En los últimos dos años, en Chilpancingo han muerto 24 mujeres a causa del cáncer de mama: salud municipal

Texto: Beatriz García

Foto: José Luis de la Cruz

19 de septiembre del 2021

Chilpancingo

 

Hace tres años a Nayla le detectaron cáncer de mama, para fortuna se lo detectaron a tiempo, no necesitaba quimioterapias pero a cambio debían quitarle un seno. Fue una decisión difícil para ella, meditó y aceptó la extirpación, ahora el único objetivo que tiene es estar viva.

En Guerrero, en el último año, se registraron 82 casos nuevos de mujeres con cáncer, mientras que en Chilpancingo en los dos últimos años se han dado 24 decesos por este padecimiento, informó el secretario de Salud de la capital, Cipriano Gutiérrez Castro, durante un evento público por el Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Mama.

Nayla Arellano Virgen tiene 47 años, es enfermera de profesión y este martes, en el evento que organizó el municipio públicamente llamó a autoexplorarse e ir al médico si sienten algo extraño en las mamas, tanto mujeres como hombres.

En entrevista, Nayla contó cómo afrontó la noticia cuando le informaron que padecía cáncer de mama y que además era urgente extirparle un seno.

Todo empezó cuando Nayla, en el hospital general Raymundo Abarca Alarcón, al ser enfermera estaba de responsable del programa del cáncer de mama, entonces sabía que debía poner el ejemplo, para que otras mujeres acudieran a realizarse estudios de mastografía y prevenir el cáncer. Fue en una de esas revisiones cuando a ella entonces le detectaron un fibrodenoma en la mama derecha-tumores no cancerosos y que son comunes-. En ese entonces la única recomendación que le dio el médico era que debía vigilar que no avanzara, por lo que cada seis meses, como es el protocolo, debía revisarse.

Ella tiene antecedentes de familiares con cáncer, tal es el caso de una tía materna, quien hace 30 años le detectaron cáncer de mama, pero se recuperó. Los cánceres, según los médicos, también pueden ser hereditarios.

Nayla, después de que le detectaron el fibrodenoma, debió realizarse un año después una mastografía, no lo hizo. Dos años después se la hizo, entonces es cuando le detectan un nódulo- un bulto o masas pequeñas- en la mama izquierda.

Fue en el hospital general Raymundo Abarca Alarcón donde le detectaron el nódulo, después en el Hospital de la Madre y el Niño Guerrerense, a través de una biopsia le confirmaron que tenía cáncer de mama.

“Fue sorprendente, fue algo raro, no sentir nada, no palpar a tiempo ese nódulo, porque lo tenemos que hacer, palpar bien, para sentir si tenemos algo raro, una bolita que está dura que va creciendo”, expresó la mujer.

Ella recibió el apoyo total de su esposo, porque fue quien junto a ella recibió la noticia, el resto de su familia y amigos también la cobijó.

De inmediato a Nayla la remitieron al Instituto de Cancerología de Acapulco, donde recibió una atención que calificó de buena. La doctora, entonces, le dijo que tenía que hacerse una masectomía radical, o sea que debían quitarle la mama izquierda para que el cáncer no avanzara.

-¿Qué pensó cuando le dieron esta noticia?- se le preguntó.

-Pasan muchas cosas, porque no te cae el veinte de que vas a perder una mama, ¿por qué no hay otra manera de quitarla? Pero explican de esa manera de que si te quitan un pedazo puede avanzar más, entonces me tenían que retirar toda. Entonces lo que hice fue meditar, pensar que si esa era la solución para estar viva, adelante. Y aquí estoy- respondió.

Consideró que es una fortuna que aunque tardó dos años en realizarse el estudio, la detección del cáncer fue oportuna, no tuvo metástasis, es decir el cáncer no invadió otros órganos e incluso huesos, tampoco hubo necesidad de que la sometieran a quimioterapias ni radioterapia, solo necesita medicamento hormonal.

Nayla tuvo la necesidad de recibir terapia psicológica en el mismo Instituto de Cancerología, para poder sobrellevar este problema de cáncer y la extirpación del seno. Entonces el 16 de abril del 2019 le extirparon su seno.

Ahora sigue yendo a sus consultas periódicas cada tres y seis meses. La respuesta de los doctores es que va bien y no ha habido metástasis ni afectación en órganos y huesos.

Pidió a las mujeres realizar su autoexploración y mastografía, que cuando sientan algo raro en sus mamas acudan de inmediato a sus médicos.

De acuerdo con el secretario de Salud de Chilpancingo, durante su discurso en el zócalo de la ciudad, las mujeres mayores de 50 años tienen mayor probabilidad de padecer cáncer de mama.

Precisó que en el 2020 en el mundo murieron 685,000 personas por cáncer de mama.

En México es la primera causa de muerte en las mujeres, y se reportaron casi 30,000 casos y 7,939 muertes el año pasado, agregó.

Mientras que en Guerrero, dijo, se registraron 82 casos nuevos con aproximadamente una tasa de mortalidad del 13 por ciento. Mientras que en Chilpancingo en los dos últimos años se han dado 24 decesos a causa del cáncer de mama, expuso.

Lamentó que durante esta pandemia las mujeres no acudieron a las unidades de salud para hacerse estudios de detección.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), Guerrero, tiene la incidencia más baja de casos nuevos de tumor maligno de mama entre las mujeres de 20 años en adelante, con 7.69 casos por cada 100,000 mujeres de este rango de edad.

Incluso, en los resultados de INEGI la tasa de mortalidad por cáncer de mama en el estado, Guerrero es de los estados con menor tasa de mortalidad.

mascar