Durante visita de AMLO exigen mejoras salariales, obras y protestan contra Félix

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Oscar Guerrero

24 de octubre del 2021

Chilpancingo

 

Al conductor de la Suburban negra en la que viaja el presidente Andrés Manuel López Obrador le faltaban unos 500 metros para llegar a la reja de una de las puertas laterales del Palacio de Gobierno, en su tercer día de visita a Guerrero, cuando un grupo de morenistas inconformes colocó una lona blanca con la siguiente consigna: "Los arribistas del PRIANPRD infiltrados en el nuevo gobierno de la 4T".

 

Estos morenistas se inconformaron por algunos de los nombramientos que hizo el senador Félix Salgado Macedonio, el papá de la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, quien lleva diez días en el cargo.

 

Estas fueron parte de las protestas que se registraron durante la llegada del presidente Obrador al Palacio de Gobierno, donde encabezó una reunión con los 22 secretarios de su gabinete en la explanada de este edificio para darle el apoyo a Evelyn Salgado Pineda.

 

La gente lo esperaba afuera del Palacio de Gobierno, cuando la Suburban negra estuvo a la vista, manifestantes y simpatizantes se arremolinaron alrededor del vehículo.

 

El conductor de la camioneta bajó la marcha y el presidente Andrés Manuel López Obrador bajó el cristal de la puerta para recibir los folders con peticiones de la gente.

 

Los primeros en abordar al primer mandatario fue un grupo de padres de familia de un Centro de Atención Infantil (Cendi) que denunciaron que dirigentes del Partido del Trabajo (PT) los desalojó de su edificio que desde hace años el gobierno del estado los tiene en comodato.

 

"Nuestros hijos no tienen donde ser asistidos porque los del PT, nos quitaron el edificio y el anterior gobierno de Héctor Astudillo, nunca hizo nada", denunció Kenia Escobar Rodríguez.

 

El inmueble de donde fueron desalojados los niños está ubicado en la colonia Jardines del Sur, al poniente de Chilpancingo.

 

Las protestas de la gente se confundían con algunos de los gritos de un grupo de militantes de Morena y de trabajadores de la delegación estatal de la Secretaría del Bienestar.

 

El delegado de esta dependencia federal, Iván Hernández Díaz, pidió a los manifestantes que no se aglomeraran alrededor del vehículo para evitar un accidente. Los hubo: varias personas que se arremolinaran alrededor del vehículo se cayeron.

 

Desde las doce del día, una hora y media antes de la llegada de Obrador la gente ya lo esperaba con mantas y lonas.

 

Estela Salgado, una de las habitantes de la Unidad Habitacional del Infonavit que resultó afectada por el sismo del pasado 7 de septiembre, exigió al presidente Obrador la demolición y reconstrucción de seis edificios.

 

"Nos dieron diez mil pesos de la Secretaría del Bienestar pero eso de nada sirve, lo que queremos es vivir en nuestra propia casa"', dijo la señora.

 

Indicó que las 80 familias afectadas por el temblor se fueron a vivir con sus familiares o muchos pagan una renta de hasta seis mil pesos mensuales.

 

Contó que incluso tres familias que no pudieron pagar la renta de una casa tuvieron que quedarse en su departamento de uno de los edificios dañados con el riesgo de que algo les pueda pasar si ocurre otro sismo.

 

"Auxilio señor presidente, sin casa 80 familias por sismo de septiembre del 2021", decía la manta de los damnificados que abordaron a Obrador.

 

Un grupo de habitantes de la comunidad de Río Velero, del municipio de Ayutla de los Libres, quienes salieron de su pueblo a las tres y media de la madrugada de este domingo para ver al presidente extendieron una manta en donde pedían la construcción de un puente vehicular.

 

"Desde el 2013, luego de las lluvias por el huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel, se cayó el puente y desde esa fecha estamos incomunicados porque el gobierno sigue sin contruirnos el puente", dijo Onésimo Gatica Prisciliano, comisario de ese pueblo ubicado en la Costa Chica-Montaña.

 

"Si logramos entregar un escrito al presidente así de manera rápida y atropellada, ahora vamos a esperar si nos resuelven" dijo Onésimo quien vino aquí a Chilpancingo con una comisión de cinco personas que hasta las dos de la tarde no habían probado bocado.

 

Pobladores de la comunidad de El Calvario, municipio de Chilpancingo, desplazados de Metlatónoc desde la década de los setentas, desplegaron una manta en donde le piden al primer mandatario la construcción de la carretera.

 

La protesta más ruidosa que se encontró López Obrador fue la de los médicos y enfermeras de la Secretaría de Salud quienes le pidieron que cumpla su palabra de que todos los trabajadores del sector salud que laboran bajo contrato se le regularizará.

 

"No tenemos ninguna prestación social, en esta pandemia (del Covid-19) trabajamos nosotros y muchos de los compañeros que tiene base estuvieron en sus casas y eso no es justo", reclamó una enfermera al presidente.

 

Obrador recibió el escrito de los trabajadores de salud y posteriormente durante su discurso en Palacio de Gobierno se refirió a este tema y aseguró que su gobierno va a regularizar laboralmente a todos los médicos y enfermeras del país incluyendo a los del ISSSTE e IMSS pero que esto se realizará inicialmente con aquellos que tengan mayor antigüedad laboral.

 

Los trabajadores que a pesar de la lluvia permanecieron afuera del Palacio de Gobierno vitorearon a Obrador cuando salía del edificio en la camioneta.

 

Médicos y enfermeras que protestaban no se percataron de que cuando salía Obrador en la camioneta, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, salía caminando de la puerta del Palacio.

 

"Si ya estamos en Acapulco, cuando usted guste vaya a verme", le dijo de manera amable el secretario a una señora que lo reconoció y lo abordó.

 

Otra de las protestas fue la que protagonizaron un grupo de morenistas molestos con el senador Félix Salgado Macedonio, de quien dicen, impuso a su hija Evelyn Salgado funcionarios con antecedentes de corrupción.

 

Imelda Cortés citó el caso del director de la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del Estado de Guerrero (Capaseg), Facundo Gastelum, quien según la morenista, cuan fue funcionario de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) incurrió en actos de corrupción.

 

"Esta persona estuvo de funcionario en la Comisión Nacional del Agua con los gobiernos panistas de Vicente Fox, Felipe Calderón y con Enrique Peña Nieto y cómo es posible que esté en el gobierno de la 4T".

 

Los morenistas también denunciaron que el secretario de la Contraloría y Transparencia, Eduardo Gerardo Loria, quien estuvo en este mismo cargo en el gobierno saliente de Héctor Astudillo adquirió diversas propiedades en Acapulco con un valor de más de ocho millones de pesos.

 

"Le estamos pidiendo al gobierno de Evelyn que le realice una auditoría a Héctor Astudillo porque en su gobierno se cometieron muchos actos de corrupción", externó.

 

"A Félix (Salgado) ya se le olvidaron los principios de la izquierda", dijo el morenista Rodrigo Cortés Vivar quien también estuvo en la protesta.

 

El senador Félix Salgado no estuvo en ningún evento oficial que durante tres días en seis municipios de Guerrero encabezaron el presidente Andrés Manuel López Obrador y la gobernadora Evelyn Salgado Pineda.

 

En los días previos, Félix Salgado acompañó siempre a su hija y el acaparó los reflectores y las ovaciones.