Desabasto de agua en Chilpancingo: Emma y la historia de los lavaderos públicos

Texto y fotografía: José Miguel Sánchez

1 de marzo de 2022

Chilpancingo

A las 8 de la mañana Emma Ávila espera que abran los lavaderos públicos de la barranca Pezuapa. A los cinco minutos llega el encargado de los lavaderos, Fabián Ramírez Rodríguez y abre la puerta.

Emma es la única persona que la mañana de hoy fue a lavar cuatro kilos de ropa aproximadamente, la transporta en una bolsa negra y una cubeta de pintura algo envejecida.

Los lavaderos públicos en la capital son alternativas para las personas que sufren el desabasto de agua en la ciudad, como una medida para cuidar su agua, prefieran pagan 15 pesos por lavar en estos espacios públicos, que gastar agua que en muchos casos fue comprada a pipas debido a la falta de agua en la ciudad.

Para Emma, que vive en la colonia los sauces a poco metros de estos lavaderos no se le complica mucho el traslado, y lo hace como una medida para ahorrar agua.

Hay personas que se trasladan de colonias muy alejadas de Chilpancingo para lavar ropa y tienen que pagar traslado en taxi por lo pesado de la ropa.

“Aquí luego llegan señoras que de la Plan de Ayala, de la 1 de Mayo, de la CNOP a lavar su ropa, y muchas de ellas lavan ropa ajena”, cuenta Ramírez Rodríguez.

Ramírez Rodríguez no solo es el encargado de los lavaderos, lo es de todo el andador Pezuapa que conecta la colonia Margarita Viguri con el barrio de Tequicorral.

Y cuenta que los lavaderos de la barranca Pezuapa son de los más económicos de la ciudad, cobran 15 pesos por el tiempo que necesiten, mientras que otros lavaderos las cobran por hora.

Aun así la mañana de hoy solo Emma está lavando su ropa.

“Yo me vengo una vez a la semana y aprovecho para lavar la ropa de toda mi familia, de mi esposo y de mis tres hijos, y si me llevo como unas tres horas para acabar, llegó a las 8 y me voy como a las 12 del día”, cuenta Emma.

Emma lo hace para no gastar el agua que compró, ya que dice que en su colonia no cae agua desde hace un mes.

Este lavadero tiene una capacidad para que 20 personas estén lavando ropa simultáneamente aunque Ramírez Rodríguez acepta que por la pandemia del Covid-19 la afluencia de personas en los lavaderos bajo demasiado, como el día de hoy que solo Emma está lavando su ropa.

“Antes eran espacios para saludarnos entre vecinos, platicar, aquí nos juntábamos todos, pero hoy ya es muy poca la gente que viene”, comenta Ramírez Rodríguez.

Uno de los problemas que genera la falta de gente es que no se junte el dinero para el mantenimiento o para comprar las pipas de agua para llenar los tanques, Ramírez Rodríguez admite que el agua entubada que le debe surtir la Comisión de Agua y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach) es muy escasa y no abastase como se merece un servicio de este tipo.

Ramírez Rodríguez aprovechó para contar la historia de estos lavaderos, que en un principio fue administrado por su madre, Ofelia Rodríguez Jiménez, quien para ganar dinero lavaba ropa ajena de sus vecinos.

Por esa razón los lavaderos de la barranca Pazuepa fue su centro de trabajo, día con día iba a lavar ropa.

Fue durante la administración del gobernador Alejandro Cervantes Delgado que se creó el parque conocido como Los Tuneles y se remodelaron los lavaderos.

Los vecinos del lugar, sabiendo que Ofelia estaba a diario en los lavaderos la propusieron como encargada del lugar.

Cervantes Delgado aceptó la propuestas y por 35 años Ofelia fue encargada de los lavaderos, falleció a la edad de 93 años en 2015, a partir de ahí, su hijo es el encargado.

Ramírez Rodríguez contó que hay desatención gubernamental a estos espacios, ya que con los 15 pesos que él cobra por lavar le tiene que dar mantenimiento no solo a los lavaderos, sino a todo el parque Pezuapa, conocido popularmente como Los Tuneles.

“De repente se roban los tinacos de los baños públicos y hay que comprarlos, hacemos la gestión y con trabajos nos lo reponen, piensan que yo me quedo con el dinero”, comentó.

 

El arte en las calles: la resistencia feminista ante la violencia

El arte urbano no queda solo como rastro de la ruta por la cual pasan los contingentes feministas al marchar, permanece también como un reclamo a una ciudad machista, misógina y feminicida, que no permite a las mujeres transitar por el espacio público libremente


Texto: Verónica Ramírez / La Verdad

Fotografía: La Verdad

1 de marzo de 2022

 

En casi cada esquina de la Avenida 16 de Septiembre se encuentran cruces negra pintadas sobre un fondo rosa que adornan los muros, postes de electricidad y cabinas telefónicas. Son acompañadas por tags plasmados con pintura en aerosol y pintas que acusan al estado opresor. Reflejan un reclamo…anuncia rabia.

El sol ha descarapelado el papel de algunas de las intervenciones de paste up, obras creadas en papel que son pegadas con engrudo de forma semipermanente paredes y puertas, pero aún se pueden apreciar los diseños.

En las calles del centro de Ciudad Juárez abunda leyendas y las frases en las que se lee “ISA VIVE” y “Nos queremos vivas”. Estas son muestras de resistencia del movimiento feminista en Ciudad Juárez. Con el paso del tiempo, la fina línea entre la creación del arte y el activismo en contra de la violencia de género se va borrando. En los últimos años, las marchas realizadas en marco del 8M, Día Internacional de la Mujer, son acompañadas por convocatorias de paste up, pintas en aerosol, intervenciones en monumentos y rap feminista.

 

 

El arte urbano no queda solo como rastro de la ruta por la cual pasan los contingentes feministas al marchar, también permanece como un reclamo a una ciudad machista, misógina y feminicida, que no permite a las mujeres transitar por el espacio público libremente, dice Eloisa, integrante de la Colectiva Xolas, un proyecto de artistas feministas que surgió de la necesidad de sustento y espacios seguros para mujeres lesbianas precarizadas en Ciudad Juárez.

“Es brutal esa sensación de unión entre compañeras y de plasmar esas palabras, esas imágenes en conjunto en una ciudad en donde todos los días te quieren desaparecer”, afirma Eloisa.

“Ese reclamo es muy poderoso porque nos reunimos, lo hacemos y queda esa memoria o esa especie de justicia instantánea que nosotras mismas vamos creando al dejar plasmado eso”, afirma la artista y escritora.

Susana Alavez, también integrante de la colectiva artística, nota que cada vez más mujeres de todas las edades se suman a las manifestaciones, pero también “se avientan a tomar la lata y rayar”, comenta.

Como fotógrafa, Alavez también ha visto que más participantes llevan sus cámaras y al finalizar la marcha las redes sociales se llenan con distintas perspectivas y memorias de la manifestación.

“Creo que se sienten en un espacio seguro porque también existen los protocolos de seguridad”, dice Alavez. “Todas pueden crear algo hasta en una hoja de papel en un cuaderno, llevarlo y sabes que va a haber un momento para pegar y rayar”.

En la búsqueda de esta seguridad, artistas juarenses han creado colectivas, agrupaciones y espacios en donde pueden aprender, desarrollar sus talentos y dialogar sobre sus experiencias. A raíz de estos espacios feministas, el arte hecho por mujeres se hace más presente dentro y fuera de los contingentes de las marchas.

‘ES NUESTRA CALLE’. OCUPACIÓN DEL ESPACIO PÚBLICO Y ARTÍSTICO

Al transitar por la ciudad, Nayeli, artista gráfica, observa los diferentes tags y graffitis. Son las obras de amigas o compañeras que la hacen apreciar el arte urbano de una forma distinta. Al verlos, dice que se imagina el momento en que debieron hacerlo: unos minutos fugaces en los que no había absolutamente nadie en la calle o más riesgoso aún a horas muy tarde de la noche.

“El riesgo que se corre lo hace más, no sé si valioso o fuerte, pero valoras más el trabajo que se hizo porque conoces el peligro”

Nayeli, quien forma parte de la Colectiva Bravas, “morras artistas fronterizas” .
Ocupar las calles de Ciudad Juárez ya es un riesgo en sí, pero como mujer es común ser blanco de acoso sexual, que puede ir desde lo verbal hasta agresiones y abuso.

Solamente salir a la calle ya es una muestra de resistencia a la prohibición de poder transitar libremente por las calles, explica Nayeli, pero hacer gráfica urbana es la acción de responder a este ataque de violencia y es un arte contestatario en sí.

“Te dicen que no salgas de noche, y de que es peligroso es peligroso, pero el hecho de que te atrevas aún así a hacerlo, el hecho de responder y alzar la voz ya es un acto en sí mismo”, expresa la artista. “Es nuestra calle y también merecemos salir.”

La artista menciona que las mismas agresiones que podía recibir en la calle se presentaba en espacios artísticos dominados por hombres. No se sentía segura para aprender más técnicas o se sentía invisibilizada, al no ser tomada en serio en comparación con otros artistas que eran hombres.

“A algunas amigas les llegó a pasar que reciban acoso o escuchábamos que los vatos alababan a las mujeres por su apariencia y no su trabajo” dijo Nayeli. “Había vatos ofreciéndonos espacios para pintar ¿Pero a cambio de qué, verdad?”

 

De esta misma forma, la rapera feminista Karla Jiménez, consiente de la situación en la que las mujeres juarenses peligran en las calles, a raíz del acoso y agresiones de género, dice que desde joven buscó manifestarse. En el rap de protesta encontró un medio para expresar su rabia.

En eventos de micrófono abierto, Jiménez, conocida como Karma 656, también se encontró con ambientes muy machistas, donde no era tomada en serio por otros raperos. Ella recuerda comentarios sobre su forma de vestir, su apariencia y otras frases acosadoras que le dejaban claro que no era bienvenida en esos espacio.

“Decían cosas como: ‘aquí no hay lugar para las mujeres. Las mujeres son para traer a un lado y no para andar cantando’. Yo si he sentido que he tenido que ganarme mi lugar y en esta sociedad machista si ha sido muy difícil”, cuenta.

Por esta misma razón Jiménez buscó otras artistas que tuvieran ideales parecidos a los suyos y fue cuando se metió de lleno al feminismo y conoció a artistas gráficas, escritoras y poetas que también formaban parte de las colectivas con ideales feministas.

POR Y PARA MUJERES


Con los años, Jiménez notó como cada vez se hacía más latente la presencia de arte en los movimientos feministas a través de murales, pero también vio que había espacio para el rap de protesta.

Ella recuerda que las primeras manifestaciones a las que acudía siempre había un micrófono abierto y en una ocasión la animaron a presentar una canción.

“Desde entonces a cada manifestación que voy, yo me manifiesto con rap”, dice Jiménez, quien este año se ha sumado a eventos de preparación para la marcha 8M en Ciudad Juárez y planea asistir tanto como mujer feminista y como artista.

“Yo me reunía con ellas y conversando con todas nos damos cuenta de nuestras experiencias. Se me hacia muy fuerte que como mujeres no nos permitieran ocupar ciertos espacios artísticos”, dijo Jiménez. “Pero organizándote y teniendo espacios seguros por y para las mujeres llegamos a impulsarnos.”

Comúnmente los colectivos artísticos estaban formadas por puros hombres y se daban situaciones de menosprecio al arte hecho por mujeres, de acoso y eran ambientes muy competitivos en donde no se normalizaba compartir conocimientos o técnicas, explica la artista gráfica que usa el apodo ‘Poli No Police’, también integrante de la Colectiva Bravas.

Existía un sentir de invisibilización y falta de pertenencia que era compartido por muchas mujeres que se sentían solas en el ámbito artístico, cuenta.

“Hubo varias cuestiones que nos hizo crear la colectiva (Bravas) y una era la cuestión del aprendizaje y sentirnos que no teníamos un espacio y no sentirnos validadas en ese aspecto creativo”, menciona Poli. “A partir de este sentir empezó a formarse la colectiva y varias empezamos a usar la gráfica para expresar ciertas problemáticas que están pasando en la ciudad.

 

Como parte de Bravas, integrantes como Poli y Nayeli tuvieron la oportunidad de explorar distintas técnicas de gráfica urbana desde el paste up, stencil, graffiti y muralismo. Pero este aprendizaje no se quedaba entre las integrantes de la colectiva y buscaban compartirlo a la comunidad.

Además de la intervención callejera, Bravas realizó talleres que se llevaron a cabo en el espacio autogestivo CX16 y después con el apoyo de la Secretaría de Cultura estatal en el sur oriente de la ciudad. Los talleres que realizó la colectiva trataban temas desde la violencia de género a los derechos humanos con el propósito de generar espacios de diálogo.

“Creo que es muy importante llegar a otras mujeres que no han tenido este tipo de diálogos. (Nuestro activismo) no solo son estas intervenciones en las calles si no todo lo que hay detrás”, afirma Poli. “También nos importa mucho esta cuestión del proceso de compartir cosas, sentires y crear estas redes que impulsan a otras mujeres”.

Con los talleres, Poli también se dio cuenta que se sentía una energía diferente al hacer un trabajo colectivo y se sentía con más seguridad y fuerza. Para Nayeli, las intervenciones de la Colectiva Bravas, en las calles o través de talleres, siempre fueron consideradas como actos de activismo que traían consigo un sentimiento de catarsis.

“Casi siempre era la manera de sacar lo que traíamos ahí atorado”, dice la artista. “Lo plasmabas en papel y salíamos a la calle a pegarlo. Todo el proceso es liberador porque estas con personas que te entienden y que probablemente han pasado por lo mismo que tu y es una manera en que te sientes apoyada y escuchada”.

Los espacios de dialogo que abrían con las colectivas no solo servían como medios de activismo si no también como formas de auto-cuidado. Las integrantes de las Colectivas Xolas han colaborado con Bravas en la pinta de murales y otras intervenciones.

Sobre la calle Colombia existía un mural que las dos colectivas hicieron en colaboración. Además de permitirles pintar juntas, para Eloisa este fue un trabajo de transformación del espacio público que se hizo en conjunto con la comunidad del barrio.

“Se escuchaban rumores de la gente que pasaba por ahí y hasta entre nosotras mismas que se sentía distinta la calle. Eso fue muy satisfactorio, desde encontrar la pintura, las vecinas se involucraron, hubo comida, hubo música. Era un entorno muy de mujeres y muy seguro. Si se logró la unión y el efecto que queríamos crear”, recuerda Eloisa.

De la misma forma vieron un potencial de generar redes de apoyo y hermandad, dice Alavez, agregando que es necesario crear colectivas hechas por mujeres y para mujeres.

“Creo que también tiene que ver que la creación es como una forma de auto cuidado. Dentro de este espacio puedes crear algo que quizá no estabas segura de hacerlo al inicio y te da ese impulso de explorar o reflexionar otro tipo de cosas que antes no se podían concebir” afirma.

Entre las actividades que la colectiva ha llevado acabo incluye el muralismo, intervenciones de gigantográfia, talleres de poesía, escritura, creación de fanzines y han mantenido una participación en los bazares locales. Además de explorar temas de resistencia feminista y lesbiandad en sus obras, la Colectiva Xolas busca celebrar el amor entre mujeres, ya sea en relaciones sexo-afectivas como los lazos de hermandad.

Más que nada, el mensaje que Xolas busca compartir es decirle a otras, desde su experiencia como mujeres o lesbianas, que están acompañadas.

“Los mensajes puedes ser palabras, pueden ser símbolos, pero siempre es con una intención”, afirma Alavez “Creo que de alguna manera las personas que transitamos esta ciudad sabemos lo que significa la cruz rosa, si vemos el nombre de Isabel en el centro sabemos a que se refiere. Creo que es un decirle a las demás que no están solas y que estamos en las calles”.

Dos años después regreso parcial a clases presenciales en Uagro

Ante un panorama de semáforo verde en el estado, la comunidad universitaria regresó a clases presenciales con restricciones en cuanto a salones numerosos, cuidado intensivo de medidas de higiene; algunos salones sin mantenimiento, pero en general, la mayoría, manifiesta su deseo por volver a esta modalidad que, hasta hace unas tres semanas en algunas facultades fue híbrida


Texto: Beatriz García

Foto: Oscar Guerrero

Chilpancingo

1 de marzo del 2022

 

El llamado obligatorio de las autoridades de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro) a 90 mil universitarios para regresar a clases presenciales después de dos años de pandemia por la Covid-19, no logró que la totalidad de los universitarios, entre estudiantes, personal administrativo y académico regresaran a las aulas este lunes.

Los planteles de la Uagro desde marzo del 2020, ante la emergencia sanitaria pararon labores en su totalidad. Apenas en agosto del año pasado el personal administrativo y de intendencia, regresó a las escuelas a desempeñar sus actividades, aunque por horarios y por días preestablecidos. Mientras que los alumnos y maestros mantuvieron clases virtuales, otros pocos de manera híbrida, unos días iban a la escuela y el resto de las clases era en línea.

Guerrero está en color verde en el semáforo epidemiológico, que indica que el riesgo de contagios y defunciones por el coronavirus disminuyó considerablemente, lo que supone un riesgo bajo de otro rebrote masivo.

De acuerdo con el reporte de las autoridades de la Secretaría de Salud (SSA) del estado hay poco más de 560 casos activos de la Covid-19, de los cuales 166 contagios y seis defunciones por esta causa se dieron en las últimas 24 horas.

En el comparativo de casos confirmados por mes, en febrero del año pasado se registraron 2,731 contagios, mientras que, en el transcurso del mismo mes en este año, el registro es de 2, 451 nuevos casos.

En el caso del comparativo de defunciones, en febrero del año pasado se registraron 619 defunciones, y en lo que va de febrero de este año el registro es de 161 fallecimientos.

En un recorrido por la capital, en preparatorias, facultades y unidades académicas de la UAGro Amapola. Periodismo transgresor constató que el retorno a las aulas de los universitarios no fue en su totalidad, y otros más regresaron a clases presenciales o de manera híbrida desde octubre del año pasado o desde hace tres semanas.

Una de las comunidades que regresó a las aulas en su totalidad, es la Facultad de Matemáticas, que se ubica en Ciudad Universitaria. Hasta hace tres semanas habían regresado estudiantes y maestros de manera híbrida.

Esta escuela, de acuerdo con la subdirectora administrativa y de control escolar, Berenice Ortiz Pineda, hay cerca de 150 alumnos de la licenciatura, de los técnicos, de la maestría y doctorado, y se habilitó un solo acceso a la escuela, para tener el control de quienes entran se desinfecten y se tomen la temperatura, y todos porten cubrebocas.

“Regresamos hace tres semanas de manera híbrida, es decir, que venían los grupos de primer grado y segundo los días lunes y martes, miércoles y jueves los de tercero y cuarto año, y como tenemos otro programa de Técnico Superior Universitario, ellos venían sólo los viernes”, dijo.

A partir de este lunes se reanudaron las clases presenciales con horario normal en toda la facultad.

Las medidas que se tomaron en la escuela es que se imparten las clases en las aulas más amplias, para evitar aglomeraciones, además cada que termina una clase se desinfecta el espacio. En el inicio de clases no vinieron todos los alumnos.

“Antes de decidir regresar, hicimos una encuesta, tanto para profesores como para alumnos, para saber qué porcentaje tenía la posibilidad de regresar las clases y a parte de la posibilidad que quisieran. Al hacer esa encuesta tanto maestros como alumnos, habíamos otra para el semestre que terminó y el 70 por ciento de alumnos y maestros no querían regresar. Ahora se volvió a hacer con el semáforo verde y vacunado la mayoría de población”, explicó la subdirectora que la respuesta fue positiva.

Dijo que a los jóvenes que vienen de lugares lejanos y no tienen la posibilidad de regresar a rentar a Chilpancingo, les apoyarán para que les den espacio en casas de estudiantes.

Los gastos de los insumos para la desinfección del plantel, el gel antibacterial y el termómetro colocado a la entrada de la facultad corrieron a cargo de la escuela, porque para ello no han recibido apoyos económicos, expuso la académica.

Llamado del rector a regresar a clases por semáforo verde

El rector de la Uagro, José Alfredo Romero Olea y el secretario general, Armando Guzmán Zavala, emitieron un comunicado a la comunidad universitaria ante el semáforo verde.

“Es imprescindible volver de manera presencial total a las actividades académicas y administrativas de nuestra institución, siento este retoro de carácter obligatorio a partir de 28 de febrero del presente año”, pondera la misiva.

El llamado para los docentes y académicos es que para este retorno deberá hacerse uso de cubrebocas, preferentemente KN95, lavado constante de manos o desinfección con gel antimicrobial, sana distancia, ventilación en las aulas y en todo tipo de espacios universitarios, y que quienes no estén vacunados deberán hacerlo por su salud y el bien comunitario.

Las autoridades aseguraron que la comunidad universitaria ya ha sido vacunada contra el virus SAR-CoV-2, y que la mayoría de los estudiantes de educación media superior, superior y posgrado tienen el esquema de vacunación completa, así como los profesores, personal administrativo y de intendencia, además de que tienen una dosis de refuerzo.

Regreso parcial este lunes 28 de febrero

En el caso de la Facultad de Filosofía y Letras, la subdirectora Blanca Rocío Torres Hernández informó que las clases presenciales en la escuela son de manera híbrida en el caso de sociología y literatura desde octubre, y este lunes de filosofía y algunos grupos de historia.

“Tenemos algunos salones que necesitamos cambiarles cancelería porque no tenemos la ventilación adecuada y la semana pasada, el edificio grande, nos habían dicho que no lo podíamos ocupar, después del temblor de septiembre, pero la semana pasada nos quitaron el letrero y entonces estamos solicitando el dictamen de Protección Civil. Tenemos pocas aulas y somos cuatro licenciaturas”, contó.

En esta facultad hay 300 alumnos aproximadamente, cerca de 30 docentes, y tres de ellos no regresarán a las aulas. Sólo tres días asisten a clases presenciales, y dos días de forma virtual. También se cuenta con gel antibacterial, termómetros y se constató que en los baños hay jabón líquido y agua.

Otra de las facultades con una matrícula más amplia y que se mantiene en clases presenciales es la Facultad de Ciencias Químico Biológicas.

“Como desde octubre del 2021, nosotros continuamos laborando de manera presencial en nuestros laboratorio de docencia, no bajamos la guardia, aprendemos diariamente a trabajar con precaución pero mucha dedicación”, postearon en la cuenta oficial de Facebook de la facultad.

En otro escrito señala que el cuerpo directivo de la facultad acordó que las actividades de docencia de los tres programas educativos de licenciatura y de los tres programas de posgrado se reanuden de manera presencial a partir del lunes 7 de marzo. Mientras que el personal administrativo y de intendencia se presentará a partir de este 28 de febrero para preparar el recibimiento.

En la Facultad de Derecho no regresaron a clases presenciales, debido a las fisuras que hay en el edificio a causa de sismo del 9 de septiembre del año pasado. Sólo algunos administrativos estaban en oficinas de esta institución, los salones estaban cerrados y vacíos.

Como parte del acuerdo que tomó el Consejo de Unidad Académica en sesión ordinaria para discutir el regreso a clases a clases presenciales, donde se planteó el dictamen que recibieron el 30 de septiembre pasado en el que se establece que el edificio presenta fisuras considerables, se determinó que no hay condiciones para el retorno a las aulas, y por ello continúan de manera virtual.

En la Faculta de Ingeniería se observaron pocos alumnos en las aulas.

En el caso de la preparatoria número 1 “Prof. Aarón M. Flores”, que alberga a unos 3,000 alumnos de los turnos matutino y vespertino, reiniciaron clases pero de manera híbrida.

Los días lunes y martes se presentarán las alumnas y alumnos del “grupo 1”que son los del 1 al 30 de la lista oficial de cada grupo, y los miércoles y jueves se presentarán los del “grupo 2”, del 31 al 60 de la lista oficial, se lee en una circular que se dio a los alumnos y alumnas.

Mientras que los alumnos de tercer año se presentarán del 1 al 33 de la lista oficial los días lunes y martes, los miércoles y jueves del 34 al 67 de la lista oficial.

“Si sus hijos presentan fiebre, tos, dolor de garganta, gripe, dificultad para respirar u otros síntomas de Covid-19 no deben asistir a la escuela y deberán reportarlo”, es el llamado que hace la escuela.

Los estudiantes deberán llevar su propio gel antibacterial o desinfectante personal y colocarlo frecuentemente en las manos.

El alumnado deberá llevar su propio alimento, porque una vez que ingresen a la escuela no podrán salir hasta el fin de sus clases, mientras que las cafeterías funcionarán con un aforo del 30 por ciento, de forma escalonada, por grados.

Hasta este lunes, en el estado, de acuerdo al reporte oficial que dan a diario las autoridades de la Secretaría de Salud del estado, en las últimas 24 horas se registraron 57 nuevos contagios de la Covid-19 y una defunción, reportándose 503 casos activos.

Posiciones sindicales con respecto al regreso presencial a clases

La dirigente del Sindicato de Trabajadores Técnicos, Administrativos y de Intendencia de la Universidad Autónoma de Guerrero (STTAISUAGro), Brenda Alcaraz González, informó que en el caso de sus agremiados, desde el año pasado regresaron a los planteles, con restricciones y medidas sanitarias.

“No ha habido una resistencia por parte de los compañeros porque ellos han estado presentándose, no era todos los días pero por lo menos tres veces al día estaban acudiendo.

Desde el año pasado se ha estado trabajando con la Comisión de Salud de la universidad dando los protocolos de higiene dentro de cada una de las escuelas”, precisó.

El caso de los administrativos y de intendencia es distinto al de los académicos y alumnos, insistió, porque estos desde el año pasado, con restricciones y medidas sanitarias, volvieron a sus centros de trabajo para dar mantenimiento a las escuelas y para seguir con trámites institucionales.

En un comunicado, el Comité Ejecutivo Central del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad Autónoma de Guerrero (STAUAG), refrendó su compromiso con la educación superior en el estado, e hizo un llamado a la base trabajado para, que en la medida de lo posible, se reintegre a las actividades presenciales, de forma “responsable, gradual y segura”, para reducir los rezagos académicos que se han ido acumulando estos dos años de pandemia.

 

Ejército entrena a Guardia Nacional para enfrentar manifestaciones

Texto: Jesús Guerrero​

Fotografía: Oscar Guerrero

28 de febrero del 2022

Chilpancingo

 

A menos de un mes de que en la caseta de Palo Blanco de la autopista del Sol policías estatales y agentes de la Guardia Nacional (GN) se enfrentaron con normalistas de Ayotzinapa, elementos de esta última corporación federal reciben entrenamiento para disuadir manifestaciones en las instalaciones del 60 Batallón de Infantería de Chilpancingo.

Los de la GN llevan su equipo antimotin y durante el entrenamiento se les enseña la manera de como enfrentar a los manifestantes.

Durante la práctica se escuchan gritos de los soldados y de la Guardia Nacional quienes portan sus escudos.

En el enfrentamiento con los normalistas en la caseta de Palo Blanco, los de la GN, sacaron la peor parte ya que 22 de ellos resultaron lesionados uno de ellos de gravedad.

A su vez, los policías estatales que eran dirigidos por el coordinador en la región centro de esta corporación, Constantino Velázquez, hubo ocho lesionados leves.

Fueron los agentes estatales los que iniciaron el ataque contra los normalistas de Ayotzinapa y los que iban al frente de la columna y además arremetían con más furia contra los jóvenes.

La GN tiene su cuartel (que en julio del 2021 inauguró el presidente Andrés Manuel López Obrador) en el boulevard Chilpancingo-Petaquillas.

Medio centenar de la Guardia Nacional fueron entrenados por militares en uno de los campos de las instalaciones del 60 Batallón de Infantería.

Denuncian despidos injustificados en oficinas de gobierno

Texto: Amapola periodismo

Fotografía: Oscar Guerrero

28 de febrero del 2022

Chilpancingo

“Me pide que renuncie a mi plaza de supernumeraria y me amenaza que podía retener mi salario, cosa que cumplió”, denunció Patricia, una trabajadora supernumeraria que trabaja en las Oficinas del Poder Ejecutivo, contra la secretaria de Fomento y Desarrollo Económico, Teodora Ramírez Vega.

La empleada, comenzó a trabajar en 2018 como en un cargo de jefatura de área en la Secretaría de Fomento y Desarrollo Económico, pero luego de que cambió la administración del ex gobernador, Héctor Astudillo Flores, a la de la morenista Evelyn Salgado Pineda, le dejaron de pagar desde noviembre del 2021.

No es el único caso de despidos injustificados, según narró Patricia, como le llamaremos en esta nota informativa, a la trabajadora supernumeraria que por miedo a que su situación laboral, de por si precaria, empeore. Confesó que ella ha tenido muchos problemas de salud como estrés que la llevaron a tener un aborto espontáneo. La culpa, dijo, de la
la secretaria de Fomento y Desarrollo Económico, Teodora Ramírez Vega.

La semana pasada, otros compañeros suyos protestaron afuera del Palacio de Gobierno, , para denunciar el acoso laboral que han sufrido para obligarlos a que renuncien a sus plazas de supernumerarios, bajo el argumento de que las nuevas autoridades tienen que acomodar a “su gente”, con quienes habían asumido compromisos previos a la toma de protesta del nuevo gobierno.

En el caso de Patricia, informó que Ramírez Vega “ha instruido que me levanten actas administrativas, y al principio no me daban escritorio ni dónde trabajar, siempre he checado, pero no se me han dado quehaceres para hacer en la oficina”.

Desde diciembre entregó la jefatura de la que era responsable: “pero me pide que renuncie a mi plaza de supernumeraria, en diciembre tampoco me pagan mis quincenas ni aguinaldo, no me comentan nada no me notifica nada por escrito”.

Patricia contó que en enero que estaba embarazada: “cuando empiezan las actas administrativas yo presentó cuadros de colitis por estrés, y tuve amenazas de aborto y obviamente al no estarme pagando y hostigarme laboralmente instruidos por la secretaria presento las amenazas de aborto”.

Dijo que la secretaria la mandó a traer, “yo comentó que estaba en una situación muy crítica y delicada de salud, pero el director de Administración de Recursos Humanos, Carlos de Jesús Solís Maciel me llama por teléfono y me cuestiona que por qué no me había presentando en la oficina, yo dejé escritos de mi situación y pedí que me liberará mi salario devengado y mi aguinaldo”.

También le dijeron que tenía que demostrar a través del ISSSTE que abortó por estrés “presento el certificado este lunes y hoy 25 de febrero me dan un oficio donde me ponen a disposición de (la Dirección de) Desarrollo de Personal”.

Para Patricia, la funcionaria la “está hostigando laboralmente, llevándome a que yo me vea en la necesidad y obligación de renunciar, debido a que me están reteniendo el salario, mi aguinaldo y me están causando ya un daño a mi salud y la responsabilidad totalmente de la pérdida de mi bebé”.

Como parte de las pruebas, Patricia mostró un documento: “Aspirado Manual Intra Uterino” parte del proceso médico para realizar un aborto.

El documento que le exige revisar su situación dice que: “se deberá presentar a laborar en la Dirección General en comento, con el propósito de que pueda ser considerada su experiencia y trayectoria laboral, en otra dependencia o entidad del gobierno del estado”.

Patricia exige alto al hostigamiento y seguir con su trabajo de manera normal.

 

¿Quién cuida a quienes cuidan?: Reflexiones del Primer Foro Nacional de Mujeres Cuidadoras

El objetivo del “Primer Foro de Mujeres cuidadoras. Cuidadoras que escriben su propia historia” era dialogar sobre los estereotipos sociales que han designado históricamente las labores de cuidado a las mujeres, y de las implicaciones personales, sociales y culturales que tiene esta carga laboral no remunerada; así como de poner sobre la mesa el abandono y descuido de quienes cuidan.

Aquí algunas de las ideas centrales de esta acción donde participaron mujeres cuidadoras de la zona periférica de Guadalajara.


 

Texto: Samantha Anaya / Zona Docs

Ilustración: Zona Docs

28 de febrero de 2022

 

¿Quién cuida a quienes cuidan? ¿Cuáles son sus necesidades y deseos? fueron algunas de las preguntas que guiaron las reflexiones del Primer Foro Nacional de Mujeres Cuidadoras, el cual se realizó con la idea de conformar una red de mujeres cuidadoras familiares y profesionales que se encargan del bienestar físico y emocional de personas de la tercera edad, personas con discapacidad o de quienes padecen alguna enfermedad.

La necesidad de generar espacios como éste recayó en el hecho de que la labor de cuidar es invisibilizada y poco valorada: “Socialmente esta labor se les asigna a las mujeres, por lo que el resto lo ve como algo inferior y que no requiere reconocimiento”, consideró Iranía Bonilla, integrante de Plenitud y Demencia.

Las expertas y cuidadoras subrayan el hecho de que, si se asigna esta responsabilidad y obligación a las mujeres, es a causa de una construcción social, histórica, patriarcal, sexista y discriminatoria, y, aunado a ello, está el hecho de que “la reproducción social de los cuidados es necesaria para vivir, pues los cuidados son necesarios, porque sin cuidados no hay nada, no hay posibilidad de producir ni reproducir la vida, por eso es un tema de agenda que debe salir de lo colectivo, familiar y personal, y lo peor es que, aún así, no se reconoce como un trabajo”, insistió Iranía.

Entre las dificultades que enfrentan las mujeres, que se dedican a cuidar a algún ser querido se encuentran: dejar de lado su vida profesional, social y personal; la sobrecarga física y emocional; la desvalorización de su trabajo; problemas en su salud física y emocional; y el estar solas durante la ejecución de este trabajo.

El Foro se dividió en dos mesas; la primera fue “Mujeres y cuidados: reflexión de género” que fue dirigida por Iranía Bonilla. En esta, se habló sobre el rol social que se le asigna a las mujeres y los estereotipos que crean un discurso sobre “que somos más delicadas, dulces, cariñosas, y que por eso somos designadas para cuidar a quienes lo necesitan”.

La segunda mesa fue “Sostener el proyecto de vida de las mujeres cuidadoras”, en las que se habló sobre qué sucede con la vida de quienes se dedican a cuidar a alguien más: “es como si se le diera una mayor importancia a la vida de la personas que necesita de cuidados, y se hace a un lado las necesidades, los deseos y el bienestar de quienes son las cuidadoras”, señaló Tania Galvez, integrante de Los cuidados de cuidar.

 

¿Qué pasa en torno a los cuidados y cuál es su relación con el género?

 

Rosa Farreas, presidenta de la Federación Mexicana de Alzheimer (FEDMA), y quien además cuidó por 22 años a su madre que padeció dicha enfermedad, afirmó que en México y el mundo, el papel de cuidadora se ha designado a las mujeres, lo que está íntimamente relacionado con “el estereotipo de mujer cuidadora y hombre proveedor”. Sin embargo, indicó que -en las últimas décadas- “las mujeres también hemos tenido que volvernos proveedoras, y se espera que cuidemos como si no trabajáramos, y que trabajemos como si no cuidáramos”.

Otros de los estigmas que están detrás de la idea de que el rol de los cuidados le corresponden a las mujeres, es el hecho de que “también se asocia con lo que se nombra como ‘el instinto materno’, con esa sensibilidad, la delicadeza”, reafirmó.

Por su parte, Angélica Trigo, quien a pesar de tener siete hermanas y hermanos ha cuidado por años a su padre que padece demencia, manifestó que el trabajo de las mujeres se ha reservado al espacio privado; es decir, al cuidado y las atenciones dentro del hogar.

“Se da por sentado que las mujeres somos más amorosas y que estamos más unidas con nuestros padres. Yo soy la única de entre mis hermanos que no me casé, y por eso se me hizo la responsable de cuidar a mi papá”.

Al mismo tiempo, Jessica Michel Rivera, licenciada en biología marina y que además cuida de su madre y su padre, narró que esta idea de “la mujer cuidadora” se da desde que “somos niñas, y nos dan juguetes como muñecas, cocinitas, y otros electrodomésticos de juguete”. Además aseguró que este estereotipo obliga a cuidar a familiares enfermos, o a sus hermanas y hermanos menores, situación que se ha agravado a causa de la pandemia por la Covid-19.

Sobre este mismo punto, Yolanda Hernández, mamá de tiempo completo y maestra en la licenciatura de Gerontología en la Universidad de Guadalajara, consideró que, aunado a los cuidados directos que duran las 24 horas del día los siete días de las semana, se suman los llamados: cuidados pasivos.

“Cuando tú como cuidadora estás haciendo otra cosa (como cocinar, limpiar, lavar la ropa), pero no dejas de estar atenta a lo que la otra persona necesita, y también va mucho de la mano con este otro estereotipo de que las mujeres podemos hacer más de una cosa a la vez, lo que es otra forma de sobreexplotar nuestro trabajo”, explicó.

¿Por qué las mujeres dedican más tiempo a las labores del cuidado? Al respecto, Farreas narró que cuando su mamá fue diagnosticada con Alzheimer, ella acababa de ser madre: “así que yo tenía ahora un bebé y además tenía que hacerme cargo de mi mamá, así que tuve que dejar mi trabajo”.

La reflexión de la especialista giró en torno a que, socialmente, se espera que las mujeres renuncien a sus vidas, ya que “están obligadas” a dedicar todo su tiempo a esta labor de cuidados, situación que es diferente para los hombres.

Angélica agregó que ella comenzó a cuestionarse el por qué ella era la única hija involucrada en el cuidado de su papá en el momento que comenzó a sentir un cansancio físico y mental extremo:

“Yo ya estaba a tope, igual que mis emociones, ya no podía trabajar y me pregunté por qué yo sola lo tenía que hacer si tengo hermanas y hermanos, porque no nada más es mi papá, pero no fue hasta que llegué a una situación extrema que me lo cuestioné”.

Jessica, por su parte, mencionó que desde niña le parecía ilógico que en el momento en que su abuela enfermó las únicas involucradas en su cuidado (alimentación, higiene, atención médica) eran su mamá y sus tías, mientras que sus tíos sólo se encargaban de trasladarla, y esto sólo cuando ellos tenían tiempo: “porque si se necesitaba de esto durante el horario en que ellos debían trabajar obviamente no lo hacían, entonces reflexioné sobre por qué sí se esperaba esto de mi mamá y mis tías, pero de mis tíos no”.

De igual modo, Yolanda contó que desde niñas comenzó a notar esta diferenciación significativa entre lo que se espera de una mujer y de lo que se espera de un hombre: “de niñas yo me quejaba sobre por qué le tenía que cocinar a mi hermano, si sólo nos llevamos un año, y no es una actividad complicada, es algo que todo adulto debe saber”.

¿Qué actividades involucra el cuidado? La presidenta FEDMA, Rosa Farreas, argumentó que la realidad es que cada caso es único. En su caso lo más significativo de haber cuidado a sus padres fue que “me uní más a ellos, y eso fue hermoso, pero también fue doloroso en el sentido de que no es fácil ver que a quien amas se va deteriorando poco a poco”.

También reconoció que el trabajo del cuidado se torna complejo cuando la relación entre quien cuida y la persona cuidada no es la mejor: “se hace muy difícil cuando no hay una buena relación entre el cuidador y la otra persona, porque ha sido una relación fracturada, violentada o por cualquier otra razón”.

Asimismo, Angélica Trigo y Jessica Michel remarcaron que, para ellas, la actividad principal es velar por el bienestar y la integridad de la persona a la que se cuida, tanto físico como emocional.

Por su parte, Yolanda Hernández detalló que las actividades que involucran el cuidado son múltiples y algunas son muy complejas (como el administrar el medicamento y curar heridas), lo que “no sólo lo vuelve algo sumamente especializante, sino que esta parte del cuidado es esencial para que la vida social se siga reproduciendo”, razón por la cual “el Estado se debe involucrar en la dignificación del trabajo de todas ellas”.

Este trabajo, al suceder en un espacio privado (lo cual por definición histórica no ha sido remunerado económicamente), no da garantías para el bienestar físico y mental de quienes lo realizan, y que además no cuenta con un horario de trabajo, sino que es una labor de tiempo completo.

 

Sostener el proyecto de vida de las mujeres cuidadoras

La maestra en psicología e integrante de Los cuidados de cuidar, Tania Gálvez, estuvo a cargo de la segunda mesa de diálogo, en la que se abordó el cómo las cuidadoras, al realizar un trabajo que desempeñan las 24 horas del día los siete días de la semana, les es muy complicado realizar un proyecto de vida personal.

Detrás del hecho social que señala y designa a las mujeres como cuidadoras, está el hecho de que “se nos ve a las mujeres como ‘seres puros y llenos de amor’, como si esa fuera la única emoción que experimentamos”.

La psicóloga enfatizó que esta relación que se hace entre “mujer igual a cuidadora” está sustentada tras la idea del cariño, lo cual “claro que es importante, porque la mayoría de las cuidadoras familiares son madres, hermanas, esposas, amigas, y es obvio que va haber un sentimiento de amor, pero no es lo único que sostiene el cuidado”.

Gálvez añadió que si el cariño fuese la única clave para designar a quién le corresponde cuidar a quien lo requiere, “estamos dando por hecho que nadie más ama a la persona que necesita de cuidados, porque la mayoría de las cuidadoras lo hacen solas”.

Aunado a ello, la discriminación detrás de: “tú no te casaste, entonces, te toca el cuidado de nuestros padres, este es un hecho sumamente violento, ya que se da por sentado que ella no tiene una vida, ni interés, ni deseos o aspiraciones”.

Asimismo, sentenció que la idea errónea detrás del “instinto materno” es además “ridícula, porque se piensa que este cariño natural nos va a dar automáticamente el conocimiento de cómo curar una herida, la fuerza para cargar, y esto es romantizar el cuidado. Aunque yo sea quien más le ame a la persona, no significa que sea la indicada para cuidarle”.

El hecho de asumir que la vida de una mujer vale menos que la de la persona que necesita ser cuidada también está relacionado con que, históricamente, se le ha dado mayor peso al trabajo remunerado, lo que socialmente se asocia con una labor masculina.

De igual manera, se asume que las mujeres deben resignarse y entregarse a las tareas del cuidado porque “está en su biología femenina”, sin entender que “ellas también se frustran, se cansan, termina hartas, pero, como siempre, se les enseña a callar, a no decir lo que sienten, porque entonces se les juzgaría, se les vería como malas personas”.

Por lo que, el trabajo de cuidar es solitario, lo que lo vuelve aún más invisible socialmente.

Sobre las afectaciones a sus derechos humanos, los principales son: el deterioro mental y físico de su salud; el no poder realizar un plan de vida; no tener tiempo para descansar, ni para el ocio; no contar con seguridad social, pues muchas de ellas se ven en la necesidad de dejar sus empleos para cuidar todo el día a sus familiares.

“Como su vida se centra en la vida de alguien más, en la resolución de los conflictos, y tal vez en cuestiones administrativas, ellas dejan de lado su bienestar, integridad y deseos”.

Por último, Tania expresó que, además de todas las razones anteriores, otro de los factores responsables de que la carga de trabajo de cuidar sea desigual entre hombres y mujeres, es el hecho de que:

“la masculinidad es muy frágil, los hombres no saben cómo involucrarse con sus hijos y con sus papás sin ser juzgados. Así que no se trata de una ‘designación biológica’ que nos hace a las mujeres mejores cuidadoras, sino que se trata de una cuestión estructural y cultural”.

Esta es una realidad en México y el mundo, pues de acuerdo con Yolanda Hernández, especialista en Gerontología, en 2019, las horas que la población de 12 años y más dedicó al trabajo doméstico no remunerado, demuestra que las mujeres dedicaron, en aquel año, más de 30 horas a las semana a esta labor, mientras que los hombres únicamente designaron 11 horas a la semana.

En cuanto al cuidado de personas adultas mayores, niñas, niños y personas con discapacidad, en 2019, las mujeres dedicaron más de 12 horas, y los hombres 5 horas.

Un punto importante es que estas cifras corresponden a 2019, es decir, previas a la actual crisis sanitaria, la cual, entre sus consecuencias, generó que las mujeres dedicaran aún más horas a la ejecución de tareas domésticas y de cuidado.


Este texto es propiedad de Zona Docs y lo reproducimos como parte de Alianza de Medios de la Red de Periodistas

Asesinan a tiros a panista en Acapulco

Desde el 2018, Brito Morán  fue designado delegado especial del PAN en Acapulco. La dirigencia de este partido exigió investigaciones a la Fiscalía

Texto: Amapola Periodismo

Fotografía:

Este lunes por la mañana fue asesinado de varios balazos afuera de un gimnasio en Acapulco, Juan Carlos Brito Román delegado del Partido Acción Nacional (PAN) en este municipio.

Según las versiones extraoficiales, alrededor de las 6 y media de la mañana el panista ingresaba el gimnasio ubicado en la avenida de la Costera Miguel Alemán cuando fue atacado a tiros.

Personal de la Fiscalía General del estado llegaron al lugar para realizar las diligencias.

Desde el 2018, Brito Morán  fue designado delegado especial del PAN en Acapulco.

En la administración municipal de Acapulco que encabezó el perredista Evodio Velázquez Aguirre, del 2015-2018, Juan Carlos Brito, fungió como subsecretario de Seguridad Pública municipal.

Brito perteneció a las filas de la Policía Ministerial estatal y en las elecciones del 2018, fue candidato panista a regidor en Acapulco.

En junio del 2020, Brito Morán fue detenido por policías municipales de Acapulco cuando circulaba armado a bordo de un vehículo que chocó contra otra unidad en la Costera vieja en este puerto.

Los policías municipales pusieron a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR) a Brito Morán porque portaba una pistola calibre 380, 4 cargadores y 29 cartuchos útiles.

Brito Morán quien hasta el 2016 era comandante de la Policía Ministerial, salió libre en esa ocasión.

Desde el 2018 cuando fue candidato a regidor del PAN en Acapulco, la dirigencia estatal del blanquiazul lo designó delegado especial en ese puerto.

El próximo 3 de abril, el Comité Ejecutivo Nacional del PAN convocó a elecciones extraordinarias para elegir al nuevo líder estatal de este partido en Guerrero.

Los panistas nuevamente elegirán a su dirigente después de que la Comisión de Justicia del CEN del PAN anuló las elecciones del 24 de octubre del 2021 derivado de las impugnaciones que realizaron los dos candidatos, Julio Alberto Galarza Castro y Eloy Salmerón Díaz, actual líder de este partido quien pretende reelegirse.

Salmerón Díaz, es también diputado local de este partido.

Exigen investigar crimen

La dirigencia del PAN en Guerrero, mediante un comunicado hizo una condena enérgica de los hechos y exigió al gobierno de Evelyn Salgado, hacer justicia ante el crimen.

“No puede ser que diariamente asesinen a personas en Guerrero, y especialmente en el puerto de Acapulco, en plena costera Miguel Alemán. El gobierno hace como que no pasa nada”, dijo Eloy Salmerón Díaz, dirigente del PAN en el estado.

«Tenemos mucho miedo», dice una mujer de Buenavista a un mes del enfrentamiento entre comunitarios y grupo delictivo

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: especial

27 de febrero del 2022

Chilpancingo

 

A un mes de que la policía comunitaria se enfrentó a balazos con un grupo de pistoleros en la comunidad de Buenavista de la Salud dejando como saldo seis personas muertas, los líderes de las autodefensas le pidieron a la gobernadora Evelyn Salgado ordene la detención de los integrantes de esa organización criminal.

Los líderes de la policía comunitaria de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG, advirtieron que si no hay respuesta del gobierno ellos van a seguir resistiendo e incluso van a armar a mujeres y niños para enfrentar a ese grupo de delincuentes.

El 27 de enero, integrantes de esa organización a la que los pobladores los identifican como Los Ardillos, atacaron la comandancia de la policía comunitaria generándose un enfrentamiento.

Cuatro autodefensas, incluido su comandante, el profesor Mario Zamora, cayeron muertos.

Posteriormente dos miembros del grupo delictivo murieron cuando se enfrentaron a tiros con policías estatales que se dirigían en sus patrullas a Buenavista de la Salud por la carretera federal Chilpancingo-Acapulco.

“Ojalá y vinieran aquí la gobernadora Evelyn Salgado y la alcaldesa de Chilpancingo (Norma Otilia Hernández Martínez) para que se vengan a dar cuenta de la situación”, dijo uno de los líderes de las autodefensas.

Señaló que ellos no van a huir de su comunidad pese a la presencia de ese grupo de la delincuencia.

Contó que la noche del 27 de enero los agresores se trasladaban en camionetas blindadas custodiados por patrullas de la policía estatal.

“Hay testigos de que esas personas (los delincuentes) entraron al pueblo por la autopista del Sol”, señaló.

En una rueda de prensa que ofrecieron a los medios de comunicación, los dirigentes de la policía comunitaria dijeron que toda esa información que tienen de la conexión que tiene la policía estatal con esa organización criminal les genera desconfianza porque después de los hechos ocurridos hace un mes el gobierno de Evelyn Salgado envió a esta zona más elementos de esta corporación supuestamente para proteger a la ciudadanía.

Denunciaron que incluso los policías estatales y los agentes de la Guardia Nacional ha tratado de desarmar a la policía comunitaria.

Según los dirigentes de la policía comunitaria esa información del involucramiento de la policía estatal con ese grupo criminal ya la tiene la Fiscalía.

“Nosotros creemos que para el gobierno de Evelyn (Salgado) le será más fácil desarmar a la policía comunitaria que a ese grupo de los Ardillos “, refirió.

Puso como ejemplo lo que ocurrió hace diez días cuando en la localidad de Quechultenango que es el bastión de ese grupo delictivo, los pobladores retuvieron cinco horas al Ejército Mexicano y a 20 agentes de la policía ministerial estatal.

“Allá no pudieron agarrar a nadie, a ninguno de los delincuentes”, expresó el dirigente de la policía comunitaria.

Ciudadanos que también llegaron a las instalaciones de la comandancia para darle respaldo a la policía comunitaria, denunciaron que existe el temor de que otra vez ingresen a su comunidad esa gente de civiles armados.

“La gente los ha visto cerca de aquí merodeando y el gobierno, qué hace? Pues nada”, refirió una mujer.

Recordó que antes de que ocurrieran los hechos del 27 de enero, la gobernadora Evelyn Salgado y la alcaldesa Norma Otilia Hernández fueron a la comunidad para inaugurar una escuela primaria y ahí varias mujeres hablaron con las dos.

“Yo le dije a la gobernadora que nos apoye porque aquí tenemos mucho miedo”. Ya no podemos salir porque nos amenazan de que nos van a descuartizar estamos prácticamente secuestrados en nuestro propio pueblo”, expresó la mujer.

Recordó que la alcaldesa Norma Otilia Hernández, le contestó, “ya estamos en eso trabajando”.

“Pero lo que ella (la edil Norma Otilia) no me aclaró es de que ya se estaban poniendo de acuerdo con la maña para que nos vinieran acabar más rápido”, dijo la mujer.

Una señora denunció que hace el 11 de agosto del 2021 su hijo fue secuestrado en la comunidad de Mohoneras por un grupo de hombres armados y hasta el momento sigue sin aparecer.

Indicó que su hijo Norberto González Valente y desde hace ocho años era asesor jurídico de la UPOEG.

“Si en tres días no nos resuelven nos vamos armar”, dijo la mamá del desaparecido.

Habitantes de Buenavista de Salud que está a 30 minutos de distancia de Chilpancingo, dieron a conocer que después de los hechos del 27 de enero, muchas familias se desplazaron a otros lugares de Guerrero por temor a que se registren más enfrentamientos.

“Lo único que queremos es tranquilidad y paz pero el gobierno no nos garantiza nada”, añadió otra mujer de Buenavista de la Salud.

Recordó que la policía comunitaria de la UPOEG se fundó aquí hace 8 años porque había mucha delincuencia.

“Pero ahora este grupo delictivo quiere entrar aquí porque el gobierno se lo permite”, dijo una mujer.

Recordó que días antes de los hechos del 27 de enero, elementos del Ejército y Policía Estatal desarmaron a los policías comunitarios de la UPOEG.

“Ahorita no sabemos en que momento ese grupo va atacar nuevamente al pueblo”, refirió

 

Burócratas acusan a Félix de promover su despido para acomodar a sus amigos

A unos empleados les dejaron de pagar desde diciembre y a otros en enero de este 2022


Texto:Jesús Guerrero

Fotografía: Oscar Guerrero

25 de febrero del 2022

Chilpancingo

 

Trabajadores estatales que tienen entre 5, 10 y 30 años de antigüedad laboral protestaron afuera del Palacio de Gobierno para denunciar su despido que supuestamente ordenó el senador con licencia Félix Salgado Macedonio, padre de la gobernadora Evelyn Salgado Pineda.

“La contadora de la dirección del Registro Civil, María del Carmen Vergara Aburto nos dijo que Félix Salgado Macedonio dio la orden de que nos pidan la renuncia porque necesita plazas para meter a su gente”, declaró la trabajadora estatal Orlanda de Jesús Romero.

El grupo de burócratas expuso que sus jefes les han dicho que si quieren que se les liberen sus salarios tienen que firmar su renuncia.

“Nosotros no vamos a firmar ninguna renuncia porque lo que están haciendo es ilegal y seguiremos viniendo a trabajar a pesar de que estemos sufriendo intimidación y hostigamiento”, denunció Orlanda de Jesús.

A unos empleados les dejaron de pagar desde diciembre y a otros en enero de este 2022.

La empleada Agustina Méndez Verónica contó que estaba en la Secretaría de Cultura y en enero pasado la cambiaron de área en una dependencia del Palacio de Gobierno.

Pero posteriormente uno de sus jefes de nombre Iván le notificó que la iban a dar su finiquito y que firmara su renuncia.

“Yo ya soy mayor de edad y si me corren no podré obtener un nuevo empleo. Yo lo que pido es de que me dejen mi plaza porque yo vivo de mi trabajo a nadie le pido nada”, dijo la trabajadora supernumeraria.

El grupo de trabajadores inconformes se colocaron afuera del Palacio y desplegaron pancartas exigiendo a la gobernadora Evelyn Salgado que no los deje sin empleo.

Silvestre Flores Moreno, quien desde hace 30 años trabaja en la Secretaría de Obras Públicas y Desarrollo Urbano, señala que también se le acercaron sus jefes para que renuncie.

Flores quien era jefe de un departamento en esa Secretaría, afirmó que el gobierno abusa de ellos porque sabe que no pueden defenderse.

Explicó que le dijeron que ya había otra persona que iba ocupar su lugar y que pusiera su renuncia.

“Está bien yo dejo el cargo pero tengo 30 años aquí laborando y no siempre estuve de jefe de departamento así es de que tengo derechos”, expresó.

Dice que él tampoco podrá conseguir empleo en otro lugar por su avanzada edad.

“Yo estoy enfermo y si les renuncio ya no tendré posibilidades de ir al ISSSTE para que me atiendan”, señaló Silvestre Flores Moreno.

Cuenta que a él le dejaron de pagar su salario desde el primero de enero de este año y desde esa fecha tiene que buscarle el modo para llevar el gasto a su casa.

Los trabajadores que se manifestaron a un metro de las rejas del Palacio de Gobierno, se quejaron de la falta de seriedad de la gobernadora morenista Evelyn Salgado Pineda quien dijo que en su gobierno ningún trabajador sería despedido.

A principios de octubre del 2021, cuando faltaban unos días para que Evelyn Salgado asumiera la gubernatura,

Cientos de trabajadores estatales pararon labores porque la administración del entonces gobernador Héctor Astudillo Flores, les dejó de pagar sus salarios y advertían su posible despido.

“Nosotros pensamos que el actual gobierno jamás nos iba a dejar sin trabajo pero desafortunadamente nos equivocamos “, comentó otra trabajadora.

La mayoría de las trabajadoras a las que se les está obligando a que firmen su renuncia son madres solteras.

“Yo tengo un niño y ahora qué voy hacer para darle de comer si me corren”, dijo una empleada que casi quería llorar.

El grupo de burócratas realizaron su protesta y posteriormente se regresaron a su centro de trabajo.

“Seguramente esto que hicimos va a originar que a nuestros jefes les dé más coraje pero teníamos que manifestarnos” dijo una de las empleadas.

Una de las pancartas decía: “Sra. Gobernadora usted dijo no al despido laboral masivo”.

La protesta de los burócratas empezó a las 11 de la mañana y terminó una hora después de este viernes.

 

Rusia-Ucrania: el ABC de un viejo conflicto

Hace más de treinta años que el mundo no se veía en un conflicto tan grave, los países de la Organización del Atlántico Norte (OTAN) y Rusia se debaten en una guerra que podría traer consecuencias muy graves. Témoris Grecko, especialista en temas geopolíticos, explica algunas claves para entender lo que pasa en Ucrania


 

Texto: José Ignacio de Alba / Pie de Página

Fotografía: Internet

25 de febrero de 2022

 

Este jueves el presidente de Rusia, Vladimir Putin, inició operaciones militares en Ucrania. El ataque a objetivos militares abrió una etapa de un viejo conflicto. El periodista Témoris Grecko destaca que “esto no se puede leer solamente en clave de la lucha o del combate que hay entre imperios rivales, se tiene que ver lo que está sucediendo en el terreno, lo que está pasando con la gente”.

Grecko relata que con la disolución de la Unión Soviética los países de occidente han ganado posiciones en países cada vez más cercanos a Rusia. El último paso de esta marcha fue el intento de incorporación de Georgia y Ucrania a la Organización del Atlántico Norte (OTAN); Rusia lo leyó como una agresión. “Finalmente también era una provocación”, dice el periodista.

El presidente de Rusia, Vladmir Putin, considera como una amenaza el acercamiento de infraestructura militar de los países de occidente hacia sus fronteras.

Tanto Rusia como Estados Unidos -quien tiene un gran peso dentro de la OTAN- son potencias imperiales, lo que se ha reflejado en brutalidad para países vecinos. Grecko explica que no es distinto con Ucrania:

“Los Rusos siguen viendo a Ucrania como un pueblo menor, como una especie de pueblo inferior a ellos que debe ser tutelado”.

Para Grecko es determinante en el conflicto entender cuál es la voluntad del pueblo ucraniano. “La propaganda rusa trata de reducirlo todo a un tema de ambiciones imperiales occidentales, eso no es todo lo que está pasando”. El periodista explica que hay un auténtico deseo del pueblo de Ucrania de autodeterminarse, “eso tiene que ser respetado”.

“Si el pueblo de Ucrania decide alinearse a los intereses de occidente debe ser respetado”, dice Grecko. Pero en la opinión del periodista ese alineamiento no puede significar el paso de tropas y de armamento occidental que haga que los rusos sientan que su seguridad está en riesgo.

-¿Se puede leer desde fuera la voluntad del pueblo ucraniano?, se le pregunta a Grecko.

-Para esto hay procesos democráticos y los ucranianos ya votaron.

-¿Qué votaron?

-Eligió un gobierno que ha decidido alinearse con la Unión Europea.

Pero dentro Ucrania hay división, incluso hay una parte del pueblo ucraniano que son migrantes rusos y que hablan ruso. El periodista dice que Rusia utiliza esto para tener más injerencia sobre su vecino.

Grecko explica que para Rusia “sus necesidades de seguridad son más importantes que el derecho a la autodeterminación de sus pueblos vecinos. Esto es exactamente igual que decir que las necesidades de seguridad de Estados Unidos son más importantes que la autodeterminación de los pueblos vecinos, como es el caso de Cuba”.

En el conflicto de Ucrania lo que veremos será una guerra de proxys, lo que significa que las potencias del mundo no actuarán sobre el territorio.

“Entraron los rusos, pero no va a entrar Estados Unidos, lo que es una ventaja para Rusia porque tienen mucho mayor capacidad militar que las fuerzas locales”, dice el periodista.

Un factor importante dentro del conflicto es que Rusia lleva varios años con problemas económicos y justamente la estrategia de los países pertenecientes a occidente será actuar a través de sanciones monetarias.

“Esto va a tener consecuencias en todo el mundo porque va a haber una disrupción en los mercados, en el sector financiero, pero sobre todo va a tener consecuencias muy graves para Rusia. La cuestión va a ser ¿cuánto va a poder aguantar Putin con la presión económica?”.

Témoris Grecko.
-¿Pero Rusia lleva años con sanciones económicas, no son medidas blandas?

-Mientras los que estén en el poder se sientan con la capacidad de retenerlo termina importándoles poco las consecuencias que tiene la para la economía en su país, si en cambio sienten que ese daño en la economía amenaza su control del poder van a tener que ceder.

-¿Rusia está sola en este conflicto?

-Tiene el apoyo de China.

Pero el periodista relata que a China le conviene el conflicto en la medida en que “Estados Unidos no puede entrar en dos conflictos al mismo tiempo”, lo que podría aprovechar China para moverse a Taiwán.

Grecko explica que a él le preocupan más los conflictos que puedan venir con China, que lo que está sucediendo en Rusia.

“China sí tiene una capacidad militar y económica muy superior a la de Rusia y percibe el debilitamiento de los países occidentales. La Rusia actual ya no es la de los años setenta u ochenta”.

Las afectaciones a México por el conflicto
Grecko identifica las afectaciones económicas: uno es en el aumento en el precio de los combustibles que daña no solo los bolsillos de los consumidores; también el sistema va a sufrir una caída. Pero el periodista explica que el tema de los fertilizantes es muy importante, porque nuestro país importa una gran cantidad de insumos desde Ucrania.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, rechazó el uso de la fuerza en el conflicto de Ucrania y llamó a las partes a optar por una solución diplomática. Este jueves la Cancillería dio una conferencia donde Ebrard señaló que “difícilmente México apoyaría una respuesta bélica”.

La embajadora de México en Ucrania, Olga García Guillén, dio a conocer que se tiene un registro de 225 mexicanos viviendo en aquel país. Se aseguró que la mayoría de ellos buscarán salir de la región en las próximas horas.

Trabajadores de Salud protestaron por la recontratación sin cambio de adscripción

En total son 550 trabajadores, entre nutriólogos, psicólogos, médicos, del programa que están siendo afectados, un programa que tiene subsidio federal, y en el estado se decide qué tipo de personal y dónde es ubicado


Texto: Beatriz García

Fotografía: Oscar Guerrero

24 de febrero del 2022

Chilpancingo

Trabajadores de contrato de la Secretaría de Salud del programa E023 tomaron las instalaciones de oficinas centrales y de Finanzas de la Secretaría de Salud (SSA) e instalaron un plantón, para exigir recontrataciones y que no haya cambios de adscripción.

Este es el segundo día de protestas de los 550 trabajadores de este programa y que antes pertenecían al programa de Prospera, el cual tienen sus sedes de trabajo en zonas de marginación y alta marginación.

El miércoles marcharon en la ciudad, desde el Recinto de las Oficinas del Poder Ejecutivo del Estado hacia las oficinas centrales de la SSA, pero ante la falta de respuestas de las autoridades este jueves nuevamente se movilizaron.

Este jueves los trabajadores se plantaron fuera de las oficinas centrales de Salud, donde montaron casas de campaña para permanecer día y noche hasta tener respuestas favorables a sus demandas.

Los manifestantes colocaron pancartas sobre sus casas de campañas en las que se leían: “Justicia laboral, personal E023 trabajando sin contrato, sin salario”, “Exijo firma de contrato y pago inmediato

E023”, “He trabajado sin recibir un sueldo. E023 desde el 1ro de febrero”.

“¡Todos a luchar por nuestro empleo y dignidad!”, “¡Pueblo disculpa no queremos molestar, el gobierno nos obliga a protestar!”, “¡Señor presidente acuda al llamado, su personal de contrato del E023 ha sido obligado!”, se escuchó al unísono de los trabajadores.

En entrevista, el enfermero Alberto Nava León, quien cuenta con el contrato E023, expuso que sólo consiguieron una audiencia con funcionarios del estado y de la federación, como el subsecretario de

Finanzas de la SSA, Humberto Soto López.

La reunión se llevó a cabo pero no hubo acuerdos benéficos para los trabajadores, dijo, y que la situación es complicada porque se están dando irregularidades para que les puedan firmar nuevamente contratos.

Las injusticias de las que habló el enfermero narran cambios de adscripción sin justificar por qué, sin tomar en cuenta elementos como la antigüedad, además de que trabajan en zonas de alta marginación, pero que los cambios están siendo de manera arbitraria a lugares que no conocen y dejando desatendidas donde ya se está.

En total son 550 trabajadores, entre nutriólogos, psicólogos, médicos, del programa que están siendo afectados, un programa que tiene subsidio federal, y en el estado se decide qué tipo de personal y dónde es ubicado.

El trabajador dijo que hay compañeros que tienen unos 10 años en el cargo y no lo están tomando en cuenta.

En diciembre terminó el contrato de los 550 trabajadores y debieron renovarles en febrero, pero, ahora, la condición es que se los firmarán y el día que les firmen les dirán a dónde se irán.

Ante la falta de respuestas de las autoridades durante el día, a las 2:40 de la tarde los manifestantes desalojaron a los trabajadores que estaban dentro de las oficinas centrales de Salud, para tomar las instalaciones y cerrarlas con candado. La operación duró cerca más de una hora.

Luego, un grupo de trabajadores, a las cuatro de la tarde, tomaron la subsecretaría de Finanzas de la SSA, y de esta manera presionar más a las autoridades.

Los manifestantes advirtieron que este viernes continuará la toma hasta que las autoridades atiendan su situación, les recontraten y no los cambien de adscripción.

Comerciantes de Tianguis incendiado denuncian amenazas de desalojo

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Cromática agencia fotográfica y multimedia y Especial

24 de febrero del 2022

Chilpancingo 

Comerciantes del tianguis campesino de Acapulco que sufrieron el incendio de sus locales por parte de integrantes de una organización delictiva acusaron a las autoridades de este municipio de negarles el apoyo y amenazarlos con desalojarlos.

En conferencia de prensa, los inconformes rechazaron tener vínculos con algún grupo delictivo.

«Nosotros no pedimos ayuda económica ni despensas a los gobiernos, solo queremos trabajar en paz.

«No somos delincuentes no estamos inmiscuidos a ningún grupo delincuencial», dijo uno de los comerciantes.

La noche del pasado viernes 18 de febrero, individuos armados que pertenecen a una organización delictiva irrumpieron en las instalaciones de este mercado y luego de rociar de gasolina a más de 50 puestos les prendieron fuego.

A siete días de esos hechos la Fiscalía General del Estado no ha informado sobre los avances de la investigación.

La Secretaría de Protección Civil del estado informó que es la Fiscalía estatal la que realizó los peritajes del siniestro.

«Nosotros solamente acudimos a apagar el fuego al igual que los bomberos del municipio de Acapulco», dijo el titular de la SPC, Roberto Matus.

Protección Civil asegura que fueron diez locales los siniestrados pero los comerciantes aseguran que fueron más de 50.

Este jueves, los afectados dijeron desconocer las causas del incendio o si este fue provocado por algunas personas.

Acusaron a la alcaldesa morenista de Acapulco, Abelina López Rodríguez de que ni siquiera los a apoyado con el retiro del escombro y mucho menos ofreciéndoles algún apoyo material.

«Tenemos ocho días sin trabajar y nuestras familias ya tienen hambre», dijo uno de los afectados.

El sábado 19 de febrero, al otro día del incendio, la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, aseguró que su gobierno entregaría apoyo económico a las familias del tianguis campesino que perdieron sus locales a causa del incendio.

«Hasta el momento no hemos recibido algún apoyo de nadie», expresó un comerciante que pidió que se omitiera su nombre.

Denunció que en las visitas que han recibido de las autoridades del ayuntamiento les han planteado su reubicación a lo que ellos se han opuesto.

«Nos quieren quitar nuestro espacio donde ya tenemos aquí vendiendo nuestros productos desde hace 22 años y eso no lo vamos a permitir», señaló.

El incendio de los más de 50 locales del tianguis campesino que se ubica entre la avenida Adolfo Ruiz Cortines y la calle Diego Hurtado de Mendoza se registró después que días antes comerciantes fijos y semifijos cerraron varias vías de ese puerto para exigir el retiro del Ejército Mexicano y Guardia Nacional que realizaba un operativo en esa zona contra el narcomenudeo y la extorsión.

Los mandos militares aseguraron que las protestas contra el Ejército es porque están afectan los intereses de dirigentes de una organización criminal que opera en esa zona para el cobro de piso a los comerciantes.

Salir de la versión móvil