Falla segundo intento de Astudillo del regreso a clases presenciales en el estado

Texto: Beatriz García

Fotografía: Oscar Guerrero

5 de octubre del 2021

Chilpancingo

 

Este lunes 4 de octubre fue el segundo intento fallido para el regreso a clases presenciales en el estado en el contexto de esta pandemia por la Covid-19. Una muestra es que en la capital, preescolares, primarias y secundarias estuvieron cerradas, y en otras el personal educativo apenas inició un sondeo entre los padres de familia para decidir si retornan o no a las aulas.

 

Por indicación del gobernador Héctor Astudillo Flores y autoridades de la Secretaría de Salud estatal, Guerrero bajó a color verde en el semáforo epidemiológico, porque, al parecer, hay menos contagios y decesos por el coronavirus, y con esto anunciaron las clases presenciales para más escuelas de nivel básico.

 

Esta es la segunda vez que Guerrero pasa a color verde en el semáforo, la primera vez fue antes de las votaciones de 7 de junio, donde se renovó gubernatura, ayuntamientos, diputaciones locales, y las diputaciones federales. En esta ocasión ocurre 11 días de que Astudillo Flores termine su administración, y hay un intento por dejar restablecido el regreso a clases en los planteles.

 

La primera vez que anunciaron el regreso a clases presenciales fue el 30 de agosto, mismo día que inauguraron el ciclo escolar 2021-2022. En ese momento Amapola. Periodismo transgresor documentó que por lo menos en la capital de Guerrero las clases serían virtuales, porque Chilpancingo se mantenía con el mayor número de casos activos de coronavirus.

 

En otras partes del estado regresaron a las aulas en 1,332 escuelas, de acuerdo con el secretario de Educación, Heriberto Huicochea Vázquez.

 

Hace unos días, el gobernador dijo que para esta ocasión el regreso no era obligatorio, pero sí necesario.

 

En un recorrido por diferentes preescolares, primarias y secundarias de la ciudad en el estado, los resultados fueron los siguientes:

 

En el preescolar Leonora López Arellano, ubicado en el barrio de San Mateo, las instalaciones estaban abiertas, pero en el patio sólo había padres de familia y la directora del plantel. La maestra, brevemente, dijo que todavía no había certeza del regreso a clases presenciales, pero que era muy probable que la siguiente semana iniciaran, porque justo tuvieron una reunión con padres de familia y la mayoría dijeron que sí al regreso a clases. Al término de esta semana sabrán si reactivan o no las clases presenciales.

 

En la primaria Lauro Aguirre del mismo barrio, las instalaciones estaban cerradas, pero lucen limpias.

 

En otro punto del barrio, sobre la calle Cuauhtémoc está el preescolar Federico Frobel, el cual también estaba cerrado.

 

Después se visitó la Escuela Secundaria Federal Antonio I Delgado (ESFAID), donde el portero informó que siguen sin clases presenciales porque las autoridades de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) no les han girado oficio para que lo hagan.

 

En la esquina siguiente a este plantel está el preescolar Berta Von Glumer, que también estaba cerrado.

 

En la primaria José Martí, ubicada en la calle 17 de octubre, cerca el mercado Baltasar R Leyva Mancilla, las puertas estaban abiertas y había personal directivo presente. Una trabajadora dijo que no saben cuándo reiniciarán clases presenciales en la escuela y que hoy martes iniciaba el consenso con padres de familia para saber qué hacer.

 

En la primaria José María Morelos y Pavón, ubicada sobre la calle Antonia Nava de Catalán, en el centro de la ciudad, tampoco reiniciaron clases presenciales por la misma razón: los padres de familia y personal educativo del plantel todavía no deciden si retornan o siguen en línea.

 

Una madre de familia de la primaria Antonio A Guerrero, ubicada en el barrio de San Antonio, contó que no los han llamado a hacer aseo al plantel y mucho menos les han hablado de un regreso a clases presenciales; las actividades siguen por línea.

 

En la secundaria Raymundo Abarca Alarcón, una madre de familia contó que desde hace semanas le preguntaron los profesores si aceptaba que su hijo regresara a clases presenciales, pero ella dijo que no.

 

La situación en estas escuelas es una muestra de lo que ocurre con las clases presenciales.

 

En el perfil de Facebook de la SEG, cerca de las siete de la tarde, las autoridades postearon que el gobernador, el secretario de Educación y otros funcionarios del estado y sindicales arrancaron el “regreso a clases presenciales” en la primaria José María Morelos y Pavón de Acapulco.

 

En un live unos minutos antes de las ocho de la noche, las autoridades del estado informan sobre la evolución de la pandemia. El secretario de Educación informó que de la proyección que hizo la semana pasada, donde se preveía que en 35 por ciento de las escuelas regresarían a las aulas para este lunes, apenas se cumplió en un 15 por ciento.

 

Solo informó sobre el caso de Acapulco: 144 escuelas de 900 que proyectaron de Acapulco y Coyuca de Benítez regresaron a clases.

 

“Hay que recordar que no es una apertura completa, es decir, los alumnos de acuerdo al plan escolar de cada institución, que es muy diferente, porque son condiciones distintas tanto de maestros como de alumnos y de la participación de padres de familia se va poniendo de acuerdo cómo vamos a abrir el día uno, qué grupos y qué número de alumnos, en el día dos también qué grupos”, explicó el secretario.

 

El secretario reiteró que al retorno a las aulas se deben seguir implementando las medidas de sanidad que se necesitan para contrarrestar la pandemia.

 

“No vamos a poder regresar de un jalón, porque hay padres de familia que poco a poco se van a ir acercando, que las niñas, los niños se irán dando cuenta una vez que también podamos terminar con los cuadros de vacunación”, agregó.

 

La Secretaría de Salud en el estado, mediante gráficas publicadas en Facebook sobre la evolución de la pandemia, indica que en las últimas 24 horas en el estado se registraron 88 nuevos contagios.

 

En Guerrero se mantienen 385 contagios activos, Chilpancingo ya no ocupa el primer lugar en casos activos, ahora está Taxco con 80, le siguen Acapulco con 61, Iguala con 57, Zihuatanejo con 28 y después Chilpancingo con 27. Las personas hospitalizadas por la Covid-19 ahora son 96 y suman 20 personas fallecidas en lo que va de octubre.