“Con un huesito yo no me voy a ir a mi casa”, dice madre de normalistas en FGR

Padres y madres de los 43 viajan a Ciudad de México para exigir al presidente  Andrés Manuel López Obrador avances de esta desaparición colectiva que ocurrió hace siete años en Iguala


 

Texto: Beatriz García

Foto: Tlachinollan

23 de septiembre del 2021

Chilpancingo

Que lo sepa el presidente y que lo sepan sus acompañantes, que con un huesito yo no me voy a ir a mi casa, a mí me va a entregar el cuerpo de mi hijo, a mí no me va a hacer pendeja con un pinche huesito. Yo quiero la verdad y quiero que todas las madres demos con el paradero de nuestros hijos… yo sí estoy muy encabronada porque ya son siete años siguiendo en este caminar”, dijo fuerte Blanca Luz Nava, madre de Jorge Álvarez Nava, uno de los 43 normalistas de Ayotzinapa, fuera de la Fiscalía General de la República (FGR) en la Ciudad de México, a tres día de cumplirse otro año de la desaparición de los estudiantes.

El próximo 26 se cumplen siete año que 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecieron en Iguala.

Como parte de esta nueva jornada de lucha de las madres y padres de los 43, programada del 20 al 27 de septiembre, este jueves se concentraron fuera del edificio de la FGR, en la Ciudad de México. Primero estaba previsto un mitin en Iguala, pero lo modificaron.

El objetivo principal de las madres, padres, normalistas y abogados del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan para realizar la protesta en ese lugar, es para exigir a la FGR que se ejecuten las 40 órdenes de aprehensión que están detenidas y para exigir las agilicen, de acuerdo con el abogado Vidulfo Rosales Sierra.

En este mitin la rabia de las madres y padres fue notoria y lo externaron en el micrófono durante el mitin.

La rabia de no hallar a sus hijos

La voz de la madre de Jorge Álvarez resonó. Expresó que los padres y madres están cansados de las autoridades buscan a su hijos en fosas y no con vida.

Blanca exigió verdad a las autoridades, porque también está cansada de mentiras, de que se burlen de ellos, como aseguró lo hizo el ex presidente Enrique Peña Nieto: “nos pisoteó y nos hizo lo que quiso con nuestro dolor”.

Del presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que tambaleen hace con ellos lo mismo, porque no ve avances en las investigaciones.

Dijo que ella que no aceptará un fragmento óseo como prueba de que su hijo está muerto, como pasó con la identificación genética que hizo la Universidad de Innsbruck y verificada por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), sobre los normalistas Cristian Alfonso Rodríguez Telumbre y Jhosivani Guerrero de la Cruz.

Blanca aclaró que nunca fue luchadora social, que se dedicaba a lavar ropa, que no estaba acostumbrada a marchar y gritar justicia, pero ahora lo hace porque quiere a su hijo vivo y de regreso.

“Ya déjense de chingaderas y si tienen un preso que le saquen la verdad, porque si ellos no actúan como debe de ser, pues, que nos los presten, a ver si no nosotros no les sacamos la verdad. La verdad nosotras sí estamos bien encabronadas, dejen de estar jugando con nosotras, nosotras queremos respuesta ya”, gritó al mismo tiempo que lloraba.

Clemente Rodríguez Moreno, padre de Christian, de quien se identificó uno de los fragmentos óseos, dijo que él también exigía verdad.

Recordó que el presidente de la República prometió seguir las líneas de investigación que ellos sugerían, pero no ve resultados, sólo hallaron fragmentos óseos como el de su hijo.

Los padres y madres tendrán un reunión con López Obrador este viernes. Clemente espera que en esa reunión sí les dé información contundente y que les expliquen cómo es que los fragmentos óseos llegaron a la Barranca de la Carnicería, en Cocula.

La persecución a la normal origen de la desaparición de los 43

Faltan tres días para que se cumplan siete años de que los 43 estudiantes desaparecieran en Iguala a manos de todas las fuerzas de seguridad establecidas en ese municipio el 26 y 27 de septiembre del 2014, dijo Rosales Sierra.

El único delito de los normalistas fue ir a una normal rural, normales rurales que desde hace años las criminalizan y persiguen, por epor todas las instituciones de gobierno, no solo de ahora si no desde los años sesenta, solo cambian los discursos de acuerdo a la época, resaltó el abogado.

Recordó que el día en que estaban siendo reprimidos en Iguala los estudiantes, el entonces gobernador, Ángel Aguirre Rivero –de quien los padres y madres han exigido se investigue y se castigue –dijo que mandó a un equipo de la fiscalía a rescatarlos, pero fue mentira, porque pasaron más de tres horas sin que llegara una autoridad.

El abogado apuntó con el dedo hacia las instalaciones de la FGR y aseguró que ahí están altos mandos que también ocuparon cargos el día que desaparecieron a los muchachos y que, entonces, sí saben dónde están los 43.

Dijo que el presidente ha demostrado compromiso para dar con los normalistas, pero que hay instituciones que no caminan al mismo ritmo que ese compromiso presidencial, como en el caso de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), institución que los padres y madres han señalado como uno de los responsables en la desaparición de los 43.

Resaltó que es lamentable que uno de los resultados de estos siete años de lucha de los padres, es el deterioro de su salud que ya dejó el saldo de cuatro fallecidos.

Los padres y madres esperan que este viernes López Obrador les informen con detalles sobre las detenciones y avances de la investigación del caso Ayotzinapa.

mascar