El pozole y el mezcal reúne a un ex gobernador, un ex alcalde, la presidenta municipal y un obispo disgustados

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Amapola Periodismo

Chilpancingo

21 de septiembre del 2021

Apenas se levantaron de sus sillas el ex gobernador priista Héctor Astudillo Flores y la alcaldesa morenista de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández Martínez, cuando se escucharon las porras primero para él, luego para ella.

Ambos convivieron en una mesa con el ex alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva; el ex candidato a la gubernatura de la alianza PRI-PRD, Mario Moreno Arcos; el obispo emérito Salvador Rangel Mendoza y el obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, José de Jesús González Hernández.

Estos seis personajes con diferencias políticas que ellos mismo han hecho públicas, estuvieron juntos en una mesa donde comieron pozole y bebieron mezcal; era en un salón del atrio de la iglesia de San Mateo, en el barrio en el Chilpancingo con el mismo nombre, donde celebraron a este santo. Cada año lo festejan y asisten las autoridades del municipio y del estado.

La gobernadora Evelyn Salgado Pineda anunció que asistiría, pero de última hora canceló. Asistió a la homilía en honor San Mateo su madre, María de Jesús Pineda, quien en unos momentos se cruzó con la alcaldesa.

Terminó la misa y la alcaldesa fue la primera que llegó al salón donde ya estaba lista una mesa. La acompañada su esposo Diego Omar Benigno González, con quien aparece en videos y fotografías de una reunión que tuvo con un hombre armado, a quien la Fiscalía General del Estado (FGE) identificó como Celso Ortega Jiménez, líder de la organización criminal de Los Ardillos. Desde entonces es relegada de los actos públicos de la gobernadora.

Antes de que ingresara al salón, Hernández Martínez fue abordada por un reportero.

–¿Ya compareció otra vez a la Fiscalía (General) del Estado, a la Fiscalía General de la República?, –le preguntó.

–No, no me han llamado. Ya fui una vez y declare, –respondió a la vez que apresuraba el paso.

En el salón había unas 40 mesas con gente comiendo. En el segundo piso del edificio religioso estaban decenas de comensales. Las mujeres encargadas de llevar las cazuelas con pozole, café y pan se abrían paso entre la gente.

Los mayordomos de la fiesta religiosa dieron órdenes para que a la alcaldesa le dieran un trato especial.

La edil autorizó el pago de las obras de la remodelación de la iglesia y también la contratación de grupos musicales que amenizaron el baile de ayer por la noche.

La alcaldesa y su esposo apenas se habían sentado cuando llegaron el obispo de la diócesis y el obispo emérito, quienes fueron invitados a acompañarlos.

Rangel Mendoza ha declarado a reporteros que existe el video en el que aparece la alcaldesa con el líder de Los Ardillos dura 40 minutos. El obispo emérito y la alcaldesa no se saludaron de mano, pero sí conversaron.

El obispo emérito ha aceptado en declaraciones a reporteros tener relaciones con líderes de organizaciones criminales, según expuso, para pacificar el territorio.

En el otro extremo del salón del atrio religioso, estaba los priistas, el ex gobernador Héctor Astudillo Flores, quien degustaba un pozole y mezcal con Mario Moreno y el ex alcalde interino de Chilpancingo, Jesús Tejeda Vargas.

Marco Antonio Leyva Mena, también priista y ex alcalde de Chilpancingo, quien ene su administración tuvo diferencias políticas marcadas Astudillo Flores, estaba en otra mesa. Los dos se toparon en el atrio de la iglesia y no cruzaron palabra.

En la misa en honor a San Mateo coinciden la alcaldesa Norma Otilia Hernández con María de Jesús Pineda, madre de la gobernadora Evelyn Salgado. La alcaldesa y la gobernadora están distanciadas desde la filtración de los videos.

Leyva Mena no le perdona a Astudillo Flores, que siendo gobernador, promovió ante el Congreso local, a través de los diputados priistas su revocación de mandato por una alerta sanitaria por la acumulación de cientos de toneladas de basura en las calles de la ciudad.

Por separado, ambos, Astudillo y Leyva, fueron invitados a la mesa de la alcaldesa y los dos obispos.

El primero que llegó a la mesa fue Leyva Mena. Astudillo, al parecer, no quería sentarse junto al ex alcalde y a la actual alcaldesa, pero un enviado del obispo emérito lo convenció.

Astudillo Flores se sentó a un lado de Rangel Mendoza, a quien saludó de mano al igual que a Hernández Martínez y al obispo González Hernández.

Aun cuando estaba tan cerca, Astudillo y Leyva ni cruzaron la mirada.

El ex gobernador pidió que se uniera al grupo Moreno Arcos, quien fue el secretario de Desarrollo Social en su gobierno y lo impulsó a la candidatura a la gubernatura.

Al parecer, las copitas de mezcal que bebieron los seis hicieron que el ambiente entre ellos se relajara, al grado de que la reunión se prolongó más de dos horas.

En la despedida, sólo cinco se tomaron la fotografía del recuerdo. Leyva Mena se levantó y se retiró sin despedirse.

A la salida del salón, simpatizante de Astudillo Flores le echaron porras, pero lo funcionarios municipales y trabajadores del Ayuntamiento de Chilpancingo no se quedaron atrás y corearon el nombre de Norma Otilia, la alcaldesa.

Esta imagen corresponde al momento en que los políticos enemistados comparten la misma mesa en la celebración de San Mateo.

Homenaje cívico en el recinto del Ejecutivo fue convertido en mitin de apoyo a la gobernadora

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Oficial / Portada

Chilpancingo

El homenaje cívico correspondiente a agosto realizado por el Poder Ejecutivo se convirtió en un mitin de apoyo a la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, después de varios hechos de violencia en las últimas semanas y señalamientos en su contra por no contenerla.

En la explanada del Recinto del Poder Ejecutivo cientos de trabajadores del gobierno estatal corearon:
«¡No estás sola!», «¡No estás sola!», “¡No estás sola!». Cada primer lunes del mes la administración estatal realiza esta actividad y los servidores públicos de las oficinas centrales son reunidos en este lugar.

En otro punto de la ciudad, en la colonia Los Ángeles, en un ataque armado asesinaron a cuatro personas, tres de ellos trabajadores del transporte público; también fue incendiada una unidad de la ruta Los Ángeles-Mercado.

Fotografia: Oscar Guerrero

Salgado Pineda durante su participación en el homenaje mencionó de «la existencia de voces que desde la clandestinidad, ocultos en investiduras, algunas con pasados políticos marcados por la corrupción y a través de medios cuestionables, intentan descarrilar la administración que encabeza en Guerrero la primer mujer gobernadora».

La gobernadora mencionó que su administración «camina por la ruta correcta, aunque haya grupos que no se encuentran conformes con el avance».

“Como la primera mujer en gobernar este estado hago frente a diferentes voces; algunas desde la obscuridad y sin sustento, que con perversión, con calumnias y con ofensas buscan engañar a un pueblo informado, se trata de voces que desde la clandestinidad intentan desvirtuar nuestros esfuerzos, con especial nostalgia por los privilegios ostentados en el pasado”, agregó.

Los ataques en su contra y la violencia en Guerrero, dijo la gobernadora, son para detener los trabajos que emplea en el combate a la impunidad y la corrupción.

“Ni medios cuestionables ni personajes oscuros cobijados en investiduras, ni figuras políticas con pasados plagados de corrupción van a detener el avance de la cuarta transformación”, dijo Salgado Pineda.

Al término de su mensaje, cientos de trabajadores presentes en la explanada de la sede del Recinto Oficial del Poder Ejecutivo gritaron las consignas en su apoyo.

Al homenaje asistieron las figuras políticas de los cargos más importantes de Guerrero, quienes también aplaudieron a Salgado Pineda su mensaje.

Ellos son el presidente del Poder Judicial del estado, Raymundo Casarrubias Vázquez; la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso local, Yenelly Hernández Martínez; la presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso (Jucopo), Yoloczin Domínguez Serna y el senador y padre de la gobernadora, Félix Salgado Macedonio.

En un mensaje a través de sus redes sociales, Salgado Macedonio dijo que son «fuerzas obscuras» las que buscan desestabilizar el gobierno de su hija.

Para la alcaldesa de Chilpancingo, la morenista Norma Otilia Hernández Martínez, son poderes fácticos los que intentan desestabilizar su gobierno.

Fotografía: Oficial

Ni la gobernadora ni el senador ni la alcaldesa mencionaron nombres de quienes representan esas fuerzas oscuras o poderes fácticos en Guerrero.

Durante su conferencia de prensa matutina de este lunes, la alcaldesa comentó que lo que pasa ahora en Chilpancingo «es lo mismo que se ha venido registrando durante las últimas administraciones».

“¿Qué está pasando en mi municipio? Lo que ha pasado durante muchos años, obviamente lo dije, como gobierno nos toca la prevención del delito, los ciudadanos saben que hay otros delitos del índole federal”, digo y enseguida agregó que la situación de violencia también ocurre en otros municipios de la entidad.

Hernández Martínez también se deslindó de la falta de transporte en en la capital, que no se regulariza desde el 8 de julio que sucedieron varios ataques contra taxistas y que dejó un saldo de cuatro choferes asesinados y cinco unidades incendiadas.

“Estamos hablando del tema del transporte y esto no me corresponde. No es algo que yo evada, por supuesto, pero, ¿cómo decir algo que yo no tengo la información?», mencionó la alcaldesa.

Agregó que al gobierno municipal no les compete el tema de investigación o persecución del delito, pero sí la prevención que tampoco evitó los hechos violentos.

 

«Dialogar no es pactar», dice alcaldesa de Chilpancingo sobre su reunión con presunto líder criminal

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Oscar Guerrero

Chilpancingo

Después de los hechos violentos de este fin de semana en Chilpancingo, donde hubo cuatro asesinados y cuatro unidades de transporte públicas calcinadas, la alcaldesa Norma Otilia Hernández Martínez dijo que el asunto es un «golpeteo político», y que la seguridad de la ciudad ya la lleva la Secretaría de Seguridad Pública de Guerrero (SSP).

Sobre la reunión que la alcaldesa tuvo con el presunto líder de un grupo criminal de la región Centro, la alcaldesa comentó que «dialogar no es pactar».

«Yo les quiero decir que todo esto es un golpeteo político de mis adversarios y de personas que han perdido sus privilegios por la lucha que hemos emprendido contra la corrupción, ese es el origen de todo esto», dijo durante su conferencia de prensa matutina de los lunes.

La hechos de violencia comenzaron después de que circularon unas imágenes donde Hernández Martínez está reunida con un hombre, que presuntamente es líder de un grupo criminal.

Sobre esas imágenes, la alcaldesa se negó a dar nombres y lugar del encuentro.

«Yo quisiera darles toda la información, pero ya nos pusimos a disposición de la Fiscalía (General) de la República y mis abogados me recomendaron no dar más información».

Sobre su ausencia este fin de semana a la vez que ocurrían los hechos delictivos, la edil mencionó que el sábado acudió personalmente a la Ciudad de México, a la Fiscalía General de la República (FGR) para entregar un oficio en el que se pone a disposición para ser investigada.

Hernández Martínez agregó que no pedirá licencia al cargo y «tampoco cederé a presiones externas».

Dijo que esperará a que la FGR inicie la investigaciones y que depende del transcurso de las mismas dependerá si pide licencia o no.

«Todo lo haremos conforme a la ley, ya hasta el presidente lo dijo, conforme avancen las investigaciones se verá el tema de la licencia, pero hasta el momento es solo una foto y cartulina en la que se me menciona, yo no tengo pacto con nadie», agregó.

Tlacolol – La biblioteca del Congreso, un monumento de la corrupción

Esta historia bien la podríamos resumir con un dicho, “biblioteca que se construye chueca jamás se endereza”.

Sí, hablamos de la construcción de la biblioteca del Congreso de Guerrero que para cuando concluya –si es que algún día la concluyen– será un monumento… a la corrupción.

Les contamos, de entrada, esta construcción ya se presupuestó en dos años consecutivos. ¡Que alguien nos explique!

La primera vez fue en 2022, en el Presupuesto de Egresos del gobierno del estado, en el anexo 21-A, al Congreso del Estado le asignaron cinco millones de pesos para un “cercado perimetral” y otros 20 millones para la construcción de “instalaciones comunes, biblioteca, salón de reuniones, salón de plenos, estudio de grabación, oficinas de atención, servicio médico, sindicato, equidad de género y transparencia”.

Este dinero lo asignaron del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF), un rubro que de acuerdo con la Ley de Coordinación Fiscal está destinado principalmente para el “saneamiento financiero”, es decir, para amortiguar deuda pública, sanear el pago de pensiones, modernizar sistemas de recaudación locales, y registros públicos de la propiedad y del comercio local, o catastros.

También este fondo debe utilizarse para proyectos de investigación científica y desarrollo tecnológico, sistemas de protección civil, apoyo a la educación pública, y para apoyar proyectos de infraestructura concesionada en donde se combinan recursos públicos y privados.

Acá la primera irregularidad, utilizaron un fondo que no es para construir obras pública, pero sobre todo es una incongruencia en un estado como Guerrero donde su crisis financiera es tan profunda como su corrupción, con una deuda pública casi impagable, con constantes protestas de adultos mayores por sus pensiones, sin apoyo a la investigación científica y con una infraestructura educativa paupérrima.

¿A poco para Guerrero es prioritario una biblioteca para las diputadas y los diputados? ¿De qué privilegios gozan?¿Leerán? (Sería bueno preguntarle cuáles son sus tres libros que han marcado su vida, así como a Quique Peña, ya nos imaginamos qué barbaridades responderían).

La segunda vez que presupuestaron la construcción de la biblioteca fue en el Presupuesto de Egresos de este año. Esta vez le asignaron a la Secretaría de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Ordenamiento Territorial 15 millones de pesos para la “terminación del edificio de la biblioteca del Congreso del Estado”, pero ya no con dinero del FAFEF, sino en el rubro de Inversión Estatal Directa (IED).

Hagamos la suma. Entre 2022 y 2023 le han presupuestado 40 millones de pesos a la construcción de la biblioteca.

En el primer año fueron en total 25 millones y, ¿qué creen?, la obra está tirada, ni siquiera le han pegado un tabique. Ni uno solo.

¿Qué hicieron con esos 25 millones de pesos? ¿A poco no les alcanzó? Pues, no.

El 22 de diciembre, la gobernadora, la morenista Evelyn Salgado Pineda, junto con su papá, el jefe del clan, el senador de la República, Félix Salgado Macedonio, dieron el banderazo para la segunda etapa de la construcción de la biblioteca.

Esa vez, la gober anunció un presupuesto de 20 millones, que se supone se tuvo que ejercer en 2022, pero resulta que desde ese día la obra sigue botada o sólo que con el clan de los Salgado se esté instaurando un nuevo modelo de ejecución obras públicas: se dan los banderazos de obras en 2022 con presupuesto de 2023.

Del anuncio de la gober, la presidenta de la Jucopo, Yoloczin Domínguez Serna, aclaró que de esos 20 millones de pesos ya se habían gastado nueve millones 600 mil pesos en la demolición y cimentación. Sí. ¡Nueve millones 600 mil pesos para derrumbar el edificio!

Hagamos las cuentas: si inicialmente teníamos 25 millones y se gastaron casi 10 en la demolición, entonces, nos quedan 15 melones. ¿Dónde están esos 15 millones? ¿Dónde está el “cercado perimetral”? ¿Quién se los quedó? ¿Qué hicieron con ellos? ¿Quién va dar una explicación? ¿O están esperando a que se olvide el asunto? ¿No es un subejercicio?

Pero volvamos al inicio, “biblioteca que se construye chueca jamás se endereza”.

La construcción de una nueva biblioteca en Congreso de Guerrero nunca fue una necesidad, más bien fue un capricho (o negocio) de El Reyecito, el ex coordinador de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), el morenista Alfredo Sánchez Ezquivel.

Sin ningún argumento técnico, El Reyecito se empecinó para que demolieran la biblioteca y construyera una nueva.

En dos dictámenes, la Secretaría Protección Civil determinó que no era necesaria la demolición del edificio pese a los daños provocados por el sismo de septiembre del 2021 y otros imperfectos.

Aún así, El Reyecito insistió en que la demolieran, es decir, quería una obra y maniobró para que la realizara la empresa de Servando de Jesús Salgado Guzmán, un personaje que en la pasada legislatura fue diputado por el PT, luego de Morena y terminó en la bancada del PRD e intentó reelegirse por el PAN.

¿Por qué El Reyecito insistió en que la obra la construyera la empresa de Salgado Guzmán? ¿Qué intereses tenía en la demolición y construcción de una nueva biblioteca? ¿Qué le ofrecieron?

Con el nuevo relanzamiento de la obra, la cosa no deja de ir chueca, hasta ahora la secretaria de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial, Irene Jiménez Montiel, ha omitido informar quién ganó la licitación de la obra, tampoco si la dependencia a su cargo ya cuenta con los dictámenes, permiso o licencia de bancos de materiales (excavaciones donde se extraen grava, piedra y arena), así como los derechos de propiedad que expiden las autoridades del municipio como lo establece la Ley de Obras Públicas y sus Servicios número 266.

En todo este enredo, el colmo sería que la obra siga en manos de la empresa de Salgado Guzmán o ¿se atreverán a asignarla a una de las empresas de la familia de El Chicle, el coordinador general operativo de la Oficina de la gobernadora, Rubén Hernández Fuentes? Sólo es una pregunta, con eso que nos cuentan que es el mero mero que palomea las obras.

Esta triste historia por supuesto no termina aquí, va para largo. ¿Qué creen? La Auditoría Superior de la Federación (ASF), nos cuentan, ya inició una investigación de todo este desmadre. Así que atentos.

CHIRRIONAZO.- El miércoles 4 de enero en la mañana, la alcaldesa de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández, mejor conocida como “Norma Pachangas” echó la casa por la ventana con dinero del erario público para festejarle a un grupo numeroso de periodistas de Chilpancingo, porque supuestamente era su día. Pero mientras la edil repartía regalos y pagó el desayuno a sus aduladores (periodistas), la gente de las colonias siguen sufriendo la falta del servicio de agua potable porque la CFE le cortó el suministro de energía eléctrica nada más ni nada menos porque no pagan. Así de ese tamaño se las gasta la alcaldesa que pretende brincar a otro cargo en el 2024.

Colaboración especial en Amapola periodismo de sus brothers, sus panas, hermanos, su sangre y su clicka: Arturo de Dios Palma, Emiliano Tizapa Lucena y Jesús Guerrero Salgado. eltlacololcolumna@gmail.com Aquí nos pueden enviar sus comentarios y chismesitos.

 

*Tlacolol es una columna satírica que cuestiona los hechos y dichos de lo que acontece en Guerrero. La opinión vertida en esta columna es responsabilidad de sus autores. Agradecemos el espacio a Amapola Periodismo por respetar la libertad de expresión y no censurar nuestras opiniones e interpretaciones.

Tlacolol – Raymundo Casarrubias, un político de medio pelo ahora enquistado en el Poder Judicial por gracia de los Salgado

Lo que dijo hace unos días el presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del estado, Raymundo Casarrubias Vázquez, de que el ex gobernador Ángel Aguirre Rivero lo apadrinó para que el Congreso de Guerrero lo designara como magistrado en 2013 develó la falta de autonomía que desde siempre ha imperado en el Poder Judicial, donde, además, la corrupción galopa libre como el viento.

Vale la pena recordar aquellos tiempos en el que el ex priísta, perredista, ¿y ahora morenista?, fue ungido.

Es que Casarrubias Vázquez era magistrado de la tercera sala penal regional de la Ciudad Judicial de Iguala cuando ocurrió la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en 2014.

En ese momento la presidenta del Poder Judicial era Lambertina Galeana Marín, otra incondicional de Aguirre y por supuesto del entonces secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo, quien era magistrado con licencia y que en 2001 fue inhabilitado por el Congreso local por haber dejado libre a un secuestrador, aunque tres años después la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó su reinstalación.

La magistrada Galeana Marín, hoy en retiro, figura en la lista de los implicados penalmente por el caso de los 43, por la desaparición de los videos que capturaron cámaras de seguridad la noche del 26 de septiembre cuando policías e integrantes de Guerreros Unidos bajaron de un autobús a 20 estudiantes a quienes se llevaron en varias camionetas.

Según la investigación que hizo el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), y que tiene en sus manos la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa, estos videos fueron grabados por las cámaras que tienen las instalaciones de Ciudad Judicial.

La pregunta es ¿acaso Casarrubias Vázquez no sabía nada de esos videos? Lo más seguro es que sí, aunque cuando le preguntaron en septiembre de este año afirmó que el TSJ ya no tenía nada que aportar a la investigación porque los videos se perdieron.

Pero bueno, como premio a su silencio, Casarrubias Vázquez contó con el aval del clan de los Salgado, la gobernadora Evelyn Salgado Pineda y el influencer y senador, Félix Salgado Macedonio, para que las y los magistrados lo designaran como presidente del Poder Judicial y obviamente del Consejo de la Judicatura en noviembre del 2021.

El recomendado del polémico jurista, Eduardo López Betancourt, ahora está plenamente empoderado del Poder Judicial, pues manda a sus compañeros y compañeras magistrados y seguramente maneja a su antojo el dinero del Fondo Auxiliar para la Administración de Justicia.

Abogados de Chilpancingo, como Carlos Marx Barbosa Guzmán,  aseguran que parte de los recursos de ese Fondo Auxiliar siempre ha servido para que los magistrados se lo repartan como bono navideño, aparte de otras canonjías que reciben periódicamente.

Desde hace años, se ha pugnado porque el Congreso local reforme al Poder Judicial de Guerrero, donde siempre se ha manejo nada claro el presupuesto, existe nepotismo y corrupción con la complacencia de los titulares de los poderes Ejecutivo y Legislativo.

Si con la llegada al gobierno estatal de la Cuarta Transformación, la sociedad civil pensaba que en el Poder Judicial las cosas iban a cambiar, efectivamente, se equivocaron.

Los magistrados seguirán teniendo el privilegio de permanecer en el cargo cuatro años y luego una reeleción, es decir, ocho años más, o sea 12 años seguidos como verdaderos caciques.

Por eso Casarrubias Vázquez resultó todo un vivillo. Primero se congració con el perredista-priísta Ángel Aguirre Rivero para que el Congreso lo designara magistrado. Luego en el 2017, con la propuesta del priísta gobernador, Héctor Astudillo Flores, los diputados locales lo reeligieron ocho años.

En el caso del ex gober Astudillo vale la pena hacer un paréntesis. Y es que en el 2021, ya casi de salida, el mandamás actual del PRI estatal, designó como magistrados del Poder Judicial y de Justicia Administrativa a sus amigos y compañeros de partido: Luis Camacho Mancilla, Ignacio Javier Murguía y el ex presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Ramón Navarrete Magdaleno como magistrados regionales de justicia administrativa.

También a Benjamín Gallegos Segura, otro cuate de Astudillo y que su único mérito es que durante varias legislaturas locales fue el Oficial Mayor del Congreso, fue nombrado magistrado de una sala penal regional.

Además, Gallegos Segura cobró notoriedad a nivel nacional cuando en la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, el subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja, lo acusó de haber ordenado la liberación del presunto narcotraficante Edilberto Bravo Barragán, alías «El Gavilán», porque supuestamente no había pruebas de su culpabilidad en un secuestro.

Y si como nosotros creían que no era el único caso, le acertaron. Al menos otros dos casos de funcionarios del Poder Judicial  fueron exhibidos en la mañanera del presidente por Mejía Berdeja, por aplicar mal la justicia en Guerrero, o aplicar la (in) justicia que están acostumbrados.

Por cierto, como buen político de la vieja guardia, Raymundo Casarrubias logró que la gobernadora Evelyn Salgado Pineda le autorizara mayores recursos para el pago de un retroactivo salarial a los trabajadores. Y es que el empoderado magistrado amenazó a los Salgado con hacerse menso si los trabajadores paraban labores en los 18 distritos judiciales de Guerrero, lo que generaría un caos legal.

Pues así, los inexpertos Salgado doblaron las manitas por no decir otra cosa que sonaría a albur. Así va de mal en peor la justicia en Guerrero. Totalmente ciega.

Casarrubias Vázquez, quien siempre luce un bigote muy bien recortadito, de lente obscuro y guayabera blanca, sus inicios se remontan a su carrera política perdedora de Chilapa, de donde es originario.

En Chilapa, político de medio pelo, prepotente ya desde aquel entonces, en 2008 ya aspiraba a convertirse en un cacique, aunque perdió la elección contra el priísta, Sergio Dolores Flores, quien fue asesinado en 2020.

También su hermano, en la eleccion 2012, Jorge Casarrubias Vázquez, compitió por la presidencia municipal de Chilapa, quien corrió con la misma suerte y perdió.

Ya  cuando la cosa quemaba en Chilapa, en 2015, con la irrupción de hombres armados que duró siete días, Jorge Casarrubias intentó nuevamente ganar la alcaldía, pero como venía la cosa,  decidió negociar ser candidato a diputado local, lo que también la perdió.

El sueño frustrado de los Casarrubias Vázquez por gobernar Chilapa tomó otro rumbo ya con Aguirre Rivero, quien por apoyar su campaña le dio el espaldarazo en los inicios de su cacicazgo dentro del sistema de justicia del estado.

 

Chirrionazo. Resulta que uno de los catrincitos del gobierno de la familia Salgado, Jesús Urióstegui amenazó e intimidó a la compañera reportera Alina Navarrete luego de que esta le tomó unas fotografías durante una reunión que tuvo el Jefe de la Oficina de la gobernadora con jóvenes morenistas que promueven a la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, para la candidatura presidencial. Es el colmo que además de violadores de las reglas electorales, violenten la libertad de información y expresión. Con esos asesores ya sabemos por qué las malas decisiones de Evelyn.

 

Colaboración especial en Amapola periodismo de sus brothers, sus panas, hermanos, su sangre y su clicka: Jesús Guerrero Salgado, Arturo de Dios Palma y Emiliano Tizapa Lucena.

 

 

*Tlacolol es una columna satírica que cuestiona los hechos y dichos de lo que acontece en Guerrero. La opinión vertida en esta columna es responsabilidad de sus autores. Agradecemos el espacio a Amapola Periodismo por respetar la libertad de expresión y no censurar nuestras opiniones e interpretaciones.

Tlacolol – Zeferino rompe con los Salgado y les da con todo

Una aparición desde las catacumbas alteró a casi toda la fauna política de Guerrero.

La tarde del jueves comenzó a circular por las redes sociales y portales de noticias un video que protagoniza el ex gobernador Zeferino Torreblanca Galindo.

El videíto causó revuelo porque al político de izquierda-centro-derecha (según le convenga) se le fue la lengua. Se echó al plato a la élite gobernante del momento comenzando por los principales integrantes del clan de los Salgado: la gobernadora Evelyn Salgado Pineda y, su papá, el senador de la República, Félix Salgado Macedonio; la alcaldesa de Acapulco, Abelina López Rodríguez; la presidenta de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso del Estado, Yoloczin Domínguez Serna, y hasta al caciquito de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), Javier Saldaña Almazán.

Todos reaccionaron, unos medios ardillas, otros con ocurrencias, y unos más armando una campaña negra, sí, con dinero público.

Con la alcaldesa de Acapulco, Zeferino se dio vuelo. No tuvo piedad. Se fue con todo: dijo que la morenista no sabía gobernar, que no entendía nada de lo que era la administración pública. Que no se preparó para gobernar y que tenía al puerto hecho “una pocilga”, “un retrete”.

No mintió. Acapulco es un verdadero desmadre. Un tiradero por donde sea y donde casi nada funciona, de verdad casi nada funciona. La ciudad está sucia, incluso, hasta la zona turística que, se supone, es de donde se sostiene. Y en corrupción ni hablamos: son muchas las denuncias donde policías y tránsitos extorsionan a pobladores y turistas con total libertad. De la violencia ni se diga: la ciudad está sumida en la desesperanza.

En el video, el camaleón de la política le dio mero al clavo con el caciquito de la Uagro: su riqueza. El ex gobernador dijo que Saldaña Almazán era el rector más rico del país (así rector, no ex rector).

No es la primera vez que cuestionan a Saldaña la vida que adquirió tras haber ganado la rectoría. Vamos al 2018, cuando otro ex gobernador, Ángel Aguirre Rivero, escribió en sus redes sociales: “¿Cómo un rector de una Universidad tan pobre como la nuestra puede comprar caballos de dos o tres millones de pesos? La Universidad Autónoma de Guerrero debe ser sometida a una minuciosa auditoría, que se investiguen las propiedades del Rector Javier Saldaña y se conocerán muchas cosas”.

¿Ya se acordaron?

Sí, sí, ahorita van a decir que ni Zeferino ni Aguirre Rivero tienen la calidad moral para andar acusando corrupción ni enriquecimiento. Tienen toda la razón. Estos dos tienen la cola larga, pero ambos tienen información que nosotros no.

Otro que había criticado a Saldaña es su nuevo aliado, el jefe del clan de los Salgado, el cacique millennials, el que se cree influencer y youtuber, cuando recibió su constancia de senador electo:

“No puede ser que haya un pueblo pobre con un gobernante rico, ni puede ser que haya una Universidad pobre, donde se rechazan a los jóvenes estudiantes, con un rector rico, tampoco se puede”, dijo y a los dos días ya estaba fumando la pipa de la paz con Saldaña.

Como dice el viejo y conocido refrán: “cuando el río suena, agua lleva”. O dicho más claro: cuando con tu sueldo de rector te alcanza para construir casonas en Santa Bárbara, en Acapulco y quien sabe dónde más, puedes transformar tu rancho Yahuilingo y además te alcance para remodelar la plazoleta y techar y construir gradas a la cancha de tu pueblo, hay que investigar.

Pero seguimos contándoles todo lo que provocó Zeferino con su escapadita de las catacumbas. Viene lo mero bueno, no se vayan.
Esto dijo del clan de los Salgados:

(Se lo ponemos completo porque ya no lo hallará por ningún lado, léanlo y ahorita les decimos quién lo mandó a borrar y cómo)

“Cómo podemos exigirle a la gobernadora cuando nunca ha tenido la capacidad. Fue puesta porque a Félix no lo dejaron llegar de gobernador y quien gobierna Guerrero es Félix. ¿Estoy diciendo una falta a la verdad? ¿Estoy ofendiendo a la gobernadora? Es grave la curva de aprendizaje de la gobernadora, porque nos costará a todos los guerrerenses. No entiende lo que es la administración. ¿Eso es estar en contra de ella? ¿Eso es ser grosero? Esa es la realidad, es pura simulación. Y la culpa la tiene el de arriba como el de abajo. Esto no tiene nada que ver con su gracia, que es más simpática que su papá porque gobernar Guerrero es cuando te salen 20 muertos en San Miguel Totolapan. Es cuando te sale la realidad de este estado ingobernable. Y sobre todo un estado que lo tiene controlado el presidente de la República. Que no tiene recursos y los recursos son las migajas que le entregan a los ciudadanos. Yo la quiero, me cae bien, pero no tengo que ser un simulador y adulador como los otros ex gobernadores.

Son dos círculos (en el gobierno), el círculo grande de Félix y los círculos chiquitos, el de los jóvenes, y ahí está involucrado ya saben quien…la pareja sentimental de la gobernadora, pero son tan torpes que aparece en toda las dependencias del gobierno, no tiene ningún mínimo conocimiento de la administración. Ya hablaremos…hay grabaciones y hay elementos”.

Lo que dijo Zeferino es la vox populi, lo que todos comentan y lo que todos saben: que Félix está bien atravesado en el gobierno de su hija.

Todos los días alienta esa percepción: un día anuncia nombramientos de funcionarios, el otro reprende a secretarios, luego les ordena en público y, la mayoría, dice que para llegar a un acuerdo en este gobierno es inevitable dialogar con Félix.

Incluso en este año de gobierno, Félix ha retado la autoridad de su hija, en público la ha contradicho.

También dijo otra verdad que dentro del gobierno ya hay dos grupos, el de Félix y el que encabeza la gobernadora junto con los catrincitos, su jefe de oficina, Jesús Urióstegui y el director del Poder Ejecutivo, Rubén Hernández Fuentes.

Aquí sí nos detenemos, porque tenemos una intriga muy grande. ¿Será uno de los catrincitos la pareja sentimental de la gobernadora que dijo Zeferino? ¿Será Rubén? ¿Quién será?

Lo que nos contaron fue que el propio Félix le presentó a ese empresario constructor que estaba bien puesto para apoyarlos en la campaña. Desde ahí, nos dicen, la gobernadora y el susodicho se flecharon, fue amor a primera elección, perdón a primera vista.

Pero ahora, nos dicen, Félix se anda arrepintiendo porque su hija ya no sólo lo escucha a él, también a su pareja que, como lo dijo Zeferino, anda metido en todo y no se le despega.

Lo delicado en todo esto, nos dicen, es que “la pareja sentimental” es el mero mero en las asignaciones de obras públicas, incluso, por arriba de Irene Jiménez Montiel, la secretaria de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Ordenamiento Territorial.

Pues ojalá pronto anuncien su boda, como que ya falta una pachanga (menos en Chilpancingo).

Otra intriga: ¿qué motivó a Zeferino salir con la vara desenvainada?, ¿Anda enojado por algo? ¿Le prometieron algo y no le cumplieron? Porque hay que recordar que todo su equipo anduvo en la campaña de Félix y luego en la de la gobernadora. ¿Por qué calló como momia durante el gobierno de Héctor Astudillo?, ¿Con Astudillo sí fue simulador y adulador?

Antes de irnos le vamos a contar porque desapareció de todas las redes sociales, portales de noticias y periódicos la crítica de Zeferino a la gobernadora.

Durante la noche del jueves y la mañana del viernes, desde la Dirección de Comunicación Social salió la orden de borrar todas las críticas de Zeferino contra la gobernadora. La orden fue clara: no querían que quedara rastro, así que ordenaron eliminar de las notas las citas donde Zeferino dijo que Guerrero era gobernado por Félix y lo de la pareja sentimental y también, por supuesto, bajaron los videos.

Así ocurrió. Al mediodía del viernes fue imposible hallar esa parte de la crítica y para quienes no se enteraron y se toparon con las notas hasta ese momento, se quedaron con la impresión de que Zeferino sólo criticó a la alcaldesa de Acapulco.

¿Cuánto habrá costado (nos habrá costado del erario) borrar todas esas críticas?

No cabe duda de que, en eso de la comunicación, en el gobierno de Evelyn Salgado vamos de mal en peor.

Chirrionazo. Este fin de semana fue uno de los más violentos que se vivió en Chilpancingo en lo que va de este año con un saldo de seis personas asesinadas a tiros. Pero resulta que la alcaldesa Norma Otilia Hernández en vez preocuparse por la seguridad de los chilpancinguenses está más ocupada en los preparativos de su gran pachangota, perdón, Feria de Navidad, en unas instalaciones desastrosas en donde no habrá pan, sino solo circo y esperemos que no haya plomo.

 

Por Jesús Guerrero Salgado, Arturo de Dios Palma y Emiliano Tizapa Lucena

 

*Tlacolol es una columna satírica que cuestiona los hechos y dichos de lo que acontece en Guerrero. La opinión vertida en esta columna es responsabilidad de sus autores. Agradecemos el espacio a Amapola Periodismo por respetar la libertad de expresión y no censurar nuestras opiniones e interpretaciones.

Tlacolol – En el Congreso cuando la perra es brava hasta a los de la casa muerde

En la bancada de Morena en el Congreso de Guerrero en la sesión del martes 15 de noviembre, se dieron hasta con la cubeta.

Como pocas veces presenciamos durante la sesión una agarrón entre las diputadas de Morena por el ex reyecito del Congreso, Alfredo Sánchez Esquivel. La razón es que al diputado lo acusaron de ejercer violencia política de género contra su sucesora en la presidencia de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Yoloczin Domínguez Serna.

¡Verborrea pura, digna del nivel intelectual, educativo, cognitivo, político y partidista que ha habido en la historia de este estado bronco! Para no hacerla cansada: todes mostraron sus posturas hipócritas y a conveniencia. Pero no desesperen ahorita les explicamos por qué.

Fue patético ver cómo las diputadas morenistas se acusaban de denostar al diputado autodenominado indígena y originario de Ayutla de los libres, a tal grado que Leticia Castro retó –como en las peleas de escuela– a su compañera Citlali Calixto a un debate “afuera”.

El análisis que hacemos es que el circo mediático cumplió su misión: distraer la atención de lo importante, que siguen pasando los días sin que se sepa sobre la investigación del mal manejo y el desvío de recursos en la construcción de la biblioteca del Congreso, al grado de que este año ya no se hará.

El problema se complica y es que Sánchez Esquivel, según nos cuentan fuentes muy cercanas al ex gobernador Héctor Astudillo Flores, fue quien se empeñó en demoler el edificio cuando sólo requería una manita de gato.

Resulta que las mismas fuentes nos contaron que a pesar de que existían dictámenes de la Secretaría de Protección Civil estatal de que no había un daño que justificara la demolición del edificio, el reyecito convenció a Astudillo para hacerlo.

La reconstrucción está tirada porque, según la administración de la morenista Evelyn Salgado Pineda, se estaba utilizando el recurso de un fondo del cual no se podía echar mano para eso.

El propio secretario de Finanzas, Raymundo Segura Estrada, lo ha confesado, lo que no aceptan es que resulta que era un desvío de recursos el cual pararon, no porque de verdad sean resistentes a la corrupción sino porque Sánchez Esquivel cayó de la gracia del clan de los Salgado.

Aquí lo grave es la hipocresía de los diputados y las diputadas morenistas que de boca para afuera vociferan las máximas de no mentir, no robar y no traicionar, algo que nos quedó claro les diputades no siguen.

En resumen, camaradas, las diputadas y diputados de este Congreso local, realizan la máxima desde los tiempos romanos: ¡pan y circo!, para el pueblo que sigue exigiendo justicia, cero corrupción y cero impunidad.

Chirrionazo. Como el tema de esta columna es del Congreso no podemos dejar de decirles que las comparecencias ante los legisladores de los secretarios de despacho por la glosa del informe de labores de la gobernadora Evelyn Salgado Pineda es de risa, circo, maroma y teatro. Por ejemplo al secretario de Gobierno, Ludwing Marcial Reynoso Núñez, recibió palmaditas y hasta elogios de algunos diputados, sobre todo de Morena. A la que si le dieron duro las y los diputados y hasta la hicieron llorar fue a la secretaria de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Ordenamiento Territorial, Irene Jiménez Montiel, quien no supo explicar muchos temas como es el sonado caso de corrupción de la biblioteca del Congreso, cuya obra de más de diez millones de pesos está tirada.

La que le dio más duro a Jiménez fue la cacique priísta de Chilapa, Alicia Zamora Villalba.

Seguro en diciembre, cuando inicie la discusión del paquete fiscal del 2023, las y los legisladores negociarán para recibir una buena “cajita feliz” repleta de money.

 

Con comparecencia a modo inicia pasarela de funcionarios para desglosar informe de la gobernadora

El secretario de Gobierno respondió con datos precisos porque como parte del formato de la comparecencia, los diputados enviaron las preguntas con antelación


Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Oscar Guerrero 

Chilpancingo

 

Durante la comparecencia del secretario general de Gobierno, Ludwing Marcial Reynoso Núñez, ante el pleno del Congreso local, los cuestionamientos sobre personas desplazadas, violencia de género y el uso de la fuerza pública contra manifestantes fueron los más comunes.

La comparecencia transcurrió sin algún contratiempo. La mayoría de los diputados de todos los grupos parlamentarios hicieron preguntas sencillas de responder para el secretario y al final, sobre todo los morenistas, reconocieron su labor y mandaron saludos a la gobernadora.

EL orden del día estableció las participaciones. Reynoso Núñez comenzó con un resumen del primer informe de su dependencia, encargada de la política interna del estado.

Durante su intervención Reynoso Núñez habló sobre la violencia, los desplazados, las manifestaciones y la violencia contra la mujer.

“Desde el inicio de la administración, la gobernadora, ha establecido un gobierno de territorio. En ese sentido, a lo largo de este periodo, se atendieron 1,819 movilizaciones del sector educativo, social, laboral, transportista, medios de comunicación, comercio, agrario y turístico”.

Con la comparecencia del secretario general de Gobierno se inician las comparecencias como parte de la glosa del informe del primer año de gobierno de la morenista Evelyn Salgado Pineda.

Otros datos que aportó Reynoso Núñez fueron los de las personas desplazadas; informó que en la entidad hay 775 familias desplazadas, las que suman un total de 2,500 personas entre mujeres, hombres, personas de la tercera edad y menores.

De esas 2,500 personas, dijo que 914 retornaron a sus hogares, un total de 241 familias de las comunidades de Quetzalcoatlán de las Palmas, municipio de Zitlala; San Rafael, municipio de Zirándaro, y Zihuaquio, municipio de Coyuca de Catalán”.

Aseguró que hay 472 familias en espera de retornar o, en su caso, ser reubicadas.

El diálogo y los cuestionamientos fluyeron sin sobresaltos. Los diputados del PRI, PRD, PT, PVEM y Morena que preguntaron recibieron respuestas con datos.

Esta dinámica tuvo una lógica. De acuerdo con lo dicho por el diputado del PRD, Carlos Reyes Torres, las preguntas le fueron entregadas previamente a Reynoso Núñez para realizar la comparecencia.

La primera ronda de preguntas la comenzó la diputada y presidenta de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Yoloczin Domínguez Serna, quien habló sobre la protección de los derechos humanos y especialmente sobre la condición de las personas desplazadas.

“Guerrero sigue con altos índices de desplazamiento interno de personas en condiciones no idóneas, inclusive masivos en por lo menos 30 de los 81 municipios por causa de la inseguridad y conflictos armados, siendo los más afectados las niñas, niños y mujeres. En ese sentido, pregunto sobre la efectividad y resultados logrados por las políticas implementadas por la Secretaría en relación a la problemática”, dijo Domínguez Serna.

En su respuesta, Reynoso Núñez reconoció que el desplazamiento de personas “es una consecuencia de la delincuencia organizada y violencia exacerbada”, e informó que mediante los programas de bienestar se atiende a los grupos de familias desplazadas.

A los y las diputadas les mencionó la importancia de armonizar la legislación federal para permitir una mejor atención de la problemática.

En la réplica, la diputada Domínguez Serna reconoció que hace falta mucho por hacer y esto involucra a los tres poderes del estado, implementando políticas públicas tendentes a mejorar las condiciones de vida de las y los guerrerenses.

Continúo La diputada del PRI Gabriela Bernal Reséndiz, quien cuestionó la estrategia para que se levanten las dos alertas de Violencia Género que tiene Guerrero.

“En su calidad de presidente del Sistema Estatal para Prevenir, Atender Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, le pregunto si ya existe un mecanismo trasversal para que todas las dependencias se involucren en la atención de la problemática, a cuánto asciende el presupuesto ejercido por dependencia, y cuáles son los resultados”.

Referente a la Alerta de Género, el secretario dijo que el Sistema Estatal ha realizado tres sesiones ordinarias, tres extraordinarias y se han reinstalado los subsistemas en 77 municipios.

Mencionó la implementación de las policías de género, que cuentan con módulos de atención a víctimas y por las que aseguró se redujeron los crímenes contra las mujeres.

En la réplica, Bernal Reséndiz preguntó por qué el gobierno estatal no tiene datos propios sobre la violencia de género, a lo que Reynoso Núñez respondió que eso es competencia del Sistema Ejecutivo de Seguridad y de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Las participaciones continuaron. El diputado del PRD, Carlos Reyes Torres, cuestionó las políticas públicas en relación a la migración y preguntó cómo se atienden “las constantes protestas, movilizaciones y bloqueos”.

El secretario respondió que al final de la administración pasada se generaron varios conflictos y descontentos por distintos sectores de la población “por compromisos incumplidos, principalmente por falta de presupuesto, derivado de la pandemia” y aseguró que mantienen diálogos constantes con los todos los sectores sociales.

Sobre el tema migratorio afirmó que el gobierno estatal implementa diversas estrategias para que la migración sea una opción y no una necesidad, aunque ya no especifico el tipo de estrategias.

Las participaciones continuaron, los cuestionamientos fueron repetitivos: violencia de género, desplazamiento, desalojos y las respuestas del secretario las mismas.

El diálogo se enfrascó en los mismos temas. La que al parecer se salió del guión fue la priista Alicia Zamora Villalva, quien reprochó a Reynoso Núñez no atender a las víctimas de la violencia y delitos comunes que hay en la entidad.

En otro tema, expuso que en materia de laudos laborales se ha vinculado al Congreso del Estado en más de cien ocasiones, sin que sea de su competencia. Ante esto, solicitó al funcionario una revisión exhaustiva del tema y establecer mesas de trabajo donde queden claro lo relacionado a las facultades.

El funcionario respondió que la depuración del padrón de víctimas sí era necesario porque hay personas que recibían apoyo de la Comisión de Atención a Víctimas, estatal y nacional, “situación que genera duplicidad de egresos, dejando a otras sin el beneficio”.

Otro de los cuestionamientos de Zamora Villalba fue el de los desalojos a manifestantes con uso de la fuerza pública.

Reynoso Núñez justificó el uso de “la fuerza pública”, al decir que muchas personas bloquean sin antes realizar solicitudes ante las instancias correspondientes y que cuidan mucho que los policías no utilicen gases lacrimógenos y toletes para no causar daño a los manifestantes.

Después de cuatro horas de comparecencia esta culminó y los diputados se despidieron del secretario.

 

 

 

 

 

Tlacolol – El clan de los Salgado corre al secretario de Agricultura y ni adiós le dicen

De pena ajena fue la destitución de Jorge Peto Calderón como secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural del gobierno de Guerrero.

Ningún adiós, ni una llamadita para decirle que agarrara sus cositas para desocupar la Segadegro. Nada. Menos una explicación del por qué lo corrieron.

Fuentes súper-mega cercanas a Peto, nos contaron que el 9 de noviembre, el ahora ex secretario, llegó a su oficina a eso del mediodía, cuando se topó con Alejandro Zapata Castorena quien, sin piedad, le mostró su nombramiento como nuevo titular de la Segadegro y, por supuesto, le pidió que le desocupara el changarro.

Peto, nos cuentan, se quedó helado por la noticia, pero aguantó vara, tomó sus cositas y se fue… se fue por la puerta de atrás, como los peores, como los apestados.

Y eso que presumía que era amigazo, hermano del senador Félix Salgado Macedonio, papá de la gobernadora, Evelyn Salgado Pineda.

Esas mismas fuentes súper-mega cercanas, nos dicen, que Peto tiene la esperanza de que en cualquier momento la gobernadora o el secretario general de Gobierno, Ludwig Marcial Reynoso Núñez, le marquen para explicarles las razones de su despido.

No cabe duda que la inocencia aún abunda entre la gente.

Pero no se vayan que esto apenas se pone bueno.

Si Peto no sabe con certeza las causas de su despido, al menos, las supone. Nosotros pensamos en dos.

La primera: que hay un grupito que rodea a la gobernadora que la mal informa del desempeño de otros funcionarios.

Peto alguna vez externó de un grupito muy cercano a la gobernadora que la aísla y eso sí es cierto. Cada vez la mandataria está más alejada, blindada, como en los viejos tiempos, casi casi inalcanzable.

Por ejemplo, con la prensa no se acerca ni de chiste. Tiene más de dos meses, más o menos, que no da una entrevista y cuando los reporteros intentan acercarse sus guarros los jalan, los empujan para impedirlo.

Como en esta columna somos bien chichos, ya dimos con los responsables de que la gobernadora cada vez esté más aislada. Sí, sí, están adivinando: los catrincitos, el jefe de la oficina de la gubernatura, Jesús Eugenio Urióstegui García y el director del Poder Ejecutivo, Rubén Hernández Fuentes.

Ese parcito que siempre luce impecable, con peinado indestructible y como que nunca hacen nada, pues así como se ven nos dicen que son los que mueven todo en el entorno de la gobernadora. Con razón no se le despegan.

“Los rieles de la transformación fueron construidos por el pueblo y sus dirigentes, quienes han luchado. Hay que ver si la conducción de los vehículos y la locomotora de la Cuarta Transformación en Guerrero está conducida por quienes construyeron el andamiaje, yo lo pongo en duda”, dijo en una entrevista con El Sur.

La otra razón, pero antes, se lo vamos a contar con una condición: que sean serios, que no se vayan a reír, porque ahorita Peto no anda como para aguantar su bullying.

Bueno, resulta que la otra hipótesis de Peto es que lo despidieron porque estaba combatiendo la corrupción dentro de la Sagadegro, poniendo orden por todos lados y eso molestó a los de arriba.

Ya ven como son, les dijimos que no se rieran.

En serio, eso dice, que lo corrieron porque él sí aplicó la máxima del líder de la autodenominada 4T, el presidente Andrés Manuel López Obrador: la de no mentir, no robar y no engañar al pueblo.

¿Otra vez?: no se rían.

“Yo creí en la 4T, pensaba que la acción mía era realmente apegarse a los postulados de la Cuarta Transformación. Sin embargo, desde los círculos cercanos a la gobernadora nunca les pareció mi acción ni mi discurso, yo eso lo empecé a notar”, dijo Peto.

Ya en serio, no dudamos que en este gobierno la corrupción siga tan galopante como en los viejos, viejísimos tiempos del PRI. No lo dudamos, pero también estamos seguros que nadie la combate. Nadie. Ni Peto.

Para ya irnos les recordamos un episodio reciente. Del 11 de agosto en Palacio de Gobierno, que siendo mal pensado por ahí puede venir su destitución.

Ese día fue un evento muy penoso, porque Félix Salgado se mostró como el jefe real del clan de los Salgado. Regañó a los funcionarios y contradijo a su hija, la gobernadora.

Esa vez, Evelyn habló del supuesto combate a la corrupción, pero Félix Salgado le tiró ese argumento con un ejemplo.

Contó que varios funcionarios del gobierno estatal se andan despachando con la cuchara grande, que no conocen eso de la austeridad republicana y, menos, eso de la pobreza franciscana que tanto pregona López Obrador.

Recordó un caso: un funcionario de la Segadegro, del que no quiso decir su nombre, se fue a quejar con él porque en finanzas no le autorizaban 260 mil pesos para reparar su camioneta Jeep.

Pues sí, esa vez se refería a Peto.

Chirrionazo: La que ahora sí no se midió fue la alcaldesa de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández Martínez. El pasado viernes 11 de noviembre se iba a realizar un homenaje póstumo al fallecido escritor chilpancingueño Luis Zapata y cuando ya todo estaba listo trabajadores del Ayuntamiento instalaron en la plancha de la plaza central un ring para peleas de box. Así se las gasta doña Norma Otilia de quien no dudamos que un día de estos quiera cobrar una cuota a la gente que camina por el zócalo, así como en la película mexicana La Ley de Herodes.

 

Te puede interesar:

Tlacolol – Asunto: Aguirre siente pasos en la azotea

Tlacolol – Asunto: Aguirre siente pasos en la azotea

Hace unos días detuvieron a Leonardo Vázquez Pérez, secretario de Seguridad Pública en el gobierno de Ángel Aguirre Rivero, lo que podría dar un giro en la investigación del caso Ayotzinapa.

¿Vázquez soltará la sopa? Nosotros creemos que quién sabe.

Lo cierto es que el viejo cacique Aguirre Rivero ya aplicó la de Pedro Infante -por eso de la película- ya que a través de su cuenta de facebook y en sus artículos que escribe en El Sur y Milenio, jura y perjura que es inocente.

¿Acaso tendrá la conciencia tranquila? Nosotros creemos, más bien, que Aguirre tiene miedo de que le den frescobote.

A lo mejor para estas fechas, el ex gobernador ya está buscando un buen abogado que lo defienda.

Nosotros le recomendamos que lo haga.

Para aquellos que -dudamos- haya quienes le compren su cuento, recordamos que en octubre del 2014, seis días después de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, Aguirre Rivero ordenó a funcionarios de su gabinete y a trabajadores que se trasladaran a Iguala a buscar a los jóvenes.

Vestidos de blanco, decenas de burócratas estatales recorrieron las calles de Iguala entregando volantes a la ciudadanía, pidiendo información sobre los normalistas.

Esta búsqueda sólo fue parte del show que Aguirre y su sobrino Ernesto Aguirre, principal operador de su gobierno, montaron.

Para esas fechas, Aguirre y Ernesto ya sabían lo que había ocurrido con los 43 normalistas pero decidieron seguir con su estrategia de ocultar la verdad e incluso retardar la detención del alcalde perredista de Iguala, José Luis  Abarca Velázquez, uno de los responsables de esos hechos.

El lunes 29 de septiembre Abarca recibió llamada telefónica del entonces secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo, a quien aseguró que no sabía lo que había ocurrido la noche del viernes 26 y la madrugada del sábado 27 de septiembre.Desde días antes de los hechos de Iguala, el gobierno de Aguirre sabía de las actividades de los normalistas porque los vigilaba -al igual que a todas las organizaciones sociales y a periodistas- a través de un equipo de espionaje al que llamaban «el perro».

El gobierno de Aguirre compró ese equipo a la empresa Hacking Team.

Durante el gobierno del priísta Héctor Astudillo Flores se confirmó que ese equipo de espionaje existía y que fue adquirido durante la administración de Aguirre, que además era usado para detectar supuestamente a miembros de las organizaciones delictivas.

Es decir, Aguirre se enteró en tiempo real de lo que ocurría en las calles de Iguala la noche del 26 de septiembre, pero no ordenó ninguna actuación para evitar el asesinato de tres estudiantes y de otras tres personas, además de la desaparición de los 43 y tampoco hizo nada para rescatarlos en las horas subsecuentes.

Aguirre se hizo maje, pues.

Como todos los viernes, Aguirre Rivero descansaba plácidamente en la residencia oficial de Casa Acapulco, en la zona exclusiva de Pichilingue y ese 26 de septiembre recibía vía telefónica lo que ocurría en Iguala.

Todo relajado, Aguirre permaneció ahí en esa residencia el resto de la noche.

El último informe que presentó el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez involucra a mandos del Ejército, de la Policía Federal, policías estatales y municipales, así como dos funcionarios del gobierno de Aguirre, Lambertina Galeana Marín, presidenta del Poder Judicial, por el ocultamiento de unos videos y al secretario de Seguridad Pública del estado, Leonardo Vázquez Pérez, detenido recientemente acusado de haber recibido sobornos millonarios del grupo del crimen organizado Guerreros Unidos.

La magistrada en retiro Galeana Marín ni siquiera ha recibido una notificación judicial.

En esta guerra mediática emprendida por Aguirre para desviar la atención arremetió contra el abogado de las madres y padres de los 43, Vidulfo Rosales Sierra, quien insiste que sí tiene responsabilidad en los hechos de Iguala.

El cacique de la Costa Chica asegura tener pruebas de que el activista se ha enriquecido y que un grupo de los padres y madres ya no le tienen confianza.

Pero no es la primera vez que Aguirre y Rosales tienen una confrontación.

En el 2011, después de que los normalistas Gabriel Echeverría de Jesús y Jorge Alexis Herrera fueron asesinados a balazos por policías estatales, ministeriales y policías federales de un desalojo en la Autopista del Sol para exigir becas y mejoras a su edificio escolar, Rosales Sierra con el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan solicitaron al Congreso de la Unión juicio político contra Aguirre.

Los legisladores frenaron la solicitud.

El caso sigue en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y en la denuncia se señala a Aguirre como responsable de los hechos del 12 de diciembre del 2011 en la Autopista.

Estas denuncias que interpuso Rosales Sierra originaron que recibiera amenazas de muerte y en el 2012 saliera del país en calidad de exiliado.

Otro de los argumentos de Aguirre para decir que es inocente es su deslinde del ex alcalde perredista de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, quien junto con su esposa María de los Ángeles Pineda están en la cárcel por el caso Ayotzinapa y otros delitos.

¿Cómo deslindarse? Si desde que Aguirre asumió la gubernatura, en el 2011, se apropió del PRD imponiendo dirigentes y en el 2012, candidatos a alcaldes y a diputados locales. Las listas eran palomeadas en la residencia oficial de Casa Guerrero.

Abarca quien también pertenecía al grupo del ex secretario de Salud, Lázaro Mazón Alonso, fue avalado por Aguirre para la candidatura.

Tan controlado tenía Aguirre el PRD que creó su propia corriente política, Izquierda Progresista de Guerrero (IPG) que actualmente dirige su cuadro político, Alberto Catalán Bastida, quien también es presidente estatal de este partido.

Si Abarca Velázquez no era del grupo político de Aguirre por qué la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) no investigó al edil por el asesinato del líder de la Unión Popular Emiliano Zapata, Arturo Hernández Cardona, y otros dos integrantes de esta organización en mayo del 2013, un año antes de la desaparición de los 43 normalistas.

La Fiscalía General de la República (FGR) también ya sabía de los nexos de Abarca con Guerreros Unido, gracias a una denuncia de un ciudadano secuestrado por miembros de esta agrupación y policías municipales de Iguala.

Pero ni la FGR ni la PGE y Aguirre actuaron.

Chirrionazo. Evelyn Salgado y su papá el senador Félix Salgado Macedonio, quienes son activos promotores de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, para la candidatura presidencial estuvieron en primera línea para recibir al secretario de Gobernación, Adán Augusto López, en su comparecencia ante los diputados locales a quienes les dijo las bondades de que el país siga militarizado, perdón, que el Ejército y la Guardia Nacional continué en las calles hasta el 2028.

Fue muy raro ese recibimiento ¿no? ¿Acaso el clan de los Salgado ya estará dando el chaquetazo? Bueno, en el caso de Félix, no sería raro. Hay que recordar que el papá de la gobernadora estuvo en el PRD y en el 2018 ya como senador por Morena, se afilió a este partido.

Al diputado que se le vio muy calladito en esa sesión del viernes fue al perredista, Bernardo Ortega Jiménez, quien desde que empezó esta 63 Legislatura se burla y les da duro a los morenistas, esta vez, frente a Augusto López estuvo con el pico cerrado, pues teniendo la oportunidad de ganar reflectores de los medios dándole duro al gobierno de Morena se quedó bien tranquilito. ¿Por qué será? Si alguno de ustedes tiene alguna idea recomendamos que se quede callado.

 

Te puede interesar:

Tlacolol – En la Fiscalía, el elefante de la impunidad nadie lo mueve

Panistas denunciaron a Morena por campaña anticipada

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Oscar Guerrero

Chilpancingo

La dirigencia estatal del Partido Acción Nacional (PAN) informó que denunció por actos anticipados de campaña a Morena por pintar en bardas de Chilpancingo los nombres de funcionarios públicos que aspiran a ser candidatos presidenciales.

En conferencia de prensa, el presidente estatal del PAN, Eloy Salmerón Díaz, informó que el pasado 11 de agosto interpuso una queja ante la Junta Local en Guerrero del Instituto Nacional Electoral (INE) por la pinta de bardas.

Las pintas a las que se refirió son las que en los últimos meses se observaron en varios puntos de Chilpancingo con el nombre de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo.

«Denunciamos ante el INE la propaganda que hay en las Chilpancingo por una de las corcholatas presidenciales», mencionó Salmerón Díaz.

El dirigente panista calificó la pinta de bardas como una violación a la ley electoral y a la Constitución.

«Con que calidad moral Morena pide una reforma electoral cuando sus procesos internos son los peores y cuando ellos mismos violan la ley».

Salmerón Díaz dijo que la queja ya fue revisada por el INE y que les informaron que ya notificaron a los municipios de Chilpancingo y Acapulco, que es donde identificaron la pinta de bardas.

Explicó que se les notifica a los municipios porque ellos tienen que dar permiso para realizar pintas en espacios públicos.

Lo que el INE les respondió, además de la notificación a los ayuntamientos, es que hay más quejas de ese tipo en todo el país, por lo que la resolución definitiva la dará el INE a nivel nacional.

Salmerón Díaz acusó al Ayuntamiento y al gobierno estatal morenista de usar recursos públicos disfrazado de donaciones o compra de publicidad.

Tlacolol – Los Salgado se apoderan de Morena y sus opositores preparan armas

Resulta que en el gobierno del estado ahora todos se mandan solos. El pasado fin de semana  en la jornada de afiliación y votación para consejeros de Morena, muchos funcionarios anduvieron de mapaches, candidatos y, hasta, de presidentes de casillas. A todos estos, aseguró la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, no les dio permiso.

Si no le pidieron permiso a la gober, ¿a quién le habrán pedido?, ¿a quién? No tenemos ni idea. Si alguno de ustedes tiene una pista por favor dígannos.

Bueno, en cualquiera de los dos casos muestra que, como lo dijo el presidente del Consejo Estatal de Morena, Luis Enrique Ríos Saucedo, Evelyn no tiene el control de su gabinete.

Después de la elección, llovieron las denuncias de que en Guerrero se trató de una elección de Estado auspiciada por el clan de los Salgado. Militantes, fundadores y dirigentes de Morena con los días han mostrado el repertorio de las artimañas que hicieron uso el sábado pasado: compra de voto, entrega de despensas, acarreo, entrega de tinacos, inducción de voto con fórmulas, hasta la quema y robo de urnas.

Pero que no se piense mal, el clan de los Salgado lo hicieron con la intención de que no olvidemos tan pronto al PRI. ¡Qué detallazo!

Estos de Morena no aguantan nada,  se están quejando de que los candidatos de los Salgados arrasaron en la elección.  Por ejemplo, la secretaria del Migrante, Celeste Mora y su papá, Martín Mora, arrasaron en el distrito 01 de Tierra Caliente, donde ya acumula cuatro trienios gobernando la plaza de Tlalchapa.

Nos cuentan que papá e hija, quienes apenas dejaron el PRD para unirse a Morena, arrasaron. En una sola casilla obtuvieron 1,788 votos cada uno. No dejaron casi ningún voto para los otros candidatos y, no comiencen con sus malos pensamientos, no hicieron la operación zapato, esa ya clásica práctica del PRI. No. Lo que pasa en la Tierra Caliente toda familia, todo hogar los apoyan.

Otro caso que molestó a los morenistas fue la participación de la sobrina de Félix Salgado, Zulma Carbajal Salgado, quién también arrasó en el distrito 02 de Iguala.

Nos dicen que la sobrina logró mil 288 votos en una sola casilla y eso que apenas llegó a Morena con su tío en 2018.

En Iguala nos cuentan que la gente se volvió loca para votar por la sobrina de Félix Salgado, hicieron fila hasta nueve horas, unos se desmayaron pero no desistieron para emitir su voto.

Doña Zulma, por supuesto, les agradeció su esfuerzo: les regaló 200 pesos. No piensen mal tampoco aquí. No les compró el voto y, menos vayan a pensar que fue con dinero del DIF. Fue un regaló porque el clan de los Salgado sabe: “amor con amor se paga”.

En esa casilla, haciendo las sumas, doña Zulma se pudo haber gastado 257,000 pesos, y con eso queda demostrado que para el clan Salgado no hay austeridad Franciscana cuando se trata de consentir al pueblo.

Pero no todo va en viento en popa para el clan de los Salgado, el junior Luis Alfonso Muñiz Mariano a quien perfilaba como próximo presidente estatal de Morena, no alcanzó los votos necesarios para ser consejero.

¿Quién será el as bajo la manga de Félix Salgado? ¿Será Martín Mora? o ¿negociará con Jacinto González Varona?, quién por cierto también operó durísimo acarreando votos en Zumpango y Chilpancingo.

Este escenario obligará al clan de los Salgado a negociar para tomar el control total de Morena, pero ¿Qué les va a ofrecer?

Lo que dejó está elección interna de Morena también fue la visible división de los grupos, por ejemplo la alcaldesa Abelina López Rodríguez, quién ha mostrado cierta distancia con el clan de los Salgado, operó por su lado para imponer a sus consejeros y obtener su cuota en el Consejo Estatal de Morena.

Chirrionazo: nos cuentan que unos morenistas andan conspirando contra el clan de los Salgado. Los abraderistas, el reyecito de Congreso, y la alcaldesa de Acapulco, Abelina López Rodríguez, preparan un frente para que Félix Salgado no tomé por completo el estado. ¿Habrá tiro? Por si las dudas preparen sus palomitas

 

Te puede interesar: Tlacolol – Sánchez Esquivel el reyecito del Congreso

Salir de la versión móvil