Mueren por Covid-19 cuatro integrantes de una misma familia

Eran afectados de Ingrid y Manuel. Sólo se salva una integrante que está en situación de discapacidad


 

Texto: Amapola Periodismo

Fotografía: José Luis de la Cruz

7 de octubre del 2020

Chilpancingo

 

En menos de dos meses, la Covid-19 acabó con la vida de cuatro integrantes de una familia de afectados por el huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel que vivían en el Fraccionamiento Nuevo Mirador, ubicado al sur de esta ciudad.

 

Este lunes en la tarde, la carroza de una funeraria llevó a la casa de una familia el féretro sellado con el cadáver de uno de los cuatro fallecidos por coronavirus.

 

Durante la entrega de los restos de esta persona sólo acudieron cuatro personas, tres familiares y una vecina de la colonia.

 

También al sepelio sólo acudió este mismo grupo por medidas sanitarias.

 

De esta familia, murió primero un anciano de 85 años, luego su hija, el esposo de ésta y este lunes, falleció su hermano, también adultos mayores.

 

Una joven en situación de discapacidad de 25 años es la única sobreviviente de la familia.

 

Ella, aun con dificultades por su incapacidad motriz, recibió los cuatro cadáveres de sus familiares, dos de los cuales fueron cremados y los otros dos que no requirieron ser incinerados.

 

"A la muchacha se le veía muy triste porque ahora prácticamente se quedó sola", comentó una vecina.

 

"La gente que se acercaba por la casa donde estaban entregando el cadáver, los de la funeraria les pedían que utilizaran un cubrebocas", contó la vecina vía telefónica.

 

 

Al parecer, la joven no presenta síntomas graves de Covid-19, informaron los vecinos, quienes pidieron a las autoridades del DIF estatal que acudan para brindarle auxilio a esta mujer.

 

"Ella está pasando momentos muy tristes, ya que murió su mamá, su papá, tío y abuelo", dijo la vecina.

 

Pidieron que acuda una brigada de Salud al Fraccionamiento de Nuevo Mirador para desinfectar.

 

"La gente tiene mucho miedo de contagiarse y se requiere que se tomen medidas sanitarias", agregó la mujer.

 

Los vecinos contaron que hace aproximadamente dos meses, la persona de mayor edad de esa familia llegó enfermo de una comunidad de la región Montaña.

 

Sus familiares no sabían que tenía Covid-19.

 

Cuando ya estaba muy grave, porque le faltaba el oxígeno, se lo llevaron al Hospital General Raymundo Abarca Alarcón, en donde murió hace casi un mes.

 

Pero luego vinieron los contagios en los demás familiares. Primero cayó en cama el esposo de la hija del primer enfermo, quien fue intubado y murió en el Hospital. Posteriormente la señora fue internada en el mismo nosocomio y murió hace más de una semana.

 

Este lunes, después de estar cinco días intubado en el Hospital, murió el hermano de la señora.

 

"Se fueron cuatro en menos de dos meses y la verdad estamos preocupados porque las autoridades de la Secretaría de Salud estatal y del municipio, nunca hicieron nada ya que cuando se enteraron del primer caso no aislaron a los demás familiares para que no se contagiaran", dijo una de las vecinas.

 

Denunciaron que desde hace tres semanas hablaron a la Secretaría de Salud municipal para que acudan al fraccionamiento a poner en marcha medidas sanitarias y hacer conciencia entre los habitantes para que utilicen cubrebocas.

 

"El gobernador (Héctor Astudillo) y el alcalde (Antonio Gaspar Beltrán) no hacen nada para que se tomen medidas de prevención y parte de culpa la tienen ellos de que haya mucha gente contagiada", expresó.

 

Esta familia se vino a vivir a el Nuevo Mirador desde el 2015 en calidad de afectados por el huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel que pegó a Guerrero en septiembre del 2013.

 

Una vecina recuerda que esta familia vivía en una de las barrancas en los márgenes del río Huacapa de esta ciudad y que durante las lluvias por esos fenómenos meteorológicos se quedaron sin vivienda.

 

Durante más de año y medio estuvieron viviendo en la cancha de basquetbol del Instituto Nacional de la Juventud y el Deporte (INDEJ) de esta ciudad.

 

"Yo ahí veía a esa joven en silla de ruedas y ahora perdió a sus familiares", recordó la vecina.

 

A cinco años de que las 500 familias habitantes de este fraccionamiento empezarán a vivir aquí siguen sin servicio de agua potable, tampoco han recibido las escrituras de sus viviendas.

 

"Siempre hemos estado abandonados del gobierno y ahora con esta epidemia lo estamos más", denunció la vecina.

 

En Chilpancingo, según los informes de la Secretaría de Salud estatal, desde marzo a la fecha hay un registro de 3, 968 enfermos por la Covid-19 y 217 fallecimientos por su causa.

 

Se contactó vía WhatsApp al secretario de Salud municipal, Abraham Jiménez Montiel, para fijar una postura sobre los señalamientos de los vecinos del Nuevo Mirador, pero el funcionario dijo que estaba en una reunión y que en 45 minutos declararía, lo que nunca hizo.