Protestan comerciantes capitalinos en la Copriseg para demandar la apertura de sus negocios

Texto: Beatriz García 

Fotografía: Amapola Periodismo 

19 de mayo del 2020

 

Chilpancingo

Unos 100 comerciantes de Chilpancingo protestaron en la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Guerrero (Copriseg), para demandar el permiso de apertura de sus negocios.

 

A las 2:30 de la tarde hombres y mujeres con cubrebocas, caretas y otros con gafas protectoras llegaron a la dependencia estatal, ubicada en la avenida Juan Ruiz de Alarcón, esquina con calle Libertad, en el barrio de San Francisco.

 

Sofía Catalán, dueña de la librería Kerigma, es una de las personas que protestaron. Contó que por la necesidad de reabrir sus negocio se unió a comerciantes de otros giros comerciales de la ciudad, ya que ellos no pertenecen a ninguna asociación.

 

Los comerciantes que protestaron pertenecen principalmente a negocios “no esenciales” como los catalogó las autoridades. Es decir comercios que ante la pandemia deben cerrar porque no son indispensables.

 

Estos negocios son zapaterías, tiendas de ropa, librerías, tiendas de telefonía celular, florerías, por ejemplo.

 

 

Sofia Catalán justificó que necesitan abrir sus locales, que se ubican en diferentes calles de la ciudad, pues son el sustento económico de sus familias y además deben pagar renta, porque los dueños no se las condonaron.

 

La propuesta de los locatarios es que les permitan abrir sus negocios unas cinco horas diarias, con las restricciones correspondientes. Por ejemplo cerrar los accesos a sus tiendas para permitir el paso solo a quienes lleven cubrebocas y se pongan en las manos gel antibacterial. También que los comerciantes porten cubrebocas y caretas permanentes.

 

Aclararon que no estaban pidiendo dinero ni despensas, sólo que les permitan trabajar.

 

Una comisión de comerciantes ingresó a las instalaciones para negociar con las autoridades de la Copriseg.

 

Luego de la declaratoria de la pandemia en el país, el 20 de marzo, comerciantes cerraron negocios, otros lo hicieron hasta que las autoridades municipales les exigieron el cierre. A otros, el 7 de mayo, la Guardia Nacional los obligó, aunque ellos volvieron a abrir el jueves 14.

 

Los comerciantes se quejaron de que el cierre no fue parejo para todos, porque tiendas de ropa de cadenas nacionales siguen abiertas.

 

 

<