Deje de sembrar huesos, le piden los de Ayotzinapa a Obrador

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Franyeli García

26 de julio del 2020

Chilpancingo 

 

Estudiantes y familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos rechazaron la versión oficial de que un resto óseo hallado en Cocula pertenece a Christian Alfonso Rodríguez Telumbre y pidieron al presidente Andrés Manuel López Obrador que deje de "sembrar huesos".

 

En un mitin que se realizó en el monumento de Las Banderas de esta ciudad en el marco de los 60 meses de los hechos de Iguala, Bertha Nava, mamá de Julio César Ramírez Nava quien fue uno de los tres jóvenes que resultaron muertos a balazos aquella noche, condenó que el gobierno federal siga sin esclarecer el caso.

 

"Le pedimos a este gobierno que deje de sembrar huesos, porque nosotros sabemos que los 43 normalistas están vivos, que nos los regresen", dijo la señora quien portaba un gallardete donde estaba la fotografía de su hijo Julio César Ramírez.

 

En esa noche de Iguala, aparte de Julio César Ramírez, fueron asesinados sus compañeros, Daniel Solís Gallardo y Julio César Mondragón, a quien se le conocía como El Chilango.

 

 

Doña Bertha pidió al gobierno federal que “deje de manipular con información que nosotros no creemos y le exigimos que vaya a fondo y se castigue a los verdaderos responsables”.

 

En el mitin participaron estudiantes de la Normal Rural de Amilcingo, Morelos, trabajadores del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) y de la Asamblea Popular de los Pueblos del Estado de Guerrero (APPEG).

 

Durante la protesta, los normalistas de Ayotzinapa recordaron que antes de los hechos de los días 26 y 27 de septiembre del 2014, el 12 de diciembre del 2011, también durante el gobierno de Ángel Aguirre, fueron asesinados a balazos los estudiantes, Gabriel de Jesús Echeverría y Jorge Alexis Pino durante un desalojo por policías federales, agentes estatales y ministeriales.

 

"De eso tampoco ha habido justicia", dijo el egresado normalista Francisco Javier, hermano de Gabriel Echeverría.

 

Dijo que los familiares han solicitado al actual gobierno federal que reabra este caso pero hasta el momento no ha habido ninguna respuesta.

 

"A partir de esa fecha (del 12 de diciembre del 2011) se empezaron a generar las agresiones contra la Normal y sus estudiantes y en esto están involucrados muchos ex funcionarios y políticos que no han sido investigados", refirió Francisco Javier.

 

"Pidió que a esos políticos que siguen en sus actividades como si no hubieran hecho nada, se les investigue", afirmó.

 

En el mitin, un dirigente del Comité Estudiantil de la Normal de Ayotzinapa, señaló que pese a la pandemia por la Covid-19, ellos no pueden dejar de salir a las calles para exigir justicia.

 

Para el dirigente estudiantil, todo lo que ha informado el gobierno federal de los supuestos avances del caso Ayotzinapa es solo una "cortina de humo" para distraer la atención a la población mexicana de los graves problemas por los que atraviesa el país como es el mal manejo que se le ha dado para contener la pandemia del coronavirus y que ha dejado un saldo de miles de muertos.

 

Los dirigentes de las organizaciones sociales, familiares de los normalistas desaparecidos y los estudiantes se marcharon a bordo de un autobús y una camioneta blanca.

 

 

<