Relleno sanitario de Acapulco daña medio ambiente, Semaren pide que se apliquen medidas

Relleno sanitario de Acapulco daña medio ambiente, Semaren pide que se apliquen medidas

Texto: ​Jesús Guerrero

Fotografía: Especial

Chilpancingo

 

La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren) dio a conocer un informe en donde comprobó que el relleno sanitario de Acapulco daña al medio ambiente.

La dependencia emplazó a las autoridades de este municipio a que apliquen medidas correctivas de forma urgente.

El titular de esta Secretaría, Ángel Almazán Juárez, dijo que recomendaron a los funcionarios de la Dirección de Ecología de Acapulco y a la directora del relleno sanitario construir una nueva celda de emergencia.

Los trabajos de supervisión que realizaron autoridades ambientales en el relleno sanitario ubicado en el sitio conocido como Paso Texca es por la serie de denuncias que se han dado a conocer a través de las redes sociales sobre el ecocidio.

«El relleno sanitario de Acapulco está desbordado, los lixiviados inundan el lugar y están yéndose a los mantos acuíferos así como al río Texca», escribió en su cuenta de Twwiter, Ramiro Solorio Almazán, dirigente del Movimiento Ciudadano (MC) en este municipio.

«Una de las recomendaciones que hicimos es que se deben de realizar obras necesarias para evitar el derrame de lixiviados sobre todo en esta temporada de lluvias», expresó Almazán Juárez.

Indicó que se van a realizar estudios de suelo y agua para determinar el nivel de contaminación del relleno sanitario.

En este vertedero que está a cielo abierto se depositan diariamente 800 toneladas de basura.

En temporada de vacaciones el número es de mil y hasta mil 200.

«Después de los resultados de los estudios que haremos de los daños naturales podríamos presentar un plan de remediación del sitio contaminado», expresó el funcionario estatal.

Almazán Juárez aseguró que el relleno sanitario no está saturado.

De las 104 hectáreas del relleno, sólo utiliza el ayuntamiento un 40 por ciento de residuos.

«El personal que labora en el relleno sanitario no compacta debidamente los residuos y no los cubre con material biológico para que se eviten los malos olores y el escurrimiento de los lixiviados hacia las partes bajas», dijo.

Según el funcionario, este miércoles se corrigió el derrame de lixiviados en una de las tres tinas del relleno sanitario.

Almazán Juárez afirmó que debido a las lluvias esa tina se saturó de lixiviados y provocó su derramamiento hacia las partes bajas.

En agosto del 2021, derivado de la acumulación de la basura tirada en las calles y las irregularidades ambientales del relleno sanitario, la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Copriseg) emitió una alerta sanitaria al municipio de Acapulco.

Esto ocurrió durante la administración municipal de la también morenista Adela Román Ocampo.

En mayo de este 2022, con la actual alcaldesa Abelina López Rodríguez, la Copriseg levantó esta alerta sanitaria.

«La anterior administración municipal no manejó bien el relleno sanitario y eso derivó en que se emitiera una alerta que ya se levantó pero ya hicimos la recomendación a las actuales autoridades que contraten más personal y maquinaria para operar el relleno», expuso el funcionario.

La operatividad de este relleno sanitario género una serie de protestas y bloqueos de parte de los pepenadores.

En marzo de este año, los pepenadores cerraron el relleno sanitario para exigir a las autoridades municipales que ordene a los trabajadores recolectar el material como el fierro, aluminio y botellas de plástico.

Hasta ahora, son los pepenadores quienes recolectan material y es lo que les genera un sustento económico.

 

Te puede interesar: La negligencia, el camino hacia el feminicidio de Magdalena Aguilar

Salir de la versión móvil