Con protesta, los industriales de la masa y tortilla acusan a Segalmex de acaparar el maíz

Texto  y fotografía: Beatriz García

22 de febrero del 2021

Chilpancingo 

 

Integrantes del Sector Empresarial de la Industria de la Masa y la Tortilla de Guerrero A C se manifestaron en las bodegas de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), para exigir que le vendan a ellos el maíz que tienen en su bodegas y no a empresarios foráneos.

 

Los industriales de la Masa y la Tortilla temen una crisis de maíz por una próxima escasez.

 

Segalmex es un organismo descentralizado, sectorizado a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), que promueve el desarrollo de los pequeños y medianos productores en los cuatro granos básicos: maíz, trigo, arroz, frijol; además de la leche.

 

Estos granos, de acuerdo con lo que los industriales, lo acaparan en los estados productores, entre ellos Guerrero, sobre todo de maíz, y los revenden en otros lugares.

 

Desde las diez de la mañana, unos 30 integrantes de la organización se manifestaron en la entrada de la bodega, ubicada al norte de la ciudad, que se encontraba cerrada. En la valla metálica colocaron lonas dirigidas al gobernador Héctor Astudillo Flores y al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

 

En las lonas se leía: “Exigimos no venda el maíz que compró Segalmex a los campesinos de Guerrero”, “Que el maíz de Guerrero se quede en Guerrero. Sin maíz no hay país”, “Solicitamos una audiencia para plantearle la problemática”.

 

 

Esta demanda la solicitan 3,800 industriales de la masa y la tortilla en Guerrero.

“Este año nos hemos visto en la necesidad de mover el precio de la masa y la tortilla a nivel estatal, precisamente por las condiciones económicas, primero el gas nos subió un 30 por ciento en dos meses, pagábamos en nueve pesos, ahora pagamos en 12 pesos (el kilo)”, explicó el presidente de la Asociación en la zona centro, Abdón Abel Hernández Olvera.

 

Explicó que Segalmex compró a productores de Guerrero cerca de 50,000 toneladas de maíz, es decir, acaparan la mayoría de la producción en el estado.

 

Además, en el estado se está acabando la cosecha de maíz, entonces se prevé un desabasto, por lo que los industriales de la masa y la tortilla lo tendrán que ir a comprar a otros estados a partir de marzo.

 

Traer el maíz fuera del estado implica más gasto económico. Por ejemplo, en la Ciudad de México el precio de la tonelada de maíz está en 6,300 pesos, además el flete que les cuesta 700 pesos. Pero en marzo, cuando se escasee el grano, ese costo se va a elevar.

 

En Guerrero, los industriales de la masa y la tortilla la consiguen en 4,000 pesos.

 

Ante ese panorama, los manifestantes exigieron que Segalmex les venda a ellos y no a otros estados, las 50 toneladas de maíz que tienen en bodegas como la de Chilpancingo y Acapulco.

 

Desde hace tres meses, los industriales han dialogado de manera virtual con el director general de Segalmex, Ignacio Ovalle. Les confirmó que había 200, 000 toneladas disponibles en el país, que no las iba a ocupar todo el año, pero no les confirma si se las va a vender.

 

Una comisión de ellos estaba en oficinas centrales de Segalmex en la Ciudad de México, en espera de una respuesta favorable.

 

En la capital cerca de mediodía se retiraron los manifestantes, pero sin ningún acuerdo. Prevén más movilizaciones.

 

 

Tags

Como tú solo buscamos verdad