Maestros con funciones de directores, pero sin paga, protestan por prestaciones

Texto y fotografía: Beatriz García

23 de febrero del 2021

Chilpancingo

 

La educadora Nubia Vanesa Soto Rodríguez lleva 16 años de servicio, de éstos 12 como directora de diferentes planteles, pero sin reconocimiento oficial. Concursó para obtener una clave pero no se la dieron, aun así continúa con esas funciones.

 

Los primeros dos años fue directora en el preescolar Nicolás Bravo de Santa Fé, municipio de Quechultenango, a una hora de distancia de esta ciudad. Desde hace 10 años labora en el preescolar Francisco Gabilondo Soler de Coscamila, también de Quechultenango, donde hay 29 alumnos.

 

“Para mí ha sido un trabajo complicado porque es una comunidad rural de muy escasos recursos: no hay venta de desayunos, no hay venta escolar, porque los papás les llevan de comer a sus niños. Entonces, cuando llega la documentación de inicio de ciclo, medio ciclo, fin de ciclo se tienen que imprimir demasiados documentos, a parte copias, y todo eso sale de mi bolsa”, contó la educadora lo que implican sus funciones no reconocidas por la Secretaría de Educación Guerrero (SEG).

 

El cargo de director significa para los docentes mejores salarios y prestaciones, pero en las escuelas de nivel básico hay muchos de ellos atendiendo en esas actividades con el mismo salario cuando estaban frente a grupo. También ocurre lo mismo con algunos supervisores.

 

Este martes, Nubia Vanesa junto con un centenar de compañeros docentes de la región Centro que hacen funciones de directores y supervisores sin reconocimiento bloquearon el cruce que hacen la avenida Ruffo Figueroa, el bulevar René Juárez Cisneros y la avenida Francisco Ruiz Massieu, para presionar a las autoridades educativas y que atiendan sus demandas.

 

Que la maestra esté sin tener un salario de acuerdo a su función implica poner dinero de su bolsa, incluso las tres educadoras de su plantel, dijo, también lo hacen, además de costear sus pasajes de Chilpancingo a la comunidad que, hasta antes de la pandemia, eran 96 pesos diarios.

 

 

En una ocasión en estos 12 años de directora ingresó sus documentos para acceder a una clave, pero en ese entonces sólo tomaron en cuenta a las personas que tenían muchos años más de servicio, no necesariamente en la función. La SEG les prometió que emitiría la convocatoria y siguen esperándola.

 

Este grupo de profesores no son los únicos que exigen la regularización de claves. Desde hace dos años se conformó el Frente de Directores Encargados del Estado de Guerrero (Fedeeg). Los integrantes de este grupo tienen una lista de 1,600 docentes que requieren regularización de claves.

 

Los profesores del Frente rechazaron se lance la convocatoria, que consta principalmente de una evaluación de 120 puntos que consideran innecesaria si algunos de ellos llevan 25 años en funciones; esta evaluación, denunciaron, sólo beneficiaría a nuevos directores.

 

 

La protesta

Al inicio del bloqueo, alrededor de las diez de la mañana, los profesores que pertenecen a la sección 18 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) bloquearon el bulevar y una de las avenidas, después se extendieron hacia la avenida Francisco Ruiz Massieu.

 

El secretario general de la sección, Andrés Pacheco Parra, informó que sólo estaba una representación del sindicato integrado por más de 1,800 compañeros de base.

 

En diciembre, el gobernador Héctor Astudillo Flores les anunció los docentes que se llevaría a cabo el proceso de selección para la promoción vertical de la educación básica.

 

Antes del viernes se tuvo que publicar la convocatoria, pero no la publicaron.

 

El dirigente sindical exigió al gobernador y al secretario de Educación, Heriberto Huicochea Vázquez, que los reciba para saber qué pasó con la convocatoria.

 

Los docentes exigieron que se otorguen las claves de directores y supervisores conforme a derecho, porque algunos tienen más de 20 años en esas funciones sin recibir el salario debido.

 

En esa sección, explicó, son 177 de sus compañeros que demandan claves directivas de preescolar, primaria y telesecundaria, además de supervisores.

 

Entre una clave de docente a una clave de directores o supervisores hay una diferencia de salarios de entre 1,000 a 4,000 pesos.

 

Cerca de las dos de la tarde, el contingente desbloqueo las vialidades, la promesa fue que a las tres y media de la tarde los recibiría el secretario de Educación.

 

 

Tags

Como tú solo buscamos verdad