La FGR estudia información de que los 43 están en la sierra, dice Tlachinollan

Texto: Beatriz García

Fotografía: Salvador Cisneros y Lenin Mosso

26 de septiembre del 2019

 

 La información que reveló el preso y ex coordinador regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), Eliseo Villar Castillo, de que los cuerpos de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa están en la sierra, la está procesando la Fiscalía General de la República (FGR) y la Comisión de la Verdad y el Acceso a la Justicia, reconoció el abogado de Tlachinollan, Vidulfo Rosales Sierra.

Pero cuestionó que Villar haya dado a conocer esa información “tan seria y delicada” porque pone en peligro la integridad de los presos que tienen la información y a los padres y madres de los desaparecidos. 

 

Eliseo: desde el penal

Este jueves vía telefónica desde el penal de Chilpancingo, donde está recluido, Eliseo Villar ofreció una conferencia de prensa, en la que abundó acerca de las declaraciones que ya había hecho a algunos medios de comunicación.

Contó que esta información acerca del paradero de los normalistas se la contaron a él tres presos, dos de ellos supuestamente tuvieron participación directa en la desaparición y el tercero fue testigo.

De acuerdo con las revelaciones de esos tres presos, la desaparición de los normalistas fue planeada desde un mes antes. Algunos de los victimarios habrían acudido por amenazas.

Dijo que la información la conoce el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas, el director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández y al propio abogado Vidulfo Rosales.

A los tres presos Villar los habría conocido en el 2014, en Iguala, cuando coordinó a un grupo de policías comunitarios para buscar a los normalistas.

Villar está detenido en Chilpancingo desde diciembre del 2014 acusado de los delitos de secuestro, daños y lesiones, precisamente por la forma como se condujo frente a la CRAC. Es cercano al ex gobernador Ángel Aguirre Rivero, quien lo protegía, pero cuando salió del gobierno por la desaparición de los 43 normalistas Villar fue a dar a la cárcel. La cercanía de Villar con Aguirre sembró la división en la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía-Comunitaria.

Desde entonces, la organización indígena no se ha repuesto.

Villar dijo que fue amenazado por un custodio en el penal porque dio a conocer esta información. También mencionó saber quién era El Patrón, que de acuerdo con los testimonios de los detenidos por el caso Iguala, que en su mayoría salieron libres porque se acreditó que fueron torturados, es una pieza clave en la desaparición de los normalistas.

Contó que el martes (el lunes dio las primeras declaraciones) Rosales Sierra fue a verlo al penal para cuestionarle por qué revelaba esa información importante y peligrosa y también para pedirle acceso de hablar directamente con los presos para asesorarlos sobre cómo dar su testimonio.

El ex coordinador indicó que con esta revelación no pretender sacar beneficio propio, pero sí solicitó al presidente Andrés Manuel López Obrador que acuda un Ministerio Público federal al penal y ahí tome las declaraciones pertinentes a los presos que, dice, saben sobre los normalistas.

Además, sugirió que él y los otros presos sean trasladados a una casa de seguridad y protección.

 

Rosales Sierra

Rosales Sierra aceptó haber ido al penal a hablar con Villar porque su declaración pone en riesgo a los que tienen la información, e incluso a los propios padres y madres de los 43, pues impacta en sus vidas.

Dijo que si fuera cierta esa información no es a Villar a quien le correspondía revelarla, porque ni siquiera es información suya, sino de los presos.

Se preguntó qué intereses tendrá Eliseo Villar para hacer estas declaraciones; que seguramente quiere resolver su situación jurídica particular, pisoteando los intereses de los demás.

“Nosotros no tenemos nada qué hablar sobre Eliseo ni con Eliseo”, sentenció.

El abogado dijo que la información de este tipo es procesal, que se debe trabaja con sigilo, por ello insistió no debió revelarse de esa forma.

Agregó que además es información “tan seria y delicada” que tiene que procesarse para determinar su veracidad.

Lamentó que para Eliseo Villar se le hizo fácil revelarla porque es información que no es de él, y no lo pone en riesgo.

“Es una información que ya tiene la Comisión de la Verdad y el Acceso a la Justicia, la tiene la Fiscalía, y que ellos están trabajando, y la están procesando, todo apegado a la legalidad, observando los procesos legales, observando los procesos jurídicos”, remarcó.

Pidió a las personas que tienen información compresión para que las autoridades hagan su trabajo, y que quienes no tengan la información respeten y sean responsables en no publicar información que atañe a un proceso legal, y que pone en riesgo a diversos actores.

 

 

 

 

 

 

 

 

Este trabajo fue elaborado por el equipo de Amapola. Periodismo transgresor. Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor.