La nueva normalidad aceleró los contagios en Guerrero

En el confinamiento estricto ocurrieron en promedio 52 contagios diarios, mientras que en estos 25 días de nueva normalidad, la cifra diaria fue de 177


 

Texto: Margena de la O

Fotografía: José Luis de la Cruz

28 de julio del 2020

Chilpancingo

 

Los casos confirmados acumulados de Covid-19 en Guerrero crecieron casi en un 80 por ciento, durante las cuatro semanas transcurridas desde la reactivación económica que, antecedió la transición del color rojo al naranja en el semáforo que mide la intensidad de la pandemia.

 

El de 2 de julio, las autoridades decidieron abrir las playas para actividades limitadas y otros espacios públicos y privados que significaron la reactivación de la economía en el estado: comenzaron a funcionar a un 30 por ciento de capacidad. El gobernador Héctor Astudillo Flores informó de 11 actividades que retomaron parte de su ritmo habitual.

 

Con la anuencia del gobierno federal, quedó formalizado el pase al color naranja en el semáforo, lo que, en automático, arrojó una nueva normalidad que devolvió a las calles a un importante número de personas. Desde entonces, el debate público de continuar con las medidas sanitarias mantiene polarizada a la población.

 

En términos sanitarios la transición sólo fue sinónimo de que en los hospitales habría más espacio para internamiento, pero eso no disminuyó la aceleración de contagios, y eso lo comprueban los números.

 

 

El uso del cubrebocas todavía es obligatorio aun cuando se transite por la nueva normalidad. En la imagen de hace unos días en el centro de Chilpancingo se captó que algunas personas siguen las indicaciones.

 

Las estadísticas de la Secretaría de Salud a nivel federal arrojaron ese 2 de julio de cambio de semáforo, 5,652 casos confirmados de la Covid-19 en 76 de los 81 municipios del estado, con 927 defunciones.

 

A los 25 días, hasta el corte de la tarde del 27 de julio, los casos positivos acumulados de Covid-19 subieron a 10,074 y las defunciones a 1,356 en 78 municipios. Esto significa que en el corto periodo de la nueva normalidad confirmaron 4,422 casos más, que representa un 78 por cierto.

 

El primer caso de Covid-19 confirmado en Guerrero, las autoridades sanitarias lo documentaron el 15 de marzo en Acapulco, se trató de un turista de origen argentino. Ocho días después, el 23 de marzo, comenzó el periodo de cuarentena oficial, y los tres meses siguientes se cuentan con el periodo de confinamiento estricto.

 

Si consideramos el ritmo con que los números se movieron en ese periodo que anteceden a la nueva normalidad, existe una potencial de aceleración de casos en este corto periodo. Durante estos últimos 25 días los casos confirmados crecieron casi al parejo que en los tres meses anteriores.

 

Un cotejo de números de Amapola Periodismo arroja que en el confinamiento estricto ocurrieron– se documentaron–, en promedio 52 contagios diarios, mientras que en estos 25 días de nueva normalidad, la cifra diaria fue de 177 contagios. La nueva normalidad aceleró los contagios.

 

Al amparo de la nueva normalidad, muchas personas han hecho actividades que podrían traducirse en potencial riesgo de contagio. El fin de semana en este medio se reunieron imágenes de usuarios en redes sociales de diversas celebraciones religiosas en algunos puntos de la Costa Chica de Guerrero. El sábado pasado, en varios hogares de la colonia PRD de Chilpancingo, familias celebraban con peregrinaciones y comida a un santo.

 

Las autoridades estatales también ven y destacan otros elementos de las cifras. En su reporte oficial de este mediodía, difundido a través de las redes sociales, el gobernador comentó que el número de contagios ha disminuido ligeramente y que hay más camas disponibles.

 

También mostró dos gráficos que el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, explicó y tiene que ver con la disminución de defunciones, sobre todo se se compara junio y julio. En el mes pasado, dijo, se acumularon 606 defunciones y en lo que va de éste suman 281.

 

A la vez reconoce que la situación no es pareja en las siete regiones de Guerrero y admite una aceleración de casos en algunos lugares como Zihuatanejo. “Es muy importante ver la manera de cómo parar el numero de contagios que ha ido notablemente rápido”, menciona.

 

La cifra de casos acumulados de la Secretaría de Salud estatal ya evidencia incremento: subió a 10, 293, 219 casos más que ayer por la tarde.

 

 

 

Suscríbete AQUÍ a nuestro boletín informativo semanal y recibe cada viernes las notas más relevantes de Amapola y de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie.

<