Normalistas de Ayotzinapa piden castigo por el asesinato de dos de sus compañeros

Se cumplieron cuatro años del asesinato de Jonathan Morales Hernández y Filemón Tacuba Castro, quienes fueron asesinados en un supuesto asalto en el transporte público


 

Texto y fotografía: Jesús Guerrero

4 de octubre del 2020

Chilpancingo 

 

A cuatro años de que los normalistas de Ayotzinapa, Jonathan Morales Hernández y Filemón Tacuba Castro, fueron asesinados en un aparente asalto cuando viajaban en una unidad del transporte público hacia Tixtla, estudiantes de esta escuela y padres de los 43 realizaron una marcha y exigieron justicia por todas las deudas a la Normal Rural.

 

Durante la protesta, los manifestantes corearon los nombres de los dos normalistas asesinados. Durante la marcha también pintarrajearon edificios públicos.

 

Pararon en el antimonumento de los 43, ubicado en Las Banderas, Melitón Ortega, vocero del movimiento de los padres de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala y tío de uno de ellos (Mauricio Ortega), exigió al gobierno estatal la detención de los autores intelectuales de los asesinatos de Jonathan y Filemón.

 

Recordó que el asesinato de los dos jóvenes ocurrió en 2016, en un contexto donde los estudiantes y los padres de los 43 realizaban acciones radicales contra el Estado y por ello, no descartó que este hecho fuera planeado desde las esferas del gobierno.

 

Por este doble asesinato hay seis detenidos, uno de ellos, menor de edad, a quienes se les vincula con la delincuencia organizada.

 

Los normalistas Jonathan y Filemón viajaban como pasajeros en una combi en la carretera federal Chilpancingo-Tixtla, cuando varios individuos armados a bordo de un automóvil interceptaron la unidad y los empezaron a bajar para exigirles la entrega de sus pertenencias.

 

Algunos de los pasajeros se opusieron y fue entonces que los delincuentes dispararon y mataron a los dos normalistas.

 

Ese día, los normalistas se trasladaban a la Normal Rural, habían salido de su sesión del servicio social, el cual daban frente a un grupo escolar en una comunidad.

 

La versión que ofreció el gobierno de Héctor Astudillo Flores del asesinato es que se trató de un asalto.

 

La Normal Rural de Ayotzinapa fijó postura sobre el caso y dijo que no cree en esa versión oficial. Hoy, cuatro años después, durante la protesta insistieron en esa postura y exigieron justicia.

 

“En nueve años, 10 normalistas de nuestra escuela han sido asesinados y hay 43 compañeros desaparecidos y no vemos que haya justicia”, dijo Francisco Echeverría de Jesús, uno de los egresados de la Normal, también es hermano de Gabriel, una de las 10 víctimas. Lo mataron junto a Jorge Alexis Herrera Pino el 12 de diciembre del 2011 en la autopista del Sol en una desalojo policiaco.

 

Ese día del desalojo, los normalistas tomaron la carretera para exigir al entonces gobernador perredista Ángel Aguirre Rivero solución a sus demandas de carácter escolar.

 

Francisco Echeverría dijo que entre la lista de normalistas asesinados también están los casos de Julio César Ramírez, Daniel Solís Gallardo y Julio César Mondragón Fontes, los tres fueron asesinados durante la noche de Iguala.

 

Después del mitin, los normalistas y padres de los 43, así como militantes de la Asamblea Popular de los Pueblos del Estado de Guerrero (APPG) se trasladaron a la carretera federal Chilpancingo-Tixtla y depositaron una ofrenda floral donde asesinaron a Jonathan y Filemón.

 

También hicieron una misa.

 

Varios familiares de los dos normalistas estuvieron en la protesta y en el homenaje.

 

 

Tags

<