¿Has visto a…? Aun sin la activación de algunas alertas oficiales, julio rebasó al mes anterior en desapariciones

Texto: Beatriz García

Fotografía: Oscar Guerrero

4 de agosto el 2021

Chilpancingo

 

El día que desapareció Crystal Arizbeth Dimas, de 16 años, dijo que iba a la tienda cerca de su casa, pero ya no regresó. Sus familiares inundaron las redes sociales con mensajes de auxilio para pedir información sobre su paradero e insistieron en algunas anotaciones: no vestía provocativa, no se fugó con el novio ni usaba redes sociales.

 

La familia se anticipó con esa precisiones, al parecer, porque estos suelen ser los argumentos que dan las autoridades, y que reproduce la gente, en el contexto de la desaparición de alguna menor. La revictimización institucional.

 

La aparición de Crystal se reportó al siguiente día de su desaparición, aunque no se supo exactamente cómo sucedieron los hechos, familiares difundieron que estaba bien, pero sugirieron que las menores no salgan solas a la calle, porque la adolescente “pasó por cosas que no merecía”.

 

Esta menor forma parte de las 50 desapariciones que se registraron durante julio en Guerrero, tres más que un mes anterior, aun cuando en julio no se activó ninguna Alerta Alba, es decir, la alerta institucional de desaparición de mujeres mayor de edad.

 

Era 21 de julio, a las tres de la tarde, Crystal salió de su casa, ubicada en La Venta, municipio de Acapulco, para ir a la tienda, ubicada cerca de una secundaria, tampoco muy distante de sus casa. Eran las siete de la noche y sus familiares decidieron postearlo en Facebook para pedir ayuda y dar con ella.

 

Estos datos son parte de la información que circuló en redes sociales, aparentemente de una prima de Crystal, quien manifestó que su “tía” estaba desesperada porque no sabían nada de su paradero.

 

Por ella no se interpuso una denuncia formal ante un Ministerio Público, por lo tanto no se activó la Alerta Amber por ser menor de edad.

 

Ante los estigmas que se sueltan alrededor de la desaparición de mujeres, que lastimosamente inhiben la ayuda para la búsqueda, en la publicación que circuló en Facebook para pedir la localización de Crystal se leía: “no se fue con el novio, no tenía Facebook, no vestía provocativa, ya son las 7 y no sabemos nada de ella”.

 

Crystal vestía blusa roja y short gria, como muchas adolescentes en el puerto, pero ni con la recomendación de sus familiares se salvo de juicios negativos en la redes sociales.

 

Al siguiente día, en Facebook circuló un nuevo mensaje de una familiar de Crystal: “Qué feo que la gente se ponga a criticar, por hablar, y en esta situación se aprovechen, queriendo sacar provecho cuando uno está preocupado. Ella ya apareció, gracias a Dios, cuando la gente quiere ayudar ayuda, gracias a las personas que anónimamente me mandaron información“.

 

También insistió que Crystal no se fugó con el novio ni con amigas, “es todo lo que diré”. Después escribió la importancia de no dejar salir solas a las menores de edad.

 

Insistió en que no podía decir mucho, pero que Crystal pasó por “cosas” que no merecía.

 

Las denuncias formales de desaparición

No todas las familias se atreven a interponer una denuncia ante un Ministerio Público, algunos familiares de desaparecidos han comentado que por miedo o porque las autoridades no reaccionan.

 

En julio aun cuando no hubo denuncias formales por desaparición de mujeres mayores, sí hubo denuncias por menores de edad y por varones adultos, por quienes la Fiscalía General del Estado (FGE) activó la Alerta Amber y la ficha Has visto a.

 

En julio se activaron 17 fichas de hombres mayores de edad y otras tres por desaparecidos en meses anteriores de quienes en ese mes presentaron la denuncia.

 

La constante desde que inició el año es que los hombres adultos desaparecidos suelen no ser localizados durante el mes que desaparecieron. En julio ninguno fue localizado.

 

En el caso de los menores de edad, sus familiares interpusieron denuncias por siete, de entre un mes de nacidos y 16 años. Sólo la menor de un mes fue localizada días después; la raptaron dos mujeres, una de ellas fue detenida.

 

En este mismo mes se activó una ficha más de Alerta Amber por una desaparecida de enero, que también fue localizada, pero las autoridades no reportaron en qué condiciones.

 

Oro canales de denuncia

En Guerrero hay otras instancias donde los familiares hacen denuncias para pedir ayuda para localizar a un desaparecido, como la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas y Locatel.

 

El 19 de julio pasado, mediante la Comisión Estatal se reportó la desaparición de Valeria López Nava, la enfermera que desapareció en Tixtla y quien fue hallada asesinada al siguiente día, junto a su compañero odontólogo, Emmanuel Vázquez Manzano.

 

En Locatel se reportaron 17 desapariciones, 10 hombres y siete mujeres. 13 de ellos fueron localizados, pero tampoco se sabe en qué condición.

 

Las redes sociales también son una herramienta de difusión para pedir ayuda en caso de no localizar a una persona y con buen nivel de respuesta. De hecho en muchas ocasiones es el único recurso que emplean familiares en caso de alguna desaparición, como lo hicieron en el caso de Crystal.

 

Además de la desaparición de esta menor, durante julio, por las redes sociales se supo de la desaparición de otras dos mujeres y un hombre. Sólo las mujeres fueron localizadas. Fernando, quien desapareció el 2 de julio en Iguala, sigue sin saberse de él después de que salió de su trabajo.