Morena acepta acarreo; niega que el Congreso lo pagó

Amapola Periodismo reveló que en los primeros minutos del 1 de diciembre, 21 autobuses esperaron a militantes del Morena en Guerrero para trasladarlos al zócalo de la Ciudad de México, al acto masivo que encabezó el presidente López Obrador, luego de rendir protesta


 

Texto: Marlén Castro y Vania Pigeonutt

Fotografía: Jesús E. Guerrero

29 de mayo del 2019

 

Militantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) sí fueron en autobuses al acto del zócalo en la Ciudad de México que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador, luego de protestar el cargo, pero el costo no lo pagó el Congreso sino los diputados de la fracción, aseguró el delegado del gobierno federal en Guerrero y diputado con licencia Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros.

 

Amapola Periodismo reveló un día anterior que en los primeros minutos del 1 de diciembre, el día que iniciaría la transformación del país,  21 autobuses de diferentes empresas de autotransporte esperaron a militantes del Morena, en varios puntos de la geografía guerrerense, para trasladarlos al zócalo de la Ciudad de México, al acto masivo que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador, luego de rendir protesta en el Congreso de la Unión.

 

Esos 21 autobuses que trasladaron a poco más de 700 militantes del Morena costaron 510 mil 300 pesos del erario público, dinero que fue derogado por el Congreso de Guerrero, de acuerdo con un documento oficial y testimonios recabados con distintas fuentes.

 

Entrevistado en forma colectiva por reporteros de Acapulco, Sandoval Ballesteros negó que el traslado haya sido producto del acarreo de militantes, una práctica  vieja del priismo  para llenar las plazas y mostrar músculo,   y que lo haya pagado el Congreso del estado.

 

– ¿El día de ayer sale un reportaje donde señalan que usted le pidió a 21 diputados que pagaran autobuses para el traslado de militantes, luego el mismo Congreso les reembolsaría este dinero a los diputados?, preguntó un reportero.

 

– No, es una cuestión… Esta es una cuestión de los diputados. Dinero de los diputados. Esto hay que investigarlo y pedirlo por transparencia al Congreso, no hay una irregularidad de los diputados fueron obviamente como militantes del partido, que se hizo esas actividades, no es un tema de dinero del Congreso ni dinero que estuviera asignado a otra cosa, dijo.

 

Sin embargo, en la copia que tenemos en nuestro poder, la empresa Autotur de Acapulco, establece como su cliente al Congreso guerrerense. Se trata de una factura que establece el pago de 24 mil 300 pesos por el alquiler de un autobús marca Volvo para 36 pasajeros para llevarlos a la Ciudad de México y traerlos de vuelta al puerto.

 

En total, acudieron 21 camiones, mismos que trasladaron a poco más de 700 militantes del Morena. Estas unidades, de acuerdo a las fuentes consultadas costaron 510 mil 300 pesos del erario público, dinero que fue derogado por el Congreso de Guerrero.

 

Esta contratación de autobuses ocurrió, cuando Sandoval Ballesteros, nieto del luchador social histórico guerrerense, Pablo Sandoval Gómez, aún era presidente de la Junta de Coordinación Política, el servicio establecido –señala la factura–, indica que el viaje a la Ciudad de México fue redondo, del viernes 30 de noviembre a las 23:59 horas, llegada a las 6:00 horas a la capital del país, para estar de regreso al estado a las 18:00 horas.

 

A pesar de la evidencia, Sandoval Ballesteros ex candidato a la gubernatura del estado en 2015, instó a los periodistas a encontrar más pruebas vía Transparencia “lo que les puedo decir es que no se trata de los recursos más que los diputados, insisto, hay una cuestión de Transparencia, por la cual se pueden pedir todos los documentos…Simplemente que se haga una investigación seria y completa”.

 

En 2015, Sandoval Ballesteros, en plena campaña política declaró varias veces que Guerrero necesitaba un cambio profundo.

 

 

Sesiona Congreso en hotel cinco estrellas de Acapulco

Como en legislaturas anteriores encabezadas por el PRI o el PRD, este día los integrantes del Congreso estatal, con la fracción mayoritaria de la Cuarta Transformación, sesionaron en Acapulco en un hotel de cinco estrellas, ubicado en la costera Miguel Alemán.

 

Hace dos semanas, los trabajadores del Poder Legislativo pararon labores para exigir un incremento del 13 por ciento al salario y cerraron el recinto para incrementar la presión.

 

Por el movimiento de los trabajadores, la semana anterior, los legisladores sesionaron martes y jueves en la capital, en el salón de plenos del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), que fue el recinto camaral hasta 2005.

 

Fuentes internas del Poder Legislativo indicaron que los legisladores y legisladoras se fueron a sesionar al salón Zafiro del hotel HS Hottson Smart porque algunas diputadas se quejaron de que los baños del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) estaban desaseados y expresaron molestia de que los reporteros de la fuente los atajaran para entrevistarlos, cuando iban al baño.

 

Se pidió a la delegada estatal del Morena en Guerrero, Nora Velázquez Martínez, fijará posición respecto a la actuación de la fracción de su partido, pues la decisión de irse a sesionar a un hotel de lujo no está a tono con el mandato de la austeridad república del presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

Velázquez Martínez pidió tiempo para fijar una posición pues para ella eran desconocidas las razones de la fracción morenista para dejar de sesionar en Chilpancingo.

 

-Primero tengo que informarme para poder hacer cualquier valoración, tengo que saber cuáles fueron las condiciones para que se tomara la decisión de contratar un salón de un hotel, -dijo.

 

En los mismos términos respondió con respecto al acarreo de militantes de su partido con recursos del erario público.

 

El movimiento de los trabajadores del Congreso es apoyado por los legisladores de las fracciones parlamentarias del PRI, PRD y el PAN, quienes han chocado con los de la bancada de Morena.

 

Los trabajadores exigen un aumento salarial del 13 por ciento. En las negociaciones que ya hubo con el presidente de la Junta Política del Congreso, el morenista Antonio Helguera, les dijo que el Poder Legislativo no tiene recursos para otorgarles ese aumento.

 

El dirigente sindical, Lenin Hernández, criticó que los diputados hayan comprado un tablero electrónico de más de siete millones de pesos que sigue sin operar porque no saben usarlo y nieguen un aumento salarial a los trabajadores.

mascar