Agotados productos de limpieza en la capital por Coronavirus

Texto: José Miguel Sánchez e Itzel Urieta

Fotografía: José Miguel Sánchez y Lenin Mosso

18 de marzo del 2020

 

A pesar de las recomendaciones del gobierno federal sobre no realizar compras de pánico por la expansión del coronavirus covid-19, la población saturó las tiendas de autoservicio, y algunos anaqueles de limpieza terminaron vacíos desde la tarde del lunes 16 de marzo.

 

Después que el gobierno del estado y la Secretaría de Salud informaron que existen dos casos de coronavirus en el estado, uno en Acapulco y otro en Chilpancingo, los habitantes de la capital salieron a las tiendas comerciales a realizar compras de pánico, como medida de prevención ante una posible cuarentena que aplique el gobierno.

 

Las tiendas comerciales de la capital elevaron sus ventas de productos de aseo como gel antibacterial, el alcohol y cubre bocas desde el anuncio de que el coronavirus había llegado a México, pero el lunes 16 de marzo comenzó la compra desmedida de estos productos.

 

El encargado del área de farmacia de una de tienda comercial indicó que el gel antibacterial y el alcohol se agotaron en su establecimiento en menos de 24 horas.

 

 

Tiendas de autoservicio como Walmart colocaron un cartel donde se leía, “Tenemos agotado, alcohol, gel antibacterial, cubre bocas y glicerina liquida hasta nuevo aviso”. En esa tienda, también en los anaqueles de productos como jabones en polvo, cloro, desinfectantes y utensilios de limpieza, como trapeadores, cubetas, cepillos para baño, entre otros, había desabasto.

 

En Sams, la tienda departamental de productos al mayoreo, la gente compró todo lo que podía llevar. La gente salía de ahí con torres de papel de baño y cloro, como si fueran productos de compra obligada.

 

Una ama de casa que estaba en la fila de Sams llevaba su carrito de compras al tope con cloro, jabón líquido para manos, desinfectantes para pisos y muebles, y también de comida enlatada: frijoles, arroz, garbanzo.

 

“Por qué lleva toda esa comida enlatada”, se le pregunta al salir de la tienda.

 

“Para no salir al súper en muchos días”, respondió.

 

La clienta de la tienda departamental agregó que si el gobierno declara la cuarentena ella tendría productos de limpieza y comida para todo ese tiempo.

 

El personal de las tiendas tomó medidas para estar en contacto con la población. En Sams, los cajeros traen guantes y cubrebocas permanentemente.

 

En el centro de la capital las farmacias tampoco tienen productos de limpieza, ni cubre bocas.

 

Un ciudadano que buscó guantes, gel antibacterial y cubrebocas en varias farmacias contó que en la mayoría que él había preguntado ya estaban agotados esos productos y, en las que aún había, el precio era muy elevado.

 

“Se aprovechan de la situación, venden un cubre bocas en 15-20 pesos, cuando antes el paquetito lo daban en 15 pesos. Deberíamos nosotros comprar y revenderlos en el centro ¡Nos volveríamos ricos!”, expresó molesto.

 

Las madres y padres de familia están preocupados por la suspensión de clases que declaró la Secretaría de Educación, ahora no tienen con quién dejar a sus hijos, y en sus trabajos no les han avisado si dejarán de trabajar en este mismo periodo.

 

Hasta la noche del martes, el gobierno de México ha confirmado 93 casos de Covid 19, y en el estado existen dos.