Acusan a jueza de negar orden de aprehensión contra dos feminicidas de Maricruz García

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Captura de vídeo, Facebook: Redacción Noticiosa

Chilpancingo

 

Familiares y amigos de Maricruz García Margarito, quien fue asesinada en la comunidad de Cuanacaxtitlán, municipio de San Luis Acatlán, protestaron la mañana de este lunes frente al Juzgado de Control de Ometepec en protesta porque la jueza Adelina Adame Morales negó la orden de aprehensión en contra de sus dos presuntos feminicidas.

Los manifestantes denunciaron que el pasado viernes 5 de mayo, la jueza determinó no liberar la orden de aprehensión en contra de Simón y Tiburcio, quienes habrían privado de su libertad a Maricruz el pasado 27 de marzo; cuatro días después fue hallado su cadáver.

Sin embargo, a casi dos meses del feminicidio de Maricruz, hay un detenido, pero se desconoce su identidad.

“Solamente hay un detenido, a la fecha no hay órdenes de aprehensión para los demás culpables. Están identificados, las autoridades sólo se pasan la bolita”, mencionó una familiar de Maricruz.

Noemy García Margarito, hermana de Maricruz, expuso en redes sociales que no entienden los familiares por qué la jueza negó las órdenes de aprehensión contra los otros dos implicados si ya se tenían las pruebas en su contra.

“Sólo nos habló la notificadora para avisarnos que la juez  no aprobó la orden de aprehensión en contra de los culpables, siendo que en días pasados ya las había liberado”, contó Naomy en su Facebook personal.

Maricruz desapareció el 27 de marzo cuando salía de su trabajo, acompañada de su cuñada, en una camioneta rumbo a su pueblo, Cuanaxcatitlán.

En Yoloxóchitl, un Tsuru blanco, en el que viajaban tres hombres armados, se le atravesó a la camioneta en que iba Maricruz, la obligaron a bajar y después se la llevaron por la fuerza.

La familia y pobladores de Cuanaxcatitlán realizaron bloqueos durante la desaparición de Maricruz para exigir a las autoridades su aparición con vida.

Después de cuatro días, el cadáver de Maricruz fue hallado entre las comunidades de Yoloxóchitl y Cuanaxcatilán, mancipo de San Luis Acatlán, Costa Chica.

A más de 40 días del feminicidio de Maricruz, sus familiares exigen la intervención del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) para que la jueza les dé información certera del caso y el feminicidio no quede impune.

Durante la protesta, la gente pidió a las autoridades medidas cautelares a los familiares de Maricruz, porque los han amenazado.

 

Familiares y amigos de Maricruz García, víctima de feminicidio protestaron frente al Juzgado de Control en Ometepec.

Guerrero: sin protocolos para proteger a víctimas de matrimonios forzados

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Lenin Mosso / Archivo

Chilpancingo

 

Anayeli tenía 15 años cuando fue obligada a casarse con un joven de su comunidad.  Anayeli no eligió a su pareja, fue su madre quien decidió con quién uniría su vida.

De eso han pasado dos años.

La historia de Anayeli es una de tantas que suceden en la región de la Montaña de Guerrero, donde cientos de niñas, adolescentes y mujeres son obligadas a casarse con hombres que apenas conocen a cambio de dinero.

La venta de niñas, adolescentes y matrimonios forzados son prácticas que se realizan desde hace muchos años en comunidades de la Montaña.

Anayeli es originaria de la comunidad de Joya Real, municipio de Cochoapa El Grande. Ella no quería casarse y se lo hizo saber a su madre.

Antes de que la familia de quien sería su esposo entregara el dinero para formalizar el matrimonio, Anayeli huyó de su casa. El pago acordado era de 200,000 pesos.

Anayeli es huérfana de padre, lo asesinaron. Su madre se endeudó para los gastos funerarios.

Al ver que no tenía ingresos pensó que la mejor idea para salir de la crisis era vendiendo a Anayeli.

Por resistirse al matrimonio forzado, Anayeli fue detenida por policías de su comunidad. Se refugió en la casa de un vecino donde permaneció por unas horas. Hasta ese lugar llegó la policía para llevársela junto con el joven con el que se casaría. También a un primo quien se encargó de establecer la negociación con la familia y a un tío que supuestamente la aconsejó para que huyera de su casa.

A través de una llamada anónima, el Centro de Defensa de los Derechos Humanos de la Montaña, Tlachinollan se enteró y acudió a Joya Real para atender y acompañar a Anayeli.

Después de dialogar con algunas personas de la comunidad, lograron la libertad de Anayeli y del adolescente con el que se casaría. Fue trasladada a la Casa Hogar DIF, en Chilpancingo.

«Hasta este momento no hay ningún tipo de protocolos actuación en el caso de estas niñas que son obligadas a casarse», afirma Neil Arias Vitino, abogada de Tlachinollan.

Anayeli estuvo en la casa hogar un año cinco meses, tiempo en el que se enfrentó a otras situaciones como la pérdida de su identidad.

Su estancia en la casa hogar será hasta que cumplen la mayoría de edad o mientras no haya algún familiar con quien quedarse.

De acuerdo con la abogada, Anayeli estaba en un lugar en el que su contexto era diferente al de las demás niñas.

En la Casa Hogar del DIF la mayoría de las niñas y adolescentes están ahí porque son huérfanas, todas hablan castellano mientras que Anayeli venía de una comunidad monolingüe. Ante la necesidad de comunicarse tuvo que aprender el castellano.

«Ya hasta se me estaba olvidando hablar mi lengua», le expuso Anayeli a Arias Vitino.

Después de cinco meses Anayeli dejó la casa hogar y se reintegró con sus familiares paternos en su comunidad. Lo hizo, de acuerdo con Arias Vitino, sin ningún tipo de protocolo ni acompañamiento institucional.

«Las instituciones al ser una víctima tienen que darle otro tipo de atención. Cuál es el protocolo, cómo van a continuar dándole atención a estos casos. Ella en la casa hogar culminó su primaria, pero qué va a pasar de ahí, ella tiene que continuar con sus estudios».

Anayeli está desempleada, aunque ahora está con familiares, pero «ellos no tienen la obligación de darle el alimento».

El presidente municipal de Cochoapa El Grande le regaló 12 despensas para que se alimente por unos días.

Pero la necesidad va más allá, Anayeli tiene que vestirse y comprarse cosas personales.

Ahora la menor está preocupada, según Arias Vitino, porque no sabe qué hará y cómo obtendrá recursos para ser autosuficiente.

En la casa hogar no le dieron ningún tipo de curso para que aprendiera algún oficio.

«Ella está pensando que se va a ir de jornalera a trabajar a los campos agrícolas”, dice la abogada.

El caso de Anayeli no es el único, también en la misma comunidad ocurrió el caso de Angélica, otra menor que fue obligada a casarse.

Angélica acusó a su suegro de abusar de ella sexualmente mientras su esposo se encontraba en los Estados Unidos.

La privaron de su libertad, la acusaron de haberse robado unos huipiles y exigían que su papá regresara el dinero que habían pagado por ella. Contó con el apoyo de su tía, quien denunció la violación y acusó a las autoridades de privarla de su libertad.

Angélica no puede regresar a su comunidad debido a que sufre de violencia comunitaria.

«Estas niñas son mal vistas en la comunidad, sufren violencia comunitaria al revelarse por no querer casarse», comenta la abogada.

Ni Angélica ni Anayeli tuvieron acompañamiento ni protección por parte de las autoridades, a pesar de que la gobernadora, Evelyn Salgado Pineda, visitó en 2022 algunas comunidades de la Montaña y se comprometió a que se frenaría la venta y matrimonio forzado de niñas y adolescentes.

«Muchas de estas niñas sufren depresión e incluso le han dicho a sus mamás que mejor se quieren morir porque ellas no quieren esa vida, y no querían casarse».

Aunque los matrimonios forzados y la venta de niñas y adolescentes ya son considerados delito, Tlachinollan tiene registro de 10 matrimonios forzados en lo que va del año.

Arias Vitino explicó que esta práctica continúa, ahora, de manera clandestina.

El gobierno del estado realiza algunos talleres de sensibilización en la región de la Montaña, pero no todos los comisarios lo ven como algo bueno.

«Tú no le puedes ir a decir a los hombres cuáles son sus deberes y que está prohibida está práctica”, explica.

Los hombres cuestionan que así vivieron sus bisabuelos y abuelos.

Además de que en la mayoría de estos talleres son las mismas mujeres enviadas por sus esposos las que asisten.

«Es importante el apoyo y el respaldo dentro de los mismos municipios, de las autoridades y que tengan voluntad política para terminar con estas prácticas […] En la mayoría de cómo se dieron a conocer estos casos, es porque ya hay un hartazgo y porque las niñas y mujeres están viviendo muchos tipos de violencia, violencia sexual, violencia económica. Esto es lo que ha detonado que se conozcan los casos».

 

Diputados guardan un minuto de silencio por los cuatro feminicidios de la última semana

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Oficial, Congreso del estado de Guerrero 

27 de abril del 2023

Chilpancingo

 

Al inicio de la sesión ordinaria del jueves 27 de abril, los diputados del Congreso local guardaron un minuto de silencio por los asesinatos de cuatro mujeres ocurridos la última semana en Guerrero.

Fue la presidenta de la Comisión de Equidad de Género del Congreso, Gabriela Bernal Reséndiz, quien solicitó a la Mesa Directiva que antes de que iniciar la sesión guardarab un minuto de silencio «en memoria de las mujeres que han sido asesinadas en las últimas horas en Guerrero».

Durante su petición a la Mesa Directiva, Bernal Reséndiz mencionó los nombres de las mujeres asesinadas.

«Justicia para Marlene», «Justicia para Vanesa», «Justicia para Bonifacia», «Justicia para Guilebalda».

Sobre el caso de Vanesa Pérez Bahena, de 16 años, su cadáver fue hallado en un barranco la tarde del 25 en la colonia Mozimba, en Acapulco.

El otro caso que mencionó fue el de la maestra de preescolar Marlene Enríquez Brito, asesinada la mañana del miércoles 26, en la entrada del Jardín de Niños Gabriela Mistral, ubicado en el fraccionamiento Revolución, al sur de Chilpancingo, y sepultada este mediodía.

Otro caso que mencionó la diputada del PRI fue el asesinato de Guilibalda Reyes, de 18 años, cuyo cadáver fue localizado el domingo pasado en el basurero de Tierra Colorada, cabecera municipal de Juan R Escudero.

En la comunidad de Ayahualtempa, municipio de José Joaquín de Herrera, en la Montaña baja de Guerrero, la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) reportó otro feminicidio en contra de Bonifacia Mendoza Ortiz, mujer nahua de 27 años.

El pleno del Congreso aceptó la petición de la diputada Bernal Reséndiz y se guardó el minuto de silencio.

“Es momento de que cada quien haga lo que le corresponde; autoridades municipales, estatales y la Fiscalía del Estado, todos debemos proteger la vida de las mujeres”, dijo Bernal Reséndiz en declaraciones posteriores.

Diputados guardan un minuto de silencio por los últimos cuatro feminicidios que se registraron en Guerrero en la última semana. Foto: Congreso del estado de Guerrero

 

Despiden sus alumnas y alumnos a la maestra asesinada ayer en Chilpancingo

Las cifras de asesinatos de mujeres en Guerrero crecen a diario; suman cuatro asesinatos contra mujeres en lo que va de la semana, 44 en lo que va del año


Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Oscar Guerrero

Chilpancingo

 

Con globos blancos y rosas rosas, este mediodía alumnas y alumnos despidieron a la maestra Marlene Enríquez Brito, quien fue asesinada ayer en la entrada del Jardín de Niños Gabriela Mistral, ubicado en el Fraccionamiento Revolución, al sur de Chilpancingo.

Marlene era maestra de esa escuela. Fue asesinada mientras bajaba de su vehículo para entrar al preescolar e iniciar su clase.

La versión oficial es que una persona se acercó a ella y le disparó en cinco ocasiones. Esta persona iba acompañada de otras dos personas, quienes después de cometer el crimen huyeron del lugar.

Las alumnas y alumnos acudieron a la misa de cuerpo presente en la catedral de Santa María de la Asunción, ubicada en el zócalo de Chilpancingo, donde estaban familiares, amigos y compañeros de trabajo.

Durante la ceremonia, el sacerdote Benito Cuenca Mayo de alguna manera reprochó a inconformidad por la seguridad y la violencia que provocó la muerte de la maestra.

“Ya basta de tanta violencia. Basta de tanta sangre, muchas veces de personas inocentes. Tenemos que seguir levantando la voz, queremos que se detenga esta ola de violencia, queremos resarcir el tejido social que se ha descompuesto en una ciudad tan bonita como es Chilpancingo”, mencionó el sacerdote durante la homilía.

Agregó que el mejor homenaje para la maestra Marlene es el cariño y amor de sus alumnos.

Antes de finalizar la misa, a petición del párroco, los alumnos y alumnas de la maestra pasaron frente al féretro para despedirse de ella.

Las niñas y los niños colocaron agua bendita sobre el féretro. Al finalizar todos despidieron a la maestra con aplausos.

Después de la misa, subieron el féretro a una carroza fúnebre rumbo al panteón central. Una vez en el panteón, despidieron a la maestra su madre y su esposo.

Con el caso de Marlene suman cuatro asesinatos contra mujeres en lo que va de la semana.

El 25 de abril fue hallado el cadáver de Enya Vanessa Pérez Bahena , quien estaba reportada como desaparecida desde anteayer.

Esta mañana, Vanessa también fue despedida por sus compañeros del plantel 7 de Bachilleres en el puerto de Acapulco.

El féretro con el cadáver de Vanessa estuvo en la explanada del plantel, sus compañeros lanzaron globos blancos para despedirla.

En lo que va del año son 44 las mujeres asesinadas en el estado, de acuerdo con la presidenta de la Asociación Guerrerense contra la Violencia hacia las Mujeres, Marina Reyna Aguilar.

Anoche las autoridades confirmaron el hallazgo de un cadáver de otra menor de edad de nombre Guilibalda Reyes, conocida por sus amigos como Zoé.

Zoé tenía 17 años, era originaria de Tierra Colorada, municipio de Juan R Rscudero.

Su cadáver lo hallaron en un basurero sobre la carretera federal México-Acapulco.

Con el caso de Zoé suman 44 mujeres asesinadas en el estado.

La Red Guerrerense por los Derechos de la Mujeres, otra organización de mujeres, condenó estos casos, que cataloga como feminicidios, mediante un posicionamiento publicado en sus redes sociales.

Llamaron a las autoridades a cumplir tomar medidas inmediatas para prevenir, sancionar y erradicar la violencia hacia las mujeres.

“Es inaceptable que las mujeres vivamos en constante peligro, y que las autoridades no estén cumpliendo con su responsabilidad de proteger nuestros derechos y nuestra vida”, se lee en el comunicado.

Colectivas feministas condenan recientes feminicidos en Guerrero

Ante los últimos feminicidios ocurridos en Guerrero, diversas asociaciones feministas se pronunciaron y exigieron a los tres niveles de gobierno actuar contra la violencia feminicida.

La Red Guerrerense por los Derechos de las Mujeres y demás activistas condenaron cuatro últimos los feminicidios ocurridos en la última semana en el estado.

Los datos de la Red estiman que van 20 femincidios, cinco tentativas de feminicidio y ocho desapariciones en lo que va del año. La Asociación tiene más casos.

La coordinadora de la Red, Ana Grabiela Candela Garzón, expuso que están molestas e indignadas.

«Siempre hay un discurso que no va con la realidad. Sigue habiendo violencia, la exigencia es el cese a todas las formas de violencia hacia la mujer con verdadera políticas públicas para prevenir, sancionar y erradicar la violencia», comentó Candela Garzón.

La falta de empatía y conocimiento por parte de las autoridades es evidente para la Red. Candela Garzón agregó que, en muchas ocasiones las fichas de búsqueda de mujeres y niñas que son localizadas con sin vida no se desactivan de las páginas de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Tampoco hay una actualización ni seguimiento de las fichas de búsqueda.

La revictimización por parte de las autoridades y de la sociedad también preocupa a la red.

«Se siguen con este discurso misógino de que si desapareció se fue con el novio. Hay todo este odio a nosotros tan arraigado que cuando aparecen con bien hacen comentarios como, para qué la buscan si se fue con el novio».

La Red lanzó un comunicado en sus redes sociales para exigir a las autoridades justicia por los femnicidios ocurridos.

«Es necesario que se implementen medidas concretas y eficaces para proteger la vida y la integridad de las mujeres en nuestro estado. Ya basta de listones y vestimentas naranjas. Asimismo, exigimos se realicen las investigaciones pertinentes con perspectiva de género, es decir, se tipifiquen como feminicidios, lo cual es crucial para garantizar que las víctimas obtengan justicia y que se castigue a los agresores», se lee en el comunicado.

La Red Feminista de Acapulco Revolución Violeta se pronunció al respecto.

«¿De qué sirven la Alerta Amber y el Protocolo Violeta si no se siguen los protocolos de búsqueda inmediata? ¿De qué sirven sus comunicados en redes si las mujeres no aparecen con vida? ¿De qué nos sirve dar visibilidad y difusión en redes, si desde hace años muchas siguen sin aparecer? Aun así, cientos de muertes de mujeres siguen sin clasificarse como feminicidios y muchas de ellas siguen en la impunidad; su negligencia, corrupción y misógina nos desaparece, nos violenta y mata todos los días», escribieron en su página de Facebook.

 

Asesinan en Chilpancingo a maestra, esposa de funcionario estatal; es la víctima 43 del año

Texto: Margena de la O

Fotografía: Oscar Guerrero 

26 de abril del 2023

Chilpancingo

 

Cuando estaba a punto de entrar al Jardín de Niños Gabriela Mistral, ubicado en el Fraccionamiento Revolución, al sur de Chilpancingo, fue asesinada a balazos la maestra de preescolar Marlene Enríquez Brito, esposa del director administrativo del Instituto Guerrerense para la Infraestructura Física Educativa (IGIFE), Juan Enrique Cadena Espinoza.

El crimen ocurrió antes de las nueve de la mañana, horario de entrada de los niños estudiantes de este nivel escolar.

La maestra se convirtió en la mujer asesinada número 43 en lo que va del año, de acuerdo con la presidenta de la Asociación Guerrerense contra la Violencia hacia las Mujeres, Marina Reyna Aguilar, quien hace el monitoreo diario en medios de comunicación locales de los casos de feminicidio.

Al funcionario estatal, también director general del colegio particular Simón Bolívar, donde dan servicio a estudiantes de educación básica y medio superior, y forman a docentes en preescolar, pronto le escribieron condolencias en sus redes sociales.

Circuló información de este asesinato desde muy temprano, pero pasó un tiempo para que se conocieran las relaciones familiares de la víctima.

Hasta esta tarde el gobierno estatal seguía sin difundir información oficial del asesinato, pero circuló una esquela del director general del IGIFE, Benjamín Quinto Nava, donde lamenta el asesinato de la esposa de su compañero.

Los hechos ocurrieron al sur de la ciudad, entre las ocho y media y nueve de la mañana, cuando la maestra estaba afuera del Jardín de Niños Gabriela Mistral, su lugar de trabajo.

Varios de los habitantes de la zona escucharon los balazos del crimen.

El cadáver de la maestra quedó a un lado de un vehículo marca Fiat, color rojo. Al parecer apenas había descendido del auto para ingresar a la escuela y comenzar sus clases.

La versión recabada es que una persona, que estaba acompañada de dos más, se le acercó y le disparó en unas cinco ocasiones. Después las tres personas huyeron juntos.

Después del asesinato, directivos del Jardín de Niños suspendieron las actividades escolares, porque, además personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) realizó las diligencias del ley. Al lugar también llegaron elementos del Ejército, Guardia Nacional (GN) y Policía Estatal.

“Nos unimos a la una que embarga a la familia Enríquez Brito y Cadena Espinoza, a todos su afectos, en especial, a su esposo Juan Enrique Cadena Espinoza, su hija e hijo por la sensible partida a morada santa de su amada esposa y madre”, se lee en una esquela que le colgaron al perfil de Facebook del funcionario una persona que agregó en su posteo que sentía mucha rabia e impotencia por el asesinato.

En el mismo posteo de condolencias otros usuarios agregaron comentarios de apoyo y, a la vez, de reproche por los hechos violentos en la ciudad y en el estado contra las mujeres.

Estos números no son privativos de la ciudad, ayer por la noche, por ejemplo, las autoridades reportaron el asesinato de la menor de 16 años Enya Vanesa Pérez Bahena en Acapulco. Su cadáver lo hallaron en un barranco de la calle Cantiles, en el Fraccionamiento Mozimba.

La adolescente estaba reportada como desaparecida. La última vez que la vieron fue el lunes pasado en la colonia Morelos. La Fiscalía General del Estado (FGE) emitió una Alerta Ámber que desactivó hoy.

Al momento que era redactada esta información fue publicada por la misma Fiscalía, a través de una Alerta Alba, que Martha Gabriela Hernández Nava de 42 años, sigue desaparecida; los hechos ocurrieron el 30 de mayo del 2018.

 

Elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) realizan las diligencias en la escena del asesinato a balazos de la maestra, en la entrada del Jardín de Niños Gabriela Mistral, en la colonia Revolución. Foto: Oscar Guerrero

 

“El Estado no está preparado para atender ataques con ácido”: reconoce Unión Diversa de Jalisco 

 El pasado mes de marzo fue aprobada ante el Congreso de Jalisco una serie de reformas a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en torno a los ataques con ácido o alguna sustancia corrosiva. En éstas las y los diputados establecieron como mínimo una pena de 2 y hasta 15 años de prisión para los atacantes; sin embargo este tipo de agresión no fue considerado como intento de feminicidio.

La asociación civil Unión Diversa de Jalisco consideró que estas reformas, y sobre todo penas, se quedan contar al castigar penalmente este acto de violencia que con toda ensaña buscan agredir física y psicológicamente a sus víctimas. Esta organización ha tratado este tema desde el caso de Zoé, una mujer trans atacada con ácido en octubre de 2021 y posteriormente discriminada en un hospital privado por su identidad de género y quienes le negaron atención. 

Zoé pasó hasta tres días sin atención médica especializada, ya que tras el caso de discriminación que vivió por parte del personal del Hospital Santísima Trinidad, su familia la llevaron a una Cruz Verde, sin embargo allí también ocurrió un acto de negligencia al recibirla pero darla de alta de inmediato con heridas en su cuerpo tan severas que sufrió la perdida de su oreja. 

A pesar de la existencia de leyes y reformas, desde Unión Diversa de Jalisco consideran que en Jalisco no se está capacitado, en todas las instancias, para la atención a víctimas de ataques con ácido, como lo demuestra el caso de Zoé. Para ello debe brindarse una reparación integral del daño. 


Texto: Leslie Zepeda / ZonaDocs

Ilustración: Luciana Peinado

17 de abril del 2023

 

México ha registrado hasta 34 víctimas de ataques con ácido, esto en los últimos 20 años, mientras solamente un agresor ha obtenido sentencia por este delito, así lo afirma la Fundación Carmen Sánchez MX. Una de ellas es Zoé, mujer trans sobreviviente de este tipo de agresión ocurrida el 19 de octubre de 2021 en pleno Centro Histórico de Guadalajara.

Ha transcurrido ya un año y cinco meses desde el ataque con ácido y la carpeta de investigación en la Fiscalía de Jalisco continúa abierta, donde como la gran mayoría de los casos, su agresor no ha obtenido una sentencia porque, incluso, continúa prófugo de la justicia. Lamentablemente Zoé no solamente fue víctima del ataque de ácido y posteriormente de discriminación en el Hospital Santísima Trinidad.

Además, Zoé también vivió un acto de negligencia médica por parte de personal de la Cruz Verde, así lo relata Fascinación Jiménez, presidenta de Unión Diversa de Jalisco AC, cómo su familia en búsqueda de atención médica la trasladaron por sus medios a una de ellas, donde la dieron de alta poco después de revisarla y decidir que sus heridas no eran graves, esto a pesar de que una de las consecuencias del ataque fue la pérdida de una oreja.

Precisamente la organización Unión Diversa de Jalisco AC le brindó acompañamiento a Zoé y su familia, esto un par de días después de la agresión que sufrió. Fue alrededor del tercer día cuando debido al dolor y negligencia de la Cruz Verde que su familia en busca de ayudarla dio con el contacto de la asociación. Por lo que tras al menos tres días sin atención especializada, fue trasladada al Hospital Civil Fray Antonio Alcalde, donde finalmente recibió un tratamiento a sus heridas ocasionadas por el ácido.

A consecuencia de la agresión tuvo que ser ingresada a quirófano hasta en cuatro ocasiones, cuenta Fascinación Jiménez:

“De primera mano fue un tema de negligencia – en la Cruz Verde- porque si la revisaron, la atendieron bien, sin embargo, no sé qué esperaban ver que fuera una urgencia mayor para poder actuar. Una vez que ella ingresa al Hospital Civil viejo, creo que tuvo tres o cuatro ingresos al quirófano, entonces estamos hablando de que ella necesitaba una atención especializada urgente y que si ella hubiera decidido sí denunciar, entonces también la Cruz Verde hubiera tenido una carga legal ante esta situación”.

La presidenta de Unión Diversa de Jalisco supone que esa habría sido la sanción ya que Zoé decidió no tomar acciones legales contra el hospital privado ni contra la Cruz Verde. Una decisión que fue respetada por la asociación, ya que además comprenden que vivir un ataque de ácido significa vivir múltiples daños, entre ellos psicológico. Más que nada conocen la burocracia y revictimización en las instituciones como lo son precisamente las fiscalías.

“Ella no quiso tomar cartas en el asunto en tema legal y es muy respetable esa decisión por parte de las víctimas, es algo que siempre se debe de respetar y hacer valer sin embargo, me atrevo a decir que por el evento tan traumático, yo creo que las víctimas en el momento no quieren este entrar en esto, porque aparte los trámites son burocráticos, desgastantes y traumáticos, hasta revictimizantes”, añade Fascinación.

La asociación civil hizo lo que estuvo en sus manos: levantó una queja por discriminación en contra del Hospital Santísima Trinidad ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), que a pesar de la demora fue favorable, por lo que tuvieron que capacitar a su personal en atención a población LGBTIQ+.

El Hospital Santísima Trinidad se excusó ante el CONAPRED que no se debió a un acto de discriminación, a pesar de que la familia de Zoé afirmó que decidieron no atenderla al no coincidir su documentación de identificación con ella. Aún así el hospital negó esta declaración y dijo negar la atención porque no tenían la capacidad de atender las heridas, una estrategia legal según interpreta Fascinación Jiménez.

“Creemos que esto es bastante grave por parte del hospital que le negaron la atención por un caso de discriminación y porque la víctima no quería, ni podía denunciar ese momento, ya que se encontraba entre quirófano y quirófano Si no tienen el equipo y no son capaces, lo que deben de tener es un protocolo para que se canalicen ese tipo de pacientes. Eso deberían de tener todos los hospitales, no nada más este hospital. En caso de que nieguen las acciones, estos negocios pueden llegar a ser clausurados, multados e incluso cerrados”.

Para Unión Diversa de Jalisco el caso de Zoé representa la poca capacidad con la que cuenta el Estado, específicamente en Jalisco, por atender estas agresiones perpetradas contra mujeres. Para Fascinación Jiménez esto evidencia una serie de negligencias por las que pasan las víctimas de ataques con ácido. Por ende, reconoce que el gobierno no cuenta profesionales especializados, tampoco sensibilizados en atender a personas en vulnerabilidad como lo es la población LGBTIQ+.

“No estamos hablando de cosas banales, estamos hablando de vidas humanas y las vidas de las chicas trans importan, que además son parte de la población LGBT más vulnerable, son las que viven mayores violencias, ellas tienen un promedio de vida de 35 años. Entonces creemos que están en un doble estado de vulnerabilidad por su identidad de género y por ser mujeres”, enfatiza.

Mural a la memoria y lucha de las mujeres que han sido atacadas con ácido. Fotografía: ZonaDocs

“Esta ley se queda corta”, reforman Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia

El pasado 14 de marzo diputadas y diputados del Congreso de Jalisco hicieron una serie de reformas a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, esto con 34 votos a favor. Los resultados se traducen en penas de 2 a 15 años de prisión a personas que perpetúen ataques con ácido o cualquier otra sustancia corrosiva. Así como supone la regularización de venta de sustancias químicas corrosivas, cáusticas, tóxicas o inflamables.

Asimismo, afirmaron que en caso de involucrar una razón de género la pena por el ataque podría ser mayor, de hasta 20 años de prisión, e igualmente cuando el agresor tenga algún tipo de relación, ya sea de pareja, o cualquier, como laboral, consanguínea, familiar, etc. Durante la presentación de estas reformas fue mencionado justamente el caso de Zoé entre los casos que resaltan en Jalisco.

Y es que bajo este escenario el caso de Zoé, como mujer trans víctima de ataque de ácido, es que resulta importante relatar su vivencia. Así lo indica Fascinación Jimenez, quien desde su representación como presidenta de Unión Diversa de Jalisco, se posicionaron ante las reformas aprobadas por el Congreso de Jalisco, ya que no consideran suficientes para atender un problema como este, de tal magnitud.

“Ahora que salió esta reforma aquí en Jalisco sí creímos que se quedó corta, en el sentido de que es muy amplia la pena, o sea, creemos que dos años le pueden dar a un atacante y creemos que es súper leve. Porque un ataque de ácido es algo que busca dañar permanentemente, psicológicamente, físicamente, emocionalmente por siempre, que puede hacerte un daño tanto físico como puedes perder la vida”.

Lo más lamentable es que esta reforma no considera los ataques con ácido ni siquiera como un intento de feminicidio, un punto que para Fascinación debería contemplarse inicialmente para buscar la prevención del delito.

“Debería de ser de un delito que se abra como carpeta de intento de feminicidio y debería de ser grave, no entendemos porque la pena de dos años. Creemos que se quedó corta en ese sentido y que en torno a esta reforma también debería de haber otro tipo de acciones”, insiste.

Como lo fue en el caso de Zoé, para el resto de víctimas no ha habido una reparación integral del daño, sobre todo es necesario el acompañamiento integral a las víctimas, dado que no solamente es necesaria la atención médica, sino que sea especializada dadas las heridas que pueden ocasionar las diferentes sustancias químicas, y principalmente los estragos psicológicos, por lo que debería de brindarles atención psiquiátrica también, puntos que estas reformas no contemplan.

“Son daños que llevan tiempo, a veces se necesitan cirugías, asesoría psicológica, a veces incluso psiquiátrica porque hay secuelas en temas de ansiedad, de delirios de persecución. Es inmenso el tema, que no nada más es un parche, es un tema profundo”.

En México hay múltiples leyes, ahora reformas a estas, Centros de Justicia para la Mujer y demás instancias que atienden la violencia de género; sin embargo, para Fascinación Jiménez, ninguno de estos instrumentos es suficiente para atender la violencia machista y contra atacar al sistema patriarcal que más allá de atenderla, la acrecenta.

Por ello, es fundamental atender las diferentes violencias desde la prevención, es decir, el machismo. Porque para ella la cosificación de las mujeres es uno de los principales problemas por atender, que la integridad de las mujeres no valga, en dado caso, dos años de prisión como lo plantean en estas reformas.

 

 

Disparidad en datos oficiales de mujeres desaparecidas durante marzo

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: José Luis de La Cruz

Chilpancingo

 

Alondra Bautista García es originaria de Acapulco, tiene 17 años. Salió de su casa el 23 de marzo, no se tiene información de a dónde se dirigía, desde ese momento no se supo más de ella.

La denuncia la realizó la familia hasta el 1 de abril, a partir de ese momento se comenzó a compartir su ficha de búsqueda donde se leen todos estos datos.

Durante marzo, en Guerrero seis mujeres están reportadas como no localizadas, sus fichas de búsqueda continúan activas.

Alondra es una de ellas; por ser menor de edad, para su caso activaron la Alerta Ámber, en los otros casos fue la Alerta Violeta y el Protocolo Alba.

Maricruz García Margarito de 26 años, originaria de Cuanaxcatitlán, municipio de San Luis Acatlán, en la Costa Chica, estuvo no localizada por cuatro días.

Desapareció el 27 de marzo. Regresaba de su trabajo a las 21:30 horas en su camioneta, viajaba acompañada de su cuñada cuando en Yoloxóchitl, un Tsuru blanco, en el que viajaban tres hombres armados, se le atravesó y la obligaron a bajar de su vehículo.

Maricruz estuvo privada de su libertad, sus captores nunca se comunicaron con sus familiares ni les pidieron rescate.
El 31 de marzo hallaron el cadáver de Maricruz entre Yoloxóchitl y Arroyo Cumiapa.

Para la búsqueda de Maricruz, sus familiares, amigos y pobladores de Cuanaxcatitlán organizaron brigadas, a la par realizaban bloqueos para exigir a las hicieran su trabajo de búsqueda.

Los familiares de Maricruz recriminaron el lento actuar de las autoridades, aun cuando reportaron a tiempo su desaparición; incluso la ficha de búsqueda se activó dos días después.

De acuerdo con un registro realizado por Amapola, periodismo transgresor son tres menores de 17 años las que desaparecieron durante marzo. Una en Zihuatanejo, otra en Acapulco y otra en Chilpancingo.

El municipio que reportó más mujeres no localizadas fue Acapulco, con tres de las seis mujeres desaparecidas.

En total fueron 32 entre mujeres, niñas y adolescentes de las que se activó algún protocolo de búsqueda en el mes como la Alerta Violeta, Alerta Ámber y Protocolo Alba.

De esos 32 reportes seis continúan sin ser localizadas.

En el portal de la Fiscalía General del Estado (FGE), la información no está actualizada, maneja sólo dos fichas de búsqueda de marzo.

Los datos del recuento fueron tomados de la página de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas (CEBP).

De acuerdo con Marina Reyna Aguilar, presidenta de la Asociación Guerrerense Contra la Violencia Hacia las Mujeres (AGCVIM), las autoridades no atienden la situación de violencia y vulnerabilidad que viven las mujeres.

«Vale la pena hacer un llamado a las autoridades. No hay una respuesta y dejan que cada quien haga lo que quiera y como pueda», comentó.

 

Marchan en San Luis Acatlán en reclamo de justicia por el feminicidio de Maricruz García Margarito

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Facebook Cuanaxcatitlán

Chilpancingo

 

“Maricruz, hermana, el pueblo te reclama”, “Maricruz escucha, seguimos en la lucha”, fueron algunas de las consignas que se escucharon esta tarde en las calles de la cabecera municipal de San Luis Acatlán, en la Costa Chica, para exigir justicia por el feminicidio de Maricruz García Margarito.

Unas 300 personas, entre familiares, amigos y habitantes de Cuanacaxtitlán, marcharon esta tarde para exigir a los tres niveles de gobierno castigo a los responsables del feminicidio de Maricruz.

La marcha inició en la entrada de San Luis Acatlán, en el lugar conocido como el arco. Ahí se reunieron las personas con globos y vestimenta morada, pancartas y lonas.

Avanzaron hasta llegar al inmueble del Ayuntamiento de San Luis Acatlán, donde realizaron un mitin. Ahí hubo participaciones de pobladores de Cuanacaxtitlán.

“Maricruz era una mujer joven a la que le arrebataron tantas cosas, tenía tantas metas y sueños por cumplir y ahora es una de las que ha sufrido, por la que salimos a marchar hoy”, mencionó una de las oradoras.

Exigieron a las autoridades justicia para que el caso no quede impune. “No queremos que las autoridades se vayan a burlar de nosotros, queremos justicia”, agregó la oradora.

Reclamaron la espera y la lenta reacción de las autoridades, incluido el gobierno municipal, para buscar a Maricruz. No entienden, dijeron, por qué esperar 48 horas para iniciar una búsqueda.

“Sus 48 horas mataron a nuestra hermana Maricruz”, comentó alguien más.

Llamaron a las autoridades municipales y estatales a cambiar la manera en la que tratan y atienden a las comunidades indígenas. Cuanacaxtitlán es una comunidad na savi de San Luis Acatlán.

“Tienen que actuar de forma eficaz y real y no simulaciones de patrullas de policías tomándose fotos en cada esquina que no nos brinda seguridad”, comentó alguien más.

Los habitantes advirtieron que ellos tomarán medidas de seguridad, “aunque no es su trabajo”, debido a que las autoridades no atienden sus demandas ni les brindan seguridad.

Al finalizar el mitin dejaron pegadas las pancartas en el inmueble del Ayuntamiento.

Maricruz era originaria de Cuanacatitlán, tenía 26 años.

El 27 de marzo fue secuestrada por hombres armados mientras regresaba de su trabajo, acompañada de su cuñada.

En un tramo de la comunidad de Yoloxóchitl, un Tsuru blanco se le atravesó a Maricruz, la bajaron de su camioneta y la subieron por la fuerza al auto.

Desde ese momento no se supo más de ella, estuvo desaparecida cuatro días, hasta que el 31 de marzo hallaron su cadáver entre la comunidad de Yoloxóchitl y Arroyo Cumiapa.

Los primeros reportes establecieron que un individuo de nombre Manuel N, alías El Garrobo, habría asesinado a la joven, fue detenido tras ser entregado por sus propios familiares.

Hasta el momento ni las autoridades municipales ni la Fiscalía General del Estado (FGE) se han pronunciado por este caso, tampoco se sabe si hay más detenidos y si habrá castigo para Manuel N, el presunto responsable.

Acoso escolar, un problema que las autoridades escolares minimizan

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Óscar Guerrero (Archivo)

1 de abril del 2023

Chilpancingo

 

La primera vez que Anna se sintió insegura en una escuela fue en 2015, durante su primer año de facultad en la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro).

En ese primer año llevaba una materia obligatoria, llamada Pensamiento lógico, heurístico y creativo. Desde el principio notó que el maestro encargado repentinamente hacía comentarios incómodos hacia otras estudiantes.

«Siempre a las alumnas que él consideraba bonitas las veía de manera inadecuada en clase, también les hacía comentarios diciéndoles que se veían bien con la ropa que llevaban», recuerda.

De ese maestro ya había escuchado comentarios similares por alumnas de años más avanzados, pero nadie decía ni hacía nada.

«Las alumnas tenían miedo, cuando estamos en esa situación nos sentimos vulnerables, pensamos que nadie nos creerá y, en parte, es cierto. Muchas veces en la escuela no te dan la confianza suficiente para abordar estos temas, al contrario te cuestionan si hiciste algo para que el maestro tuviera esas actitudes contigo».

Anna acudía a clases de manera normal, cumplía con sus tareas y trabajos en tiempo y forma, porque comenzó a notar que ese maestro intentaba hacerle plática; le preguntaba de dónde era, si vivía sola, y eso le hacía sentirde incómoda.

«No es como que no podamos platicar con nadie, pero una siente cuando te dicen las cosas de manera como con otras intenciones».

El maestro de Anna era el líder de una de las corrientes políticas de su escuela, por lo que aprovechaba esta oportunidad para invitar a sus alumnas a supuestas reuniones escolares y de política.

De acuerdo con Anna, el maestro les pedía que le enviaran solicitud a su perfil de Facebook, porque en esa red social creaba los grupos para asignarles trabajos y darles información sobre la clase.

«Nos pedía que a la par de la solicitud le enviáramos un mensaje diciéndole de qué grupo y horario éramos. Hasta ahí vi todo normal, pero él comenzó a utilizar esto para enviarme mensajes a mí y a otras compañeras».

Le pteguntaba que cómo estaba, y cuando estaban de vacaciones solía escribirle de manera constante.

«Siempre escribía en manera de saludo, pero luego preguntaba otras cosas como que si había salido de vacaciones, y si no le contestaba enviaba muchísimos mensajes y reclamaba el por qué no respondía. Yo tuve que bloquearlo, porque me parecía incómodo y fastidioso».

Anna lo bloqueó la vez que la invitó a su cubículo con el pretexto de darle una supuesta información, pero le dijo algo que a ella no le gustó.

«La invito a que vaya a mi cubículo porque le voy a dar un regalo, a mí eso me dio miedo y jamás fui. Honestamente no le dije nada a nadie en su momento, más que a mis amigas cercanas. No sé, ni supe cuáles eran sus intenciones y prefiero que haya sido así».

Anna terminó su curso con normalidad, desde ese momento limitó su presencia en la facultad a estar y paticipar en clases, y entregar trabajos.

Su maestro no volvió a molestarla, y después de esa materia no tomó más clases con él.

En el 2020 vio en Facebook que algunas alumnas habían denunciado a ese maestro por acosador y misógino; le dio gusto que se atrevieran a hablar.

Aunque existió un denuncia formal por parte de las alumnas hacia dicho profesor, la solución que le dio la Uagro fue retirarlo de las clases frente a grupo y colocarlo como funcionario en la administración central. Es decir, nunca lo despidieron de la Universidad.

Este es sólo uno de tantos casos que se registran de acoso escolar en México, en Guerrero y en la Uagro.

El nombre de Anna fue cambiado por seguridad, aunque egresó hace unos años de su escuela, es una etapa de su vida que le incomoda recordar.

En Guerrero, en las últimas semanas salieron a la luz diversas denuncias colectivas de estudiantes; señalan de acoso sexual a maestros, directivos y alumnos.

Aunque las denuncias públicas trascienden, ninguna autoridad les ha puesto atención y parece no importarles el tema.

El caso más reciente es el del Instituto Tecnológico Superior de Tlapa.

El 16 de marzo, los estudiantes cerraron el plantel y comenzaron un paro estudiantil para exigir una auditoría a la institución e investigar a maestros y directivos acosadores.

A más de 15 días de dicha protesta su solicitud no ha procedido, por lo que actualmente mantienen un bloqueo carretero en las entradas principales de la ciudad.

El 30 de marzo pasado, la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) ofreció a las alumnas y a los alumnos que los docentes acusados de acoso sexual sean separados de manera provisional, mientras se desarrollan las investigaciones.

A través de un comunicado, las autoridades educativas informaron que este viernes pasado sostuvieron una reunión con alumnos, padres de familia e integrantes del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, quienes brindan acompañamiento a estudiantes del Tecnológico de Tlapa, para resolver la problemática que mantiene en paro a la institución desde hace dos semanas.

Esa información fue desmentida por los propios estudiantes, aseguraron que nunca llegaron a un acuerdo para destrabar el conflicto.

Casos similares se dieron en otras instituciones como la Uagro en el marco del Día Internacional de la Mujer, las estudiantes, a través de un tendedero, denunciaron a sus maestros y compañeros acosadores.

Una de las instituciones donde lo hicieron fue la preparatoria 9 Comandante Ernesto Che Guevara. Colocaron fotografías y carteles con denuncias de acoso y hostigamiento con nombres de alumnos, maestros y directivos de la institución.

Señalaron a alumnos y maestros de la Escuela Superior de Enfermería 1 y de la Preparatoria 1. Ambas escuelas ubiacadas dentro de Ciudad Universitaria Norte.

“El director es amigo de acosadores”, “Autoridades hacen oídos sordos, no encubran acosadores”, “No lo quites, te estamos observando”, son algunas de las frases que se leían en los tendederos.

Aquí están otras: «Maestro de la 9 invita a bailar a sus alumnas para conocerse más”, “El profesor de la 1, Francisco Javier Martínez, es un machista misógino, trata a las mujeres como objetos para los hombres”.

Otro caso grave en la Uagro ocurrió en la preparatoria 29 Emiliano Zapata, ubicada en Tixtla, donde descubrieron cámaras en los baños de estudiantes, hombres y mujeres.

Las alumnas, de manera particular, denunciaron que estas mini cámaras las localizaron desde el 23 de febrero; le exigieron al director de la preparatoria, José Francisco Calvo Hernández, una explicación, la cual, a más a de un mes de la denuncia, no han recibido.

Las autoridades universitarias sólo emiten comunicados, evitan responder los cuestionamientos de los reporteros y no informan sobre algunas investigaciones.

No hay datos oficiales ni un registro de acoso sexual en las escuelas.

Parece que las autoridades universitarias piensan más en las elecciones para elegir rector el próximo mes de mayo, porque es de lo que más se lee en los medios de la Uagro, que en la integridad de las alumnas.

 

Autoridades omisas para atender 16 casos de acoso sexual en escuela de Tlapa que lleva 15 días en paro

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan

02 de marzo del 2023

Chilpancingo

 

A 15 días de que 16 estudiantes del Instituto Tecnológico Superior de La Montaña (ITSM) denunciaron ser víctimas de acoso y hostigamiento sexual por parte de maestros, ninguna autoridad del gobierno de la morenista Evelyn Salgado Pineda los atiende y sanciona a los responsables.

El pasado 15 de marzo las estudiantes denunciaron públicamente, a través de una marcha la ciudad de Tlapa, la violencia que viven en su escuela; acoso sexual, agresión física, psicológica y verbal.

Desde ese día comenzaron un paro indefinido por tiempo indefinido y además mantienen tomada la escuela y van a regresar a clases cuando los maestros acosadores sean destituidos.

Las estudiantes acusan a la directora del ITSM Fredislinda Vázquez Paz por encubrir a los docentes agresores.

Entre algunas acciones que los y las estudiantes realizaron están un bloqueo en todos los accesos a Tlapa, en la carretera Tlapa-Puebla y la salida hacia Chilpancingo, donde colocaron un tendedero de pancartas de las principales demandas.

Este sábado primero de abril realizaron una marcha más por las calles de Tlapa y al grito de «Queremos profesores, no acosadores» y «Queremos directora, no solaparadora», terminaron su actividad con un mitin frente al ayuntamiento de este municipio.

En dicha protesta el Comité Estudiantil denunció que las autoridades ponen oídos sordos a sus peticiones.

Los estudiantes fueron acompañados por padres y madres de familia y organizaciones sociales que dan acompañamiento al movimiento estudiantil.

El pasado 29 de marzo las y los alumnas tenían agendada una reunión con funcionarios de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) pero éstos nunca llegaron.

A pesar de eso la SEG, mediante un comunicado, informó que se está atendiendo el problema.

Las y los estudiantes desmintieron el comunicado y dijeron que fueron plantados por el subsecretario de Educación Media y Superior, Marco Antonio Marbán Galván.

Por su parte, la directora del ITSM, mencionó en una entrevista en Tlapa que la SEG le ordenó que ella denunciara ante la Agencia del Ministerio Público a los 16 maestros.

«Pero es no es posible porque las víctimas no han dicho los nombres de los maestros», dijo la maestra.

 

 

 

 

Claman por justicia cientos de habitantes de Cuanacaxtitlán por feminicidio, ya van 31 mujeres asesinadas en tres meses

Claman por justicia cientos de habitantes de Cuanacaxtitlán por feminicidio, ya van 31 mujeres asesinadas en tres meses

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan 

02 de abril del 2023

Chilpancingo

 

Con gritos de justicia y castigo a los responsables, cientos de habitantes de la comunidad de Cuanacaxtitlán del municipio de San Luis Acatlán acudieron a darle el último adiós a Maricruz García Margarito quien después de haber permanecido cuatro días secuestrada fue hallada asesinada.

Con el caso de García Margarito de 26 años de edad suman 31 asesinatos contra mujeres en Guerrero en los primeros tres meses de este 2023 con presunción de feminicidio, asegura la Asociación Guerrerense contra la Violencia hacia las Mujeres (AGVM).

Maricruz regresaba de trabajar el 27 de marzo, conducía una camioneta e iba acomopañada de su cuñada.

En un tramo del poblado de Yoloxóchitl, un Tsuru blanco con tres hombres armados se le atravesó, la bajaron de su camioneta y la subieron por la fuerza al Tsuru blanco, desde ese momento no se supo más de ella.

Desde el momento de su desaparición, sus familiares y vecinos se organizaron para buscarla, y realizaron bloqueos en la entrada de San Luis Acatlán para exigir a las autoridades que se unieran a su busqueda.

Fue el 31 de marzo que el cadáver de Maricruz fue hallado entre las comunidades de Yoloxóchitl y Arroyo Cumiapa.

Extraoficialmente se habla de dos hombres que ya fueeron detenidos uno de ellos de nombre Manuel, alías el «Garrobo».

Sobre estos hechos, el gobierno que encabeza la morenista Evelyn Salgado Pineda y la Fiscalía General del Estado (FGE) han gusrdado hermetismo.

Este sábado se llevó a cabo el sepelio de Maricruz y entre gritos de «Justicia» «Nos falta Maricruz», «Todos somos Maricruz», recorrieron las calles de esta comunidad ubicada en la Costa Chica.

Maricruz no es el primer caso de feminicidio que ocurre en San Luis Acatlán en este año.

El 22 de marzo, Alma Delia Santos Vargas de 39 años, fue asesinada mientras trabajaba en una casa de materiales en Cuanaxcatitlán.

De acuerdo con información de medios locales, hombres armados entraron al local donde trabajaba Alma Delia y le dispararon.

Los familiares de Alma Delia, al enterarse de lo sucedido, acudieron al lugar, se llevaron el cadáver de Alma Delia, lo trasladaron a Azoyú sin esperar las diligencias de las autoridades.

Alma Delia era originaria de Azoyú, viajaba diario a su trabajo.

El mismo día que desapareció Maricruz, de reportó también la desaparición de Nancy Salazar Castillo, originaria de Yoloxóchitl.

Nancy sí fue localizada con vida después de tres día de su no localización.

La presidenta de la AGCVIM, Marina Reyna Aguilar, lamentó que la violencia contra las mujeres continue en aumento.

«Cuando se da esta violencia extrema, las autoridades deberían ver qué van a hacer, pero no hacen nada. Hay una apatía por parte de los tres niveles de gobierno, no hay una respuesta», mencionó Reyna Aguilar.

Reyna Aguilar llamó a las autoridades a que actuen de manera eficaz para evitar más violencia contra las mujeres

En ninguno de los dos feminicidos, ni en la desaparición que ocurrieron en este municipio, las autoridades se han pronunciado al respecto.

No se tiene información precisa respecto sl feminicido de Maricruz ni de Alma Delia.

El próximo martes 4 de abril, habitantes de Cuanacaxtitlán realizarán una marcha en San Luis Acatlán y en el ayuntamiento de este municipio protestarán contra el presidente morenista Adair Hernández por su falta de solidaridad para ordenar la inmediata búsqueda de Maricruz.

El cortejo fúnebre de Maricruz García Margarito, hallada sin vida el pasado 31 de marzo, ingresa al panteón de Cuanacacaxtitlán, municipio de San Luis Acatlán. Foto: Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.

 

Localizan asesinada a Maricruz, después de estar desaparecida cuatro días en San Luis Acatlán

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Especial 

Chilpancingo

 

A los cuatro días de que fue privada de su libertad presuntamente por hombres armados, la joven Maricruz García Margarito fue hallada asesinada entre las comunidades de Yoloxóchitl y Cuanaxcatilán, municipio de San Luis Acatlán, al mediodía de este viernes cuando sus familiares, amigos y vecinos tenían cerrada una vía para exigir a las autoridades su búsqueda y presentación con vida.

Fue durante el bloqueo que la familia conoció la noticia del hallazgo del cadáver de Maricruz. Lo hallaron en la comunidad de Yoloxóchitl, rumbo a Arroyo Cumiapa, en las cercanías de Cuanaxcatitlán, de donde ella residía.

Los primeros reportes establecen que un individuo de nombre Manuel N alías El Garrobo, que habría sido el asesino de la joven, fue detenido tras ser entregado por sus propios familiares.

El grupo de manifestantes que exigían la búsqueda de la joven desbloquearon la carretera Yoloxóchiltl-Cuanaxcatitlán al saber la noticia.

El alcalde de San Luis Acatlán,  Adair Hernández Martínez, confirmó el hallazgo del cadáver de Maricruz.

“Se están haciendo las diligencias, todavía no tenemos mucha información; la hallaron sin vida (a Maricruz)”, mencionó Hernández Martínez.

Fotografía de Maricruz Garcís Margarito, obtenida de redes sociales

Maricruz  desapareció el 27 de marzo cuando salía de su trabajo acompañada de su cuñada en una camioneta rumbo a su pueblo, Cuanaxcatitlán.

En Yoloxochitl, un Tsuru blanco, en el que viajaban tres hombres armados, se le atravesó a la camioneta en que iba Maricruz, la obligaron a bajar y después se la llevaron por la fuerza.

Los hombres que se llevaron a Maricruz nunca se comunicaron con su familia para pedir algún rescate, según versiones de las autoridades del municipio.

Desde ese momento no se volvió a saber de ella y su ficha de búsqueda por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE) fue boletinada desde hace tres días.

Sus familiares realizaron bloqueos para exigir a las autoridades agilizaran su búsqueda.

El mismo día que desapareció Maricruz, se reportó que Nancy Salazar Castillo, originaria de Yoloxóchitl también había desaparecido  el 27 de marzo.

Nancy fue localizada con vida ayer por la tarde, en Cuanaxcatitlán, se desconoce en qué condiciones apareció. Ayer por la noche Nancy estaba rindiendo su declaración en la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) en San Luis Acatlán, en la región de la Costa Chica.

Durante el primer bimestre de este año, 23 mujeres han sido asesinadas en Guerrero con presunción de feminicidio, señala el Asociación Guerrerense contra la Violencia hacia las Mujeres.

La Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Polícia Comunitaria (CRAC-PC), apoyan en las labores de búsqueda de Maricruz
Salir de la versión móvil