Policías estatales protestan ante Evelyn Salgado

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Oscar Guerrero

8 de octubre del 2021

Chilpancingo

 

Un grupo de policías estatales que exigen que el gobierno actual les pague sus viáticos y les resuelva otras demandas protestaron frente a la gobernadora electa, Evelyn Salgado Pineda, quien en ese momento estaba en la explanada del Congreso en donde ensayaba para la ceremonia de su toma de posesión, que se celebrará en este recinto el próximo 15.

 

Salgado Pineda se percató de que fuera de las rejas de acero estaba el grupo de agentes portando pancartas y de inmediato se acercó hacía ellos.

 

"Yo te escucho, dígame", le dijo a uno de los policías.

 

"Mire gobernadora, lo único que estamos pidiendo es el pago de los viáticos que no se nos ha pagado, somos más de 5,000 policías; ese dinero lo ocupamos para la comida y no tenemos", le contestó el agente.

 

Atrás de la gobernadora electa estaban unos 15 legisladores locales y uno de ellos, Jacinto González Varona, quien pidió la palabra y dijo al grupo de agentes que ya tenían el acuerdo entre los legisladores: su asunto lo plantearán en una sesión del Congreso, en donde se hará el exhorto a la administración en funciones para que se les pague.

 

Uno de los agentes dijo que entre ellos existe el temor de que por las protestas que han realizado les pase como a 200 de sus compañeros que en 2017 el gobierno de Héctor Astudillo Flored los despidió por reclamar sus derechos.

 

"Nosotros la respetamos y la apoyamos", le dijo un policía.

 

"Yo también", contestó Salgado Pineda y de inmediato recibió aplausos, lo que ameritó que ordenara se abriera la reja de acero para salir.

 

Ahí en medio de las cartulinas que portaban los agentes y algunos familiares de éstos, la gobernadora electa se tomaba fotografías abrazando y saludando a cada uno de ellos.

 

En un aparente confianza, los policías le empezaron a contar a la gobernadora electa las deficiencias que existen en la corporación.

 

"Nos exigen que hagamos recorridos pero no podemos hacerlo porque las unidades (patrullas) están paradas porque no hay gasolina", detalló un agente.

 

El policía le explicó que cuando les entregan sus viáticos (3,700 pesos cada 15 días), muchas veces los utilizan para comprar el combustible para las patrullas.

 

"Ahorita no tenemos dinero y no podemos cargar de gasolina porque no nos entregan los viáticos", se quejó.

 

Salgado Pineda les prometió a los policías que al frente de la Secretaría de Seguridad estará una persona honesta que en vez de quitarles "les dará más".

 

"Este gobierno que se va (el de Astudillo Flores) nunca vio por los policías estatales", dijo un agente.

 

"Nosotros vamos apoyarlos a reforzarlos, no andarán uniformes rotos ni con las botas rotas", les prometió Salgado Pineda.

 

Luego gritó: "qué viva nuestra policía que nos cuida y nos representa en el estado de Guerrero".

 

Posteriormente la gobernadora electa se tomó otras fotografías con los agentes quienes gritaron el nombre de ella y de su papá, el senador Félix Salgado Macedonio.

 

La gobernadora electa se despidió del grupo de agentes y regresó a las instalaciones del Congreso.

 

A siete días de que rinda protesta como gobernadora, miles de trabajadores estatales, supernumerarios, de confianza, de lista de raya y sindicalizados, mantienen un paro de labores y toma del Palacio de Gobierno y otros edificios públicos para exigir al gobernador Héctor Astudillo Flores el pago de bonos y salarios atrasados.

 

Los médicos y enfermeras que mantienen cerrados 14 hospitales generales y 400 centros de salud en demanda del pago del Fondo del Estado de Guerrero de Ahorro Capitalizable (FEGAC) solo atienden emergencias médicas incluyendo a los enfermos de Covid-19.

 

Además esta administración estatal hereda al gobierno entrante una deuda histórica de 16 mil millones de pesos al ISSSTE.

 

"Yo cuando tome protesta vamos a resolver los problemas que hay en Guerrero", prometió Salgado Pineda durante una entrevista.

 

Sin embargo en el asunto de la deuda de los 16 mil millones de pesos al ISSSTE, se lo endosó a los diputados locales.

 

"Que sean los diputados los que lo resuelvan", dijo.

 

Hasta el momento, Evelyn, no ha definido la lista de la totalidad de las personas que van a integrar su gabinete.

 

Anunció oficialmente a su hermano Liz Salgado como presidenta del DIF estatal, dependencia que maneja un presupuesto anual de casi 800 millones de pesos y que se ejerce principalmente para ayudas sociales.

 

El presupuesto que maneja el DIF es mucho mayor que ejercen al menos cuatro secretarías juntas.

 

Otro nombramiento que seguro anuncie es el de René Posselt Aguirre, en la dirección de Comunicación Social.

 

Posselt Aguirre es sobrino del ex gobernador Ángel Aguirre Rivero.

 

mascar