Trabajadores de la UT en Chilapa suspenden actividades virtuales para exigir su regularización en el IMSS

A los docentes y empleados administrativos les preocupa que por su situación, en esta pandemia por la Covid-19 vayan a tener problemas con el servicio médico 


 

Texto: Beatriz García

Fotografía: Cortesía trabajadores de la UT

21 de mayo del 2020

 

Chilpancingo

 

Profesores y trabajadores administrativos y de intendencia de la Universidad Tecnológica (UT) de Chilapa pararon las labores “virtuales” que mantenían desde el 4 de mayo, para exigir a las autoridades educativas estatales y federales la regulación de sus cotizaciones ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

 

Los trabajadores denunciaron que la administración central de la Universidad no reporta la cotización completa del salario de cada trabajador ante el IMSS. Saben que la aportación que hacen sólo es de un 30 por ciento de su sueldo.

 

A través de una videoconferencia fue que los trabajadores informaron de su situación, y también de su preocupación, porque si llegaran a enfermarse de la Covid-19 no tiene en regla el seguro social y por ende, el servicio médico.

 

 

En demanda de su regulación ante el IMSS, es que 32 trabajadores de la UT agremiados a la sección 59 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) están en paro. En este grupo de trabajadores hay docentes que atienden a 12 grupos de estudiantes.

 

El profesor y fundador de la escuela, Iván Andraca Adame, agregó que en los 15 años que lleva laborando en el plantel su situación es precaria.

 

Además que desde el 2012 cuenta como el inicio de su preocupación por su situación ante el IMSS, porque los dieron de alta con un salario menor. Eso merma otros de sus derechos.

 

El docente Víctor Miranda Sánchez explicó que desde el 2015 que tomó el cargo Raymundo Arroyo Delgado como rector, él y sus compañeros le han planteado el interés de que los regularice, pero no ha ocurrido.

 

Los trabajadores inconformes citaron un ejemplo de cómo se ven reflejados ante el IMSS, pero sin precisar nombres. Un profesor que en sus recibos de nómina aparece con 615.17 pesos, ante el IMSS está dado de alta con 200 pesos.

 

El profesor Jorge Aurelio González Balbuena agregó que su denuncia ya la canalizaron con autoridades superiores, pero tampoco obtuvieron respuesta. En la rectoría de la UT les insisten que ya regularizaron a un 70 de los trabajadores, pero ellos creen, que de ser verdad, ni a 40 por ciento les han resuelto, porque así lo reflejan sus recibos.

 

La profesora Teresa Alfaro comunicó que personal de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social les asesora, pero pidió la intervención de las autoridades estatales y federales.

 

 

<