26 años de lucha por derechos de las mujeres y pueblos indígenas, legado de Martha Sánchez

Texto: Jesus Guerrero

Fotografía: Facebook Martha Sanchez Nestor

30 de julio del 2021

Chilpancingo

 

La activista feminista Martha Sánchez Nestor, quien murió esta madrugada víctima de Covid-19, comenzó su activismo desde la década de los noventas, sumándose a diferentes movimientos sociales y políticos en Guerrero, para después convertirse en un referente por la lucha de los derechos de las mujeres indígenas.

 

Desde muy joven formó parte del Consejo Guerrerense 500 Años de Resistencia Indígena (CG500ARI). Era la década de los 90 cuando se sumó a esta organización, que se cuenta como la actividad social de sus inicios.

 

“Es muy lamentable la muerte de la compañera Martha. Era una gran luchadora social y sobre todo defensora de los derechos de las mujeres”, comentó Guillermo Álvarez Nicanor, uno de los fundadores del Consejo Guerrerense 500 Años de Resistencia Indígena.

 

“Ella estudiaba la preparatoria cuando llegó al Consejo Guerrerense y de inmediato se sumó a la lucha”, agregó.

 

En 1994, el gobierno de Rubén Figueroa Alcocer envió a más de 100 policías estatales de la montada para desalojar a los militantes del Consejo Guerrerense que tenían bloqueada una vía de Chilpancingo para exigir solución a sus demandas, principalmente obras públicas, como caminos hacia las comunidades y aulas en escuelas de los pueblos. Esta organización se opuso férreamente a la construcción de la presa hidroeléctrica de San Juan Tetelcingo.

 

Martha Sánchez sufrió esa represión policiaca al igual junto a sus compañeros. En esta organización, su papel fue como integrante de la comisión de mujeres, desde donde promovió y luchó por los derechos e igualdad de las mujeres, de manera particular, de los pueblos indígenas.

 

Era originaria del municipio amuzgo de Xochistlahuaca, en la Costa Chica, pero también tenía raíces, por el lado de su padre, en Colombia de Guadalupe, Malinaltepec, municipio de región Montaña.

 

“A muy corta edad fui inmigrante, eso me llevó a ser trabajadora del hogar, por tanto conocí el racismo y la discriminación, y desde entonces estoy comprometida para trabajar en su prevención”, se escucha decir a Martha Sánchez en un video que tenía colgado en sus propias redes sociales desde febrero pasado.

 

En esa misma década de los 90, la activista feminista fue candidata a diputada por el desaparecido Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT). Después se integró al Consejo Nacional de Mujeres Indígenas.

 

Como su lucha estuvo centrada en la defensa de los derechos de las mujeres era común verla en protestas que llevaban como estandarte esta exigencia.

 

Para 2014, meses después del encarcelamiento de la la líder de la Policía Comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) en Olinalá, Nestora Salgado García, ahora senadora por Morena, participó en las protestas que se organizaron desde la lucha social para exigir su excarcelación, orquestada y realizada en 2013, en el gobierno de Ángel Aguirre Rivero.

 

La senadora escribió en las redes sociales por su muerte: “Lamento profundamente la muerte de mi amiga y compañera de lucha, Martha Sánchez Néstor, mujer guerrerense, activista y defensora de los derechos indígenas de las mujeres”. Muchas mujeres más escribieron en sus redes sociales mensajes similares por la muerte de la activista.

 

En el 2016 y 2017, Martha Sánchez fue incluida en la lista de mujeres más influyentes de México de la revista de negocios y estilo Forbes.

 

En su trayectoria de más de dos décadas y media, también se incluye el de servidora pública. Durante el gobierno interino de Rogelio Ortega Martínez (2014-2015) fue titular de la Secretaría de Asuntos Indígenas, pero lo suyo era la lucha social.

 

El 17 mayo de este año participó en una protesta con mujeres feministas frente al edificio de Ciudad Judicial para denunciar al gobierno de Héctor Astudillo Flores su inacción para frenar los feminicidios en Guerrero, también en reclamo por incumplir con las dos alertas de violencia de género.

 

Todas estas facetas de la activista feminista amuzga están contenidos en los más de 26 años de lucha social.

 

“Llevo 26 años de lucha indígena en este país, en esta entidad y en esta región, pero hoy sólo les quiero contar de tres frutos importantes que hemos podido abonar para la vigencia de los derechos de los pueblos indígenas: uno, es la lucha junto al zapatismo para lograr tener el artículo 2 constitucional que hoy beneficia y reconoce a esta nación pluricultural; dos, el impulso de políticas públicas para prevenir la muerte materna de las mujeres indígenas desde las comunidades; tres, hemos fortalecido la participación de los jóvenes y las jóvenes desde las organizaciones, impulsando iniciativas y gestión, pero también sumando con las universidades interculturales con presencia en nuestro estado”, comenta la activista en el mismo video colgado en su perfil de Facebook.

 

Desde la semana pasada, contaron personas cercanas, empezó a sentirse enferma (síntomas de la Covid-19) y hace un par de días se agravó y fue internada en el Hospital General de Ometepec.

 

Por su grave estado de salud, desde ayer jueves se realizaban los trámites para que fuera trasladada al Hospital de El Quemado en Acapulco y, posteriormente, en helicóptero al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), ubicado en la Ciudad de México. Pero la madrugada de este viernes, cuando ya estaba listo para su traslado, falleció. La activista feminista tenía 47 años.

Tags