020

 

Juan Luis Arzoz Arbide y Alejandro Ramírez Flores, presidente y director general, respectivamente, de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM), presentaron un resumen de las actividades de producción y comercialización del libro en 2019, como un ejercicio de contraste sobre los efectos de la contingencia sanitaria en el sector editorial este 2020.

 

Según explicó Ramírez Flores, durante el 2019, el sector privado editó más de 23 mil títulos, lo que representa una producción aproximada de 118 millones de ejemplares. No obstante, advirtió, que desde el 2015, (año en el que la producción fue de 145 millones de libros), se ha venido evidenciado una clara disminución. De tal forma que, en 2019 se redujo la producción a 26 millones de ejemplares menos.

 

Las ventas obtenidas por los programas de gobierno siempre han acaparado gran parte del sector editorial; por ejemplo, en 2019 el 30% de los libros editados en el país fueron: el libro de texto gratuito para secundaria, el Programa Nacional de Inglés y las bibliotecas escolares que se distribuyen de forma gratuita en las escuelas de educación básica.

 

Desafortunadamente, para la industria editorial, la venta de libros para el gobierno no representa grandes ganancias:

 

“Los textos de educación básica son los más comercializados, su venta aporta el 44% del volumen total de ventas (con 29 millones de ejemplares), sin embargo, en el tema de facturación (económico) sólo aportan el 11.3% de la facturación neta. Esto quiere decir que de los precios en los que se comercializan estos ejemplares es muy inferior al que tenemos en el mercado comercial” especificó Alejandro Ramírez.

 

Referente a las afectaciones en el sector producto de la pandemia en México, se dijo que mayo resultó ser el mes más catastrófico para la comercialización de libros, ya que ésta disminuyó un 63% en comparación del mismo mes en 2019.

 

Aunque ninguna cifra es exacta por el momento, desde CANIEM, aceptaron que al terminar este 2020 la caída de la facturación neta de la industria podría llegar a ser hasta del 30% menos; mientras que, el número de ejemplares podría reducirse en un 27%. Estos datos implican que se estaría dejando de facturar hasta 3 mil 162 millones de ejemplares.

 

“Nos vamos a tardar unos 10 años en recuperar lo que se ha perdido en este año”

 

Al respecto, Ignacio Uribe Ferrari, Coordinador de la comisión de estadística de la CANIEM, habló sobre los periodos de recuperación de la industria editorial:

 

“Si recordamos las gráficas que presentamos, tienen un crecimiento del 1.6% anual, entonces estamos pensando que creciendo a un ritmo de 2.6 cada año, nos vamos a tardar unos diez años en recuperar lo que se ha perdido en este año, para volver a las cifras que se presentaban en 2019.”

 

El presidente de la CANIEM reconoce haber buscado, durante la cuarentena, el apoyo del Gobierno federal, sin embargo, afirmó que no obtuvo alguna respuesta, ni en ese momento ni ahora. Por ello, para el siguiente año prevén estrategias para el crecimiento de la industria, como restablecer las ferias del libro en el país, así como, que la ley del libro “también nos ayude a la creación de más librerías, que son el punto de venta más importante” comentó Juan Luis Arzoz Arbide.

 

En ese sentido y contrario a los resultados negativos, señalaron que gracias a las estadísticas se dieron cuenta de la importancia de las librerías durante estos últimos meses:

 

“Las librerías continúan siendo, afortunadamente, y por eso nos importa obtener más librerías, porque estas representan una tercera parte de la comercialización, con un 33% de los sectores de venta” reconoció una vez más el Director General de CANIEM.

 

Además de generar estrategias de venta, en conjunto con las editoriales del país, también reconocen la importancia de generar más lectores y más espacios para ellos, de invitar a que compren, pero, sobre todo, a que lean más.

Dada la importancia de las ferias de libros, por ser muy redituables para el sector, esperan que, para el siguiente año, en 2021, ya se puedan realizar de forma presencial, de lo contrario, sugieren replicar y/o adoptar las formas en las que la FIL está promoviendo el desarrollo de estos espacios en su edición 2020:

 

La experiencia que se está teniendo en esta FIL que es totalmente virtual con todos los eventos y ventas de libros, en mi opinión, es un ejemplo a seguir para que el año que entra, en el caso de que se cancelen las ferias presenciales, puedan adoptar alguno de los esquemas que la FIL está presentando en esta edición” finalizó Juan Luis Arzoz Arbide.

 

Aquí puedes encontrar en enlace directo para visualizar la charla completa: https://fb.watch/26AKtRX3xQ/

 

 

Tags

<