Iguala y Taxco vuelven a semáforo rojo por el incremento de contagios por la Covid-19

Texto: Beatriz García

Fotografía: José Luis de la Cruz

21 de enero del 2021

Chilpancingo

 

Iguala y Taxco regresarán a semáforo rojo a partir del próximo lunes por el incremento de contagios por la Covid-19.

 

En el reporte epidemiológico de hoy, dado por el gobernador Héctor Astudillo Flores da junto al secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, se supo de esta decisión. Este salto de color lo explicaron los servidores públicos como diferenciado, porque el resto de los municipios en Guerrero, 79, seguirán en naranja.

 

Iguala, ocupa el segundo sitio de la lista general de casos activos, al llegar a los 132, y Taxco, que está el cuarto, con 79. El rojo es la máxima alerta del semáforo y volvieron ahí.

 

En esa misma conferencia, los servidores públicos informaron que Acapulco y Chilpancingo que ocupan los dos primeros lugares por el número de contagios acumulados en el estado, también incrementaron los contagios. En el rubro de casos activos, estos municipios están en el primero con 587 pacientes, y en el tercero, con 126.

 

Hasta este jueves, de acuerdo con las estadísticas de la Secretaría de Salud estatal, en Guerrero suman 29,154 casos confirmados de coronavirus, 2,904 defunciones y 1,203 casos activos. En las últimas 24 horas se registraron 382 nuevos casos.

 

La hospitalización también ha incrementado.

 

 

El secretario dijo que el 4 de enero tenían 36 por ciento de ocupación promedio en hospitales Covid. Hoy hay 439 hospitalizados, entre ellos 115 estables, 253 hospitalizados graves y 71 en estado crítico (intubados), es decir, un promedio de ocupación de 62 por ciento, casi el doble de ocupación. La media nacional es del 61 por ciento de ocupación.

 

En defunciones, el registro que presentó de agosto a enero, enero lleva el mayor número de defunciones con 366. Noviembre es el de el menor casos con 226.

 

El 21 de diciembre pasado, las autoridades del estado reportaron que evaluaron que los sitios turísticos, Acapulco y Zihuatanejo, además de Chilpancingo, podían cambiar a color amarillo, y lo hicieron, relajaron las medidas en el periodo vacacional. Al terminar volvieron a naranja. En ese tiempo las playas y centros turísticos se abarrotaron de visitantes.

 

La consecuencia de esto fue un incremento de contagios de la Covid-19.

 

En Guerrero nuevamente se optó por reconvertir hospitales a camas Covid para tener más opciones para la atención médica.

 

 

Como tú solo buscamos verdad