Falta de agua en Guerrero, un problema que enfrentan autoridades, dice Congreso

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Congreso del Estado

Chilpancingo

La diputada y presidenta de la Comisión de Agua en el Congreso local, Nora Yanek Velázquez Martínez, calificó la situación del desabasto de agua en la capital como una situación «crítica y terrible» que deben atender todas las dependencias gubernamentales.

Ante la falta de agua en la capital de Guerrero, agudizada en esta temporada de estiaje, constantes protestas por parte de colonos para exigir el suministro y una dependencia endeudada e incapaz de garantizar el agua a la población, la diputada compartió lo que hacen desde el Congreso local y lo que cree deben hacer las autoridades en este rubro. Aquí el desarrollo de la entrevista.

–¿Cuál es el origen del problema del agua en la capital?, –se le preguntó.

–Es un asunto de fondo, vemos en su mañanera a la alcaldesa (de Chilpancingo), Norma Otilia (Hernández Martínez), que habla sobre todos los problemas que hay entorno a los pobladores que piden agua y dice que esos son los que no pagan, pero no es un asunto nada más de pagar, porque pagas pero no solamente pagas por el servicio del agua, se paga por drenaje y saneamiento y en realidad debería estar prohibido cobrar.

Sobre el tema de cobrar por el suministro de agua, Velázquez Martínez mencionó que se debe poner sobre la mesa y discutir un servicio de agua gratuito.
El artículo cuarto constitucional establece como un derecho que se tiene que garantizar para todos los mexicanos.
“El Estado garantizará este derecho y la ley definirá las bases, apoyos y modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos», se lee en el artículo cuarto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

En el Pacto Internacional de Derechos Sociales Económicos y Culturales, promovido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), plantea que el derecho al agua significa que los servicios de abastecimiento deben ser asequibles para todos y que nadie debe verse privado del acceso a ellos por no tener la capacidad de pagar.

–¿De quién es la responsabilidad de resolver el tema del agua en la ciudad?

–No es un tema de ni de Norma (Otilia Hernández Martínez) ni de Abelina (Rodríguez, alcaldesa de Acapulco) es un tema muy de fondo que tiene que ver con infraestructura, infraestructura humana y un sistema corrupto, porque el sistema está tan corrupto que se mete donde sea y es un tema que afecta hasta el agua. Todos los ingresos económicos que genera tener y no tener agua, y hasta quienes juegan con el tema de la escasez de agua.

–¿A quién benefician estos problemas?

–¿A quién beneficia? Hasta ahorita a los privados que tienen pipa y pozos concesionados, además se tiene que ver la calidad de esa agua, porque muchos nisiquiera tienen el privilegio de saber de dónde viene el agua que compran.

–¿Desde el Congreso que se hace para enfrentar este problema?

–Ya trabajamos en una nueva Ley de Agua para el estado, pero es muy complicado, porque no sólo es eso, hay que entender la complejidad del problema y saber de dónde viene el agua. En Chilpancingo sus cerros se están deforestando, lo que genera que haya menos agua y, aparte, el crecimiento acelerado de la población.

Ante la gravedad de la situación se tenía prevista una visita del relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre los derechos humanos al agua potable y al saneamiento, Pedro Arrojo Agudo, para finales de abril, pero por temas de agenda se tuvo que reprogramar.

–¿Desde la sociedad qué se puede hacer?

–Es un problema muy grande y desde la sociedad debemos replantearnos cómo convivimos con nuestros desechos, hablando del tema del drenaje, por ejemplo, tiene que ver mucho con que como sociedad todo lo que desechamos y generamos ya no es mío, pero sigue siendo una responsabilidad nuestra, pero también es del Estado de garantizar servicios.

–¿Cuál es el problema, entonces, del agua y el drenaje?

–Es un asunto que rebasa a los ayuntamientos y que es cultural e histórico, nada más de como eran los sistemas de agua y drenaje en Francia durante la edad media nos damos una idea.

Mientras no tengamos una visión completa de Estado poco se podrá hacer, aquí, por ejemplo, intentamos reformar algo y se empantana todo aquí.

–¿Hay complicaciones para la Comisión de Agua en el Congreso?

–Primero es todo un proceso, primero llegan los turnos, hay que dictaminarlos, son procesos lentos, en la Comisión tenemos un turno atorado pero no nos hemos podido reunir, lo hemos intentado en varias veces y no, ya tenemos todo listo y nomás no y no es por falta de voluntad, simplemente no da la vida para que coincidan los tiempos.

 

Este texto es patrocinado por el Congreso del estado de Guerrero 

Salir de la versión móvil