Recibieron órdenes de matar a Arnulfo, dicen los implicados a la FGE

FPM exigen esclarecer quién o quiénes pagaron para eliminarlo y limpiar la imagen del activista


 

Texto: Jesús Guerrero, Carmen González y Antonia Ramírez 

Foto: Antonia Ramírez

21 de noviembre del 2019

 

Tlapa

Ubaldo Segura Pantoja, miembro de la dirigencia del Frente Popular de la Montaña (FPM), indicó que el fiscal, Jorge Zuriel de los Santos, reveló que los presuntos secuestradores y homicidas de Arnulfo Cerón Soriano confesaron que “ellos recibieron órdenes de ejecutarlo".

El cadáver de Arnulfo Cerón, después de 40 días desaparecido, fue hallado este miércoles 20 de noviembre a mediodía, enterrado en el punto conocido como Los Tres Postes, sobre la carretera Tlapa-Igualita, cerca de la cabecera de Tlapa.

Segura Pantoja indicó que el FPM exige a la Fiscalía General del Estado esclarecer quién o quiénes ordenaron y pagaron el secuestro y asesinato de Arnulfo Cerón y se castigue al autor o a los autores intelectuales.

Se le preguntó sobre las diferencias que Arnulfo Cerón tenía con algunos funcionarios del ayuntamiento de Tlapa, principalmente con el alcalde, Dionicio Merced Pichardo García, y a su jefe de Gabinete, Marco Antonio García Morales. Señaló que efectivamente tenía problemas con ambos personajes derivados del activismo social pero para no especular pidió a la FGE esclarecer cuanto antes de dónde vino la orden de ejecutarlo según habrían confesado los autores materiales.

Segura Pantoja señaló que los restos de Arnulfo Cerón los identificaron por una sandalia que llevaba el día de su desaparición el 11 de octubre, cuando se dirigía a una reunión de Alcohólicos Anónimos (AA), alrededor de las ocho de la noche, y un grupo armado se lo llevó a la fuerza.

Recordó que cuando su compañero desapareció la familia interpuso la denuncia ante la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común (AMPFC) de Tlapa pero no activaron los mecanismos de búsqueda de manera inmediata.

"Yo creo que si se las autoridades hubieran actuado con prontitud, Cerón estuviera con vida, y no muerto", externó.

 

Detenidos

La FGE indicó que habría siete hombres y dos mujeres detenidos por su presunta responsabilidad en la desaparición y homicidio del activista.

Jorge "N", alías La Chiva, detenido junto con tres hombres y una mujer en Morelos el pasado 24 de octubre, es el supuesto cabecilla de esta banda que operaba en Tlapa y municipios aledaños de la región de la Montaña.

La Fiscalía atribuye a esta organización la desaparición del alcalde perredista electo del municipio de Cochoapa el Grande, Daniel Esteban González y su chofer Juventino García Rojas, en septiembre del 2018.

 

FPM y Tlachinollan exigen limpiar imagen del activista

El FPM tomó el ayuntamiento de Tlapa para exigir la presentación con vida de Arnulfo Cerón, a los tres días de la desaparición. Este miércoles, minutos después de que se hallaron los restos del activista, el FPM, acompañado de Tlachinollan convocaron a una conferencia de prensa. Antes tenían programada una marcha pero la noticia del hallazgo modificó los planes.

El edificio municipal está cubierto con lonas, pancartas y frases escritas en paredes, que contienen mensajes a las autoridades para la búsqueda de Arnulfo. Resalta una consigna: Pichardo y Tony entréguenos ya a Arnulfo. Es un mensaje al presidente de las filas morenistas, Dionicio Merced Pichardo García, y a su jefe de Gabinete, Marco Antonio García Morales. Activistas sociales de la Montaña señalan a ambas personas en la desaparición, por las diferencias con Arnulfo Cerón, situación que era del dominio público.

Arnulfo Cerón denunció públicamente que el alcalde y el jefe de gabinete lo habían amenazado de muerte.

Además de exigir castigo a los culpables, en la conferencia de prensa en las escalinatas del ayuntamiento, el FPM y Tlachinollan hablaron sobre la honorabilidad y la trayectoria de Arnulfo Cerón, y pidieron limpiar la imagen del activista.

Abel Barrera Hernández, de Tlachinollan, indicó que Cerón era un defensor de los derechos humanos, a quien la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos en México lo declaró como un gran defensor y por esa razón el organismo vino a Tlapa a pedir que se buscara y se diera con su paradero.

Dijo que se seguirá hablando de la buena imagen de Arnulfo. Recordó que las autoridades locales lo criminalizaron al decir que se estaba enriqueciendo con todo lo que estaba gestionando, cuando su familia y él vivían en condiciones precarias.

Juan Sánchez Gaspar, del FPM, lamentó que se acusara a Cerón de ser “un vividor del pueblo”. Dijo que era importante desmentirlo desde el ayuntamiento, porque en el FPM no manejan presupuesto; sólo acompañan a la gente que lo necesita para entregar un documento y así les hagan caso.

Vidulfo Rosales Sierra, también de Tlachinollan, se enfocó en los comerciantes alrededor. Reclamó que no se hayan sumado a las actividades de búsqueda y para exigir justicia, cuando Cerón Soriano los defendió ante el ayuntamiento.

Precisamente, la defensa que asumió Arnulfo Cerón de los comerciantes ambulantes acentúo la relación ríspida con el alcalde Dionicio Merced Pichardo García y el jefe de Gabinete, Marco Antonio García Morales. El ayuntamiento quería desalojarlos y Arnulfo Cerón los defendió.

“Es injusto que hoy en día ninguno de los comerciantes se haya parado en las jornadas de lucha”, reclamó Rosales, aunque reconoció que había temor por los asesinatos y las desapariciones ocurridas en la ciudad.