Denuncian asociaciones protectoras de animales posible tráfico de influencias, en el caso de Manolín

El burro permanece en isla La Roqueta de Acapulco como atractivo turístico, aun cuando el Consejo Consultivo de Bienestar Animal sesión hace más de un mes y determinó el retiro del animal porque no hay condiciones para su permanencia


Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Facebook Alejandro Martínez Sidney

Chilpancingo

Latidos de Vida, una asociación dedicada a la protección y cuidado animal, desde el 19 de junio solicitó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Guerrero (Semaren) y a la Procuraduría de Protección Ambiental del Estado de Guerrero (Propaeg) una explicación de por qué el burro Manolín sigue en la isla de La Roqueta, aun cuando por acuerdo del Consejo Consultivo de Bienestar Animal debían retirarlo.

«Es evidente a todas luces que la Semar (Secretaría de Marina) tiene la asignación de salvaguardar la flora y fauna de esa isla tropical, y un burro no forma parte de la habitad natural de la isla», se lee en el documento enviado al titular de la Semaren, Ángel Almazán Juárez.

En el documento, al que tuvo acceso Amapola, periodismo transgresor, señalan al titular de la Propaeg, Carlos Arturo Toledo Manzur, de tener amistad con la familia Sidney, principales promotores de que Manolín permanezca en la isla, y lo plantean como una causa de que no lo retiren de la isla.

«Existe una posibilidad de que derivado de las manifestaciones de amistad en medios de comunicación que ha expresado el C. Toledo hacía la familia Sidney, un posible tráfico de influencias o Cohecho, según los artículos 282 y 283 del Código Penal del Estado de Guerrero, por lo que solicitamos lo investigue», se lee en otra parte del documento.

Semaren exhortó a Propaeg y Marina para retirar a Manolín de La Roqueta

Después de un recorrido y verificación que realizó Semaren por la isla de La Roqueta para determinar la situación de Manolín, la dependencia exhortó a la Propaeg y a la Secretaría de Marina (Semar) a retirar al animal de la isla porque concluyó que no hay condiciones adecuadas para su desarrollo, entonces su estancia incumple varios requisitos legales.

Sobre la salud de Manolín, la Semaren constató que el burro «no lleva un desarrollo normal, y se impide su crecimiento porque no tiene las condiciones apropiadas», mencionó una fuente de la dependencia.

La Semaren da seguimiento al caso, pero la denuncia y el caso esta en la Propaeg, además La Roqueta está en un espacio administrado por la Marina, y depende de ambas instancias el retiro de Manolín.

La Semaren, después de la verificación que realizó en el espacio donde vive Manolín, envió un exhorto a la Propaeg y la Marina para que de manera inmediata lo retiren de ese espacio.

Estas son parte de las irregularidades halladas por la Semaren: no hay una persona especializada para el cuidado de Manolín, el lugar que habita no está adaptado para sus necesidades, no hay pasto donde él pueda forrajear y alimentarse por cuenta propia, el cuidado es muy básico y lo asume el responsable del museo que hay en la isla.

«Por eso la Semaren expresa que no hay condiciones para que el animal permanezca en la isla y se exhorta a las autoridades competentes, en este caso Propaeg y Marina, para que se retire el animal de la isla, no tiene lugar de ser ahí, no hay necesidad de tener a ese pobre animal en esas condiciones y sin un objetivo claro», dijo la fuente.

Los activistas y la Semaren han denunciado que en la isla no cuenta con un plan de manejo para el cuidado de Manolín y tampoco existe un permiso de la Marina del traslado y estancia del burro en el lugar.

«Los objetivos de tener a Manolín no son claros. ¿Para qué quieres tener un animal en una isla, aislado de otros animales de su especie y solamente con fines turísticos?, eso esta fuera del contexto actual en materia de bienestar animal y eso no es un objetivo claro ni válido para tener al animal en la isla», dijo la fuente de Semaren.

El retiro de Manolín depende completamente de Propaeg y la Marina, pero a 15 días de la verificación realizada por Semaren el burro continúa en la Isla.

El 24 de mayo del 2023, el Consejo Consultivo de Bienestar Animal sesionó en Chilpancingo con todas las dependencias involucradas en el caso y determinaron el retiró de Manolín de La Roqueta, pero a más de un mes ninguna autoridad ha actuado.

«Ya se le hizo el exhorto a la Propaeg y a la Marina para que actúen a la brevedad posible porque con la temporada de huracanas no será posible sacar al animal de la isla, sólo que encontramos resistencia de parte la Propaeg y la Marina se declaró incompetente y sólo nos echan la bolita», agregó.

 

Salir de la versión móvil