Mecanismo de protección no tiene recursos suficientes; las solicitudes aumentaron 172% en 7 años, alerta ONU

En un informe, la ONU-DH indicó que el mecanismo de protección de periodistas y defensores no tiene recursos suficientes, pese a que las solicitudes han aumentado 172.5% desde 2012.


 

Texto: Rodrigo Soberanes /Animal Político

Fotografía: Cuartoscuro

26 de agosto del 2019

 

Los periodistas de varios estados del país que llevan años refugiados en la ciudad de México bajo medidas cautelares de Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas pasan carencias de alimento y de servicios básicos como luz y agua, además de que no pueden seguir ejerciendo su profesión.

Un grupo de informadores se presentó a protestar con pancartas a la presentación del diagnóstico que realizó la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH). Los reporteros fueron más severos con el Mecanismo de lo que fue la propia ONU.

Desde 2015 a la fecha, siete periodistas que eran beneficiarios del Mecanismo han sido asesinados, recordó Gildo Garza, presidente de la Asociación de Periodistas Desplazados y Agredidos, quien vive en un albergue.

Él es desplazado de Tamaulipas y beneficiario del Mecanismo. El reveló cómo funciona en realidad el Mecanismo para ellos: “No nos dan alimentación, no tenemos los elementos básicos. Se nos corta la luz, el agua, los servicios, la comida a veces está echada a perder”.

Dijo además que hay casi en que a los periodistas con medidas cautelares que siguen en los estados “les quitan las escoltas porque no tienen gasolina para los vehículos”.

Omar Bello Pineda, periodista desplazado de Guerrero, con más de dos años de desplazamiento forzado, aseguró que el Mecanismo, en su experiencia, no funciona porque los beneficiarios quedan atenidos a los recursos que reciben de la institución y si buscan un trabajo, en automático quedan fuera del programa.

“Yo quiero regresar a mi lugar de origen. Seguir trabajando y no puedo. Perdí todo y los compañeros también. Todo, a mi familia. No podemos trabajar, si trabajamos, salimos del mecanismo”, dijo Bello, con una pancarta en sus manos.

Según el periodista guerrerense, la opción que le queda a los beneficiarios que viven en el albergue de la Ciudad de México es dedicarse a otro oficio para ganarse la vida. “Finalmente se cumple el objetivo: te callan”.

El la presentación del diagnóstico, Jan Jarab, representante de la ONU-DH en México, informó que el 55 por ciento de los perpetradores de agresiones a defensores de derechos humanos y periodistas son personas que ostentaban cargos públicos.

En general, aseguró que el Mecanismo no tiene los recursos humanos ni económicos para funcionar con eficiencia. Como ejemplo recordó que en 2014 esa institución operaba con 36 personas y ahora hay 41 empleados fijos que atienden a 976 beneficiarios, lo que significa un aumento de 236 por ciento en la demanda de Mecanismo.

El titular del Mecanismo, Aarón Mastache, dijo que de 2012 a la fecha han aumentado en total 172.5 por ciento las solicitudes. Informó además que el 2018 fue el “año récord”, con 235 nuevos casos de personas que recibieron las medidas de protección.

Las proyecciones apuntan a que 2019 terminará con alrededor  de 1130 personas dentro del mecanismo, lo que supone una necesidad presupuestal de 325 millones de pesos, sin embargo, hay fondos asignados de solo 207.6 millones.

El resto, unos 150 millones de pesos, fue solicitado a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público cuando Carlos Urzúa era el titular, y con su renuncia, tuvieron que hacer la solicitud nuevamente, ya bajo el mandato de Arturo Herrera.

El diagnóstico de la ONU detalló que no existen medidas integrales de protección a personas defensoras de Derechos Humanos y periodistas, son más bien medias “reactivas” que ni siquiera son efectivas, como lo demuestran los siete casos de periodistas asesinados que tenían medidas cautelares.

“El Mecanismo es reactivo y no preventivo”, dijo Jan Jarab, quien enfatizó también que fueron encontrados cargos dentro del Mecanismo que fueron impuestos bajo criterios políticos y no por las capacidades que tenían las personas contratadas.

La presentación tuvo una sesión de preguntas y respuestas. Fue un espacio en que se dieron diversas manifestaciones de inconformidad contra el Mecanismo. Una reportera preguntó a Jan Jarab y Aarón Mastache si podían pronunciarse sobre las expresiones que ha hecho el presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la prensa, apodando a algunos medios como “prensa fifí” y advirtiendo a otros que “no se portan bien”.

Jan Jarab se negó a pronunciarse y Aarón Mastache dijo que es un tema que ya se ha tratado a nivel interno dentro del Mecanismo y se negó a abundar al respecto.

 

 

 

 

 

 

 

 

Este trabajo fue elaborado por el equipo de Animal Político y lo reproducimos con su autorización

<