Las cifras oficiales de feminicidios en México no reflejan la realidad de este delito

La forma en que las autoridades registran la incidencia de feminicidios no es precisa ni homologada, lo que dificulta conocer el comportamiento real de ese delito y su cifra de víctimas.


 

Texto: Siboney Flores / Animal político

Fotografía: José Luis de la Cruz

14 de octubre de 2021

 

Aumentó el feminicidio en México”, “disminuyó el feminicidio”, son dos frases que escuchamos y leemos a menudo cuando el gobierno publica reportes mensuales de incidencia delictiva, pero ¿en realidad podemos concluir eso?

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) publica los datos de cuántas carpetas de investigación se abrieron por los diferentes delitos de homicidio doloso, parricidio y feminicidio.

Pero organizaciones y defensoras de derechos de la mujer, consultadas para esta nota, apuntan que las cifras que emite el Secretariado Ejecutivo no dan en primera instancia un indicador preciso de si en realidad aumentaron o disminuyeron las víctimas de feminicidio -crimen que consiste en el asesinato de una mujer por el hecho de ser mujer-.

Esto, según señalan, porque las cifras que presenta el SESNSP están sujetas a la forma en que cada fiscalía estatal clasifica el asesinato de mujeres. Un estado puede decidir que clasifica como feminicidio cualquier asesinato de una mujer —sin importar la causa—, mientras que otro puede hacer lo contrario y hasta obstruir la clasificación de estos casos, para evitar críticas.

El punto es que si no hay criterios homologados, el comparar y emitir conclusiones de un aumento o una baja porcentual en cierto periodo resulta incorrecto, o da una perspectiva que puede ser engañosa. Esto no significa que no se quieran medir los feminicidios, ni que se minimiza la gravedad del tema en el país. Solo es señalar las dificultades en la medición.

“Esta cifra (que otorga la autoridad) no refleja el total de víctimas de feminicidio en el país, lo único que refleja es el total de víctimas reportadas en averiguaciones previas o carpetas de investigación abiertas por lo que las procuradurías estatales consideraron fue un feminicidio. Eso es todo”, señaló Carolina Torreblanca en un artículo publicado en Animal Político, que puedes leer aquí.

En el Código Penal Federal existen siete causales para considerar que el asesinato de una mujer es un feminicidio. Pero estas causales o características de un asesinato no están homologadas con las causales estatales. De ese modo, cada estado del país reporta como feminicidio los casos que quiere, explica Guadalipe Ramos, vicecoordinadora del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM).

Incluso existe un estado, Nayarit, que a la fecha no tipifica en su código penal estatal el delito de feminicidio.

“Entonces para tener un panorama completo, hay que tomar los datos de feminicidio, de homicidio y parricidio, porque muchos de los casos los consignan así aunque sean feminicidios”, comenta Ramos.

De acuerdo con una estimación del Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidios, del total de muertes violentas de mujeres, solo el 20% de los casos se consignan como feminicidios en México.

Pero en una revisión de la forma y contexto en que fueron asesinadas, el Observatorio sostiene que en realidad el 80% de los casos de asesinatos de mujeres debieron ser consignados como feminicidios.

Según su análisis, de las 3 mil 752 muertes violentas de mujeres en 2020 solo 969 fueron consignadas como feminicidios, cuando debieron ser 3 mil.

En su reporte de agosto pasado, el Secretariado Ejecutivo registró 107 feminicidios en el país, la cifra más alta desde el inicio de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero como ya dijimos, con las diferencias de criterio no se sabe a ciencia cierta si incluso hubo más víctimas de las reportadas.

Este texto fue elaborado por el equipo de Animal político y lo reproducimos con su autorización.

mascar