Protesta personal médico que contuvo la pandemia por mejores laborales

Texto: Beatriz García

Foto: Óscar Guerrero

26 de junio del 2021

Chilpancingo

Integrantes del Movimiento Nacional de Trabajadores de Servicio de Salud Pública + Basificación marcharon en la capital para exigir a las autoridades federales y a la gobernadora, Evelyn Salgado Pineda, que una vez que asuma las funciones mejoren sus condiciones laborales: salarios, basificaciones, seguridad social, y que no se les retengan sus salarios.

“¡Somos héroes mal pagados, somos héroes explotados!”, “¡Señor gobernador acuda al llamado su pueblo de contrato ha sido olvidado!” y “¡Contratos unidos jamás serán vencidos!”, se escuchó decir a enfermeras, médicos, químicos, psicólogos, trabajadores sociales y de vectores que marcharon desde la Alameda Granados Maldonado hasta el zócalo de la ciudad.

Los trabajadores portaron lonas de su Movimiento Nacional de Trabajadores, que iniciaron hace dos meses, aunque desde antes ya habían protestado en la ciudad en exigencia de mejores condiciones laborales.

La marcha llegó a la explanada del zócalo, donde los trabajadores hicieron un mitin.

Los manifestantes exigieron basificación inmediata, homologación de salarios, acceso a servicios de salud y reconocimiento de antigüedad laboral, contratos dignos, no a la retención de salarios y derecho a vacaciones y seguridad social para cerca de 5,000 trabajadores en todo el estado.

En entrevista, el médico eventual de la Secretaría de Salud, Juan Pablo Sánchez Miranda, dijo que todos los que estaban protestando tienen “contratos precarios”, porque ganan tres veces menos que los trabajadores que tienen una base.

Además dijo que se refiere al término “contratos precarios” porque no cuentan con seguridad social, no tiene prestaciones laborales; contó que tienen compañeros y compañeras que no les dan incapacidad por enfermedad o por embarazo.

Los afectados en el estado son más de 5,000, que incluso en otros momentos se manifestaron y dialogaron con el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, en la capital y, además, han tocado puertas en el gobierno federal, pero tampoco los escucharon.

Dijo que este movimiento que están comenzando es a nivel nacional, porque su situación laboral es similar a trabajadores de la salud en todo el país.

A los trabajadores les van a renovar su contrato en julio, pero decidieron salir a las calles este día para prevenir.

“Dijo el presidente López Obrador una promesa de campaña, que desde el primer año se iban a regularizar las situaciones laborales, pasó el primer año, no pasó nada, pasó el segundo año y no pasó nada, estamos en el tercer año (de su administración) y no vemos para cuándo”, expresó el médico.

Hizo un llamado al secretario de Salud y al presidente de la República, además a la gobernadora electa Evelyn Salgado Pineda, para ser tomados en cuenta y mejoren sus condiciones laborales.

El pretexto de las autoridades de no mejorarles sus condiciones laborales es que no hay presupuesto, denunciaron en la protesta.

Pero casualmente para “los héroes de la pandemia” no hay, pero sí hay para que policías estatales los repriman en sus manifestaciones, dijo el trabajador de la salud.

Hizo un llamado al resto de los trabajadores que no acudieron a la protesta a que pierdan el miedo, porque no es justo seguir con las condiciones precarias que no les alcanza ni para comer.

En un comunicado que leyeron durante la protestabexplicaron que son trabajadores de contrato de la Secretaría de Salud del estado, que pertenecen a los programas Eventual, Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Cuotas de Recuperación, Vectores, Ramo 12 y 19, cubre incidencias y básicos adscritos al centro de salud, hospitales generales, hospitales de la Madre y el Niño Guerrerense.

La antigüedad de los trabajadores oscila de los seis meses a los 10 años de antigüedad, quienes fueron contratados “con la esperanza y promesa” de que en determinado momento mejorarían sus condiciones laborales, pero no sucedió por eso desde que inició el año comenzaron a protestar.

En el documento resaltaron que no van a tolerar ningún despido injustificado de sus compañeros, sólo por hacer valer su derecho a la libre expresión.

Los trabajadores insistieron en el acuerdo que se hizo en el gobierno federal de otorgar su base al personal de salud que cuenta con contratos precarios, además de que el presidente lo anunció en varias ocasiones.

Después del mitin los trabajadores se retiraron de la explanada, antes dijeron que esperan pronto las autoridades les informen o los llamen a un diálogo para ver el tema de sus condiciones laborales.

Tags
mascar