Reubican casillas en la Sierra de Tierra Caliente aun con inconformidad de habitantes

Texto: Beatriz García

Foto: Oscar Guerrero

06 de junio del 2021

Chilpancingo

 

En el ejido de Guajes de Ayala, municipio de Coyuca de Catalán, donde se acordó la reubicación de casillas, hay riesgo de enfrentamiento por las votaciones, informaron pobladores. Pero en las comunidades de Chilapa y José Joaquín de Herrera, agrupadas en la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Pueblos Fundadores (CRAC-PF) y el Consejo Indígena y Popular-Emiliano Zapata (Cipog-EZ), sí permitieron la instalación de casillas electorales, después de que los habitantes difundieron que no lo harían.

 

Hace tres días, el secretario del Comisariado ejidal de Guajes de Ayala, Javier Hernández Peñaloza, manifestó su inconformidad a nombre de los habitantes del ejido, porque las autoridades electorales determinaron reubicar las casillas de los poblados de El Pescado a Mesas de Pineda, y la de Hacienda de Dolores a la localidad de El Coyol. Ese día advirtió que eso los ponía en riesgo, porque implicaría viajar más de 10 horas y, además, en el trayecto sus vidas corrían riesgo por la presencia de grupos criminales.

 

Habitantes del ejido informaron este domingo que sí se reubicaron las casillas, pero insistieron que el ambiente en la zona es tensa, están atrincherados porque hay riesgo de que en cualquier momento haya un enfrentamiento en la zona. El viernes pasado los pobladores emitieron un comunicado para informar que los elementos de la base mixta de seguridad instalada en la zona se retiraron sin darles una justificación.

 

En la Montaña baja, el dirigente de Cipog-EZ, Jesús Plácido Galindo, confirmó que los 24 pueblos que agrupan la organización y la CRAC-PF sí permitieron la instalación de casillas.

 

Aun cuando no son del mismo grupo y se sabe de una distancia con la CRAC-PF, Plácido Galindo habló de esto como si se tratara de un acuerdo. Dijo que la instalación de las casillas comenzó desde las ocho de la mañana y lo permitieron porque el gobernador, Héctor Astudillo Flores, les llamó y acordó una reunión con ellos.

 

Astudillo Flores, dijo, les prometió ir a la zona para sostener una reunión con ellos el próximo miércoles.

 

Integrantes de las organizaciones, sobre todo de la CRAC-PF, han denunciado la falta de atención de las autoridades ante los hechos de violencia que viven y que son generados por el grupo criminal de Los Ardillos.

 

 

Tags
mascar