Llama la gobernadora electa a la conciliación y al diálogo

Texto: Amapola periodismo

Fotografía: OscarGuerrero

22 de julio del 2021

Chilpancingo

 

La gobernadora electa de Morena, Evelyn Salgado Pineda, y el gobernador de extracción priísta Héctor Astudillo Flores, salieron junto del edificio centro de las oficinas de Palacio de Gobierno, en donde estuvieron platicando alrededor de una hora. Fue el primer encuentro.

 

Fuera, en la explanada, frente al monumento a Vicente Guerrero, instalado ahí hace dos meses, en una carpa para la cobertura de los rayos solares, los periodistas aguardaban.

 

La gobernadora electa vestía de negro, el mandatario saliente, de azul. Platicaron algo sobre el monumento imperceptible al oído de los asistentes, en tanto, la maestra de ceremonias, advirtió que era una conferencia sin preguntas y respuestas.

 

El primero en tomar la palabra fue Astudillo. Dijo que durante una hora conversaron con la gobernadora electa sobre diversos temas. “Le compartí asuntos que considero conveniente que vaya conociendo”.

 

Indicó que después de la resolución del Tribunal Electoral del Estado (TEE) “en la ruta de resolver un procedimiento en relación a la pasada elección” –Mario Moreno, el candidato de su partido, impugnó los resultados de la jornada y el órgano electoral confirmó el triunfo de la morenista–, “entendimos que era el momento conveniente puntual para hacer el reconocimiento de la gobernadora electa”.

 

Mencionó que acordaron con la gobernadora electa que de aquí al cambio de gobierno, el 15 de octubre, “vamos a irnos reuniendo”. Ya tienen fecha para la próxima, el próximo 3 de agosto.

 

“Vamos a tener esa reunión con tres temas principales: salud por el Covid-19 que se está complicando, como todos sabemos, el de seguridad, que es un tema diario en Guerrero, y el de administración y finanzas”.

 

El mandatario insistió en que tiene la voluntad de hacer la mejor entrega-recepción de los últimos tiempos.

 

“Mi deseo es que sea su gobierno muy exitoso por el bien de Guerrero”.

 

Evelyn Salgado agradeció la disposición de Astudillo para empezar por este acercamiento y agregó tener la certeza de que al igual que ella y el gobernador, las comisiones de entrega-recepción “estarán en esta misma ruta”.

 

Añadió que el pueblo de Guerrero merece esa armonía y coordinación. “El proceso quedó atrás. Las campañas quedaron atrás, es momento de quitarse las playeras con los colores partidistas y ponerse las del estado de Guerrero, por el bien de todos los guerrerenses”, mencionó.

 

Pero no perdió la oportunidad de decir que el pueblo de Guerrero plasmó su voluntad de manera contundente el 6 de junio.

 

mascar