Proyecto Vestigios: Fotografías de objetos de periodistas mexicanos asesinados

Texto: Félix Márquez / Quinto Elemento Lab Y Artículo 19

9 de noviembre del 2020

 

Vestigios es un catálogo de objetos recuperados por las familias de siete periodistas asesinados durante la última década en el estado de Veracruz, México.

 

La serie fotográfica explora y documenta la identidad y la vida de sus propietarios, periodistas y fotoperiodistas, seis hombres y una mujer, desde la intimidad de sus prendas hasta sus herramientas de trabajo, como una forma tangible de conocer quiénes eran.

 

Los detalles y particularidades de cada objeto personal, retratados desde la fotografía forense, permiten un acercamiento directo y personal a la memoria viva de esos colegas. Un ejercicio que combina la introspección a partir de la investigación periodística autorizada y acompañada por las familias que atesoran esos objetos.

 

Los objetos, silentes, nos muestran la trayectoria laboral y los gustos personales de sus dueños, los esfuerzos para trabajar con instrumentos -a menudo precarios-, revelan detalles de sus vidas cotidianas o de sus preocupaciones. Las pertenencias -aquella cámara empolvada por el tiempo sin uso, el carnet de prensa con el que se identificó en sus últimas coberturas, la bocina con la que daba a conocer las noticias- delatan las ausencias de estas y estos periodistas muertos en un estado donde la prensa es incómoda e informar cuesta la vida. Homicidios que nunca debieron de haber ocurrido.

 

Esta primera parte de la serie explora los objetos de Guillermo Luna y Gabriel Huge, asesinados en Boca del Río el 3 de mayo de 2012; Yolanda Ordaz de la Cruz, torturada y localizada sin vida el 26 de julio de 2011, en Boca del Río; Moisés Sánchez, secuestrado y encontrado muerto en Medellín de Bravo, el 2 de enero de 2015; Miguel Ángel López Velasco (Milo Vela) y su hijo Misael López Solana, masacrados en su vivienda de Veracruz el 20 de junio de 2011; Gregorio Jímenez, secuestrado el 5 de febrero de 2014 y localizado seis días después en una fosa clandestina en Coatzacoalcos.

 

En su informe “Ante el silencio, ni borrón ni cuenta nueva”, la organización Artículo 19 clasifica a México entre los países más peligrosos del mundo para la prensa y el más peligroso en América Latina. Veracruz continúa siendo el estado más mortífero para ejercer el periodismo: entre los años 2000 a 2020, en el país, se registraron 136 asesinatos y 24 desapariciones, y 30 de estos homicidios y 4 de estas desapariciones ocurrieron en Veracruz.

 

Documentar esas ausencias es otra forma de denuncia.

 

Vestigios surge como un proyecto independiente cuyo desarrollo contó con el apoyo financiero y acompañamiento editorial de Quinto Elemento Lab y Artículo 19. Ha sido exhibido en el Bronx Documentary Center y Photoville en Nueva York, en el DOK Festival en Fredrikstad, Noruega, y durante el evento virtual “Periodistas en riesgo”, organizado por la Organización de Naciones Unidas y transmitido desde Ginebra, Suiza. Vestigios ha sido publicado en diversos medios como el periódico francés Le Monde, así como en el diario The Washington Post.

 

SITIO: http://thevestigesproject.com/

 

REDES: http://www.instagram.com/thevestigesproject

 

* * *

Sobre Félix Márquez:

 

Soy fotoperiodista radicado en Veracruz, México. Desde 2009 he cubierto los efectos de la “guerra contra el narcotráfico”, las desapariciones de personas, los desplazamientos forzados de personas migrantes, la suerte de niños y niñas, y todo tipo de violaciones a derechos humanos.

 

Debido a la violencia en mi estado, me vi forzado a salir de México durante los años 2015 - 2016. A mi regreso, junto a un grupo de fotógrafos independientes, creamos Trasluz Photo, un espacio donde contamos historias periodísticas y documentales que contemplan como propias las realidades contemporáneas.

 

En el año 2018 publiqué el libro “Testigo de la violencia. Memoria gráfica del Veracruz contemporáneo” bajo la firma Juan Pablos Editores y con fondos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, acompañado de la investigación realizada por la Doctora Celia del Palacio Montiel.

 

Vestigios es una apuesta personal por resignificar, como oportunidades de memoria, los objetos de los colegas asesinados en mi estado, con algunos coincidí en coberturas y trabajos de campo. Algunos fueron mis amigos.

 

 

Credencial de prensa del periódico El Regional utilizada por Guillermo Luna en 2010. Su cuerpo fue localizado en bolsas negras sumergidas en un drenaje de Boca del Río, Veracruz, el 03 de mayo de 2012, junto a s tío, el fotoperiodista de nota roja, Gabriel Huge, y otros dos trabajadores de los medios de comunicación.

 

Parlante que era colocado por Moisés Sánchez Cerezo en el toldo de su taxi para narrar las noticias de Medellín de Bravo, y anunciar por las calles su semanario gratuito. El 2 de enero de 2015, el activista social y periodista fue secuestrado del interior de su casa en Medellín de Bravo, Veracruz, México. Sánchez fue fundador y director del semanario La Unión. El 24 de enero de 2015 su cadáver fue localizado dentro de una bolsa de plástico en una comunidad aledaña.

 

Miguel Angel López Velasco y Misael López Solana, padre e hijo, en la sala de redacción del Periódico Notiver en la década de 1990. López Velasco, también conocido como "Milo Vela", fue un reconocido periodista y columnista de información policial en el periódico Notiver. Fue asesinado junto a su esposa Agustina Solana y su hijo, el fotoperiodista Misael López Solana, en la madrugada del 20 de junio de 2011, mientras dormían en su casa de Veracruz, México.

 

Un escrito en un libro de la periodista Yolanda Ordaz de la Cruz, acompañado de un retrato de su álbum familiar. Ordaz era una reportera que había trabajado durante tres décadas en el periódico Notiver cubriendo crímenes. Fue secuestrada, torturada y asesinada el 26 de julio de 2011. Su cuerpo decapitado fue abandonado afuera de la sala de redacción del Órale, periódico de asuntos policiales, en Boca del Río, Veracruz, México.

 

Cámara Polaroid Propack propiedad de Gabriel Huge. Huge fue secuestrado y asesinado el 03 de mayo de 2012. Su cuerpo fue localizado en bolsas negras inmersas en un drenaje de Boca del Río, Veracruz, junto a su sobrino, el fotoperiodista, Guillermo Luna y dos trabajadores de los medios de comunicación.

 

Seis fotos impresas -tamaño infantil- de Gregorio Jiménez, que fueron utilizadas para sus credenciales de prensa. Jiménez también conocido como "Goyo" fue secuestrado de su propia casa el 5 de febrero de 2014, en Villa Allende, Coatzacoalcos, Veracruz. Seis días después, su cuerpo apareció en una fosa clandestina.

 

 

 

 

 

Este texto fue elaborado por el equipo de Quinto Elemento Lab Y Artículo 19 y lo reproducimos con su autorización.

<