En pandemia, 80 trabajadoras del hogar sin prestaciones sociales, pierden su empleo

En Guerrero, trabajadoras del hogar continúan sin IMSS aun con presagios institucionales por la campaña piloto de afiliación del gobierno federal


 

Texto: Beatriz García

Fotografía: Franyeli García

12 de febrero del 2021

Chilpancingo

 

En Guerrero todavía no es una realidad para las trabajadoras del hogar su afiliación al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y una prueba de esto es que durante esta pandemia por la Covid-19, 80 empleadas fueron despedidas sin ninguna liquidación o prestación en Chilpancingo, según el registro de la Red Mujeres Empleadas del Hogar en Guerrero.

 

Desde hace 10 años que se fundó la Red, que agrupa a 647 trabajadoras del hogar en Guerrero, se consideró la afiliación de una de ellas, pero su empleador desistió.

 

En Guerrero, de acuerdo al INEGI hay 60,000 trabajadoras del hogar.

Hace dos días, el medio digital Animal Político publicó un contenido periodístico donde se incluye una entrevista al jefe de la Unidad de Incorporación al IMSS, Luis Gerardo Magaña, quien dijo que lanzaron una prueba piloto de afiliación, y los empleadores, aun con la pandemia, aseguraron a sus empleadas del hogar. Festejó un aumento en las afiliaciones.

 

Según el jefe de Unidad, durante 2020, año de la pandemia, empleadores afiliaron a 11,555 trabajadoras del hogar en el país. Ninguna de ellas es de Guerrero.

 

La coordinadora de proyectos de la Red de Mujeres Empleadas del Hogar en Guerrero, Petra Hermillo Martínez, tiene la información: Para empezar, en marzo pasado, a la mayoría de las trabajadoras afiliadas a la Red, sus empleadores las mandaron a confinamiento sin goce de sueldo. Así estuvieron cuatro meses.

 

Petra, junto a sus compañeras de la Red, buscaron recursos económicos, entre ellos, los que les brida Fundación Semillas, para hacer despensas y mitigar “un poco” la crisis de las mujeres del gremio.

 

 

Cuando convocaron a las trabajadoras del hogar para entregarles la despensa en la red se dieron cuenta de las condiciones en las que estaban la mayoría. Ahí también registraron el primer caso de una de sus compañeras que se enfermó de Covid-19.

 

Desde entonces, dijo, a diario acuden a la Red entre de tres y cuatro empleadas que no tienen trabajo a ver si hay alguna novedad de empleo. La Red también tiene un esquema de bolsa de trabajo: con sus contactos ven si alguna persona necesita servicio doméstico y entre ellas corren la voz.

 

Hasta este mes, la Red tienen registradas a ocho compañeras que se infectaron y dos más que actualmente padecen el coronavirus. Ninguna afiliada al IMSS.

 

A Petra le cuesta trabajo entender por qué aun cuando están organizadas no logran sensibilizar a los empleadores que deben garantizar a las trabajadoras del hogar sus prestaciones. Reflexiona que tampoco las autoridades contribuyen a que cumplan.

 

“Los empleadores no quieren asegurar a sus trabajadoras del hogar porque implican gastos”, agregó.

 

En Guerrero, desde que inició la pandemia, quedó trunca la prueba piloto que se lanzó en el país para que empleadores afiliaran al IMSS a sus trabajadoras del hogar.

 

Nuevamente las mujeres que integran la Red comenzarán una serie de acciones para ser escuchadas. Para esto exigen que las autoridades del IMSS en Guerrero les informe cómo va ese trámite de afiliación piloto.

 

 

Trabajadoras del hogar despedidas

Al problema de la no afiliación al IMSS se suma el despido de 80 trabajadoras del hogar en Chilpancingo durante esta temporada de pandemia, de 250 que tiene registradas la Red en esta ciudad.

 

Petra aclaró que las trabajadoras despedidas no se les dio una liquidación conforme a la ley, menos se les garantizó pagó del aguinaldo. Tampoco quisieron irse a juicio por temor a que no las volvieran a contratar en otras familias.

 

El domingo las trabajadoras lanzarán una campaña vía Zoom contra la violencia, acoso sexual y laboral contra ellas, y de esta manera esperan ser escuchadas por los gobiernos, instituciones y empleadores. Además replicarán esta campaña en algunas colonias de la capital.

 

Por ahora la Red sólo tiene el registro de trabajadoras que se quedaron sin empleo en Chilpancingo, porque es más complicado, por los recursos y la misma crisis sanitaria, monitorear a las 647 empleadas que tiene afiladas en todo el estado, entonces, dice Petra, es probable que haya más despidos.