La enfermera Tania Loaiza ya fue vacunada contra la Covid-19

Texto: Beatriz García

13 de enero del 2021   

Chilpancingo

 

Tania Loaiza Loeza tiene 28 años y desde hace cinco años tres meses es enfermera del Hospital General Raymundo Abarca Alarcón. En abril de 2020 comenzó a atender pacientes con la Covid-19 y fue una de las primeras trabajadoras del sector Salud en ser vacunadas contra el virus SAR-CoV-2 en Guerrero.

 

La aplicación de vacuna en el hospital público de Chilpancingo que atiende casos Covid-19 comenzó a las diez de la mañana. A los veinte minutos vacunaron a la enfermera Tania.

 

De manera formal ella está asignada al área de Urgencias Fijas, pero desde que inició la pandemia entra tres o cuatro veces al mes al área Covid.

 

–¿Cómo han sido estos 10 meses de dar atención a pacientes con coronavirus?, –se le preguntó.

 

–Al principio horrible, era muy desgastante, muy preocupante porque nadie sabía nada, todo era nuevo para nosotros. Fue un caos. La primera vez que yo entré al servicio lloré, lloré mucho porque tenía mucho miedo. Pero uno le va agarrando la onda, se va acostumbrando.

 

A Tania le dio tranquilidad, dice, que en el hospital desde un inicio le dieron equipo de protección, pero aun así no estaba exenta de contagiarse.

 

 

Tania Loaiza, enfermera del Hospital General de Chilpancingo, es vacunada contra la Covid-19. Fotografía: Cortesia.

 

Cuenta que ha vivido momentos complicados, aun así nunca pensó en dejar su empleo. Es el compromiso de sus profesión.

 

Ese primer día que entró al área Covid, narra, se comunicó llorando con su familia, por el temor; ellos le dijeron que valorara si quería continuar. Siguió, de hecho nunca le cruzó por la cabeza dejar a sus pacientes, pero admite que temía.

 

La enfermera insistió que le gusta mucho ser enfermera y se siente contenta por haber ayudado a pacientes de esta pandemia, lo que, cree, la vida le ha compensado con tener a su familia completa.

 

En lo que va de esta pandemia Tania ha tenido la fortuna de no contagiarse con el virus SAR-CoV-2. Le ha tocado ver a compañeras y compañeros que sí.

 

–Mi mejor momento en los 10 meses es hoy que recibí la vacuna, estaba muy emocionada, no lo podía creer. Otro buen momento fue cuando se dio de alta al primer paciente que se intubó, hace dos meses; no es común que pase, la mayoría lamentablemente fallece.

 

–¿El peor momento que has vivido en esta pandemia?

 

–Definitivamente al inicio, eran días que se morían siete pacientes en un día, y no llegaba la morgue, no llegaban las carrozas, el familiar no sabía qué hacer.

 

Pero la pandemia de alguna manera le ha generado cambios a Tania. Su carácter, a veces, es irritable, comenta, además de que las visitas a su familia cada fin de semana ya no ocurren. Ahora los ve de lejos para saludarlos y con protección, pues la mayoría son de la tercera edad.

 

Al inicio sintió que necesitaba terapia, por la depresión que le causó atender a pacientes con la Covid, pero después se repuso.

 

Tania sonríe de emoción al pronunciar: “¡Por fin nos llegó la vacuna!”. Este martes, cuando llegó a cubrir su turno de la noche, vio que el hospital estaba rodeado de militares. Supo había llegado la vacuna para el personal médico de primera línea.

 

“Yo estaba con las ansias toda la noche de que ya despertáramos. Creí que era algo que iba a tardar mucho tiempo en llegar. Me alegra porque las siguientes personas son la gente de la tercera edad. Mi familia ya va a poder tener la vacuna”, comenta.

 

La enfermera sabe que debe seguir con las medidas sanitarias, además le falta que le apliquen el refuerzo en 21 días. La enfermera se siente bien, hasta la tarde de este miércoles no ha tenido ninguna reacción.

 

Aprovechó la entrevista para decirle a la ciudadanía que se siga cuidando, que no bajen la guardia, si es que quieren que la pandemia termine.

 

 

Enfermera del Issste de Chilpancingo es vacunada contra la Covid-19. Fotografía: Oficial.

 

Las vacunas

Ayer martes llegaron a Guerrero las primeras 9,800 dosis de vacunas contra el coronavirus, informó el secretario de Salud del estado, Carlos de la Peña Pintos.

 

La llegada de las vacunas fue en un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana. Primero llegaron a Chilpancingo. Las recibió el director del Hospital General, Raúl Peralta Catalán. Las vacunas se almacenaron en el área de refrigeración que debe mantener características específicas para mantenerla.

 

El secretario comunicó que ayer se distribuyó la vacuna de Chilpancingo a Tlapa, Taxco, Iguala, Tierra Caliente. En Acapulco la vacuna la recibieron los directores del hospital general de Acapulco y del Vicente Guerrero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Félix Eduardo Ponce y Salomón García Andraca, respectivamente.

 

Este miércoles se enviaron a Chilapa.

 

También se envió a Ometepec. En Zihuatanejo las recibieron en el IMSS Bienestar y Hospital General. Los lugares donde llegó y llegarán las vacunas son hospitales Covid-19, es decir, donde atiende a los pacientes con la enfermedad.

 

Esta primera etapa de vacunación en el estado, que es para los trabajadores de salud, del sector salud, ISSSTE e IMSS, constará de tres momentos. Los primeros en recibir serán los que están en la primera línea de atención, luego los que indirectamente atienden a pacientes Covid y finalmente al resto del personal.

 

De la Peña Pintos indicó que estarían atentos de recibir las dosis de la segunda aplicación, que debe administrarse en 21 días.

 

La llegada y aplicación de las vacunas al estado están a cargo de la Secretaría de Marina (Semar), Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y Guardia Nacional.

 

En hospitales como el Raymundo, el IMSS Vicente Guerrero y el hospital general de Acapulco se vieron las largas filas de trabajadores de salud en espera de recibir la vacuna.

 

La primera aplicación, que es al personal de salud, está programada del 12 de enero, que fue le día que llegaron, al 1 de febrero. Después seguirán el resto de los empleados de Salud, los adultos mayores, y luego el resto de la población. Para eso pasarán varios meses.

 

 

Lote de vacunas de la covid-19 entregados al IMSS Guerrero.

 

 

¡Llegaste hasta el final!

 

En Amapola. Periodismo transgresor queremos reconocer a nuestros lectores/as que leen completos nuestros trabajos, porque implica que estamos ante alguien que prefiere la información rigurosa, completa, la que genera reflexión. Contar contigo da sentido al trabajo de este equipo que tiene un compromiso con la verdad y la calidad.