¿Sabes qué afecciones ocasiona el Omicrón y cuáles son los servicios de salud disponibles en Guerrero?

Ómicron se propaga más rápido pero es menos letal: expertos


 

Texto: Beatriz García

Fotografía: José Luis de la Cruz / Archivo

7 de enero del 2021

Chilpancingo

 

De manera oficial la variante Ómicron del virus SAR-CoV-2 no ha llegado a Guerrero, pero si ocurriera hay evidencias científicas que su letalidad es menor a la Delta, la variante anterior, porque aun cuando se contagia más rápido hay menos problemas agudos del pulmón y menos probabilidades de defunciones, explicó la doctora en Ciencias Biomédicas, Berenice Illades Aguiar.

El 30 de diciembre pasado, a través de un boletín, Global Initiative on Sharing All Influenza Data (Iniciativa Global para Compartir los Datos de los Virus Gripales) aseguró que en Guerrero ya había un primer caso con la variante Ómicron, pero las autoridades estatales lo desmintieron.

La secretaria de Salud de Guerrero, Aidé Ibarez Castro, en entrevista confirmó que Guerrero sigue sin ningún caso registrado de la variante Ómicron.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) notificó la existencia de la variante Omicrón el pasado 24 de noviembre en Sudáfrica.

En el último reporte de la Secretaría de Salud (Ssa) del estado (5 de enero) en relación a la evolución de la pandemia de la Covid-19, tiene documentados 440 casos activos, que corresponden del 23 de diciembre al 5 de enero, lo que significa gran parte del periodo vacacional. De esos casos, en las últimas 24 horas se confirmaron 146 contagios y cero defunciones.

 

La variante Ómicron es menos letal que la variante Delta

La catedrática de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Berenice Illades Aguiar, explicó que a diferencia de otras variantes, donde una persona podía contagiar a otras tres más–en el caso de la Delta una persona podía contagiar hasta cinco más –, el Ómicron podría alcanzar hasta 10  más, pero con resultados menos letales, porque afecta menos el pulmón.

Otras variantes, mencionó, las afectaciones en el pulmón eran la principal consecuencia. Dijo que son 10 veces menos las posibilidades de que el virus se instale en el pulmón y de ahí generar otras complicaciones.

Los síntomas que presenta una persona que contrae el virus de la variante Ómicron, expuso la doctora, son fiebre, dolor de cuerpo y articulaciones, una gripe y dolor de garganta “muy fuerte”, mucho más que las variantes anteriores. También mencionó que se pueden presentar más rápido, en dos a tres días.

La doctora insistió que en el caso de los fallecimientos también están disminuyendo con esta variante y, entonces, se confirma que la letalidad de la pandemia es menor.

Advirtió que es poco probable que se trate del fin de la pandemia, es muy pronto para que eso ocurra, porque sigue habiendo defunciones y complicaciones. Es probable, aclaró, que aparezcan más variantes.

En conclusión, la doctora dijo que esta variante es menos grave que la Delta, de manera especial en personas vacunadas, pero fue clara al no considerarla leve, porque, agregó, está causando hospitalizaciones y defunciones, aun cuando son en menor grado.

Insistió en que la población acuda a la vacunación. La población mundial vacunada contra el virus, recordó, no llega ni en un 70 por ciento.

 

Hospitales y medicamentos para pacientes Covid

La secretaria de Salud del estado informó que si una persona se contagia con la variante Ómicron tendrían problemas en los bronquios y sus síntomas pueden tratarse en el primer nivel de atención: centros de salud, donde les proporcionarían medicamento sintomático, es decir, para fiebre y broncodilatadores.

Pero la recomendación inmediata, dijo, es que se aíslen e ingiera abundante agua.

“En caso de que se pusiera grave porque se descompense de otra enfermedad que tenga el paciente, pueden ir a los hospitales, éstos tienen recursos para ser hospitalizados, darles el tratamiento si necesitan oxígeno, intubación. Sí tenemos los hospitales, recursos para este tipo de pacientes”, mencionó Ibarez Castro.

La doctora comunicó que se entregaron dos lotes de medicamentos a los hospitales y centros de salud; uno lo entregó la Secretaría y el otro lo distribuyó el Ejército. Aseguró que en esta ocasión no se está en las mismas condiciones de la primera y segunda ola de contagios.

Para la secretaria, la población también tiene la responsabilidad de cuidarse, porque de so depende que se mantenga en color verde el semáforo epidemiológico, que indica que hay baja de contagios y defunciones.

La secretaria de Salud precisó que está en espera de que les liberen recursos económicos para instalar nueve módulos de información de la Covid-19.

Las pruebas Covid, dijo, se están haciendo en las jurisdicciones sanitarias regionales y en hospitales generales de los municipios, pero prevé que el siguiente lunes instalen 11 módulos más de tomas de muestras para pruebas Covid-19 por el estado, de 44 que revén colocar en total; aclaró que eso dependerá de los recursos económicos que tengan.

En Chilpancingo se hacen pruebas de detección Covid-19 en el Hospital Genera Raymundo Abarca Alarcón y en la Jurisdicción Sanitaria 03, ubicada en avenida Vicente Guerrero, número 45, colonia Centro.

Las otras jurisdicciones disponibles son la 07 en Acapulco, la 02 en Iguala, la 06 en Ometepec, la 05 en Tecpan, la 01 en Arcelia, y la 04 en Tlapa.

En algunos municipios están instalados módulos de tomas de muestras a cargo de las secretarías municipales de Salud. En Chilpancingo está uno en el kiosco de la alameda Granados Maldonado, donde desde el lunes pasado se han visto largas filas para tomas de muestras.

 

La pandemia en cifras

En el último reporte, la Ssa tiene 440 casos activos de la Covid-19. Desde el inicio de la pandemia, marzo de 2020, en Guerrero van acumulados 77, 867 casos confirmados de coronavirus y 6,330 defunciones.

En el caso de los 440 activos, los lugares con más casos son Acapulco, con 192; Chilpancingo, con 63; Taxco de Alarcón, con 57; Iguala, con 53; Zihuatanejo, con 21; Coyuca de Catalán, con siete; Ometepec, con siete; Pungarabato, con seis; Tlapa, con cinco y Chilapa, con cuatro.

Algunos datos, en enero del 2021 se registraron 6,140 casos, en los primeros cinco días del mes de  2022 suman 123 nuevos casos. Sobre las defunciones, en enero pasado registraron 699, en los primeros cinco días del año han documentado tres.

En el estado hay 33 personas hospitalizadas por coronavirus, de las cuales 30 están en estado de salud grave, de ellas tres intubadas.

Las autoridades de la Secretaría de Salud establecieron 477 camas para pacientes Covid-19 en hospitales, habilitadas con ventilador para respiración artificial. De estas 477 camas están ocupadas 33, que representa un 7 por ciento. En el caso de las 1,017 camas para atención médica general están ocupadas 576, es decir, 57 por ciento.

 

Tengo COVID leve, ¿qué cuidados se recomiendan? ¿cuánto tiempo debo aislarme?

Aunque los síntomas pueden parecer menores, es importante continuar con las medidas de protección y cuidados


 

Texto: Samedi Aguirre / Animal Político 

Fotografía: José Luis de la Cruz / Archivo

6 de enero del 2021

 

Tres días después de Navidad, Anibal empezó a sentirse ligeramente enfermo, con escurrimiento nasal, un poco de cansancio y una tos ligera. Al principio no le dio importancia, y bromeó con la posibilidad de que fuera COVID-19, pero lo que comenzó como un chiste terminó siendo confirmado por una prueba de antígenos en una clínica del IMSS.

Anibal no perdió el olfato, ni padeció fiebre, pero sí tenía COVID. La doctora que le explicó su resultado le dijo que posiblemente era portador de omicrón, la nueva variante de COVID, cuyos síntomas se parecen más a una gripe común, y que es más contagiosa.

Tan solo este miércoles 5 de enero, la Secretaría de Salud confirmó 20 mil 626 nuevos casos de COVID-19, el mayor incremento reportado desde el inicio de la cuarta ola de contagios.

Por eso, platicamos con la doctora María Chávez García, especialista en epidemiología, quien nos explicó qué hacer si tengo COVID y mi sintomatología es leve:

 

¿Cómo sé que sí es COVID y no gripe?

De acuerdo con el estudio ZOE Covid King´s College de Londres, los principales malestares que provoca la variante ómicron son nariz que moquea, dolor de cabeza, cansancio, estornudos y dolor de garganta.

Síntomas que por lo general asociamos a gripe común, aunque en medio de la pandemia y en muchos casos ya vacunados, también pueden ser de un caso leve de coronavirus.

Ante la duda, la doctora Chávez García dice que la única forma de saber si lo que se tiene es COVID, gripe, alergia o un simple resfriado es hacerse una prueba. Eso no ha cambiado, con las distintas variantes.

“La forma de saber certeramente si tenemos o no COVID es hacerse una prueba de antígenos o PCR. Por los síntomas sería muy complicado y muy arriesgado decir si tengo o no tengo, o qué tipo de variante porto, sobre todo en pacientes que ya completaron su esquema de vacunación o ya tuvieron la enfermedad antes, pues en estos casos se espera que presenten casos con síntomas más leves”, señala la especialista.

 

 

¿Cuándo es momento de hacerse la prueba y aislarse?

Como los síntomas de COVID que actualmente más se reportan parecen muy ligeros, es posible que ni el enfermo, ni sus contactos cercanos le den la importancia que requiere. Es aquí cuando la pregunta surge: ¿de todos modos me tengo que aislar?

Carol Perelman, química farmacéutica, bióloga por la UNAM y directora del Jardín Weizmann de Ciencias, explicó a Animal Político que si estuviste en contacto con alguien con Covid y/o tienes síntomas es bien importante aislarse por dos razones:

“En primera para bajar la cadena de contagio, así no contagias a alguien más, y segundo porque estando aislado puedes monitorear mejor cómo va a tu enfermedad y obviamente cuidarte”.

La doctora Chávez García coincide. A decir de la especialista, durante el periodo de incubación algunas personas pueden contagiar a otros sin saber que son portadoras del virus, pues aún no se desarrollan síntomas; por lo que es importante que si se sabe que se tuvo contacto con alguien confirmado nos aislemos, aunque no tengamos síntomas de la enfermedad.

Cinco días después de convivir con el caso positivo, la doctora recomienda realizarse una prueba para descartar la enfermedad, sobre todo si necesitamos romper el aislamiento.

De acuerdo con estudios preliminares la variante ómicron es menos grave que las variantes anteriores, pero es más contagiosa y en ciertas personas podría causar efectos más nocivos, por lo que se pueden saturar los servicios de salud.

Ante ello, es importante mantener las medidas de cuidado y no menospreciar la enfermedad COVID.

 

 

¿Qué hago durante el aislamiento y cuáles son los cuidados?

La doctora García Chávez dice que si ya se confirmó que tenemos COVID leve, es recomendable tomar medicamentos para tratar la sintomatología, “medicamentos que nos ayuden a llevar la enfermedad y disminuir los síntomas más comunes, como por ejemplo un antihistamínico o un analgésico, como el paracetamol”.

Los CDC de Estados Unidos también recomiendan tomar algunos medicamentos que no requieren receta médica, como acetaminofeno o paracetamol, que ayudan a sentirse mejor.  Adicionalmente, aconsejan que la persona enferma descanse y se mantenga hidratada.

Aunque ya hay medicamentos que han demostrado su efectividad para tratar como tal la enfermedad COVID, la doctora destaca que no son accesibles todavía y algunos se siguen estudiando.

Otro aspecto que no debemos dejar pasar, es que aunque se lo hayan recetado a otra persona o conocido no es recomendable tomar antibióticos o medicamentos como la ivermectina si no te los receta un profesional de la salud, considerando tu cuadro clínico.

“No se ha demostrado que estos medicamentos tengan una eficacia contra el virus SARS-CoV-2, entonces el antibiótico no es recomendado a menos que adicionalmente se tenga una infección bacteriana”.

Si ya se tiene dificultad para respirar, la fiebre no cede y baja  la saturación de oxígeno en la sangre, es importante y necesario buscar atención médica.

De cualquier forma siempre es recomendable tener a la mano un contacto médico, para plantear cualquier duda o la aparición de síntomas específicos, dependiendo del estado de salud de cada persona.

La OMS aconseja que la persona que se encuentre aislada esté en una habitación con buena ventilación.

Si no es posible que la persona enferma esté aislada en un cuarto, separada del resto de la familia, debe portar cubrebocas todo el tiempo. Se aconseja limpiar constantemente las áreas comunes y evitar visitas en el domicilio.

Además, está el consejo de que la persona enferma en un hogar con personas sin la enfermedad tenga sus propios platos, tazas, cubiertos para comer; así como toallas y sábanas, que deben lavarse con agua y jabón.

 

 

¿Cuánto dura el aislamiento?

En los últimos días, ante el aumento de casos con la variante ómicron autoridades sanitarias de diversos países han modificado sus guías sobre el periodo que debe durar en aislamiento una persona contagiada con COVID-19.

En Estado Unidos, por ejemplo, se redujo el aislamiento estricto de 10 a 5 días.

“Las personas con Covid-19 deben aislarse durante cinco días si están asintomáticas o si sus síntomas están mejorando (sin fiebre durante 24 horas)”,  dicen los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades(CDC) en su sitio web.

Los cinco días siguientes se recomienda usar cubrebocas cuando se esté cerca de otras personas, esto para minimizar el riesgo de infectar a las personas con que se encuentren.

Medios internacionales como la BBC han reportado que en países como España e Inglaterra el periodo de aislamiento indicado ha disminuido de 10 a 7 días.

Consultamos a la Secretaria de Salud si en el caso de México había alguna actualización al respecto, pero al momento de la publicación de esta nota no habíamos tenido respuesta.

Sin embargo, la OMS insiste en que lo recomendable sigue siendo mantener un aislamiento de 14 días.

El mensaje lo transmitió el doctor Abdi Mahamud, durante una rueda de prensa en Ginebra, quien detalló que en la mayoría de las personas el virus desaparece entre 5 y 7 días después de la aparición de los primeros síntomas y en función de su situación inmunológica, aunque la OMS sigue recomendando una cuarentena de un par de semanas.

De acuerdo con la OMS, el día uno comienza a contar a partir de la aparición de síntomas y el día 14 es cuando concluye el aislamiento.

Si la persona infectada no presenta síntomas, el día 1 comienza a contar a partir de que haya dado positivo en la prueba.

 

 

Este texto fue elaborado por el equipo de Animal Político y lo reproducimos con su autorización.

Pocas pruebas COVID en México y mucha demanda ante cuarta ola de contagios

De acuerdo con datos de la plataforma Our World in Data, de la Universidad de Oxford, en México, al primero de enero de 2022, se realizan 122 pruebas por millón de habitantes, mientras que en Reino Unido se hacen 20 mil pruebas por millón.


 

Texto: Andrea Vega / Animal Político
Fotografía: José Luis de la Cruz / Archivo
4 de enero del 2022

 

A las 10:45 de la mañana de este lunes 3 de enero ya no hay posibilidad de hacerse una prueba COVID-19 en el Centro de Salud T-II Tezozomoc, en la alcaldía Azcapotzalco, en la Ciudad de México. Solo había 35 pruebas disponibles para este día y las fichas ya se repartieron.

“Ahorita ya no hay pruebas. Ya se repartieron las fichas para hacerlas. Venga mañana. La gente empieza a formarse desde las 6”, dice el policía de la entrada, mientras una de las enfermeras lo escucha, parada detrás de él, y confirma lo que dice.

A esa hora, a las 10:45, todavía hay seis personas formadas en la fila, de las que alcanzaron ficha. Llevan más de cinco horas esperando por una prueba en este centro de salud, pero al menos podrán acceder a una. “Yo llegué a las 6:15 y sí alcancé ficha todavía, las empezaron a repartir como a las 8 de la mañana, y sí mucha gente ha venido y ya no ha alcanzado”, dice una de las señoras que esperan pasar al test en el centro de salud.

Esta baja disponibilidad de pruebas se da en momentos en los que hay un aumento de contagios en el país. La Secretaría de Salud federal registró un incremento del 63% en el número de casos de COVID en las últimas semanas.

En el Módulo de Atención Respiratoria del Seguro Social (MARSS), en la Unidad de Medicina Familiar (UMF) 13 del IMSS, también en la alcaldía Azcapotzalco, pasadas las 10 de la mañana de este lunes 3 de enero hay en fila 23 personas esperando por una prueba.

“Llevamos aquí poco más de una hora y apenas han pasado unas seis personas, no sabemos a qué hora vamos a salir, pero al menos nos dicen que sí tendremos acceso a la prueba, sobre todo porque somos derechohabientes y usuarios de esta clínica y nos darán prioridad a nosotros”, dice la mujer que ocupa el lugar seis en la fila.

El policía de la entrada corrige lo que dice la mujer y asegura que hasta ahora nadie se ha quedado sin prueba, pero que sí se tiene que hacer una fila de varias horas porque con cada persona se tardan unos 20 minutos y un poco más si resulta positiva, en ese caso hay que determinar el tipo de atención que requerirá y si se le debe referir a otro sitio o no.

De cuántas pruebas hay disponibles aquí para este lunes dice que no puede dar esa información y lo mismo repiten las enfermeras del lugar. Animal Político solicitó al IMSS la cifra de cuántas pruebas se hacen por día en sus clínicas, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

Los quioscos del gobierno de la Ciudad de México para pruebas COVID que en los repuntes pasados de contagios estaban instalados afuera del metro Etiopía y en las explanadas de las alcaldías de Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Benito Juárez e Iztacalco, y que se retiraron con el descenso de casos, no se han vuelto a instalar.

La oficina de comunicación social de la Secretaría de Salud de la capital dice a Animal Político que los quioscos se retiraron conforme la demanda de pruebas se redujo, pero en los próximos días se volverán a instalar, aunque no precisaron fecha.

El número de pruebas que se hizo este lunes en la capital fue de más de 8 mil 500. El domingo 2 de enero se hicieron mil 781, con un 25% de positividad. Mientras que el 30 de diciembre se realizaron 7 mil 538, con 19.6% de positividad. En diciembre de 2020, el gobierno de la capital del país hacía más de 20 mil pruebas por día.

De acuerdo con datos de la plataforma Our World in Data, de la Universidad de Oxford, en México, al primero de enero de 2022, se realizan 122 pruebas por millón de habitantes, de las que en promedio 32 resultan positivas a SarsCoV2 (positividad de 26%).

En Reino Unido, en cambio, se hacen 20 mil 602 pruebas por millón de habitantes, con una positividad de 9.98%. Francia hace 15 mil 191 e Italia 14 mil 507 pruebas por millón de habitantes con una positividad de 10.6% y 8.18%. Mientras que en Estados Unidos se hacen 4 mil 119 pruebas por millón de habitantes y la positividad es de 19.84%.

Desde este fin de semana la Ciudad de México y la zona conurbada lució largas filas de espera en farmacias privadas para hacerse una prueba COVID, donde acuden las personas que pueden pagarlas, el costo ronda los 300 pesos.

Este domingo 2 de enero, a la 1:45 de la tarde, había una fila de 43 personas en la farmacia San Pablo de Satélite, en Naucalpan, Estado de México, esperando hacerse la prueba y otra cantidad similar esperando su resultado.

Aunque este domingo se hizo publica una circular interna del ISSSTE donde se alerta a directivos de hospitales no solo por el alza de contagios sino también por un posible incremento de hospitalizaciones -por el impacto no solo de la nueva variante de COVID, ómicron, que parece ser más contagiosa, pero menos grave, sino por la presencia también de delta- el presidente Andrés Manuel López Obrador y la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum insistieron en que no habrá ese aumento en los ingresos a hospital ni alza en muertes.

“Adelanto, porque tengo el informe diario, de que sí están incrementándose los contagios por esta nueva variante (ómicron), pero afortunadamente no hay incremento en la hospitalización y lo más importante no hay fallecimientos… Pensamos que van a aumentar los contagios, pero no tiene la gravedad, esta variante, que la otra que nos afectó mucho”, dijo este lunes el primer mandatario.

 

 

En tanto que la jefa de gobierno de la Ciudad de México aseguró que en la capital del país no hay ninguna alarma porque las hospitalizaciones y muertes se mantienen estables y reiteró, en conferencia de prensa, que no habrá restricciones adicionales y la estrategia se centrará en el avance de la vacunación con dosis de refuerzo.

 

Este texto fue elaborado por el equipo de Animal Político y lo reproducimos con su autorización.

Salir de la versión móvil