Sin Límites. Las barras y pesas de Rinconada del Mar, un bálsamo contra la violencia

Texto y fotografía: Franyeli García

9 de octubre del 2020

Acapulco

 

En la zona suburbana de Acapulco, unos 15 jóvenes hicieron comunidad para tratar de cambiar su entorno a través del ejercicio.

 

 

Desde el año pasado, todas las tardes, de lunes a viernes, el grupo de muchachos en edades de 15 a 25 años, se reúnen en las canchas de Rinconada del Mar, en la colonia Luis Donaldo Colosio, para hacer pesas. Así motivan e invitan a otros muchachos de la zona a sumarse.

 

 

Es conocido que la Luis Donaldo Colosio es parte de la zona marginada del puerto, donde se convive con la violencia, según reflejan las cifras oficiales y las noticias diarias en los medios de comunicación. Entonces, esta iniciativa resulta un bálsamo.

 

 

En una visita a las canchas de Rinconada del Mar se observó cómo los jóvenes se motivan para hacer ejercicio y moldear su físico. Ellos mismos crearon las pesas que utilizan, con latas, tubos y cemento. Para complementar el ejercicio se apoyan de las barras de los juegos infantiles que ya están en la cancha.

 

 

Algunas de las pesas ya están dañadas, porque aun cuando su iniciativa es generosa, hay quienes intentaron frenarla y las estropearon.

 

 

Aarón Chona, uno de los muchachos impulsores de lo que aspira convertirse en un gimnasio, comparte que su principal motivación es evitar que los jóvenes del barrio caigan en la drogadicción o, en el otro escenario posible, un grupo criminal.

 

 

Dice que a un año de distancia de comenzar esta iniciativa podría decir que hay buena respuesta.

 

 

Tanto del grupo de los iniciadores como de los agregados, hay jóvenes que han tenido una vida difícil, y ahora usan el ejercicio como un medio de catarsis y desfogue.

 

 

Tags